¿Un Esta­do «digno»?

El pasa­do 30 de abril tuvo lugar en el Kur­saal de Donos­tia un Fórum orga­ni­za­do por el dia­rio Gara, en el que Arnal­do Ote­gi fue entre­vis­ta­do por varios-as perio­dis­tas de dicho rota­ti­vo y tam­bién res­pon­dió a pre­gun­tas que se le hicie­ron des­de el exte­rior, por vídeo; o en direc­to, por par­te de algu­nas de las per­so­nas pre­sen­tes en el acto.

En pri­mer lugar, antes de comen­tar algu­nas de las cues­tio­nes que Ote­gi plan­teó en su inter­ven­ción, que­re­mos decir que nos ale­gra­mos de su recien­te sali­da de la cár­cel, don­de ha per­ma­ne­ci­do pri­sio­ne­ro duran­te más de seis años, como con­se­cuen­cia de la repre­sión polí­ti­ca que el Esta­do espa­ñol ha veni­do ejer­cien­do con­tra amplios sec­to­res de la pobla­ción vas­ca, con el pre­tex­to de la lucha con­tra el terro­ris­mo.

Entre otras cosas, el diri­gen­te de la izquier­da aber­tza­le ofi­cial (Arnal­do Ote­gi es Secre­ta­rio Gene­ral de Sor­tu), afir­mó que el Esta­do espa­ñol no es refor­ma­ble, lo que com­par­ti­mos ple­na­men­te; y que la domi­na­ción capi­ta­lis­ta se basa en la indi­so­lu­ble uni­dad del Esta­do espa­ñol, con lo que tam­bién esta­mos de acuerdo.

Sin embar­go, tam­bién hizo afir­ma­cio­nes como que somos capa­ces de levan­tar la ban­de­ra de un pro­yec­to nacio­nal en el que todos y todas viva­mos mejor. Un pro­yec­to nacio­nal en el que, según se des­pren­de de sus pala­bras, al pare­cer, podrían estar intere­sa­das tan­to las cla­ses y capas socia­les popu­la­res, lo que deno­mi­na­mos como Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co, como aque­llas otras que son pre­ci­sa­men­te las que opri­men a éste y que actual­men­te cons­ti­tu­yen la base en que se apo­ya el Esta­do español.

Hay que tener en cuen­ta que la bur­gue­sía media vas­ca, una frac­ción de la cual está repre­sen­ta­da polí­ti­ca­men­te por el PNV, aun­que está some­ti­da al expo­lio por par­te de la gran bur­gue­sía mono­po­lis­ta y las mul­ti­na­cio­na­les, por otra par­te nece­si­ta al Esta­do espa­ñol para sobre­vi­vir. De hecho, la capa supe­rior de la bur­gue­sía vas­ca for­ma par­te del blo­que en el poder y el res­to (sus capas media e infe­rior), se pue­den con­si­de­rar como una cla­se de apo­yo a la gran bur­gue­sía española.

En cuan­to a su defen­sa de la nece­si­dad de un Esta­do vas­co inde­pen­dien­te, Ote­gi plan­teó que este pro­yec­to será capaz de hacer con­fluir a la gran mayo­ría de este país. Pero, lo sig­ni­fi­ca­ti­vo fue que en nin­gún momen­to defi­nie­se el tipo de Esta­do que pro­pug­na­ba para Eus­kal Herria, su carác­ter de cla­se, su natu­ra­le­za social.

Eso sí, lo cali­fi­có como un Esta­do digno y para ello se remi­tió al escri­tor, polí­ti­co y ora­dor romano Mar­co Tulio Cice­rón (106 al 43 a.n.e), afir­man­do que se tra­ta­ba de un Esta­do con leyes jus­tas, pue­blo cul­to y un gobierno hon­ra­do. Ni que decir tie­ne que resul­ta cuan­do menos cho­can­te que a la hora de defi­nir al futu­ro Esta­do vas­co lo haga en esos tér­mi­nos por­que, curio­sa­men­te, las leyes las ela­bo­ra y las pro­mul­ga la cla­se que deten­ta el poder.

Tam­bién resul­ta cho­can­te que, en otro momen­to de su inter­ven­ción, refi­rién­do­se al capi­ta­lis­mo lo cali­fi­ca­se de un sis­te­ma sin cora­zón. Cla­ro que, tal vez se estu­vie­se refi­rien­do al capi­ta­lis­mo sal­va­je o neo­li­be­ral y no al capi­ta­lis­mo civi­li­za­do o neo­key­ne­siano que tan­to ilu­sio­na a social­de­mó­cra­tas y refor­mis­tas de todo pela­je, des­de el PSOE e IU, has­ta Pode­mos y Sortu.

Curio­sa­men­te, a pesar de que a lo lar­go de su inter­ven­ción efec­tua­se algu­nos gui­ños a la izquier­da, citan­do en algún momen­to a José Múji­ca, al Che Gue­va­ra o al mis­mí­si­mo Lenin, lo que sí se echó en fal­ta es que en nin­gún momen­to hicie­ra refe­ren­cia algu­na a la nece­si­dad de luchar por el socia­lis­mo. ¡Tiem­po al tiempo!

13 de mayo de 2016

Fuen­te: Suga­rra

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.