La izquier­da euro­pea cóm­pli­ce del aco­so terro­ris­ta del impe­ria­lis­mo a Siria

Lo que suce­de des­gra­cia­da­men­te, es que una bue­na par­te de las izquier­das, y de las euro­peas en con­cre­to, es que están com­ple­ta­men­te anes­te­sia­das y con el nor­te total­men­te per­di­do, hacien­do el jue­go de las poten­cias occi­den­ta­les y del imperialismo…

El día 17 de mayo pasa­do se cele­bró en Vie­na la cuar­ta reu­nión del lla­ma­do Gru­po Inter­na­cio­nal de Apo­yo a Siria con la pre­sen­cia de repre­sen­tan­tes de la Liga Ára­be, la UE, Tur­quía, Irán, Chi­na ade­más de Rusia y EEUU, para tra­tar en prin­ci­pio de afian­zar tan­to el pro­ce­so de nego­cia­cio­nes sobre la sali­da polí­ti­ca a la gue­rra de Siria acor­da­da en la reso­lu­ción 2254 de las Nacio­nes Uni­das de 18 de diciem­bre de 2015, como la apli­ca­ción estric­ta del cese de hos­ti­li­da­des ini­cia­do el 27 de febrero.

A pesar de la tóni­ca rela­ti­va­men­te opti­mis­ta que han que­ri­do tras­mi­tir y de las pala­bras boni­tas, pero ambi­guas y de doble lec­tu­ra del gran men­ti­ro­so que es Kerry, que ha decla­ra­do que es nece­sa­rio que todas las par­tes impli­ca­das en el con­flic­to que vive Siria par­ti­ci­pen en su solu­ción o de que hay que aumen­tar la pre­sión inter­na­cio­nal sobre los pro­ta­go­nis­tas del con­flic­to para que se pro­duz­ca un alto el fue­go total…, las dis­cre­pan­cias son muy pro­fun­das y el impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano con todos sus alia­dos no ceja, aun­que quie­ra hacer creer lo con­tra­rio, en su empe­ño de des­truir Siria, des­truir el Esta­do sirio y derro­car al con­si­de­ra­do su prin­ci­pal baluar­te, que es Bashar el-Assad, para con­ver­tir Siria en un Esta­do debi­li­ta­do, que renie­gue de su sobe­ra­nía y su his­to­ria com­ba­ti­va con­tra el sio­nis­mo y el impe­ria­lis­mo y que se some­ta a los intere­ses y estra­te­gias de éste a tra­vés de la ins­tru­men­ta­li­za­ción del isla­mis­mo extremista.

EEUU, el ver­da­de­ro ins­ti­ga­dor, pro­mo­tor y orga­ni­za­dor de la bru­tal gue­rra de des­truc­ción y bar­ba­rie con­tra Siria, quie­re, en su inmen­so cinis­mo y fal­se­dad, apa­ren­tar ser un agen­te de paz, cuan­do es el que mane­ja todos los hilos de los gru­pos terro­ris­tas y mer­ce­na­rios de Siria (y de todo el mun­do) con la cola­bo­ra­ción de sus alia­dos de Tur­quía, Ara­bia Sau­di­ta, Qatar, Israel, Fran­cia e Ingla­te­rra entre otros, ali­men­tan­do sin parar el terror, las matan­zas, y las cons­tan­te­men­te reno­va­das reme­sas de mer­ce­na­rios adies­tra­dos y paga­dos y de más y más sofis­ti­ca­das armas. La inter­ven­ción rusa des­mon­tó con bas­tan­te evi­den­cia la inmen­sa far­sa de la coa­li­ción anti-ISIS pro­ta­go­ni­za­da por los EEUU, hacien­do ver la gran com­pli­ci­dad entre los EEUU y sus alia­dos Tur­quía y Ara­bia Sau­di­ta con el terro­ris­mo del ISIS, Fren­te al Nus­ra (Al Qae­da) y otros gru­pos. Jun­to con ello, el impor­tan­te des­man­te­la­mien­to del terro­ris­mo en Siria y el impul­so de un pro­ce­so de nego­cia­cio­nes para una sali­da polí­ti­ca, des­con­cer­ta­ron a los EEUU y des­man­te­la­ron en cier­to modo su estra­te­gia. De mane­ra que EEUU tuvo que aco­plar­se al nue­vo esce­na­rio, tra­tan­do de jugar apa­ren­te­men­te la baza de la paz y de la nego­cia­ción, dejan­do a sus alia­dos el tra­ba­jo más sucio, la gue­rra terro­ris­ta sobre el terreno, pero siem­pre bajo su dirección.

EEUU se avino en con­for­mi­dad con los acuer­dos del Gru­po Inter­na­cio­nal de Apo­yo a Siria de octu­bre y noviem­bre de 2015 y de la reso­lu­ción 2254 de las Nacio­nes Uni­das deri­va­da de aque­llos, a defen­der for­mal­men­te la uni­dad de Siria, a recha­zar polí­ti­cas sec­ta­rias en el país, a impul­sar nego­cia­cio­nes inter­si­rias con­du­cen­tes a crear un pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te pro­ta­go­ni­za­do por el pue­blo sirio, y a luchar con­tra el terro­ris­mo del ISIS, Al Qae­da y otros gru­pos que serían exclui­dos del pro­ce­so de nego­cia­cio­nes. En el acuer­do pos­te­rior sobre el cese de hos­ti­li­da­des, con efec­to des­de el 27 de febre­ro, se pre­ten­dían solu­cio­nar los pro­ble­mas huma­ni­ta­rios sur­gi­dos en cier­tas zonas o pobla­cio­nes aco­sa­das en la gue­rra. De este acuer­do se excluían el ISIS, Al Qae­da y otros gru­pos terro­ris­tas, a los que se segui­ría combatiendo.

Pero tras esta serie de acuer­dos for­ma­les, los EEUU, en con­ni­ven­cia secre­ta con sus alia­dos, están jugan­do sus bazas, para minar el pro­ce­so y lle­var las aguas a su terreno. Una de las bazas, es la de negar­se a incluir en la lis­ta de otros gru­pos terro­ris­tas, a gru­pos que son autén­ti­ca­men­te terro­ris­tas, pues su for­ma habi­tual de fun­cio­nar es rea­li­zar bar­ba­ri­da­des. Se tra­ta de gru­pos que actúan en alian­za estre­cha con el ISIS y Al Qae­da, que son finan­cia­dos y arma­dos por supues­to por Ara­bia Sau­di­ta, Tur­quía y EEUU, y que pre­ten­den ser til­da­dos de rebel­des mode­ra­dos, cuan­do no lo son, cuan­do eso es algo que no exis­te más que en la fic­ción que tra­tan de ven­der los EEUU al mun­do. Exis­ten por decir­lo así, los terro­ris­tas decla­ra­dos, como son el ISIS y el Fren­te Al Nus­ra (Al Qae­da), for­mal­men­te enemi­gos de los EEUU (en reali­dad crea­dos por estos y a su ser­vi­cio), y los terro­ris­tas no decla­ra­dos, los rebel­des mode­ra­dos, todos los cua­les rea­li­zan bási­ca­men­te las mis­mas fun­cio­nes al ser­vi­cio del impe­ria­lis­mo. Estos gru­pos cali­fi­ca­dos de rebel­des mode­ra­dos jue­gan de hecho un papel esen­cial en la estra­te­gia del terror de EEUU y máxi­me en el momen­to actual. Dos de los más impor­tan­tes son AHRAR EL SHAM Y YAISH EL ISLAM, aun­que hay más. Ante la pro­po­si­ción rusa rea­li­za­da en el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU del 11 de mayo de este año de incluir a estos dos gru­pos en la lis­ta de gru­pos terro­ris­tas, los pro­pios EEUU, Fran­cia, Ingla­te­rra y Ucra­nia(¡), se opu­sie­ron, mos­tran­do la impor­tan­cia que otor­ga el impe­ria­lis­mo a estos gru­pos terro­ris­tas. Es mani­fies­to el inte­rés de EEUU y sus alia­dos por uti­li­zar estos gru­pos como caba­llo de Tro­ya, en con­tra del Gobierno de Siria tan­to en la mesa de nego­cia­cio­nes como en el terreno del com­ba­te. El Gobierno de Siria por su par­te, ha repe­ti­do en varias oca­sio­nes que no está dis­pues­to a nego­ciar con estos gru­pos terro­ris­tas, que ade­más no repre­sen­tan al pue­blo sirio.

Los lla­ma­dos rebel­des mode­ra­dos han sido en pri­mer lugar, una de las mejo­res vías indi­rec­tas de apro­vi­sio­na­mien­to de armas del ISIS y Al Qae­da. Una bue­na par­te de las armas entre­ga­das a los rebel­des mode­ra­dos ter­mi­nan siem­pre en manos del ISIS y de Al Qae­da. Son asi­mis­mo, la razón que los EEUU uti­li­zan para jus­ti­fi­car su pre­sen­cia mili­tar en Siria, sin el per­mi­so del Gobierno de Siria y piso­tean­do su sobe­ra­nía. Por otra par­te, estos gru­pos han sido inclui­dos en el deno­mi­na­do Gru­po de Riad o tam­bién lla­ma­do pre­ten­cio­sa­men­te, Alto Comi­té para las Nego­cia­cio­nes (HNC por sus siglas en inglés) orga­ni­za­do por Ara­bia Sau­di­ta para repre­sen­tar pre­ten­di­da­men­te a la opo­si­ción siria en la mesa de nego­cia­cio­nes de Gine­bra, tra­tan­do a la vez de excluir de la mis­ma a la opo­si­ción genui­na­men­te siria, la repre­sen­ta­da por el gru­po Cai­ro-Mos­cú, con el obje­ti­vo de lograr una rela­ción de fuer­zas favo­ra­ble para impo­ner el derro­ca­mien­to de Bashar el Assad y del Esta­do sirio.

En el terreno del com­ba­te, estos gru­pos han sido uti­li­za­dos para sabo­tear cons­tan­te­men­te el cese de hos­ti­li­da­des. Un cese de hos­ti­li­da­des, que ade­más ha sido uti­li­za­do para intro­du­cir por la fron­te­ra tur­co-siria miles de mer­ce­na­rios de refres­co y gran­des can­ti­da­des de armas pode­ro­sas des­ti­na­das sin dis­tin­ción a todos los gru­pos terro­ris­tas, y para reor­ga­ni­zar sus fuer­zas y estra­te­gias, con el obje­to de tra­tar de cam­biar la des­fa­vo­ra­ble rela­ción de fuer­zas crea­da por los bom­bar­deos rusos y sirios y por el avan­ce del ejér­ci­to sirio.

El cese de hos­ti­li­da­des ha sido sabo­tea­do de diver­sas for­mas. ISIS y Al Nus­ra, han que­ri­do camu­flar­se en muchas oca­sio­nes bajo nom­bres de gru­pos alia­dos o con nom­bres inven­ta­dos para esqui­var los bom­bar­deos y ata­ques con­tem­pla­dos con­tra ellos, ya que que­da­ban exclui­dos del cese de hos­ti­li­da­des. Algu­nos de los muchos gru­pos que han fir­ma­do en diver­sas regio­nes de Siria el pro­to­co­lo de cese de hos­ti­li­da­des con el ejér­ci­to sirio, median­te la acep­ta­ción de prin­ci­pios bási­cos del Esta­do sirio como la lai­ci­dad y uni­dad del terri­to­rio, y del com­pro­mi­so de dejar de com­ba­tir con­tra aquel, han sido ame­na­za­dos por Al Nus­ra y el ISIS quie­nes han come­ti­do aten­ta­dos que se los atri­buían a ellos. Las ayu­das huma­ni­ta­rias tam­bién han sido boi­co­tea­das, impi­dien­do en muchos casos que lle­ga­ran a manos de la pobla­ción nece­si­ta­da que­dán­do­se­la los mer­ce­na­rios. A media­dos de abril, en el entorno de las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias orga­ni­za­das por el gobierno sirio, se ha pro­du­ci­do una ofen­si­va polí­ti­ca y mili­tar coor­di­na­da por los gru­pos terro­ris­tas. El Gru­po de Riad sus­pen­dió el 18 de abril su par­ti­ci­pa­ción for­mal en las nego­cia­cio­nes de paz de Gine­bra, cin­co días de que se sen­ta­ran a la mesa en la últi­ma ron­da de nego­cia­cio­nes. El coor­di­na­dor de la opo­si­ción de Riad, Riad Hijab, ale­ga­ba las habi­tua­les men­ti­ras y patra­ñas de que Damas­co esta­ba bom­bar­dean­do y matan­do de ham­bre a los civi­lesrom­pien­do la tre­gua, cuan­do son los terro­ris­tas impul­sa­dos por el impe­ria­lis­mo, inclui­dos los supues­ta­men­te mode­ra­dos Aha­rar el Sham y Yaish el Islam, los que matan civi­les sin el más míni­mo repa­ro y como cosa habi­tual, emplean­do sin pudor armas quí­mi­cas –más de cien veces según infor­mes acre­di­ta­dos- y los que han roto la tre­gua, has­ta cien­tos de veces. Las razo­nes en reali­dad hay que bus­car­las en la fir­me­za del gobierno sirio en la mesa de nego­cia­cio­nes y en los avan­ces del ejér­ci­to sirio en el cam­po de bata­lla. Para­le­la­men­te a esta reti­ra­da de la mesa de nego­cia­cio­nes, el por­ta­voz de Yaish el Islam, Islam Alush, hizo una lla­ma­da des­de la mis­ma mesa de nego­cia­cio­nes a que todos los gru­pos rom­pie­ran el cese de hos­ti­li­da­des. En el mis­mo perío­do, diez gru­pos terro­ris­tas, entre los que se encuen­tran Ahrar al Sham, Yaish al Islam y el Fren­te al-Nus­ra, decla­ra­ron la crea­ción de un cen­tro de ope­ra­cio­nes con­jun­to, y ata­ques en diver­sas pro­vin­cias, como la rea­li­za­da en el pobla­do de Al Zara, en la pro­vin­cia de Hama, don­de masa­cra­ron a fami­lias ente­ras y secues­tra­ron a 150 personas.

En el cam­po de bata­lla y espe­cial­men­te en el estra­té­gi­co encla­ve de Ale­po, don­de más pre­sen­cia tie­nen gru­pos terro­ris­tas como Aha­rar al Sham y Yaish al Islam, los EEUU y sus alia­dos mues­tran un espe­cial inte­rés en que no sean inclui­dos en la lis­ta de terro­ris­tas. Estos gru­pos están estre­cha­men­te vin­cu­la­dos a ISIS y Al Qae­da, con los que ope­ran en diver­sos fren­tes, y de quie­nes reci­ben un apo­yo finan­cie­ro, logís­ti­co y mili­tar. Basa­dos en la sim­bio­sis estre­cha de estos gru­pos con ISIS y Al Qae­da, los EEUU pre­ten­den con­ver­tir toda la zona en una nebu­lo­sa, don­de no se dis­tin­gan unos de otros, con el obje­to de difi­cul­tar enor­me­men­te la lucha del ejér­ci­to sirio y de la avia­ción rusa con­tra el terro­ris­mo, y de difi­cul­tar por tan­to el avan­ce del ejér­ci­to sirio hacia la con­quis­ta total de Ale­po. La con­quis­ta de Ale­po es de suma impor­tan­cia, por­que daría pie a la posi­bi­li­dad de un avan­ce rápi­do sobre el res­to de Siria. La exis­ten­cia de esa nebu­lo­sa per­mi­te al terro­ris­mo ade­más de cubrir­se mejor las espal­das de los ata­ques, dar mayor manio­bra­bi­li­dad y fle­xi­bi­li­dad a sus pro­pios ata­ques. Y otra razón estra­té­gi­ca del impe­ria­lis­mo para inten­tar blo­quear el avan­ce del ejér­ci­to sirio en Ale­po median­te la estra­ta­ge­ma de exclu­sión de una serie de gru­pos del lis­ta­do de los terro­ris­tas, es man­te­ner la fron­te­ra con Tur­quía –empla­za­da bási­ca­men­te en esta zona- abier­ta, de mane­ra que pue­da per­ma­ne­cer libre el paso de mer­ce­na­rios y de armas con los que sumi­nis­tran a una bue­na par­te del terro­ris­mo en Siria. Asi­mis­mo, un hipo­té­ti­co enquis­ta­mien­to de fuer­zas terro­ris­tas en la zona, en defi­ni­ti­va en el inte­rior de Siria, es un resor­te que, si no logra­ran sus obje­ti­vos de derro­car al gobierno de Bashar el Assad aho­ra, siem­pre pue­de ser acti­va­do de nue­vo más ade­lan­te en otras coyun­tu­ras o rela­cio­nes de fuer­za. La pre­sen­cia de fuer­zas mili­ta­res con­tra­rías al Gobierno den­tro de Siria, sería un enor­me ele­men­to de pre­sión con­tra el Gobierno.

Pare­ce una medi­da muy opor­tu­na la deci­sión anun­cia­da por el minis­tro de Defen­sa de Rusia de que se reser­van el dere­cho a ata­car de mane­ra uni­la­te­ral a los gru­pos rebel­des sirios que no se hayan adhe­ri­do a una tre­gua en Siria antes del 25 de mayo (es una mane­ra de rom­per el blo­queo que está inten­tan­do rea­li­zar el impe­ria­lis­mo). El minis­tro de Defen­sa ruso ha pro­pues­to que des­de el miér­co­les 25 de mayo, los esta­dou­ni­den­ses se unan a la pla­ni­fi­ca­ción y rea­li­za­ción de ata­ques con­tra los des­ta­ca­men­tos del Fren­te Al Nus­ra y otras for­ma­cio­nes arma­das que no apo­yan el cese el fue­go, así como con­tra los con­vo­yes de armas y muni­cio­nes que cru­cen de mane­ra ile­gal la fron­te­ra tur­co-siria. Como era de pre­ver, la res­pues­ta por par­te de EEUU ha sido negativa.

El otro tema al que se quie­ren afe­rrar cons­tan­te­men­te los EEUU y sus alia­dos, Ara­bia Sau­di­ta, Tur­quía, Fran­cia, Ingla­te­rra y las repre­sen­ta­cio­nes de los mer­ce­na­rios inte­gra­dos en el Gru­po de Riad, es que es pre­ci­so apar­tar a Bashar el Assad de cual­quier Gobierno pro­vi­sio­nal y del pro­ce­so de tran­si­ción. En este pun­to, la posi­ción del Gobierno sirio y de su dele­ga­ción en la mesa de nego­cia­cio­nes, es cla­ra, en el sen­ti­do de que nin­gu­na fuer­za exte­rior va a con­di­cio­nar el pro­ce­so sirio, que la pre­sen­cia del pre­si­den­te sirio Bashar el Assad en la pre­si­den­cia del gobierno es una línea roja, que están por crear un gobierno de tran­si­ción inclu­si­vo con otras fuer­zas, y que en su momen­to será el pue­blo sirio y nadie más, quien deci­da si sigue o no Bashar el Assad en la pre­si­den­cia. Jun­to con ello hay otras líneas rojas, reco­no­ci­das como tales inclu­so en la reso­lu­ción 2254 de las Nacio­nes Uni­das, que son la uni­dad del terri­to­rio sirio y la lai­ci­dad, el no sec­ta­ris­mo y el res­pe­to mutuo entre las dife­ren­tes etnias y reli­gio­nes del país.

El doble jue­go de los EEUU se mani­fies­ta tam­bién en el recur­so al Plan B al que ha alu­di­do en oca­sio­nes, a veces de for­ma más cla­ra y otras de for­ma más difu­mi­na­da, de que si no se lle­gan a acuer­dos en la mesa de nego­cia­cio­nes, habrá que recu­rrir a otras vías. Más cla­ra­men­te lo dicen sus alia­dos Ara­bia Sau­di­ta y Tur­quía, ‑y ya sabe­mos que estos paí­ses rara vez mue­ven un dedo sin el per­mi­so de EEUU- que si no se lle­gan a acuer­dos en la mesa de nego­cia­cio­nes –se refie­ren a los acuer­dos que ellos quieren‑, la solu­ción que que­da es la de una inter­ven­ción mili­tar terres­tre masi­va. EEUU de hecho, rom­pien­do el pri­me­ro la tre­gua, ha envia­do secre­ta­men­te gran­des can­ti­da­des de armas, más pode­ro­sas que has­ta aho­ra inclui­dos misi­les anti­aé­reos, a los diver­sos gru­pos terro­ris­tas, vía Tur­quía y vía Jordania.

Todo lo cual mues­tra que los EEUU y sus alia­dos no tie­nen inten­cio­nes de lle­gar a acuer­dos que no sean los que ellos quie­ren, los de derro­car a Bashar el Assad y sobre todo tum­bar el Esta­do sirio para crear otro a su medi­da, bien sea en la mesa de nego­cia­cio­nes o bien sea median­te la inter­ven­ción mili­tar pura y dura, sin impor­tar­les para nada, la con­ti­nua­ción con la bar­ba­rie des­truc­to­ra de Siria, las matan­zas de sirios, el sufri­mien­to y el horror de la pobla­ción, inclui­da la pro­vo­ca­da emi­gra­ción masi­va de sirios. Hay que tener en cuen­ta ade­más, la acti­tud tre­men­da­men­te agre­si­va que está mani­fes­tan­do el impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano en todas las par­tes del mun­do, de manos del psi­có­pa­ta ase­sino y car­ni­ce­ro de Oba­ma, tan­to en Libia, como en Yemen o Pales­ti­na, como en Hon­du­ras, Para­guay, Vene­zue­la, Bra­sil, Argen­ti­na, Boli­via, Ecua­dor, como en Áfri­ca, o en Ucra­nia y el Este Euro­peo con­tra Rusia, en el sudes­te asiá­ti­co con­tra Chi­na…, por lo que en Siria cabe espe­rar cual­quier cosa. Las pers­pec­ti­vas que se ofre­cen con una posi­ble vic­to­ria de la fas­cis­ta repre­sen­tan­te direc­ta de Wall Street y del apa­ra­to eco­nó­mi­co-mili­tar nor­te­ame­ri­cano, que es Hillary Clin­ton en las pre­si­den­cia­les nor­te­ame­ri­ca­nas, ensom­bre­ce toda­vía más el panorama.

En un mun­do don­de hubie­ra un míni­mo de sen­ti­do común, un míni­mo de res­pe­to de la sobe­ra­nía de los pue­blos, Tur­quía, Ara­bia Sau­di­ta, Qatar, Israel…etc, ten­drían que estar embar­ga­dos eco­nó­mi­ca y mili­tar­men­te, y a EEUU, y las poten­cias occi­den­ta­les se les ten­dría que parar los pies e impe­dir­les sus inje­ren­cias per­ma­nen­tes en otros paí­ses. Hoy, tra­tar de impo­ner estas medi­das supon­dría evi­den­te­men­te una III Gue­rra Mun­dial. Don­de está la cla­ve de bóve­da para enfren­tar­se y tra­tar de fre­nar las demen­cia­les ansias de domi­na­ción del mun­do por par­te del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano y sus saté­li­tes, y tam­bién en Siria en con­cre­to, está en las movi­li­za­cio­nes de masas en todas las par­tes del mun­do –empe­zan­do por aquí- denun­cian­do las gue­rras del impe­ria­lis­mo y las bru­ta­les deri­va­cio­nes que traen con­si­go –mise­ria, des­truc­ción, matan­zas, ham­bru­nas, emi­gra­cio­nes…-, y denun­cian­do y tra­tan­do de des­man­te­lar des­de cada país sus apa­ra­tos mili­ta­res como la OTAN, sus orga­nis­mos eco­nó­mi­cos como la UE, el FMI, el BM, la OMC…, los Acuer­dos Eco­nó­mi­cos Trans­na­cio­na­les como el TTIP, las alian­zas mili­ta­res, etc. Lemas, obje­ti­vos y diná­mi­cas como los de las Pla­ta­for­mas con­tra las Gue­rras Impe­ria­lis­tas y la OTAN, nos pue­den dar una pau­ta. Como dicen ellos, debe­mos de estar en gue­rra con­tra el impe­ria­lis­mo y sus gue­rras, no con­tra las gue­rras que prac­ti­can los pue­blos por su eman­ci­pa­ción y sobe­ra­nía, sino con­tra las gue­rras des­truc­to­ras que impul­sa el impe­ria­lis­mo. Debe­mos de tener muy cla­ro que el impe­ria­lis­mo es el mayor enemi­go de las cla­ses tra­ba­ja­do­ras y de los pue­blos, que es quien mane­ja todos los hilos y que es el mayor impe­di­men­to y obs­tácu­lo en cual­quier pro­ce­so de emancipación.

Pero lo que suce­de des­gra­cia­da­men­te, es que una bue­na par­te de las izquier­das, y de las euro­peas en con­cre­to, es que están com­ple­ta­men­te anes­te­sia­das y con el nor­te total­men­te per­di­do, hacien­do el jue­go de las poten­cias occi­den­ta­les y del impe­ria­lis­mo y tra­gán­do­se las infa­mes men­ti­ras que sus fabu­lo­sas cam­pa­ñas mediá­ti­cas nos repi­ten una y otra vez, macha­co­na­men­te. El resul­ta­do bus­ca­do y con­se­gui­do, es el de la incom­pren­sión abso­lu­ta de lo que suce­de, es el de la apa­tía y des­mo­vi­li­za­ción con­tra las terri­bles agre­sio­nes en pre­sen­cia, o el de movi­li­za­cio­nes fue­ra de con­tex­to, sobre cues­tio­nes cola­te­ra­les o deri­va­das de las agre­sio­nes del impe­ria­lis­mo, sin aga­rrar al toro por los cuer­nos, como ha sido el caso con el pro­ble­ma de las emi­gra­cio­nes, que son un pro­ble­ma huma­ni­ta­rio sí, pero sobre todo un pro­ble­ma gene­ra­do por el impe­ria­lis­mo con las gue­rras que fomen­ta, en Libia, Siria, Yemen, Afga­nis­tán, Irak… El impe­ria­lis­mo apren­dió mucho de las movi­li­za­cio­nes gigan­tes­cas que se pro­du­je­ron con la inva­sión de Irak. Para evi­tar­lo se ha preo­cu­pa­do muy mucho de con­tro­lar masi­va­men­te los medios de comu­ni­ca­ción y de des­in­for­mar e into­xi­car a la gen­te de mane­ra bru­tal. Y lo que no es de reci­bo, lo que ya es el col­mo, es que medios que dicen que son de izquier­da como GARA, es que parez­can diri­gi­dos por mer­ce­na­rios de la plu­ma, por agen­tes del ISIS o Al Qae­da, que enal­te­cen el terro­ris­mo islá­mi­co con rego­deo, que mien­ten más que la pren­sa y medios ofi­cial­men­te de dere­chas, y que están impreg­na­dos de un anti­chiis­mo y un anti­co­mu­nis­mo ver­da­de­ra­men­te cerriles.

Iña­ki Urres­ta­ra­zu Aizpurua

Eus­kal Herria, 22 de mayo de 2016

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *