Por las liber­ta­des, ¡avan­ce­mos!

Ante los reque­ri­mien­tos y cita­cio­nes a car­gos elec­tos e ins­ti­tu­cio­nes cree­mos que hay una cla­ra volun­tad del Esta­do de ate­mo­ri­zar al con­jun­to de la socie­dad cata­la­na empe­zan­do por sus repre­sen­tan­tes demo­crá­ti­cos. Este hecho por sí solo, pen­sa­mos, es inacep­ta­ble en un esque­ma de demo­cra­cia y liber­tad y de ple­na garan­tía de los dere­chos civi­les y polí­ti­cos; por ello lla­ma­mos al con­jun­to de la socie­dad y en espe­cial a las fuer­zas demo­crá­ti­cas del país a plan­tar­se ante la per­se­cu­ción de las ideas.

El 9 de noviem­bre de 2015 el Par­la­ment de Cata­lun­ya vota­ba una Decla­ra­ción en la que defen­día el dere­cho y la nece­si­dad de la obe­dien­cia exclu­si­va a las ins­ti­tu­cio­nes depo­si­ta­rias de la sobe­ra­nía cata­la­na como recur­so para impul­sar el dere­cho a deci­dir ante un Esta­do que no lo per­mi­te y que, inclu­so, le per­si­gue.

Des­de aque­lla apro­ba­ción, 291 ayun­ta­mien­tos has­ta hoy han sido reque­ri­dos por la Audien­cia Nacio­nal en el mar­co de una cam­pa­ña de per­se­cu­ción por haber apro­ba­do mocio­nes de apo­yo a la decla­ra­ción del Par­la­men­to del pasa­do 9 de noviem­bre. Tam­bién con­ce­ja­les, con­ce­ja­las, alcal­des y alcal­de­sas están sien­do inves­ti­ga­das por los tri­bu­na­les espa­ño­les por expre­sar sus ideas, de la mis­ma mane­ra que es per­se­gui­da y judi­cia­li­za­da la con­sul­ta del 9N.

En nin­gún Esta­do ni socie­dad demo­crá­ti­ca es con­ce­bi­ble la per­se­cu­ción de car­gos elec­tos, de ayun­ta­mien­tos ni ciu­da­da­nía en gene­ral debi­do a que expre­sen demo­crá­ti­ca­men­te las ideas que con­si­de­ren, así como tam­po­co lo es la per­se­cu­ción y pro­ce­sa­mien­to de sin­di­ca­lis­tas por ejer­cer el dere­cho a huel­ga en defen­sa de las liber­ta­des sin­di­ca­les. No pode­mos per­mi­tir que Espa­ña pon­ga bajo inves­ti­ga­ción y jui­cio a con­ce­ja­les, ayun­ta­mien­tos –y pron­to, quizás,diputados- por pro­mo­ver deba­tes, opi­nio­nes y posi­cio­na­mien­tos demo­crá­ti­cos sobre cómo creen que debe­ría poder deci­dir­se el futu­ro de nues­tro pue­blo. Como tam­po­co pode­mos per­mi­tir que se judi­cia­li­ce la polí­ti­ca cata­la­na, sus­pen­dien­do leyes al Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal que habían sido apro­ba­das en el Par­la­ment de Cata­lun­ya.

Por eso recla­ma­mos a las ins­ti­tu­cio­nes cata­la­nas, empe­zan­do por la Gene­ra­li­tat y siguien­do por los ayun­ta­mien­tos, que ase­gu­ren la cober­tu­ra polí­ti­ca, legal y eco­nó­mi­ca de las per­so­nas encau­sa­das, de mane­ra que éstas ten­gan garan­ti­za­do el apo­yo a cual­quier deci­sión que pue­dan tomar en rela­ción con su situa­ción, inclui­da la des­obe­dien­cia a las leyes injus­tas.

Los y las aba­jo fir­man­tes apo­ya­mos la movi­li­za­ción del pró­xi­mo 7 de mayo que quie­re mos­trar que la socie­dad cata­la­na no tie­ne mie­do de nin­gu­na ame­na­za judi­cial ni de nin­gún tri­bu­nal de excep­ción, y que esta­mos deci­di­dos a avan­zar con paso fir­me y por vías demo­crá­ti­cas hacia a la sobe­ra­nía polí­ti­ca como país.

abril de 2016

[Tra­duc­ción rea­li­za­da por Boltxe Kolek­ti­boa a par­tir del ori­gi­nal en cata­lán.]

Nota de Boltxe: Para ver Mani­fies­to en cata­lán y poder adhe­rir­se ir a Mani­fest

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *