Cró­ni­ca de la mani­fes­ta­ción «Sen­se por» en Barcelona

El sába­do pasa­do, 7 de mayo, miles de per­so­nas con­vo­ca­das por la CUP y l’Esquerra Inde­pen­den­tis­ta se die­ron cita en la mani­fes­ta­ción de Bar­ce­lo­na en soli­da­ri­dad con los car­gos elec­tos que han teni­do el valor de plan­tar cara al Esta­do espa­ñol, des­obe­de­cien­do y hacien­do caso omi­so de sus exigencias.

La mani­fes­ta­ción uni­ta­ria que reco­rrió las calles de la capi­tal del Prin­ci­pat de Cata­lun­ya has­ta la pla­za Sant Jau­me, bajo el lema Por las liber­ta­des, avan­za­mos. Que nin­gún tri­bu­nal nos haga callar, ha sig­ni­fi­ca­do una demos­tra­ción de fuer­za y apo­yo hacia los 291 ayun­ta­mien­tos impu­tados por la Audien­cia Nacio­nal que apo­ya­ron la moción sobre la decla­ra­ción del 9‑N.

Esta uni­dad de lucha, teñi­da de rosa, englo­ba­da en la cam­pa­ña Sen­se Por (sin mie­do) ha dado voz a Daniel Cor­ne­llà (alcal­de de Cel­rà) y Mon­tse Ven­tu­rós (alcal­de­sa de Ber­ga) que no acep­ta­ron decla­rar, des­obe­de­cien­do así la Audien­cia Nacio­nal; y ha per­mi­ti­do visua­li­zar la adhe­sión al mani­fies­to de las 1.820 y 37 colec­ti­vos sobi­ra­nis­tas, tam­bién se ha podi­do cons­ta­tar la total ausen­cia de Con­ver­gèn­cia Demo­crà­ti­ca de Cata­lun­ya. Tan­to en la mani­fes­ta­ción, como en el mani­fies­to, nin­gún miem­bro de esta for­ma­ción auto­de­no­mi­na­da sobi­ra­nis­ta, y que tie­ne entre sus filas al Pre­si­dent de la Gene­ra­li­tat, se ha per­so­na­do en la mani­fes­ta­ción. Es más, Fran­cesc Homs, ha car­ga­do dura­men­te con­tra la CUP y el lema uni­ta­rio, dejan­do nue­va­men­te muy cla­ra su hoja de ruta.

Bajo lemas de inde­pen­den­cia y socia­lis­mo, sin des­obe­dien­cia no hay inde­pen­den­cia, anti­ca­pi­ta­lis­tasNi Fran­cia, ni Espa­ña. Paï­sos Cata­lans dis­cu­rrió la mani­fes­ta­ción por las calles de Bar­ce­lo­na. Una mani­fes­ta­ción rei­vin­di­ca­ti­va y con un pun­to calien­te, la Comi­sa­ria de la Poli­cía Nacio­nal. Un mar de sil­bi­dos y gri­tos de fue­ra las fuer­zas de ocu­pa­ciónla poli­cía tor­tu­ra y ase­si­na inun­da­ron este tra­mo de Vía Laye­ta­na. Una vez pasa­do este tra­mo, se lle­gó a Plaça Sant Jau­me. Una pla­za teñi­da de rosa que empe­zó con el home­na­je al com­pa­ñe­ro falle­ci­do Ferran Bla­si: pro­le­ta­rio, lucha­dor inter­na­cio­na­lis­ta y mili­tan­te impres­cin­di­ble al que se le recor­dó y guar­dó una par­te del esce­na­rio en su honor. Segui­da­men­te, se leyó el mani­fies­to y la alcal­de­sa de Ber­ga leyó una poe­sía de Joan Mar­ga­rit La lli­ber­tat. El acto final se cerró con una actua­ción musical.

Poe­ma tra­du­ci­do al cas­te­llano de Joan Mar­ga­rit, La Llibertat:

La libertad es la razón de vivir,
decíamos, soñadores, de estudiantes.
Es la razón de los viejos, matizamos ahora,
su única esperanza escéptica.
La libertad es un extraño viaje.
Son las plazas de toros con sillas
sobre la arena en tiempo de elecciones.
Es el peligro, de madrugada, en el metro,
son los periódicos al final del día.
La libertad es hacer el amor en los parques.
La libertad es cuando comienza el amanecer
en un día de huelga general.
Es morir libre. Son las guerras médicas.
Las palabras República y Civil.
Un rey saliendo en tren hacia el exilio.
La libertad es una librería.
Ir indocumentado. 
Son las canciones de la guerra civil.
Una forma de amor, la libertad.

[Cró­ni­ca rea­li­za­da para Boltxe Kolektiboa.]

IMG-20160507-WA0002 6tag_070516-190228 WP_20160507_007

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *