¿Empie­za la desin­te­gra­ción de la Unión Europea?

La gran mayo­ría de los medios de comu­ni­ca­ción, inclui­do Gara, nos están dan­do a enten­der el Bre­xit como un logro de la dere­cha y de la ultra­de­re­cha por el apo­yo que han dado a esta cam­pa­ña. Sitúan las moti­va­cio­nes del Bre­xit en el nacio­na­lis­mo reac­cio­na­rio y la xeno­fo­bia, en la igno­ran­cia del pue­blo y la incon­ve­nien­cia de los refe­ren­dos. No nega­re­mos que quie­nes defien­den estos pre­cep­tos han apo­ya­do la sali­da del Rei­no Uni­do de la Unión Euro­pea, pero todos los que lo han apo­ya­do no pue­de decir­se que sean reac­cio­na­rios y xenó­fo­bos. Se omi­te que según se va desa­rro­llan­do la Unión Euro­pea aumen­ta el des­con­ten­to y el recha­zo entre las cla­ses popu­la­res prin­ci­pal­men­te entre la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Las polí­ti­cas de la Unión Euro­pea han sido cla­ra­men­te favo­ra­bles a las bur­gue­sías de la Unión (inclui­da la oli­gar­quía ingle­sa que era con­tra­ria al Bre­xit) y opues­tas a las cla­ses popu­la­res que ven como día a día empeo­ran sus con­di­cio­nes de vida. La expe­rien­cia del refe­rén­dum sobre la Cons­ti­tu­ción Euro­pea, las pro­tes­tas grie­gas con­tra la troi­ka, las luchas en Fran­cia con­tra la refor­ma labo­ral… y aho­ra el Bre­xit van dan­do mues­tras del ale­ja­mien­to cada vez mayor de los tra­ba­ja­do­res de ese pro­yec­to de Unión como ima­gi­na­rio de una demo­cra­cia que siem­pre hemos denun­cia­do como pura ideo­lo­gía, es decir fal­sa con­cien­cia necesaria.

Las polí­ti­cas de la Unión Euro­pea han sido cla­ra­men­te favo­ra­bles a las bur­gue­sías de la Unión (inclui­da la oli­gar­quía ingle­sa que era con­tra­ria al Bre­xit) y opues­tas a las cla­ses popu­la­res que ven como día a día empeo­ran sus con­di­cio­nes de vida. Par­tes de la peque­ña bur­gue­sía, pro­fe­sio­na­les libe­ra­les, sec­to­res de vie­jas bur­gue­sías fabri­les han aban­de­ra­do el Bre­xit por­que tam­bién se sen­tían per­ju­di­ca­dos por las polí­ti­cas de la Unión Euro­pea ante la inac­ción de gran par­te de la izquier­da, espe­cial­men­te de la socialdemócrata.

Com­pren­der por qué muchas expre­sio­nes de este des­con­ten­to popu­lar se pue­den capi­ta­li­zar por la dere­cha y la ultra­de­re­cha se expli­ca por la pos­tu­ra que toman las social­de­mo­cra­cias euro­peas al res­pec­to. Se ale­jan de las cla­ses popu­la­res al apo­yar inde­fi­ni­da­men­te el pro­yec­to de esta Unión Euro­pea e imple­men­tar sus polí­ti­cas dejan­do cla­ro su natu­ra­le­za de cla­se al ali­near­se a favor de la bur­gue­sía. Como mucho se nos mues­tran tími­das crí­ti­cas con más inten­ción de apa­ci­guar que de otra cosa, con la espe­ran­za de poder refor­mar este pro­yec­to capi­ta­lis­ta en un futu­ro que nun­ca lle­ga. En este apo­yo a la Unión Euro­pea pode­mos encon­trar un fac­tor impor­tan­te de la deca­den­cia de la social­de­mo­cra­cia en Europa.

Sor­tu come­te un gran error al posi­cio­nar­se jun­to a las social­de­mo­cra­cias euro­peas y ape­lar a la posi­bi­li­dad de una Euro­pa más huma­na, más demo­crá­ti­ca, pos­tu­ra, por cier­to, simi­lar a la del par­ti­do espa­ñol Pode­mos y a la del eurocomunismo.

Des­in­dus­tria­li­za­ción, aca­bar con el sec­tor agrí­co­la, Plan Bolo­nia, OTAN, TTIP, frac­king, paraí­sos fis­ca­les, la corrup­ción deri­va­da de los fon­dos de cohe­sión, Ido­me­ni… no pode­mos per­der de vis­ta la reali­dad qui­tán­do­le la cober­tu­ra ideo­ló­gi­ca a este mons­truo. Iña­ki Ega­ña nos habla­ba de un EHxit este sába­do en su artícu­lo en Gara, situán­do­lo en el plano de la sobe­ra­nía res­pec­to a Espa­ña y Fran­cia, echa­mos evi­den­te­men­te en fal­ta que ese EHxit tie­ne que lle­gar a la sali­da de la Unión Euro­pea, de la OTAN… si no esa sobe­ra­nía solo será apa­ren­te y a mer­ced de los intere­ses del capi­tal, no podrá res­pon­der a las deman­das de las cla­ses populares.

Entre las con­se­cuen­cias del Bre­xit se habla de una posi­ble des­apa­ri­ción de la Unión Euro­pea, pue­de que la oli­gar­quía euro­pea plan­tee cami­nos inter­me­dios para sal­var la pape­le­ta o sim­ple­men­te no hacer que Gran Bre­ta­ña no sal­ga de la Unión Euro­pea, ya que en este momen­to no se ha acti­va­do el artícu­lo 50 del Tra­ta­do de Lis­boa que es el que ini­cia el pro­ce­so de sali­da de un Esta­do Miem­bro. Tam­bién se han acti­va­do, en las últi­mas horas, diver­sos meca­nis­mos que van des­de el veto esco­cés al Bre­xit a la sali­da de impor­tan­tes ban­cos de la City hacia París y Frank­furt… Lo que sí tene­mos cla­ro es que esto supo­ne un ace­le­rón a la nue­va fase de la cri­sis del capi­tal en la que esta­mos inmer­sos y que el capi­tal plan­tea­rá que sea la cla­se tra­ba­ja­do­ra la que pague con cre­ces el obje­ti­vo de man­te­ner la tasa de ganancia.

Las izquier­das revo­lu­cio­na­rias de Euro­pa, y la izquier­da revo­lu­cio­na­ria de Eus­kal Herria, tene­mos que ana­li­zar y expli­car por qué tene­mos que aca­bar con esta Unión Euro­pea. Que para cons­truir nue­vas alian­zas con­ti­nen­ta­les y mun­dia­les han de basar­se en la sobe­ra­nía de los pue­blos, en el inter­na­cio­na­lis­mo pro­le­ta­rio y en la ausen­cia de explo­ta­ción en cual­quie­ra de sus formas.

En Eus­kal Herria se está abrien­do un deba­te popu­lar sobre el movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio de libe­ra­ción nacio­nal que nece­si­ta­mos, es nece­sa­rio que lo enri­quez­ca­mos con refle­xio­nes en torno al con­tex­to y la coyun­tu­ra nacio­nal e inter­na­cio­nal. Pon­gá­mo­nos a ello.

Boltxe Kolek­ti­boa

26 de junio de 2016

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.