GARA al son de la estra­te­gia impe­ria­lis­ta en Siria y Orien­te Medio

Hemos denun­cia­do en varias oca­sio­nes la acti­tud escan­da­lo­sa­men­te proim­pe­ria­lis­ta de la sec­ción inter­na­cio­nal de GARA, pero las cosas siguen igual. El pro­ce­so ABIAN tam­po­co ha impli­ca­do cam­bios en GARA. Man­tie­ne una acti­tud into­xi­ca­do­ra día sí y día tam­bién, siguien­do al dic­ta­do, en cada momen­to, las pau­tas mar­ca­das por el imperialismo.

Línea into­xi­ca­do­ra de GARA

Esta into­xi­ca­ción se des­ti­la en la ter­gi­ver­sa­ción y mani­pu­la­ción de con­cep­tos repe­ti­dos macha­co­na­men­te como el de los supues­tos «rebel­des» sirios (en reali­dad mer­ce­na­rios de 86 paí­ses finan­cia­dos y arma­dos por EEUU y sus alia­dos) y sus pro­cla­ma­dos «obje­ti­vos de liber­tad» ( des­ca­be­za­mien­to de todo el que no comul­gue con el waha­bis­mo, matan­zas y terror, escla­vi­za­ción de la mujer, impo­si­ción de la Sha­ria islá­mi­ca, des­truc­ción y frac­cio­na­mien­to del país, expo­lia­ción de sus rique­zas por el impe­ria­lis­mo, pos­tra­ción del país, liqui­da­ción de su polí­ti­ca de resis­ten­cia y de soli­da­ri­dad fren­te al impe­ria­lis­mo, con­so­li­da­ción del capi­ta­lis­mo y su inte­gra­ción en la cade­na impe­ria­lis­ta). Lo que es un aco­so impe­ria­lis­ta exte­rior bru­tal con­tra la sobe­ra­nía de Siria, se con­vier­te en una supues­ta «gue­rra civil de libe­ra­ción», til­dan­do a este país pro­gre­sis­ta –aun­que no fue­ra per­fec­to- y defen­sor de su sobe­ra­nía, y por lo tan­to no sumi­so al impe­ria­lis­mo, de una mane­ra men­ti­ro­sa y humi­llan­te, como «régí­men des­pó­ti­co», al igual que se hizo con Libia. GARA ensal­za sin ape­nas disi­mu­lo el terro­ris­mo islá­mi­co del ISIS, Al Qae­da y demás gru­pos terro­ris­tas aso­cia­dos, ins­tru­men­tos del impe­ria­lis­mo, y edul­co­ra y jus­ti­fi­ca cuan­do no adu­la, el papel de las prin­ci­pa­les poten­cias patro­ci­na­do­ras del terro­ris­mo mer­ce­na­rio, Tur­quía, Ara­bia Sau­di­ta y EEUU y sus ini­cia­ti­vas polí­ti­cas, obvian­do sus dobles jue­gos, cinis­mo, men­ti­ras y bar­ba­ri­da­des. Asi­mis­mo, son uti­li­za­das por GARA las reglas de la psi­co­lo­gía de gue­rra, como el énfa­sis rea­li­za­do sobre las accio­nes y avan­ces rea­li­za­dos por el ISIS, Al Qae­da y otros gru­pos, des­ta­can­do sus supues­tas capa­ci­da­des de ini­cia­ti­va, efi­ca­cia y poder, mien­tras se silen­cian los avan­ces y logros del ejér­ci­to sirio y sus alia­dos o las ini­cia­ti­vas del gobierno sirio, como las recien­tes y exi­to­sas elec­cio­nes par­la­men­ta­rias del 13 de abril. Son fre­cuen­tes, men­ti­ras de bul­to, siem­pre en per­jui­cio del ejér­ci­to o el gobierno sirios, como supues­tas matan­zas de civi­les, o como las supues­tas ham­bru­nas crea­das por cer­cos mili­ta­res sirios –como es el caso de pobla­cio­nes como Mada­ya, apro­vi­sio­na­das con ali­men­tos y medi­ci­nas que fue­ron apro­pia­das por los mer­ce­na­rios y no dis­tri­bui­das entre la población‑, hacien­do la ola de la fábri­ca de men­ti­ras e into­xi­ca­cio­nes que es el Obser­va­to­rio Sirio de Dere­chos Huma­nos (OSDH), orga­nis­mo basa­do en una per­so­na, Rami Abdu­rrah­man, Her­mano Musul­man sirio resi­den­te en Lon­dres y finan­cia­do por las poten­cias occi­den­ta­les, y una de las prin­ci­pa­les fuen­tes de infor­ma­ción de GARA.

Tur­quía, impul­sor del terro­ris­mo internacional

El Esta­do terro­ris­ta de Tur­quía y su líder, el des­ce­re­bra­do y ase­sino Recep Tay­yip Erdo­gan, fiel expre­sión de la Cofra­día de los Her­ma­nos Musul­ma­nes, y mode­lo de país defen­di­do por el impe­ria­lis­mo para Siria, son ído­los de GARA. Y eso a pesar de que Erdo­gan y su gobierno, son unos de los mayo­res res­pon­sa­bles del terro­ris­mo en Siria y del terro­ris­mo isla­mis­ta y mer­ce­na­rio inter­na­cio­nal. Erdo­gan es, a nivel ope­ra­ti­vo, el jefe máxi­mo de la nebu­lo­sa terro­ris­ta con­for­ma­da por el ISIS, Al Qae­da y un sin­fín de aso­cia­dos, espe­cial­men­te Ahrar al Sham, Yeish al Islam y el volá­til Ejér­ci­to Sirio Libre (ESL). Tur­quía ha sido y sigue sien­do una de las prin­ci­pa­les vías de con­cen­tra­ción, paso y acce­so de los mer­ce­na­rios a Siria, una base per­ma­nen­te de apro­vi­sio­na­mien­to de armas y muni­cio­nes de aque­llos a tra­vés de sus fron­te­ras, una reta­guar­dia estra­té­gi­ca para reclu­tar, orga­ni­zar, reor­ga­ni­zar, adoc­tri­nar, des­can­sar y curar­se, del terro­ris­mo mer­ce­na­rio, y asi­mis­mo, una base de reti­ra­da y fuga de los mer­ce­na­rios, un espa­cio de cober­tu­ra de arti­lle­ría a los movi­mien­tos mer­ce­na­rios cer­ca de la fron­te­ra (espe­cial­men­te con­tra los kur­dos) y un espa­cio de apo­yo de tro­pas tur­cas, no pocas veces invo­lu­cra­das direc­ta­men­te en las ope­ra­cio­nes terro­ris­tas en sue­lo sirio. Tur­quía es el prin­ci­pal sumi­nis­tra­dor de mate­ria­les y pro­duc­tos para la fabri­ca­ción de bom­bas y de armas quí­mi­cas: es quien sumi­nis­tró el gas tóxi­co lan­za­do en la región de la Ghou­ta cer­ca­na a Damas­co a fina­les del verano de 2013 y atri­bui­da al Gobierno sirio, que casi da ori­gen a una tre­men­da inter­ven­ción mili­tar inter­na­cio­nal con­tra Siria, y es quien sigue pro­por­cio­nan­do gases tóxi­cos, tam­bién en Irak, como lo mues­tran los 10 ata­ques con armas quí­mi­cas rea­li­za­dos por el ISIS en las 6 últi­mas sema­nas con­tra posi­cio­nes kur­das en el nor­te de Irak.

Tur­quía igual­men­te jue­ga un papel pri­mor­dial –jun­to con Ara­bia Sau­di­ta- en la finan­cia­ción del ISIS y de los diver­sos gru­pos terro­ris­tas. Erdo­gan en per­so­na tuvo una dece­na de reunio­nes con el teso­re­ro de Al Qae­da en el aero­puer­to asiá­ti­co de Estam­bul, de for­ma dis­cre­ta y sin cáma­ras, y como han demos­tra­do los rusos con muchas evi­den­cias, Tur­quía ha cana­li­za­do el petró­leo roba­do por el ISIS en Siria e Irak por el terri­to­rio tur­co para ser comer­cia­li­za­do en Euro­pa y diver­sos paí­ses, entre ellos Israel y EEUU. Lo mis­mo ha hecho con las obras de arte pro­ce­den­tes del expo­lio de los monu­men­tos sirios y con la dro­ga pro­ce­den­te de Afga­nis­tán, puri­fi­ca­da con fre­cuen­cia en labo­ra­to­rios tur­cos. En estas mis­mas fechas, a cuen­ta del tema de los emi­gran­tes sirios y de otros paí­ses, esca­pán­do­se de las gue­rras pro­vo­ca­das por el impe­ria­lis­mo, la UE, en un acto de gran cinis­mo, que­rien­do par­chear y sua­vi­zar la bru­tal aco­gi­da dis­pen­sa­da en Euro­pa a unos emi­gran­tes que ellos mis­mos los han pro­pi­cia­do, acuer­da con Tur­quía, a cam­bio de la no expul­sión de más emi­gran­tes de sus fron­te­ras, un gigan­tes­co cré­di­to de 6000 millo­nes de euros, supues­ta­men­te para cubrir gas­tos, pero en reali­dad, como lo sabe per­fec­ta­men­te la UE, para finan­ciar a Tur­quía la pro­se­cu­ción del terro­ris­mo isla­mis­ta con­tra Siria.

En cuan­to a los kur­dos, la obse­sión de Tur­quía ha sido la de crear un espa­cio kur­do fue­ra de sus fron­te­ras, a don­de pudie­ra echar los kur­dos de Tur­quía, crean­do un pseu­do-Kur­dis­tán, que se exten­die­ra des­de el Kur­dis­tán ira­kí al sirio y más allá, a lo lar­go de una fran­ja del nor­te de Siria fron­te­ri­za con Tur­quía has­ta el mar e incor­po­ran­do terri­to­rios sirios ára­bes como el de Raq­qa. La par­te fron­te­ri­za con Tur­quía ha que­ri­do insis­ten­te­men­te ase­gu­rar­la median­te la crea­ción de una zona de exclu­sión aérea, bajo con­trol occi­den­tal, para lo que ha com­plo­ta­do con Fran­cia y los sec­to­res neo­con­ser­va­do­res nor­te­ame­ri­ca­nos más ultras, con­tra el pro­pio Oba­ma –cosa que se le frus­tró-. La zona de Raq­qa con­ta­ba con incor­po­rar­la median­te la expul­sión del ISIS del terri­to­rio por par­te de la Alian­za occi­den­tal anti-ISIS. El odio con­tra el YPG, que es quien está expul­san­do al ISIS de lo que corres­pon­de al terri­to­rio kur­do y no la Coa­li­ción, ha lle­va­do a Erdo­gan a bom­bar­dear casi dia­ria­men­te a los kur­dos del YPG des­de Tur­quía. La pos­tu­ra ofi­cial de los EEUU coin­ci­de con la de Tur­quía en cuan­to a crear un Kur­dis­tán fue­ra de Tur­quía y que se extien­da a zonas ára­bes del nor­te de Siria, razón por la que impul­só las Fuer­zas Demo­crá­ti­cas Sirias (FDS) con com­po­nen­tes kur­dos y ára­bes. Pero dis­cre­pa de Tur­quía en lo que se refie­re al YPG, que Tur­quía lo con­si­de­ra terro­ris­ta, rela­cio­na­do con el PKK, mien­tras que EEUU no lo con­si­de­ra así. El YPG, por su par­te, tra­di­cio­nal­men­te ha defen­di­do que el Kur­dis­tán tur­co, for­ma par­te indi­so­lu­ble de Kur­dis­tán. Pero un sec­tor del YPG, capi­ta­nea­do por el líder Salih Mus­lim, trai­cio­nan­do las ideas de Oça­lan, y con­ven­ci­do por Erdo­gan y Fra­nçois Hollan­de de la idea de un Kur­dis­tan que renie­gue de la par­te kur­da tur­ca, qui­so recon­du­cir el par­ti­do en esa nue­va direc­ción. Lo cual pro­vo­có el recha­zo de sec­to­res del par­ti­do crean­do una esci­sión. Pues bien, GARA le dedi­có dos pági­nas ente­ras, hace no mucho, al trai­dor Salih Muslim.

La polí­ti­ca de Erdo­gan en el seno de Tur­quía ha sido y sigue sien­do por una par­te la de repri­mir bru­tal­men­te al movi­mien­to kur­do, arra­san­do sus pue­blos, ame­na­zan­do y dete­nien­do a todos sus mili­tan­tes y cola­bo­ra­do­res y cri­mi­na­li­zan­do sus acti­vi­da­des, y por otra, repri­mien­do a todos los sec­to­res que han denun­cia­do su polí­ti­ca terro­ris­ta con­tra Siria e Irak y a quie­nes han denun­cia­do sus apro­vi­sio­na­mien­tos de armas y mer­ce­na­rios a tra­vés de las fron­te­ras, sean poli­cías, jue­ces, perio­dis­tas, inte­lec­tua­les o sec­to­res popu­la­res. De hecho, Tur­quía es el país que mayor pro­por­ción de perio­dis­tas e inte­lec­tua­les dete­ni­dos tie­ne en el mun­do. La lucha por ganar las elec­cio­nes y por lograr una amplia mayo­ría que le per­mi­tie­ra ejer­cer el poder sin nin­gún obs­tácu­lo, le ha lle­va­do a prac­ti­car una polí­ti­ca tre­men­da­men­te repre­si­va –cie­rre de perió­di­cos, TV, sedes de par­ti­dos…- de deten­cio­nes masi­vas y de terro­ris­mo puro y duro, rea­li­zan­do aten­ta­dos en cien­tos de sedes del par­ti­do más impor­tan­te de la opo­si­ción, el CHP, defen­sor de los dere­chos de los kur­dos y de las mino­rías, defen­sor de los dere­chos huma­nos y muy crí­ti­co con la polí­ti­ca impe­rial, anti­si­ria y terro­ris­ta de Erdo­gan. La impo­si­ción del terror en el pue­blo y la opo­si­ción, y la crea­ción de un cli­ma de fal­ta total de liber­ta­des, le ha per­mi­ti­do a Erdo­gan ganar frau­du­len­ta­men­te las elec­cio­nes, aun­que sin el sufi­cien­te mar­gen como para dis­po­ner de una mayo­ría que le hicie­ra posi­ble cam­biar la Constitución.

Hay bas­tan­tes datos que apun­tan por otra par­te hacia Tur­quía como res­pon­sa­ble de los aten­ta­dos de París y Bél­gi­ca. En el caso de Fran­cia, como ven­gan­za por la rup­tu­ra por este país del pac­to con Tur­quía rea­li­za­do en 2011 con el minis­tro de Exte­rio­res Alain Jup­pé para la crea­ción del pseu­do-Kur­dis­tán, como la con­di­ción que impu­so Tur­quía para impli­car­se en la gue­rra terro­ris­ta con­tra Siria. Y en el caso de Bél­gi­ca, como ven­gan­za por la per­mi­si­bi­li­dad que otor­ga este país a los movi­mien­tos y acti­vi­da­des del PKK en su terri­to­rio. Hay que tener en cuen­ta ade­más, que el acuer­do de finan­cia­ción de la UE a Tur­quía por el tema de los emi­gran­tes, inclu­ye tam­bién la eli­mi­na­ción de visas de entra­da en la UE a gen­te pro­ce­den­te de Tur­quía, lo cual faci­li­ta tre­men­da­men­te el trán­si­to de terroristas.

Ara­bia Sau­di­ta, otro Esta­do terrorista

GARA, en lo que res­pec­ta a Ara­bia Sau­di­ta, tie­ne una acti­tud un poco más cau­ta, le cri­ti­ca con la boca peque­ña, pero lue­go aprue­ba ple­na­men­te muchas de sus reac­cio­na­rias y bár­ba­ras polí­ti­cas. Por ejem­plo, en Yemen, GARA apo­ya al que fue pre­si­den­te, Abd Rab­buh Man­sour Hadi, un títe­re de Ara­bia Sau­di­ta, que se fugó a este país tras las rei­vin­di­ca­cio­nes de los hutis del nor­te y el Movi­mien­to del Sur, que recla­ma­ban su reco­no­ci­mien­to, liber­ta­des y vías de par­ti­ci­pa­ción en el Esta­do, y que ante la fal­ta de res­pues­ta pre­sio­na­ron mili­tar­men­te. En segui­da, Ara­bia Sau­di­ta acu­dió supues­ta­men­te en apo­yo de su hom­bre, en reali­dad para apa­gar la suble­va­ción y para reto­mar el con­trol de Yemen, que siem­pre ha sido su patio tra­se­ro y su colonia.

Pues bien, en este con­ten­cio­so GARA demo­ni­za a los hutis –una varie­dad de chiitas‑, muy en con­so­nan­cia con su habi­tual fobia anti-chii (Iran, Hez­bo­llah, Irak …) y a todo el movi­mien­to popu­lar yeme­ní y defien­de a capa y espa­da al títe­re sau­dí, obvian­do el papel geno­ci­da de Ara­bia sau­dí, sus bar­ba­ri­da­des y su polí­ti­ca de domi­na­ción, como si no exis­tie­ra. Lo de Yemen, es un caso mani­fies­to de inter­ven­ción geno­ci­da de Ara­bia Sau­di­ta con­tra este país ‑con el vis­to bueno y la cola­bo­ra­ción de EEUU‑, que lle­va bom­bar­dean­do más de un año, des­de el 26 de mar­zo de 2015, sin des­can­so, escue­las, hos­pi­ta­les, fabri­cas, pobla­cio­nes y bodas, don­de la gen­te civil es uno de los prin­ci­pa­les obje­ti­vos, crean­do miles de muer­tos y heridos.

Ara­bia Sau­di­ta ha con­tra­ta­do miles de mer­ce­na­rios colom­bia­nos y suda­ne­ses, mer­ce­na­rios pro­fe­sio­na­les esta­dou­ni­den­ses como el Black­wa­ter ‑lue­go sus­ti­tui­do por otro grupo‑, y cuen­ta con el apo­yo de los siem­pre reac­cio­na­rios Her­ma­nos Musul­ma­nes (Al-Islah), Al Qae­da y el ISIS –de los que Tur­quía trans­por­tó en varios avio­nes 500 miem­bros des­de la zona de con­flic­to de Siria-. Ara­bia Sau­di­ta tam­po­co res­pe­ta las tre­guas acor­da­das. Para GARA, las tre­guas las rom­pían por igual ambos ban­dos, lo cual es men­ti­ra, posi­cio­nán­do­se igual que como hacía con los acuer­dos de Minsk del con­flic­to de Don­bass con Ucra­nia, rotos por el gobierno gol­pis­ta de Ucra­nia, pero según GARA, rotos por ambos cuan­do no exclu­si­va­men­te por los de Don­bass. Por otra par­te, las tre­guas eran nego­cia­das y acor­da­das entre el movi­mien­to popu­lar y Ara­bia Sau­di­ta, el res­pon­sa­ble de la agre­sión, y no con el pre­si­den­te Abd Rab­buh Man­sour Hadi como decía GARA.

Ara­bia Sau­di­ta tra­ta de colar sus mer­ce­na­rios en Ginebra

GARA ha esta­do cons­tan­te­men­te dan­do can­cha y des­de el prin­ci­pio, al lla­ma­do gru­po de Riad o pre­ten­cio­sa­men­te auto­pro­cla­ma­do Alto Comi­té Nego­cia­dor, es decir a todos los gru­pos terro­ris­tas mer­ce­na­rios finan­cia­dos y arma­dos por Ara­bia Sau­di­ta –y Tur­quía- ope­ran­do en Siria con­tra el Gobierno, de los que úni­ca­men­te excluían for­mal­men­te el ISIS y Al Qae­da, en teo­ría los enemi­gos de la Coa­li­ción Inter­na­cio­nal anti-ISIS diri­gi­da por los EEUU. Entre estos gru­pos des­ta­can algu­nos par­ti­cu­lar­men­te liga­dos al ISIS, como son Ahrar al Sham y Yeish al Islam. Todos estos gru­pos han sido reu­ni­dos en Riad por Ara­bia Sau­di­ta para con­sen­suar cri­te­rios con el obje­to de tra­tar de colar­los en las nego­cia­cio­nes de Gine­bra y lograr en esa mesa lo que no han podi­do con­se­guir en el cam­po de bata­lla. Unas nego­cia­cio­nes en las que por otra par­te, eran muy reti­cen­tes a par­ti­ci­par –se plan­tea­ron su par­ti­ci­pa­ción por lo que pare­ce pre­sio­na­dos por los EEUU- y dis­pues­tos a aban­do­nar­las o boi­co­tear­las, si la pos­tu­ra del Gobierno sirio era dura y fir­me, como ha sido el caso, espe­cial­men­te en lo de no apar­tar a Bachar al-Assad y de que esta cues­tión la habría de deci­dir el pue­blo sirio y nadie más.

Hay que recor­dar por otra par­te, que ISIS y Al Qae­da, a pesar de ser for­mal­men­te enemi­gos de la Coa­li­ción occi­den­tal, son crea­ción del impe­ria­lis­mo, de EEUU y sus saté­li­tes, que han sido apo­ya­dos, arma­dos y finan­cia­dos por ellos, y que hoy mis­mo, lo siguen sien­do, según muchos infor­mes pro­ce­den­tes de las Fuer­zas de Movi­li­za­ción Popu­lar ira­kí (Hashid Shaa­bi) y como mues­tra la evi­den­cia cuo­ti­dia­na del apo­yo de Tur­quía y Ara­bia sau­di­ta en Siria a ISIS, Al Qae­da y demás gru­pos terro­ris­tas. En Irak, ase­so­res mili­ta­res de EEUU se han reu­ni­do varias veces con el ISIS, les han apo­ya­do con armas inclu­so en momen­tos de ofen­si­va del ejer­ci­to ira­kí, han saca­do de situa­cio­nes de peli­gro a diri­gen­tes del ISIS en heli­cóp­te­ros, han con­du­ci­do a reunio­nes con­jun­tas a diri­gen­tes del ISIS en heli­cóp­te­ros con pro­tec­ción de cazas, han tra­ta­do de impe­dir ofen­si­vas del ejér­ci­to ira­kí con­tra bas­tio­nes del ISIS a veces tra­tan­do de que se orien­ten hacia núcleos de menor impor­tan­cia, han bom­bar­dea­do a tro­pas de las Fuer­zas de Movi­li­za­ción Popu­lar y han tra­ta­do de impe­dir que dichas fuer­zas –bási­ca­men­te chiíes- par­ti­ci­pen en las ofen­si­vas ira­kíes con la idea evi­den­te de que los chiíes no se intro­duz­can en la zona suní, en lo que los EEUU quie­re que sea la Suni­lan­dia de un Irak y una Siria frag­men­ta­dos, en don­de el ISIS sea sus­ti­tui­do por fuer­zas suníes bajo la tuto­ría de las fuer­zas occidentales.

GARA, en todo el pro­ce­so de las nego­cia­cio­nes de Gine­bra y del cese de las hos­ti­li­da­des y de sus incum­pli­mien­tos, ha sido la voz de Ara­bia Sau­di­ta, de Tur­quía y de los gru­pos terro­ris­tas –y por tan­to de EEUU‑, repro­du­cien­do insis­ten­te y prio­ri­ta­ria­men­te las decla­ra­cio­nes y con­si­de­ra­cio­nes de estos, que han con­sis­ti­do en suma en boi­co­tear las nego­cia­cio­nes y en rom­per el cese de hos­ti­li­da­des, y mar­gi­nan­do o silen­cian­do las posi­cio­nes, aná­li­sis e ini­cia­ti­vas del Gobierno sirio o de los rusos.

Para Siria y los rusos, las nego­cia­cio­nes de Gine­bra eran la vía de dete­ner una bru­tal gue­rra con­tra muchos enemi­gos prin­ci­pal­men­te del exte­rior, tra­tan­do de lle­gar a unos acuer­dos que per­mi­tie­ran esta­ble­cer un pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te, que ase­gu­ra­ra la sobe­ra­nía y la inde­pen­den­cia del pue­blo de Siria, con la par­ti­ci­pa­ción de los sec­to­res genui­na­men­te sirios no depen­dien­tes del extre­mis­mo isla­mis­ta impul­sa­do por Tur­quía y Ara­bia Sau­di­ta, y defen­so­res de la uni­dad de Siria, de la lai­ci­dad y res­pe­to de todas las reli­gio­nes y etnias, enten­dien­do que la con­ti­nui­dad o no de Bachar el-Assad habría de deter­mi­nar­lo el pue­blo sirio y no las exi­gen­cias de poten­cias exte­rio­res. El cese de las hos­ti­li­da­des nego­cia­do con EEUU, era plan­tea­do por Siria y Rusia, como una mane­ra de hacer fren­te a los pro­ble­mas huma­ni­ta­rios más gra­ves crea­dos por la gue­rra y como una vía de abrir nego­cia­cio­nes de paz loca­les con los gru­pos más inde­pen­dien­tes a la vez que de ais­lar a Al Qae­da y al ISIS, para poder cen­trar los ata­ques del ejér­ci­to sirio y sus alia­dos con­tra ellos.

Tur­quía y Ara­bia Sau­di­ta han defen­di­do con des­ca­ro y sin tapu­jos, que el obje­ti­vo cen­tral era apar­tar a Bachar el-Assad del poder y no otra cosa –como prin­ci­pal vía en su opi­nión, de isla­mi­zar Siria y de liqui­dar su inde­pen­den­cia- y cons­cien­tes de la difi­cul­tad de lograr dicho obje­ti­vo, han apos­ta­do de hecho por tra­tar de tum­bar las nego­cia­cio­nes y de rom­per el cese de las hos­ti­li­da­des. Tur­quía exi­gió des­de el pri­mer momen­to la no pre­sen­cia de los kur­dos en las nego­cia­cio­nes, ha con­ti­nua­do arman­do y sumi­nis­tran­do nue­vas reme­sas de mer­ce­na­rios al ISIS, Al Qae­da y otros gru­pos terro­ris­tas sin inte­rrup­ción, cosa que ha incre­men­ta­do de una for­ma muy impor­tan­te a par­tir del cese de hos­ti­li­da­des, indu­cien­do a crear una fuer­te pre­sión y ame­na­zas sobre los gru­pos que habían acep­ta­do el cese de hos­ti­li­da­des y el pro­to­co­lo de nego­cia­cio­nes esta­ble­ci­do al efecto.

Al mis­mo tiem­po, Al Qae­da espe­cial­men­te, se ha esta­do trans­mu­tan­do en nue­vos nom­bres de orga­ni­za­cio­nes, según las loca­li­da­des, para esca­par a la ame­na­za de ata­que que pen­día sobre ellos como gru­po des­car­ta­do del cese de hostilidades.

Ara­bia Sau­di­ta ha actua­do de mane­ra muy seme­jan­te a Tur­quía, en con­ni­ven­cia con este país, tra­tan­do de mar­gi­nar de las nego­cia­cio­nes a los sec­to­res popu­la­res sirios lai­cos de opo­si­ción invi­ta­dos tam­bién a las nego­cia­cio­nes como son el blo­que Mos­cú-Cai­ro y el blo­que de Jamai­min, arro­gán­do­se para el lla­ma­do gru­po de Riad, la exclu­si­vi­dad de la opo­si­ción al Gobierno sirio, don­de tam­bién que­rían incluir a toda cos­ta a los gru­pos más liga­dos a Al Qae­da y el ISIS, Ahrar al Sham y Yeish al Islam. Han sido muchas las pro­vo­ca­cio­nes de Ara­bia Sau­di­ta para enre­dar el pro­ce­so sirio, y han ido des­de matar a un clé­ri­go chií de Ara­bia Sau­di­ta gene­ran­do una ten­sión reno­va­da entre el chiis­mo y el sunis­mo y la reac­ción indig­na­da de Irán, alia­do de Siria, has­ta la ame­na­za de enviar 100.000 sol­da­dos isla­mis­tas a Siria para com­ba­tir con­tra Bachar al-Assad, pro­ce­den­tes de una alian­za ad hoc crea­da por Ara­bia Sau­di­ta –de la mano de Israel y EEUU- con diver­sos paí­ses isla­mis­tas, com­pra­dos con sus lar­gas finanzas.

Sabo­ta­je de las nego­cia­cio­nes de Gine­bra y del cese de hostilidades

Un momen­to crí­ti­co ha sido recien­te­men­te el del entorno del 13 abril, fecha de las elec­cio­nes legis­la­ti­vas sirias y de la reanu­da­ción de las con­ver­sa­cio­nes de Gine­bra inte­rrum­pi­das duran­te un tiem­po, pues­to que ha coin­ci­di­do con una ofen­si­va espe­cial­men­te vio­len­ta y coor­di­na­da, en días pre­vios a dicha fecha, con el obje­ti­vo cla­ro de sabo­tear las elec­cio­nes y la con­ti­nui­dad de las nego­cia­cio­nes. Las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias sirias del 13 de abril ‑de las que GARA no ha dicho ni una pala­bra- han demos­tra­do un apo­yo muy amplio de los sirios –una vez más- al Gobierno de Bachar el-Assad, con la par­ti­ci­pa­ción de millo­nes de per­so­nas en las ofi­ci­nas de vota­ción abier­tas en 13 de las 15 pro­vin­cias del país, en un pro­ce­so que se ha teni­do que alar­gar has­ta las 12 de la noche por el gran flu­jo de gen­te habi­do. Había miles de can­di­da­tu­ras, para cubrir 250 esca­ños y ha habi­do, un por­cen­ta­je de par­ti­ci­pa­ción muy alto, dada la situa­ción de gue­rra bru­tal, del 51%, con un apo­yo a can­di­da­tu­ras baa­sis­tas o pró­xi­mas del orden del 85%, y den­tro de un pro­ce­so lim­pio y con con­tro­les internacionales.

La últi­ma ron­da de nego­cia­cio­nes indi­rec­tas de la ONU sobre Siria comen­zó en Gine­bra, el 13 de abril. El nego­cia­dor jefe de Siria en las con­ver­sa­cio­nes de paz, Bashar al Yaa­fa­ri, dijo que Damas­co está pre­pa­ra­do para dis­cu­tir la for­ma­ción de un nue­vo gobierno inclu­si­vo, es decir un gobierno de uni­dad más amplio, pero que el futu­ro del Pre­si­den­te Bashar al Assad que­da fue­ra de los lími­tes de la nego­cia­ción. Cin­co días más tar­de, sin embar­go, el gru­po de Riad, sus­pen­dió su par­ti­ci­pa­ción for­mal en las nego­cia­cio­nes, un ges­to que Yaa­fa­ri cali­fi­có de «infan­til» y que dicho gru­po «no repre­sen­ta al pue­blo sirio» y que el minis­tro de Exte­rio­res Lavrov con­si­de­ró como una prue­ba de que no quie­ren nego­ciar. El gru­po de Riad ha veni­do insis­tien­do en la dimi­sión de Assad, seña­lan­do que él no pue­de for­mar par­te de un gobierno inte­ri­no o tran­si­to­rio, Por el con­tra­rio, la dele­ga­ción guber­na­men­tal pre­ci­só que el des­tino del Pre­si­den­te es una línea roja y que sólo el pue­blo sirio pue­de deci­dir sobre él median­te unas elec­cio­nes. Por otra par­te, y des­de Gine­bra, Moha­mad Alushe, líder del Yeish al-Islam, un gru­po supues­ta­men­te de la opo­si­ción «mode­ra­da», pero en reali­dad un gru­po vin­cu­la­do a Al Qae­da, finan­cia­do por Ara­bia Sau­di­ta y mili­tar­men­te diri­gi­do por el SAS (Spe­cial Air For­ce, las fuer­zas espe­cia­les bri­tá­ni­cas) ha hecho un lla­ma­mien­to a los gru­pos arma­dos en Siria para que vio­len el cese de las hos­ti­li­da­des que entró en efec­to el 27 de febre­ro en toda Siria que­dan­do exclui­dos Al Qae­da y el ISIS.

Has­ta 10 gru­pos arma­dos vin­cu­la­dos a Al Qae­da, pero camu­fla­dos como opo­si­ción «mode­ra­da», inclu­yen­do algu­nos gru­pos como Aha­rar al Sham y Yaish al Islam, apo­ya­dos por Ara­bia Sau­di , Tur­quía e Israel, emi­tie­ron una decla­ra­ción a media­dos de abril anun­cian­do que for­ma­rían una «sala de ope­ra­cio­nes con­jun­tas» para lan­zar una serie de ata­ques con­tra el Ejér­ci­to sirio, den­tro de la estra­te­gia dise­ña­da por aque­llos patro­ci­na­do­res del terro­ris­mo mer­ce­na­rio, de sabo­tear el pro­ce­so de nego­cia­cio­nes y el cese de hos­ti­li­da­des. Lavrov advir­tió que Rusia pedi­rá al Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU que inclu­ya a los gru­pos que rom­pan la frá­gil tre­gua en Siria en su lis­ta de orga­ni­za­cio­nes terroristas.

De hecho lan­za­ron dos ofen­si­vas coor­di­na­das con­tra el Ejér­ci­to sirio, que fue­ron recha­za­das, una en el nor­te de Lata­kia, y otra en la pla­ni­cie de Al Gaab, en Hama. En el fren­te de Al Gaab fue­ron los tak­fi­ris chi­nos sobre los que reca­yó el peso de los com­ba­tes con­tra el Ejér­ci­to sirio. Ellos son par­te del «Yund al Aqsa» –un gru­po vin­cu­la­do a Al Qae­da que defien­de una alian­za con el ISIS- o el Movi­mien­to Islá­mi­co del Tur­ques­tán Orien­tal (MITO), es decir de la pro­vin­cia chi­na de Xin­kiang, habi­ta­da por uigu­res, un gru­po étni­co chino de con­fe­sión musul­ma­na. El movi­mien­to sepa­ra­tis­ta de Xin­kiang, apo­ya­do y finan­cia­do por el régi­men de Erdo­gan, sir­ve como ins­tru­men­to estra­té­gi­co de Tur­quía para lograr obje­ti­vos políticos.

La polí­ti­ca expan­sio­nis­ta del pre­si­den­te tur­co ve a Xin­kiang como el «Tur­ques­tán Orien­tal», un terri­to­rio que ha per­te­ne­ci­do his­tó­ri­ca­men­te al «mun­do tur­co», y es una estra­te­gia que coin­ci­de con la del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano de uti­li­za­ción del ISIS, Al Qae­da y otros gru­pos mer­ce­na­rios en Irak y Siria, para expor­tar el tumor maligno del terro­ris­mo islá­mi­co a Chi­na y Rusia, para desestabilizarlos.

El doble jue­go de los EEUU

Los EEUU por su par­te, están prac­ti­can­do, como está sien­do muy habi­tual en ellos, un doble jue­go. Acor­da­ron con Rusia for­mal­men­te el pro­pul­sar el pro­ce­so de nego­cia­cio­nes para la paz y el cese de hos­ti­li­da­des, pero por la otra, apo­yan polí­ti­ca­men­te y con armas, a Tur­quía y Ara­bia Sau­di­ta, para que impul­sen el sabo­ta­je de las nego­cia­cio­nes de paz y del cese de las hos­ti­li­da­des a tra­vés de los diver­sos gru­pos mer­ce­na­rios terro­ris­tas. Y lo que es más, están ponien­do en prác­ti­ca, un plan B de aco­so y derri­bo del gobierno de Siria, con gran can­ti­dad de arma­men­to, con armas sofis­ti­ca­das y de gran poten­cia y con gran des­plie­gue de miles de mer­ce­na­rios. Las con­tra­dic­cio­nes que a veces se mani­fies­tan entre EEUU por una par­te y Tur­quía y Ara­bia Sau­di­ta por la otra, no dejan de ser con­tra­dic­cio­nes secun­da­rias, pues­to que estos paí­ses están jugan­do un papel cru­cial en la estra­te­gia impe­ria­lis­ta de los EEUU, y son paí­ses res­pec­to a los cua­les EEUU está en deu­da y de los que no pue­de pres­cin­dir. El con­ten­cio­so recien­te sobre que EEUU vaya o no a des­cla­si­fi­car archi­vos del 11‑S rela­ti­vos a Ara­bia Sau­di­ta, y entre otros el famo­so y super­se­cre­to infor­me de las 28 pági­nas, en res­pues­ta a la recla­ma­ción de indem­ni­za­cio­nes por los afec­ta­dos de los inci­den­tes de las torres geme­las, ha pro­vo­ca­do la reac­ción aira­da de Ara­bia sau­di­ta dicien­do que como abra esos expe­dien­tes van a des­ha­cer­se de títu­los USA por valor de 750.000 millo­nes de dóla­res de los que son por­ta­do­res, lo cual pare­ce que hace tem­blar a los EEUU. En cual­quier caso, esos archi­vos cla­si­fi­ca­dos has­ta aho­ra sobre el papel de Ara­bia Sau­di­ta, apun­tan una vez más a que lo del 11‑S fue un auto­gol­pe con la cola­bo­ra­ción de Ara­bia Sau­di­ta y Pakis­tán, para que, dejan­do a estos paí­ses al mar­gen de cual­quier res­pon­sa­bi­li­dad, los EEUU apun­ta­ran las res­pon­sa­bi­li­da­des a quie­nes no lo tenían, a Afga­nis­tán y a Irak, mon­tan­do la «Gue­rra con­tra el Terror» que mon­ta­ron para domi­nar mejor Orien­te Medio y el mundo.

Nue­vos pla­nes de agre­sión con­tra Siria

Israel, en su infi­ni­ta pre­po­ten­cia, por la voz del gran fas­cis­ta Netan­yahu, ha dicho que Golán – terri­to­rio arre­ba­ta­do por Israel a Siria en la Gue­rra de los Seis Días de junio de 1967- nun­ca vol­ve­rá a Siria y que siem­pre per­ma­ne­ce­rá en manos de Israel. Como con­fir­man­do estas pala­bras, el eje­cu­ti­vo de Israel cele­bró una sesión en Golán, pro­vo­can­do las iras de Siria, de Hez­bo­llah y de diver­sos paí­ses europeos.

El por­ta­voz ofi­cial del Krem­lin, Dimi­tri Pes­kov, cons­ta­tó hace unos días que el Fren­te al Nus­ra pla­nea un ata­que masi­vo en la pro­vin­cia de Ale­po y que enor­mes car­ga­men­tos de armas han lle­ga­do des­de Tur­quía duran­te el perío­do de apli­ca­ción del cese de hos­ti­li­da­des en Siria. Recien­te­men­te, el Wall Street Jour­nal seña­ló tam­bién que la CIA ha trans­fe­ri­do a los terro­ris­tas armas de cali­dad, inclu­yen­do armas anti­aé­reas por­tá­ti­les, para ata­car a avio­nes sirios y rusos así como infor­ma­ción sobre los movi­mien­tos y loca­li­za­cio­nes del Ejér­ci­to sirio. La publi­ca­ción cana­dien­se Glo­bal Research ha con­fir­ma­do estas infor­ma­cio­nes y seña­la que Washing­ton ha envia­do dos car­ga­men­tos de misi­les anti­aé­reos por­tá­ti­les (Man­pads) y 3000 tone­la­das de armas y muni­cio­nes a tra­vés del puer­to de Cons­tan­za en Ruma­nía con des­tino a Tur­quía, y otro des­de Bul­ga­ria has­ta el puer­to jor­dano de Aqa­ba. Asi­mis­mo hay infor­mes que indi­can que hay una con­cen­tra­ción de unos 10000 terro­ris­tas como refuer­zos del fren­te de Ale­po, muchos de ellos uigu­res, che­che­nos y turkmenos.

Tenien­do en cuen­ta los pla­nes para rea­li­zar una gran ofen­si­va por par­te del Ejér­ci­to sirio y sus alia­dos en la zona de Ale­po, esta pro­vin­cia pue­de con­ver­tir­se en un esla­bón de gran impor­tan­cia en la gue­rra de Siria con­tra el impe­ria­lis­mo, don­de se diría que se va a pro­du­cir una espe­cie de bata­lla de Sta­lin­gra­do. La lar­ga y heroi­ca gue­rra de Siria por su sobe­ra­nía y con­tra el impe­ria­lis­mo, es un autén­ti­co mode­lo de tena­ci­dad y resis­ten­cia. Fren­te a ello, el impe­ria­lis­mo, demues­tra una y otra vez que es insa­cia­ble, que sus ansias de domi­na­ción no tie­nen lími­tes, lo mis­mo en Lati­noa­mé­ri­ca con­tra Vene­zue­la, Argen­ti­na, Bra­sil, Boli­via…, que en Euro­pa, con­tra los paí­ses de la UE, con­tra Gre­cia, con­tra Rusia…que en Orien­te Medio, con­tra Siria, Yemen, Líbano, Irak, Irán, Libia…que en Afri­ca con­tra Sudan, Soma­lia, Mali, Nigeria…que en Asia con­tra Chi­na, Afga­nis­tán, Pakis­tán, Asia Central…

AIZPURUA

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.