La izquier­da euro­pea cóm­pli­ce del aco­so terro­ris­ta del impe­ria­lis­mo a Siria

Lo que suce­de des­gra­cia­da­men­te, es que una bue­na par­te de las izquier­das, y de las euro­peas en con­cre­to, es que están com­ple­ta­men­te anes­te­sia­das y con el nor­te total­men­te per­di­do, hacien­do el jue­go de las poten­cias occi­den­ta­les y del imperialismo…

El día 17 de mayo pasa­do se cele­bró en Vie­na la cuar­ta reu­nión del lla­ma­do Gru­po Inter­na­cio­nal de Apo­yo a Siria con la pre­sen­cia de repre­sen­tan­tes de la Liga Ára­be, la UE, Tur­quía, Irán, Chi­na ade­más de Rusia y EEUU, para tra­tar en prin­ci­pio de afian­zar tan­to el pro­ce­so de nego­cia­cio­nes sobre la sali­da polí­ti­ca a la gue­rra de Siria acor­da­da en la reso­lu­ción 2254 de las Nacio­nes Uni­das de 18 de diciem­bre de 2015, como la apli­ca­ción estric­ta del cese de hos­ti­li­da­des ini­cia­do el 27 de febrero.

A pesar de la tóni­ca rela­ti­va­men­te opti­mis­ta que han que­ri­do tras­mi­tir y de las pala­bras boni­tas, pero ambi­guas y de doble lec­tu­ra del gran men­ti­ro­so que es Kerry, que ha decla­ra­do que es nece­sa­rio que todas las par­tes impli­ca­das en el con­flic­to que vive Siria par­ti­ci­pen en su solu­ción o de que hay que aumen­tar la pre­sión inter­na­cio­nal sobre los pro­ta­go­nis­tas del con­flic­to para que se pro­duz­ca un alto el fue­go total…, las dis­cre­pan­cias son muy pro­fun­das y el impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano con todos sus alia­dos no ceja, aun­que quie­ra hacer creer lo con­tra­rio, en su empe­ño de des­truir Siria, des­truir el Esta­do sirio y derro­car al con­si­de­ra­do su prin­ci­pal baluar­te, que es Bashar el-Assad, para con­ver­tir Siria en un Esta­do debi­li­ta­do, que renie­gue de su sobe­ra­nía y su his­to­ria com­ba­ti­va con­tra el sio­nis­mo y el impe­ria­lis­mo y que se some­ta a los intere­ses y estra­te­gias de éste a tra­vés de la ins­tru­men­ta­li­za­ción del isla­mis­mo extremista.

EEUU, el ver­da­de­ro ins­ti­ga­dor, pro­mo­tor y orga­ni­za­dor de la bru­tal gue­rra de des­truc­ción y bar­ba­rie con­tra Siria, quie­re, en su inmen­so cinis­mo y fal­se­dad, apa­ren­tar ser un agen­te de paz, cuan­do es el que mane­ja todos los hilos de los gru­pos terro­ris­tas y mer­ce­na­rios de Siria (y de todo el mun­do) con la cola­bo­ra­ción de sus alia­dos de Tur­quía, Ara­bia Sau­di­ta, Qatar, Israel, Fran­cia e Ingla­te­rra entre otros, ali­men­tan­do sin parar el terror, las matan­zas, y las cons­tan­te­men­te reno­va­das reme­sas de mer­ce­na­rios adies­tra­dos y paga­dos y de más y más sofis­ti­ca­das armas. La inter­ven­ción rusa des­mon­tó con bas­tan­te evi­den­cia la inmen­sa far­sa de la coa­li­ción anti-ISIS pro­ta­go­ni­za­da por los EEUU, hacien­do ver la gran com­pli­ci­dad entre los EEUU y sus alia­dos Tur­quía y Ara­bia Sau­di­ta con el terro­ris­mo del ISIS, Fren­te al Nus­ra (Al Qae­da) y otros gru­pos. Jun­to con ello, el impor­tan­te des­man­te­la­mien­to del terro­ris­mo en Siria y el impul­so de un pro­ce­so de nego­cia­cio­nes para una sali­da polí­ti­ca, des­con­cer­ta­ron a los EEUU y des­man­te­la­ron en cier­to modo su estra­te­gia. De mane­ra que EEUU tuvo que aco­plar­se al nue­vo esce­na­rio, tra­tan­do de jugar apa­ren­te­men­te la baza de la paz y de la nego­cia­ción, dejan­do a sus alia­dos el tra­ba­jo más sucio, la gue­rra terro­ris­ta sobre el terreno, pero siem­pre bajo su dirección.

EEUU se avino en con­for­mi­dad con los acuer­dos del Gru­po Inter­na­cio­nal de Apo­yo a Siria de octu­bre y noviem­bre de 2015 y de la reso­lu­ción 2254 de las Nacio­nes Uni­das deri­va­da de aque­llos, a defen­der for­mal­men­te la uni­dad de Siria, a recha­zar polí­ti­cas sec­ta­rias en el país, a impul­sar nego­cia­cio­nes inter­si­rias con­du­cen­tes a crear un pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te pro­ta­go­ni­za­do por el pue­blo sirio, y a luchar con­tra el terro­ris­mo del ISIS, Al Qae­da y otros gru­pos que serían exclui­dos del pro­ce­so de nego­cia­cio­nes. En el acuer­do pos­te­rior sobre el cese de hos­ti­li­da­des, con efec­to des­de el 27 de febre­ro, se pre­ten­dían solu­cio­nar los pro­ble­mas huma­ni­ta­rios sur­gi­dos en cier­tas zonas o pobla­cio­nes aco­sa­das en la gue­rra. De este acuer­do se excluían el ISIS, Al Qae­da y otros gru­pos terro­ris­tas, a los que se segui­ría combatiendo.

Pero tras esta serie de acuer­dos for­ma­les, los EEUU, en con­ni­ven­cia secre­ta con sus alia­dos, están jugan­do sus bazas, para minar el pro­ce­so y lle­var las aguas a su terreno. Una de las bazas, es la de negar­se a incluir en la lis­ta de otros gru­pos terro­ris­tas, a gru­pos que son autén­ti­ca­men­te terro­ris­tas, pues su for­ma habi­tual de fun­cio­nar es rea­li­zar bar­ba­ri­da­des. Se tra­ta de gru­pos que actúan en alian­za estre­cha con el ISIS y Al Qae­da, que son finan­cia­dos y arma­dos por supues­to por Ara­bia Sau­di­ta, Tur­quía y EEUU, y que pre­ten­den ser til­da­dos de rebel­des mode­ra­dos, cuan­do no lo son, cuan­do eso es algo que no exis­te más que en la fic­ción que tra­tan de ven­der los EEUU al mun­do. Exis­ten por decir­lo así, los terro­ris­tas decla­ra­dos, como son el ISIS y el Fren­te Al Nus­ra (Al Qae­da), for­mal­men­te enemi­gos de los EEUU (en reali­dad crea­dos por estos y a su ser­vi­cio), y los terro­ris­tas no decla­ra­dos, los rebel­des mode­ra­dos, todos los cua­les rea­li­zan bási­ca­men­te las mis­mas fun­cio­nes al ser­vi­cio del impe­ria­lis­mo. Estos gru­pos cali­fi­ca­dos de rebel­des mode­ra­dos jue­gan de hecho un papel esen­cial en la estra­te­gia del terror de EEUU y máxi­me en el momen­to actual. Dos de los más impor­tan­tes son AHRAR EL SHAM Y YAISH EL ISLAM, aun­que hay más. Ante la pro­po­si­ción rusa rea­li­za­da en el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU del 11 de mayo de este año de incluir a estos dos gru­pos en la lis­ta de gru­pos terro­ris­tas, los pro­pios EEUU, Fran­cia, Ingla­te­rra y Ucra­nia(¡), se opu­sie­ron, mos­tran­do la impor­tan­cia que otor­ga el impe­ria­lis­mo a estos gru­pos terro­ris­tas. Es mani­fies­to el inte­rés de EEUU y sus alia­dos por uti­li­zar estos gru­pos como caba­llo de Tro­ya, en con­tra del Gobierno de Siria tan­to en la mesa de nego­cia­cio­nes como en el terreno del com­ba­te. El Gobierno de Siria por su par­te, ha repe­ti­do en varias oca­sio­nes que no está dis­pues­to a nego­ciar con estos gru­pos terro­ris­tas, que ade­más no repre­sen­tan al pue­blo sirio.

Los lla­ma­dos rebel­des mode­ra­dos han sido en pri­mer lugar, una de las mejo­res vías indi­rec­tas de apro­vi­sio­na­mien­to de armas del ISIS y Al Qae­da. Una bue­na par­te de las armas entre­ga­das a los rebel­des mode­ra­dos ter­mi­nan siem­pre en manos del ISIS y de Al Qae­da. Son asi­mis­mo, la razón que los EEUU uti­li­zan para jus­ti­fi­car su pre­sen­cia mili­tar en Siria, sin el per­mi­so del Gobierno de Siria y piso­tean­do su sobe­ra­nía. Por otra par­te, estos gru­pos han sido inclui­dos en el deno­mi­na­do Gru­po de Riad o tam­bién lla­ma­do pre­ten­cio­sa­men­te, Alto Comi­té para las Nego­cia­cio­nes (HNC por sus siglas en inglés) orga­ni­za­do por Ara­bia Sau­di­ta para repre­sen­tar pre­ten­di­da­men­te a la opo­si­ción siria en la mesa de nego­cia­cio­nes de Gine­bra, tra­tan­do a la vez de excluir de la mis­ma a la opo­si­ción genui­na­men­te siria, la repre­sen­ta­da por el gru­po Cai­ro-Mos­cú, con el obje­ti­vo de lograr una rela­ción de fuer­zas favo­ra­ble para impo­ner el derro­ca­mien­to de Bashar el Assad y del Esta­do sirio.

En el terreno del com­ba­te, estos gru­pos han sido uti­li­za­dos para sabo­tear cons­tan­te­men­te el cese de hos­ti­li­da­des. Un cese de hos­ti­li­da­des, que ade­más ha sido uti­li­za­do para intro­du­cir por la fron­te­ra tur­co-siria miles de mer­ce­na­rios de refres­co y gran­des can­ti­da­des de armas pode­ro­sas des­ti­na­das sin dis­tin­ción a todos los gru­pos terro­ris­tas, y para reor­ga­ni­zar sus fuer­zas y estra­te­gias, con el obje­to de tra­tar de cam­biar la des­fa­vo­ra­ble rela­ción de fuer­zas crea­da por los bom­bar­deos rusos y sirios y por el avan­ce del ejér­ci­to sirio.

El cese de hos­ti­li­da­des ha sido sabo­tea­do de diver­sas for­mas. ISIS y Al Nus­ra, han que­ri­do camu­flar­se en muchas oca­sio­nes bajo nom­bres de gru­pos alia­dos o con nom­bres inven­ta­dos para esqui­var los bom­bar­deos y ata­ques con­tem­pla­dos con­tra ellos, ya que que­da­ban exclui­dos del cese de hos­ti­li­da­des. Algu­nos de los muchos gru­pos que han fir­ma­do en diver­sas regio­nes de Siria el pro­to­co­lo de cese de hos­ti­li­da­des con el ejér­ci­to sirio, median­te la acep­ta­ción de prin­ci­pios bási­cos del Esta­do sirio como la lai­ci­dad y uni­dad del terri­to­rio, y del com­pro­mi­so de dejar de com­ba­tir con­tra aquel, han sido ame­na­za­dos por Al Nus­ra y el ISIS quie­nes han come­ti­do aten­ta­dos que se los atri­buían a ellos. Las ayu­das huma­ni­ta­rias tam­bién han sido boi­co­tea­das, impi­dien­do en muchos casos que lle­ga­ran a manos de la pobla­ción nece­si­ta­da que­dán­do­se­la los mer­ce­na­rios. A media­dos de abril, en el entorno de las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias orga­ni­za­das por el gobierno sirio, se ha pro­du­ci­do una ofen­si­va polí­ti­ca y mili­tar coor­di­na­da por los gru­pos terro­ris­tas. El Gru­po de Riad sus­pen­dió el 18 de abril su par­ti­ci­pa­ción for­mal en las nego­cia­cio­nes de paz de Gine­bra, cin­co días de que se sen­ta­ran a la mesa en la últi­ma ron­da de nego­cia­cio­nes. El coor­di­na­dor de la opo­si­ción de Riad, Riad Hijab, ale­ga­ba las habi­tua­les men­ti­ras y patra­ñas de que Damas­co esta­ba bom­bar­dean­do y matan­do de ham­bre a los civi­lesrom­pien­do la tre­gua, cuan­do son los terro­ris­tas impul­sa­dos por el impe­ria­lis­mo, inclui­dos los supues­ta­men­te mode­ra­dos Aha­rar el Sham y Yaish el Islam, los que matan civi­les sin el más míni­mo repa­ro y como cosa habi­tual, emplean­do sin pudor armas quí­mi­cas –más de cien veces según infor­mes acre­di­ta­dos- y los que han roto la tre­gua, has­ta cien­tos de veces. Las razo­nes en reali­dad hay que bus­car­las en la fir­me­za del gobierno sirio en la mesa de nego­cia­cio­nes y en los avan­ces del ejér­ci­to sirio en el cam­po de bata­lla. Para­le­la­men­te a esta reti­ra­da de la mesa de nego­cia­cio­nes, el por­ta­voz de Yaish el Islam, Islam Alush, hizo una lla­ma­da des­de la mis­ma mesa de nego­cia­cio­nes a que todos los gru­pos rom­pie­ran el cese de hos­ti­li­da­des. En el mis­mo perío­do, diez gru­pos terro­ris­tas, entre los que se encuen­tran Ahrar al Sham, Yaish al Islam y el Fren­te al-Nus­ra, decla­ra­ron la crea­ción de un cen­tro de ope­ra­cio­nes con­jun­to, y ata­ques en diver­sas pro­vin­cias, como la rea­li­za­da en el pobla­do de Al Zara, en la pro­vin­cia de Hama, don­de masa­cra­ron a fami­lias ente­ras y secues­tra­ron a 150 personas.

En el cam­po de bata­lla y espe­cial­men­te en el estra­té­gi­co encla­ve de Ale­po, don­de más pre­sen­cia tie­nen gru­pos terro­ris­tas como Aha­rar al Sham y Yaish al Islam, los EEUU y sus alia­dos mues­tran un espe­cial inte­rés en que no sean inclui­dos en la lis­ta de terro­ris­tas. Estos gru­pos están estre­cha­men­te vin­cu­la­dos a ISIS y Al Qae­da, con los que ope­ran en diver­sos fren­tes, y de quie­nes reci­ben un apo­yo finan­cie­ro, logís­ti­co y mili­tar. Basa­dos en la sim­bio­sis estre­cha de estos gru­pos con ISIS y Al Qae­da, los EEUU pre­ten­den con­ver­tir toda la zona en una nebu­lo­sa, don­de no se dis­tin­gan unos de otros, con el obje­to de difi­cul­tar enor­me­men­te la lucha del ejér­ci­to sirio y de la avia­ción rusa con­tra el terro­ris­mo, y de difi­cul­tar por tan­to el avan­ce del ejér­ci­to sirio hacia la con­quis­ta total de Ale­po. La con­quis­ta de Ale­po es de suma impor­tan­cia, por­que daría pie a la posi­bi­li­dad de un avan­ce rápi­do sobre el res­to de Siria. La exis­ten­cia de esa nebu­lo­sa per­mi­te al terro­ris­mo ade­más de cubrir­se mejor las espal­das de los ata­ques, dar mayor manio­bra­bi­li­dad y fle­xi­bi­li­dad a sus pro­pios ata­ques. Y otra razón estra­té­gi­ca del impe­ria­lis­mo para inten­tar blo­quear el avan­ce del ejér­ci­to sirio en Ale­po median­te la estra­ta­ge­ma de exclu­sión de una serie de gru­pos del lis­ta­do de los terro­ris­tas, es man­te­ner la fron­te­ra con Tur­quía –empla­za­da bási­ca­men­te en esta zona- abier­ta, de mane­ra que pue­da per­ma­ne­cer libre el paso de mer­ce­na­rios y de armas con los que sumi­nis­tran a una bue­na par­te del terro­ris­mo en Siria. Asi­mis­mo, un hipo­té­ti­co enquis­ta­mien­to de fuer­zas terro­ris­tas en la zona, en defi­ni­ti­va en el inte­rior de Siria, es un resor­te que, si no logra­ran sus obje­ti­vos de derro­car al gobierno de Bashar el Assad aho­ra, siem­pre pue­de ser acti­va­do de nue­vo más ade­lan­te en otras coyun­tu­ras o rela­cio­nes de fuer­za. La pre­sen­cia de fuer­zas mili­ta­res con­tra­rías al Gobierno den­tro de Siria, sería un enor­me ele­men­to de pre­sión con­tra el Gobierno.

Pare­ce una medi­da muy opor­tu­na la deci­sión anun­cia­da por el minis­tro de Defen­sa de Rusia de que se reser­van el dere­cho a ata­car de mane­ra uni­la­te­ral a los gru­pos rebel­des sirios que no se hayan adhe­ri­do a una tre­gua en Siria antes del 25 de mayo (es una mane­ra de rom­per el blo­queo que está inten­tan­do rea­li­zar el impe­ria­lis­mo). El minis­tro de Defen­sa ruso ha pro­pues­to que des­de el miér­co­les 25 de mayo, los esta­dou­ni­den­ses se unan a la pla­ni­fi­ca­ción y rea­li­za­ción de ata­ques con­tra los des­ta­ca­men­tos del Fren­te Al Nus­ra y otras for­ma­cio­nes arma­das que no apo­yan el cese el fue­go, así como con­tra los con­vo­yes de armas y muni­cio­nes que cru­cen de mane­ra ile­gal la fron­te­ra tur­co-siria. Como era de pre­ver, la res­pues­ta por par­te de EEUU ha sido negativa.

El otro tema al que se quie­ren afe­rrar cons­tan­te­men­te los EEUU y sus alia­dos, Ara­bia Sau­di­ta, Tur­quía, Fran­cia, Ingla­te­rra y las repre­sen­ta­cio­nes de los mer­ce­na­rios inte­gra­dos en el Gru­po de Riad, es que es pre­ci­so apar­tar a Bashar el Assad de cual­quier Gobierno pro­vi­sio­nal y del pro­ce­so de tran­si­ción. En este pun­to, la posi­ción del Gobierno sirio y de su dele­ga­ción en la mesa de nego­cia­cio­nes, es cla­ra, en el sen­ti­do de que nin­gu­na fuer­za exte­rior va a con­di­cio­nar el pro­ce­so sirio, que la pre­sen­cia del pre­si­den­te sirio Bashar el Assad en la pre­si­den­cia del gobierno es una línea roja, que están por crear un gobierno de tran­si­ción inclu­si­vo con otras fuer­zas, y que en su momen­to será el pue­blo sirio y nadie más, quien deci­da si sigue o no Bashar el Assad en la pre­si­den­cia. Jun­to con ello hay otras líneas rojas, reco­no­ci­das como tales inclu­so en la reso­lu­ción 2254 de las Nacio­nes Uni­das, que son la uni­dad del terri­to­rio sirio y la lai­ci­dad, el no sec­ta­ris­mo y el res­pe­to mutuo entre las dife­ren­tes etnias y reli­gio­nes del país.

El doble jue­go de los EEUU se mani­fies­ta tam­bién en el recur­so al Plan B al que ha alu­di­do en oca­sio­nes, a veces de for­ma más cla­ra y otras de for­ma más difu­mi­na­da, de que si no se lle­gan a acuer­dos en la mesa de nego­cia­cio­nes, habrá que recu­rrir a otras vías. Más cla­ra­men­te lo dicen sus alia­dos Ara­bia Sau­di­ta y Tur­quía, ‑y ya sabe­mos que estos paí­ses rara vez mue­ven un dedo sin el per­mi­so de EEUU- que si no se lle­gan a acuer­dos en la mesa de nego­cia­cio­nes –se refie­ren a los acuer­dos que ellos quieren‑, la solu­ción que que­da es la de una inter­ven­ción mili­tar terres­tre masi­va. EEUU de hecho, rom­pien­do el pri­me­ro la tre­gua, ha envia­do secre­ta­men­te gran­des can­ti­da­des de armas, más pode­ro­sas que has­ta aho­ra inclui­dos misi­les anti­aé­reos, a los diver­sos gru­pos terro­ris­tas, vía Tur­quía y vía Jordania.

Todo lo cual mues­tra que los EEUU y sus alia­dos no tie­nen inten­cio­nes de lle­gar a acuer­dos que no sean los que ellos quie­ren, los de derro­car a Bashar el Assad y sobre todo tum­bar el Esta­do sirio para crear otro a su medi­da, bien sea en la mesa de nego­cia­cio­nes o bien sea median­te la inter­ven­ción mili­tar pura y dura, sin impor­tar­les para nada, la con­ti­nua­ción con la bar­ba­rie des­truc­to­ra de Siria, las matan­zas de sirios, el sufri­mien­to y el horror de la pobla­ción, inclui­da la pro­vo­ca­da emi­gra­ción masi­va de sirios. Hay que tener en cuen­ta ade­más, la acti­tud tre­men­da­men­te agre­si­va que está mani­fes­tan­do el impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano en todas las par­tes del mun­do, de manos del psi­có­pa­ta ase­sino y car­ni­ce­ro de Oba­ma, tan­to en Libia, como en Yemen o Pales­ti­na, como en Hon­du­ras, Para­guay, Vene­zue­la, Bra­sil, Argen­ti­na, Boli­via, Ecua­dor, como en Áfri­ca, o en Ucra­nia y el Este Euro­peo con­tra Rusia, en el sudes­te asiá­ti­co con­tra Chi­na…, por lo que en Siria cabe espe­rar cual­quier cosa. Las pers­pec­ti­vas que se ofre­cen con una posi­ble vic­to­ria de la fas­cis­ta repre­sen­tan­te direc­ta de Wall Street y del apa­ra­to eco­nó­mi­co-mili­tar nor­te­ame­ri­cano, que es Hillary Clin­ton en las pre­si­den­cia­les nor­te­ame­ri­ca­nas, ensom­bre­ce toda­vía más el panorama.

En un mun­do don­de hubie­ra un míni­mo de sen­ti­do común, un míni­mo de res­pe­to de la sobe­ra­nía de los pue­blos, Tur­quía, Ara­bia Sau­di­ta, Qatar, Israel…etc, ten­drían que estar embar­ga­dos eco­nó­mi­ca y mili­tar­men­te, y a EEUU, y las poten­cias occi­den­ta­les se les ten­dría que parar los pies e impe­dir­les sus inje­ren­cias per­ma­nen­tes en otros paí­ses. Hoy, tra­tar de impo­ner estas medi­das supon­dría evi­den­te­men­te una III Gue­rra Mun­dial. Don­de está la cla­ve de bóve­da para enfren­tar­se y tra­tar de fre­nar las demen­cia­les ansias de domi­na­ción del mun­do por par­te del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano y sus saté­li­tes, y tam­bién en Siria en con­cre­to, está en las movi­li­za­cio­nes de masas en todas las par­tes del mun­do –empe­zan­do por aquí- denun­cian­do las gue­rras del impe­ria­lis­mo y las bru­ta­les deri­va­cio­nes que traen con­si­go –mise­ria, des­truc­ción, matan­zas, ham­bru­nas, emi­gra­cio­nes…-, y denun­cian­do y tra­tan­do de des­man­te­lar des­de cada país sus apa­ra­tos mili­ta­res como la OTAN, sus orga­nis­mos eco­nó­mi­cos como la UE, el FMI, el BM, la OMC…, los Acuer­dos Eco­nó­mi­cos Trans­na­cio­na­les como el TTIP, las alian­zas mili­ta­res, etc. Lemas, obje­ti­vos y diná­mi­cas como los de las Pla­ta­for­mas con­tra las Gue­rras Impe­ria­lis­tas y la OTAN, nos pue­den dar una pau­ta. Como dicen ellos, debe­mos de estar en gue­rra con­tra el impe­ria­lis­mo y sus gue­rras, no con­tra las gue­rras que prac­ti­can los pue­blos por su eman­ci­pa­ción y sobe­ra­nía, sino con­tra las gue­rras des­truc­to­ras que impul­sa el impe­ria­lis­mo. Debe­mos de tener muy cla­ro que el impe­ria­lis­mo es el mayor enemi­go de las cla­ses tra­ba­ja­do­ras y de los pue­blos, que es quien mane­ja todos los hilos y que es el mayor impe­di­men­to y obs­tácu­lo en cual­quier pro­ce­so de emancipación.

Pero lo que suce­de des­gra­cia­da­men­te, es que una bue­na par­te de las izquier­das, y de las euro­peas en con­cre­to, es que están com­ple­ta­men­te anes­te­sia­das y con el nor­te total­men­te per­di­do, hacien­do el jue­go de las poten­cias occi­den­ta­les y del impe­ria­lis­mo y tra­gán­do­se las infa­mes men­ti­ras que sus fabu­lo­sas cam­pa­ñas mediá­ti­cas nos repi­ten una y otra vez, macha­co­na­men­te. El resul­ta­do bus­ca­do y con­se­gui­do, es el de la incom­pren­sión abso­lu­ta de lo que suce­de, es el de la apa­tía y des­mo­vi­li­za­ción con­tra las terri­bles agre­sio­nes en pre­sen­cia, o el de movi­li­za­cio­nes fue­ra de con­tex­to, sobre cues­tio­nes cola­te­ra­les o deri­va­das de las agre­sio­nes del impe­ria­lis­mo, sin aga­rrar al toro por los cuer­nos, como ha sido el caso con el pro­ble­ma de las emi­gra­cio­nes, que son un pro­ble­ma huma­ni­ta­rio sí, pero sobre todo un pro­ble­ma gene­ra­do por el impe­ria­lis­mo con las gue­rras que fomen­ta, en Libia, Siria, Yemen, Afga­nis­tán, Irak… El impe­ria­lis­mo apren­dió mucho de las movi­li­za­cio­nes gigan­tes­cas que se pro­du­je­ron con la inva­sión de Irak. Para evi­tar­lo se ha preo­cu­pa­do muy mucho de con­tro­lar masi­va­men­te los medios de comu­ni­ca­ción y de des­in­for­mar e into­xi­car a la gen­te de mane­ra bru­tal. Y lo que no es de reci­bo, lo que ya es el col­mo, es que medios que dicen que son de izquier­da como GARA, es que parez­can diri­gi­dos por mer­ce­na­rios de la plu­ma, por agen­tes del ISIS o Al Qae­da, que enal­te­cen el terro­ris­mo islá­mi­co con rego­deo, que mien­ten más que la pren­sa y medios ofi­cial­men­te de dere­chas, y que están impreg­na­dos de un anti­chiis­mo y un anti­co­mu­nis­mo ver­da­de­ra­men­te cerriles.

Iña­ki Urres­ta­ra­zu Aizpurua

Eus­kal Herria, 22 de mayo de 2016

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.