¿Empie­za la desin­te­gra­ción de la Unión Europea?

La gran mayo­ría de los medios de comu­ni­ca­ción, inclui­do Gara, nos están dan­do a enten­der el Bre­xit como un logro de la dere­cha y de la ultra­de­re­cha por el apo­yo que han dado a esta cam­pa­ña. Sitúan las moti­va­cio­nes del Bre­xit en el nacio­na­lis­mo reac­cio­na­rio y la xeno­fo­bia, en la igno­ran­cia del pue­blo y la incon­ve­nien­cia de los refe­ren­dos. No nega­re­mos que quie­nes defien­den estos pre­cep­tos han apo­ya­do la sali­da del Rei­no Uni­do de la Unión Euro­pea, pero todos los que lo han apo­ya­do no pue­de decir­se que sean reac­cio­na­rios y xenó­fo­bos. Se omi­te que según se va desa­rro­llan­do la Unión Euro­pea aumen­ta el des­con­ten­to y el recha­zo entre las cla­ses popu­la­res prin­ci­pal­men­te entre la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Las polí­ti­cas de la Unión Euro­pea han sido cla­ra­men­te favo­ra­bles a las bur­gue­sías de la Unión (inclui­da la oli­gar­quía ingle­sa que era con­tra­ria al Bre­xit) y opues­tas a las cla­ses popu­la­res que ven como día a día empeo­ran sus con­di­cio­nes de vida. La expe­rien­cia del refe­rén­dum sobre la Cons­ti­tu­ción Euro­pea, las pro­tes­tas grie­gas con­tra la troi­ka, las luchas en Fran­cia con­tra la refor­ma labo­ral… y aho­ra el Bre­xit van dan­do mues­tras del ale­ja­mien­to cada vez mayor de los tra­ba­ja­do­res de ese pro­yec­to de Unión como ima­gi­na­rio de una demo­cra­cia que siem­pre hemos denun­cia­do como pura ideo­lo­gía, es decir fal­sa con­cien­cia necesaria.

Las polí­ti­cas de la Unión Euro­pea han sido cla­ra­men­te favo­ra­bles a las bur­gue­sías de la Unión (inclui­da la oli­gar­quía ingle­sa que era con­tra­ria al Bre­xit) y opues­tas a las cla­ses popu­la­res que ven como día a día empeo­ran sus con­di­cio­nes de vida. Par­tes de la peque­ña bur­gue­sía, pro­fe­sio­na­les libe­ra­les, sec­to­res de vie­jas bur­gue­sías fabri­les han aban­de­ra­do el Bre­xit por­que tam­bién se sen­tían per­ju­di­ca­dos por las polí­ti­cas de la Unión Euro­pea ante la inac­ción de gran par­te de la izquier­da, espe­cial­men­te de la socialdemócrata.

Com­pren­der por qué muchas expre­sio­nes de este des­con­ten­to popu­lar se pue­den capi­ta­li­zar por la dere­cha y la ultra­de­re­cha se expli­ca por la pos­tu­ra que toman las social­de­mo­cra­cias euro­peas al res­pec­to. Se ale­jan de las cla­ses popu­la­res al apo­yar inde­fi­ni­da­men­te el pro­yec­to de esta Unión Euro­pea e imple­men­tar sus polí­ti­cas dejan­do cla­ro su natu­ra­le­za de cla­se al ali­near­se a favor de la bur­gue­sía. Como mucho se nos mues­tran tími­das crí­ti­cas con más inten­ción de apa­ci­guar que de otra cosa, con la espe­ran­za de poder refor­mar este pro­yec­to capi­ta­lis­ta en un futu­ro que nun­ca lle­ga. En este apo­yo a la Unión Euro­pea pode­mos encon­trar un fac­tor impor­tan­te de la deca­den­cia de la social­de­mo­cra­cia en Europa.

Sor­tu come­te un gran error al posi­cio­nar­se jun­to a las social­de­mo­cra­cias euro­peas y ape­lar a la posi­bi­li­dad de una Euro­pa más huma­na, más demo­crá­ti­ca, pos­tu­ra, por cier­to, simi­lar a la del par­ti­do espa­ñol Pode­mos y a la del eurocomunismo.

Des­in­dus­tria­li­za­ción, aca­bar con el sec­tor agrí­co­la, Plan Bolo­nia, OTAN, TTIP, frac­king, paraí­sos fis­ca­les, la corrup­ción deri­va­da de los fon­dos de cohe­sión, Ido­me­ni… no pode­mos per­der de vis­ta la reali­dad qui­tán­do­le la cober­tu­ra ideo­ló­gi­ca a este mons­truo. Iña­ki Ega­ña nos habla­ba de un EHxit este sába­do en su artícu­lo en Gara, situán­do­lo en el plano de la sobe­ra­nía res­pec­to a Espa­ña y Fran­cia, echa­mos evi­den­te­men­te en fal­ta que ese EHxit tie­ne que lle­gar a la sali­da de la Unión Euro­pea, de la OTAN… si no esa sobe­ra­nía solo será apa­ren­te y a mer­ced de los intere­ses del capi­tal, no podrá res­pon­der a las deman­das de las cla­ses populares.

Entre las con­se­cuen­cias del Bre­xit se habla de una posi­ble des­apa­ri­ción de la Unión Euro­pea, pue­de que la oli­gar­quía euro­pea plan­tee cami­nos inter­me­dios para sal­var la pape­le­ta o sim­ple­men­te no hacer que Gran Bre­ta­ña no sal­ga de la Unión Euro­pea, ya que en este momen­to no se ha acti­va­do el artícu­lo 50 del Tra­ta­do de Lis­boa que es el que ini­cia el pro­ce­so de sali­da de un Esta­do Miem­bro. Tam­bién se han acti­va­do, en las últi­mas horas, diver­sos meca­nis­mos que van des­de el veto esco­cés al Bre­xit a la sali­da de impor­tan­tes ban­cos de la City hacia París y Frank­furt… Lo que sí tene­mos cla­ro es que esto supo­ne un ace­le­rón a la nue­va fase de la cri­sis del capi­tal en la que esta­mos inmer­sos y que el capi­tal plan­tea­rá que sea la cla­se tra­ba­ja­do­ra la que pague con cre­ces el obje­ti­vo de man­te­ner la tasa de ganancia.

Las izquier­das revo­lu­cio­na­rias de Euro­pa, y la izquier­da revo­lu­cio­na­ria de Eus­kal Herria, tene­mos que ana­li­zar y expli­car por qué tene­mos que aca­bar con esta Unión Euro­pea. Que para cons­truir nue­vas alian­zas con­ti­nen­ta­les y mun­dia­les han de basar­se en la sobe­ra­nía de los pue­blos, en el inter­na­cio­na­lis­mo pro­le­ta­rio y en la ausen­cia de explo­ta­ción en cual­quie­ra de sus formas.

En Eus­kal Herria se está abrien­do un deba­te popu­lar sobre el movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio de libe­ra­ción nacio­nal que nece­si­ta­mos, es nece­sa­rio que lo enri­quez­ca­mos con refle­xio­nes en torno al con­tex­to y la coyun­tu­ra nacio­nal e inter­na­cio­nal. Pon­gá­mo­nos a ello.

Boltxe Kolek­ti­boa

26 de junio de 2016

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *