GARA al son de la estra­te­gia impe­ria­lis­ta en Siria y Orien­te Medio

Hemos denun­cia­do en varias oca­sio­nes la acti­tud escan­da­lo­sa­men­te proim­pe­ria­lis­ta de la sec­ción inter­na­cio­nal de GARA, pero las cosas siguen igual. El pro­ce­so ABIAN tam­po­co ha impli­ca­do cam­bios en GARA. Man­tie­ne una acti­tud into­xi­ca­do­ra día sí y día tam­bién, siguien­do al dic­ta­do, en cada momen­to, las pau­tas mar­ca­das por el imperialismo.

Línea into­xi­ca­do­ra de GARA

Esta into­xi­ca­ción se des­ti­la en la ter­gi­ver­sa­ción y mani­pu­la­ción de con­cep­tos repe­ti­dos macha­co­na­men­te como el de los supues­tos «rebel­des» sirios (en reali­dad mer­ce­na­rios de 86 paí­ses finan­cia­dos y arma­dos por EEUU y sus alia­dos) y sus pro­cla­ma­dos «obje­ti­vos de liber­tad» ( des­ca­be­za­mien­to de todo el que no comul­gue con el waha­bis­mo, matan­zas y terror, escla­vi­za­ción de la mujer, impo­si­ción de la Sha­ria islá­mi­ca, des­truc­ción y frac­cio­na­mien­to del país, expo­lia­ción de sus rique­zas por el impe­ria­lis­mo, pos­tra­ción del país, liqui­da­ción de su polí­ti­ca de resis­ten­cia y de soli­da­ri­dad fren­te al impe­ria­lis­mo, con­so­li­da­ción del capi­ta­lis­mo y su inte­gra­ción en la cade­na impe­ria­lis­ta). Lo que es un aco­so impe­ria­lis­ta exte­rior bru­tal con­tra la sobe­ra­nía de Siria, se con­vier­te en una supues­ta «gue­rra civil de libe­ra­ción», til­dan­do a este país pro­gre­sis­ta –aun­que no fue­ra per­fec­to- y defen­sor de su sobe­ra­nía, y por lo tan­to no sumi­so al impe­ria­lis­mo, de una mane­ra men­ti­ro­sa y humi­llan­te, como «régí­men des­pó­ti­co», al igual que se hizo con Libia. GARA ensal­za sin ape­nas disi­mu­lo el terro­ris­mo islá­mi­co del ISIS, Al Qae­da y demás gru­pos terro­ris­tas aso­cia­dos, ins­tru­men­tos del impe­ria­lis­mo, y edul­co­ra y jus­ti­fi­ca cuan­do no adu­la, el papel de las prin­ci­pa­les poten­cias patro­ci­na­do­ras del terro­ris­mo mer­ce­na­rio, Tur­quía, Ara­bia Sau­di­ta y EEUU y sus ini­cia­ti­vas polí­ti­cas, obvian­do sus dobles jue­gos, cinis­mo, men­ti­ras y bar­ba­ri­da­des. Asi­mis­mo, son uti­li­za­das por GARA las reglas de la psi­co­lo­gía de gue­rra, como el énfa­sis rea­li­za­do sobre las accio­nes y avan­ces rea­li­za­dos por el ISIS, Al Qae­da y otros gru­pos, des­ta­can­do sus supues­tas capa­ci­da­des de ini­cia­ti­va, efi­ca­cia y poder, mien­tras se silen­cian los avan­ces y logros del ejér­ci­to sirio y sus alia­dos o las ini­cia­ti­vas del gobierno sirio, como las recien­tes y exi­to­sas elec­cio­nes par­la­men­ta­rias del 13 de abril. Son fre­cuen­tes, men­ti­ras de bul­to, siem­pre en per­jui­cio del ejér­ci­to o el gobierno sirios, como supues­tas matan­zas de civi­les, o como las supues­tas ham­bru­nas crea­das por cer­cos mili­ta­res sirios –como es el caso de pobla­cio­nes como Mada­ya, apro­vi­sio­na­das con ali­men­tos y medi­ci­nas que fue­ron apro­pia­das por los mer­ce­na­rios y no dis­tri­bui­das entre la población‑, hacien­do la ola de la fábri­ca de men­ti­ras e into­xi­ca­cio­nes que es el Obser­va­to­rio Sirio de Dere­chos Huma­nos (OSDH), orga­nis­mo basa­do en una per­so­na, Rami Abdu­rrah­man, Her­mano Musul­man sirio resi­den­te en Lon­dres y finan­cia­do por las poten­cias occi­den­ta­les, y una de las prin­ci­pa­les fuen­tes de infor­ma­ción de GARA.

Tur­quía, impul­sor del terro­ris­mo internacional

El Esta­do terro­ris­ta de Tur­quía y su líder, el des­ce­re­bra­do y ase­sino Recep Tay­yip Erdo­gan, fiel expre­sión de la Cofra­día de los Her­ma­nos Musul­ma­nes, y mode­lo de país defen­di­do por el impe­ria­lis­mo para Siria, son ído­los de GARA. Y eso a pesar de que Erdo­gan y su gobierno, son unos de los mayo­res res­pon­sa­bles del terro­ris­mo en Siria y del terro­ris­mo isla­mis­ta y mer­ce­na­rio inter­na­cio­nal. Erdo­gan es, a nivel ope­ra­ti­vo, el jefe máxi­mo de la nebu­lo­sa terro­ris­ta con­for­ma­da por el ISIS, Al Qae­da y un sin­fín de aso­cia­dos, espe­cial­men­te Ahrar al Sham, Yeish al Islam y el volá­til Ejér­ci­to Sirio Libre (ESL). Tur­quía ha sido y sigue sien­do una de las prin­ci­pa­les vías de con­cen­tra­ción, paso y acce­so de los mer­ce­na­rios a Siria, una base per­ma­nen­te de apro­vi­sio­na­mien­to de armas y muni­cio­nes de aque­llos a tra­vés de sus fron­te­ras, una reta­guar­dia estra­té­gi­ca para reclu­tar, orga­ni­zar, reor­ga­ni­zar, adoc­tri­nar, des­can­sar y curar­se, del terro­ris­mo mer­ce­na­rio, y asi­mis­mo, una base de reti­ra­da y fuga de los mer­ce­na­rios, un espa­cio de cober­tu­ra de arti­lle­ría a los movi­mien­tos mer­ce­na­rios cer­ca de la fron­te­ra (espe­cial­men­te con­tra los kur­dos) y un espa­cio de apo­yo de tro­pas tur­cas, no pocas veces invo­lu­cra­das direc­ta­men­te en las ope­ra­cio­nes terro­ris­tas en sue­lo sirio. Tur­quía es el prin­ci­pal sumi­nis­tra­dor de mate­ria­les y pro­duc­tos para la fabri­ca­ción de bom­bas y de armas quí­mi­cas: es quien sumi­nis­tró el gas tóxi­co lan­za­do en la región de la Ghou­ta cer­ca­na a Damas­co a fina­les del verano de 2013 y atri­bui­da al Gobierno sirio, que casi da ori­gen a una tre­men­da inter­ven­ción mili­tar inter­na­cio­nal con­tra Siria, y es quien sigue pro­por­cio­nan­do gases tóxi­cos, tam­bién en Irak, como lo mues­tran los 10 ata­ques con armas quí­mi­cas rea­li­za­dos por el ISIS en las 6 últi­mas sema­nas con­tra posi­cio­nes kur­das en el nor­te de Irak.

Tur­quía igual­men­te jue­ga un papel pri­mor­dial –jun­to con Ara­bia Sau­di­ta- en la finan­cia­ción del ISIS y de los diver­sos gru­pos terro­ris­tas. Erdo­gan en per­so­na tuvo una dece­na de reunio­nes con el teso­re­ro de Al Qae­da en el aero­puer­to asiá­ti­co de Estam­bul, de for­ma dis­cre­ta y sin cáma­ras, y como han demos­tra­do los rusos con muchas evi­den­cias, Tur­quía ha cana­li­za­do el petró­leo roba­do por el ISIS en Siria e Irak por el terri­to­rio tur­co para ser comer­cia­li­za­do en Euro­pa y diver­sos paí­ses, entre ellos Israel y EEUU. Lo mis­mo ha hecho con las obras de arte pro­ce­den­tes del expo­lio de los monu­men­tos sirios y con la dro­ga pro­ce­den­te de Afga­nis­tán, puri­fi­ca­da con fre­cuen­cia en labo­ra­to­rios tur­cos. En estas mis­mas fechas, a cuen­ta del tema de los emi­gran­tes sirios y de otros paí­ses, esca­pán­do­se de las gue­rras pro­vo­ca­das por el impe­ria­lis­mo, la UE, en un acto de gran cinis­mo, que­rien­do par­chear y sua­vi­zar la bru­tal aco­gi­da dis­pen­sa­da en Euro­pa a unos emi­gran­tes que ellos mis­mos los han pro­pi­cia­do, acuer­da con Tur­quía, a cam­bio de la no expul­sión de más emi­gran­tes de sus fron­te­ras, un gigan­tes­co cré­di­to de 6000 millo­nes de euros, supues­ta­men­te para cubrir gas­tos, pero en reali­dad, como lo sabe per­fec­ta­men­te la UE, para finan­ciar a Tur­quía la pro­se­cu­ción del terro­ris­mo isla­mis­ta con­tra Siria.

En cuan­to a los kur­dos, la obse­sión de Tur­quía ha sido la de crear un espa­cio kur­do fue­ra de sus fron­te­ras, a don­de pudie­ra echar los kur­dos de Tur­quía, crean­do un pseu­do-Kur­dis­tán, que se exten­die­ra des­de el Kur­dis­tán ira­kí al sirio y más allá, a lo lar­go de una fran­ja del nor­te de Siria fron­te­ri­za con Tur­quía has­ta el mar e incor­po­ran­do terri­to­rios sirios ára­bes como el de Raq­qa. La par­te fron­te­ri­za con Tur­quía ha que­ri­do insis­ten­te­men­te ase­gu­rar­la median­te la crea­ción de una zona de exclu­sión aérea, bajo con­trol occi­den­tal, para lo que ha com­plo­ta­do con Fran­cia y los sec­to­res neo­con­ser­va­do­res nor­te­ame­ri­ca­nos más ultras, con­tra el pro­pio Oba­ma –cosa que se le frus­tró-. La zona de Raq­qa con­ta­ba con incor­po­rar­la median­te la expul­sión del ISIS del terri­to­rio por par­te de la Alian­za occi­den­tal anti-ISIS. El odio con­tra el YPG, que es quien está expul­san­do al ISIS de lo que corres­pon­de al terri­to­rio kur­do y no la Coa­li­ción, ha lle­va­do a Erdo­gan a bom­bar­dear casi dia­ria­men­te a los kur­dos del YPG des­de Tur­quía. La pos­tu­ra ofi­cial de los EEUU coin­ci­de con la de Tur­quía en cuan­to a crear un Kur­dis­tán fue­ra de Tur­quía y que se extien­da a zonas ára­bes del nor­te de Siria, razón por la que impul­só las Fuer­zas Demo­crá­ti­cas Sirias (FDS) con com­po­nen­tes kur­dos y ára­bes. Pero dis­cre­pa de Tur­quía en lo que se refie­re al YPG, que Tur­quía lo con­si­de­ra terro­ris­ta, rela­cio­na­do con el PKK, mien­tras que EEUU no lo con­si­de­ra así. El YPG, por su par­te, tra­di­cio­nal­men­te ha defen­di­do que el Kur­dis­tán tur­co, for­ma par­te indi­so­lu­ble de Kur­dis­tán. Pero un sec­tor del YPG, capi­ta­nea­do por el líder Salih Mus­lim, trai­cio­nan­do las ideas de Oça­lan, y con­ven­ci­do por Erdo­gan y Fra­nçois Hollan­de de la idea de un Kur­dis­tan que renie­gue de la par­te kur­da tur­ca, qui­so recon­du­cir el par­ti­do en esa nue­va direc­ción. Lo cual pro­vo­có el recha­zo de sec­to­res del par­ti­do crean­do una esci­sión. Pues bien, GARA le dedi­có dos pági­nas ente­ras, hace no mucho, al trai­dor Salih Muslim.

La polí­ti­ca de Erdo­gan en el seno de Tur­quía ha sido y sigue sien­do por una par­te la de repri­mir bru­tal­men­te al movi­mien­to kur­do, arra­san­do sus pue­blos, ame­na­zan­do y dete­nien­do a todos sus mili­tan­tes y cola­bo­ra­do­res y cri­mi­na­li­zan­do sus acti­vi­da­des, y por otra, repri­mien­do a todos los sec­to­res que han denun­cia­do su polí­ti­ca terro­ris­ta con­tra Siria e Irak y a quie­nes han denun­cia­do sus apro­vi­sio­na­mien­tos de armas y mer­ce­na­rios a tra­vés de las fron­te­ras, sean poli­cías, jue­ces, perio­dis­tas, inte­lec­tua­les o sec­to­res popu­la­res. De hecho, Tur­quía es el país que mayor pro­por­ción de perio­dis­tas e inte­lec­tua­les dete­ni­dos tie­ne en el mun­do. La lucha por ganar las elec­cio­nes y por lograr una amplia mayo­ría que le per­mi­tie­ra ejer­cer el poder sin nin­gún obs­tácu­lo, le ha lle­va­do a prac­ti­car una polí­ti­ca tre­men­da­men­te repre­si­va –cie­rre de perió­di­cos, TV, sedes de par­ti­dos…- de deten­cio­nes masi­vas y de terro­ris­mo puro y duro, rea­li­zan­do aten­ta­dos en cien­tos de sedes del par­ti­do más impor­tan­te de la opo­si­ción, el CHP, defen­sor de los dere­chos de los kur­dos y de las mino­rías, defen­sor de los dere­chos huma­nos y muy crí­ti­co con la polí­ti­ca impe­rial, anti­si­ria y terro­ris­ta de Erdo­gan. La impo­si­ción del terror en el pue­blo y la opo­si­ción, y la crea­ción de un cli­ma de fal­ta total de liber­ta­des, le ha per­mi­ti­do a Erdo­gan ganar frau­du­len­ta­men­te las elec­cio­nes, aun­que sin el sufi­cien­te mar­gen como para dis­po­ner de una mayo­ría que le hicie­ra posi­ble cam­biar la Constitución.

Hay bas­tan­tes datos que apun­tan por otra par­te hacia Tur­quía como res­pon­sa­ble de los aten­ta­dos de París y Bél­gi­ca. En el caso de Fran­cia, como ven­gan­za por la rup­tu­ra por este país del pac­to con Tur­quía rea­li­za­do en 2011 con el minis­tro de Exte­rio­res Alain Jup­pé para la crea­ción del pseu­do-Kur­dis­tán, como la con­di­ción que impu­so Tur­quía para impli­car­se en la gue­rra terro­ris­ta con­tra Siria. Y en el caso de Bél­gi­ca, como ven­gan­za por la per­mi­si­bi­li­dad que otor­ga este país a los movi­mien­tos y acti­vi­da­des del PKK en su terri­to­rio. Hay que tener en cuen­ta ade­más, que el acuer­do de finan­cia­ción de la UE a Tur­quía por el tema de los emi­gran­tes, inclu­ye tam­bién la eli­mi­na­ción de visas de entra­da en la UE a gen­te pro­ce­den­te de Tur­quía, lo cual faci­li­ta tre­men­da­men­te el trán­si­to de terroristas.

Ara­bia Sau­di­ta, otro Esta­do terrorista

GARA, en lo que res­pec­ta a Ara­bia Sau­di­ta, tie­ne una acti­tud un poco más cau­ta, le cri­ti­ca con la boca peque­ña, pero lue­go aprue­ba ple­na­men­te muchas de sus reac­cio­na­rias y bár­ba­ras polí­ti­cas. Por ejem­plo, en Yemen, GARA apo­ya al que fue pre­si­den­te, Abd Rab­buh Man­sour Hadi, un títe­re de Ara­bia Sau­di­ta, que se fugó a este país tras las rei­vin­di­ca­cio­nes de los hutis del nor­te y el Movi­mien­to del Sur, que recla­ma­ban su reco­no­ci­mien­to, liber­ta­des y vías de par­ti­ci­pa­ción en el Esta­do, y que ante la fal­ta de res­pues­ta pre­sio­na­ron mili­tar­men­te. En segui­da, Ara­bia Sau­di­ta acu­dió supues­ta­men­te en apo­yo de su hom­bre, en reali­dad para apa­gar la suble­va­ción y para reto­mar el con­trol de Yemen, que siem­pre ha sido su patio tra­se­ro y su colonia.

Pues bien, en este con­ten­cio­so GARA demo­ni­za a los hutis –una varie­dad de chiitas‑, muy en con­so­nan­cia con su habi­tual fobia anti-chii (Iran, Hez­bo­llah, Irak …) y a todo el movi­mien­to popu­lar yeme­ní y defien­de a capa y espa­da al títe­re sau­dí, obvian­do el papel geno­ci­da de Ara­bia sau­dí, sus bar­ba­ri­da­des y su polí­ti­ca de domi­na­ción, como si no exis­tie­ra. Lo de Yemen, es un caso mani­fies­to de inter­ven­ción geno­ci­da de Ara­bia Sau­di­ta con­tra este país ‑con el vis­to bueno y la cola­bo­ra­ción de EEUU‑, que lle­va bom­bar­dean­do más de un año, des­de el 26 de mar­zo de 2015, sin des­can­so, escue­las, hos­pi­ta­les, fabri­cas, pobla­cio­nes y bodas, don­de la gen­te civil es uno de los prin­ci­pa­les obje­ti­vos, crean­do miles de muer­tos y heridos.

Ara­bia Sau­di­ta ha con­tra­ta­do miles de mer­ce­na­rios colom­bia­nos y suda­ne­ses, mer­ce­na­rios pro­fe­sio­na­les esta­dou­ni­den­ses como el Black­wa­ter ‑lue­go sus­ti­tui­do por otro grupo‑, y cuen­ta con el apo­yo de los siem­pre reac­cio­na­rios Her­ma­nos Musul­ma­nes (Al-Islah), Al Qae­da y el ISIS –de los que Tur­quía trans­por­tó en varios avio­nes 500 miem­bros des­de la zona de con­flic­to de Siria-. Ara­bia Sau­di­ta tam­po­co res­pe­ta las tre­guas acor­da­das. Para GARA, las tre­guas las rom­pían por igual ambos ban­dos, lo cual es men­ti­ra, posi­cio­nán­do­se igual que como hacía con los acuer­dos de Minsk del con­flic­to de Don­bass con Ucra­nia, rotos por el gobierno gol­pis­ta de Ucra­nia, pero según GARA, rotos por ambos cuan­do no exclu­si­va­men­te por los de Don­bass. Por otra par­te, las tre­guas eran nego­cia­das y acor­da­das entre el movi­mien­to popu­lar y Ara­bia Sau­di­ta, el res­pon­sa­ble de la agre­sión, y no con el pre­si­den­te Abd Rab­buh Man­sour Hadi como decía GARA.

Ara­bia Sau­di­ta tra­ta de colar sus mer­ce­na­rios en Ginebra

GARA ha esta­do cons­tan­te­men­te dan­do can­cha y des­de el prin­ci­pio, al lla­ma­do gru­po de Riad o pre­ten­cio­sa­men­te auto­pro­cla­ma­do Alto Comi­té Nego­cia­dor, es decir a todos los gru­pos terro­ris­tas mer­ce­na­rios finan­cia­dos y arma­dos por Ara­bia Sau­di­ta –y Tur­quía- ope­ran­do en Siria con­tra el Gobierno, de los que úni­ca­men­te excluían for­mal­men­te el ISIS y Al Qae­da, en teo­ría los enemi­gos de la Coa­li­ción Inter­na­cio­nal anti-ISIS diri­gi­da por los EEUU. Entre estos gru­pos des­ta­can algu­nos par­ti­cu­lar­men­te liga­dos al ISIS, como son Ahrar al Sham y Yeish al Islam. Todos estos gru­pos han sido reu­ni­dos en Riad por Ara­bia Sau­di­ta para con­sen­suar cri­te­rios con el obje­to de tra­tar de colar­los en las nego­cia­cio­nes de Gine­bra y lograr en esa mesa lo que no han podi­do con­se­guir en el cam­po de bata­lla. Unas nego­cia­cio­nes en las que por otra par­te, eran muy reti­cen­tes a par­ti­ci­par –se plan­tea­ron su par­ti­ci­pa­ción por lo que pare­ce pre­sio­na­dos por los EEUU- y dis­pues­tos a aban­do­nar­las o boi­co­tear­las, si la pos­tu­ra del Gobierno sirio era dura y fir­me, como ha sido el caso, espe­cial­men­te en lo de no apar­tar a Bachar al-Assad y de que esta cues­tión la habría de deci­dir el pue­blo sirio y nadie más.

Hay que recor­dar por otra par­te, que ISIS y Al Qae­da, a pesar de ser for­mal­men­te enemi­gos de la Coa­li­ción occi­den­tal, son crea­ción del impe­ria­lis­mo, de EEUU y sus saté­li­tes, que han sido apo­ya­dos, arma­dos y finan­cia­dos por ellos, y que hoy mis­mo, lo siguen sien­do, según muchos infor­mes pro­ce­den­tes de las Fuer­zas de Movi­li­za­ción Popu­lar ira­kí (Hashid Shaa­bi) y como mues­tra la evi­den­cia cuo­ti­dia­na del apo­yo de Tur­quía y Ara­bia sau­di­ta en Siria a ISIS, Al Qae­da y demás gru­pos terro­ris­tas. En Irak, ase­so­res mili­ta­res de EEUU se han reu­ni­do varias veces con el ISIS, les han apo­ya­do con armas inclu­so en momen­tos de ofen­si­va del ejer­ci­to ira­kí, han saca­do de situa­cio­nes de peli­gro a diri­gen­tes del ISIS en heli­cóp­te­ros, han con­du­ci­do a reunio­nes con­jun­tas a diri­gen­tes del ISIS en heli­cóp­te­ros con pro­tec­ción de cazas, han tra­ta­do de impe­dir ofen­si­vas del ejér­ci­to ira­kí con­tra bas­tio­nes del ISIS a veces tra­tan­do de que se orien­ten hacia núcleos de menor impor­tan­cia, han bom­bar­dea­do a tro­pas de las Fuer­zas de Movi­li­za­ción Popu­lar y han tra­ta­do de impe­dir que dichas fuer­zas –bási­ca­men­te chiíes- par­ti­ci­pen en las ofen­si­vas ira­kíes con la idea evi­den­te de que los chiíes no se intro­duz­can en la zona suní, en lo que los EEUU quie­re que sea la Suni­lan­dia de un Irak y una Siria frag­men­ta­dos, en don­de el ISIS sea sus­ti­tui­do por fuer­zas suníes bajo la tuto­ría de las fuer­zas occidentales.

GARA, en todo el pro­ce­so de las nego­cia­cio­nes de Gine­bra y del cese de las hos­ti­li­da­des y de sus incum­pli­mien­tos, ha sido la voz de Ara­bia Sau­di­ta, de Tur­quía y de los gru­pos terro­ris­tas –y por tan­to de EEUU‑, repro­du­cien­do insis­ten­te y prio­ri­ta­ria­men­te las decla­ra­cio­nes y con­si­de­ra­cio­nes de estos, que han con­sis­ti­do en suma en boi­co­tear las nego­cia­cio­nes y en rom­per el cese de hos­ti­li­da­des, y mar­gi­nan­do o silen­cian­do las posi­cio­nes, aná­li­sis e ini­cia­ti­vas del Gobierno sirio o de los rusos.

Para Siria y los rusos, las nego­cia­cio­nes de Gine­bra eran la vía de dete­ner una bru­tal gue­rra con­tra muchos enemi­gos prin­ci­pal­men­te del exte­rior, tra­tan­do de lle­gar a unos acuer­dos que per­mi­tie­ran esta­ble­cer un pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te, que ase­gu­ra­ra la sobe­ra­nía y la inde­pen­den­cia del pue­blo de Siria, con la par­ti­ci­pa­ción de los sec­to­res genui­na­men­te sirios no depen­dien­tes del extre­mis­mo isla­mis­ta impul­sa­do por Tur­quía y Ara­bia Sau­di­ta, y defen­so­res de la uni­dad de Siria, de la lai­ci­dad y res­pe­to de todas las reli­gio­nes y etnias, enten­dien­do que la con­ti­nui­dad o no de Bachar el-Assad habría de deter­mi­nar­lo el pue­blo sirio y no las exi­gen­cias de poten­cias exte­rio­res. El cese de las hos­ti­li­da­des nego­cia­do con EEUU, era plan­tea­do por Siria y Rusia, como una mane­ra de hacer fren­te a los pro­ble­mas huma­ni­ta­rios más gra­ves crea­dos por la gue­rra y como una vía de abrir nego­cia­cio­nes de paz loca­les con los gru­pos más inde­pen­dien­tes a la vez que de ais­lar a Al Qae­da y al ISIS, para poder cen­trar los ata­ques del ejér­ci­to sirio y sus alia­dos con­tra ellos.

Tur­quía y Ara­bia Sau­di­ta han defen­di­do con des­ca­ro y sin tapu­jos, que el obje­ti­vo cen­tral era apar­tar a Bachar el-Assad del poder y no otra cosa –como prin­ci­pal vía en su opi­nión, de isla­mi­zar Siria y de liqui­dar su inde­pen­den­cia- y cons­cien­tes de la difi­cul­tad de lograr dicho obje­ti­vo, han apos­ta­do de hecho por tra­tar de tum­bar las nego­cia­cio­nes y de rom­per el cese de las hos­ti­li­da­des. Tur­quía exi­gió des­de el pri­mer momen­to la no pre­sen­cia de los kur­dos en las nego­cia­cio­nes, ha con­ti­nua­do arman­do y sumi­nis­tran­do nue­vas reme­sas de mer­ce­na­rios al ISIS, Al Qae­da y otros gru­pos terro­ris­tas sin inte­rrup­ción, cosa que ha incre­men­ta­do de una for­ma muy impor­tan­te a par­tir del cese de hos­ti­li­da­des, indu­cien­do a crear una fuer­te pre­sión y ame­na­zas sobre los gru­pos que habían acep­ta­do el cese de hos­ti­li­da­des y el pro­to­co­lo de nego­cia­cio­nes esta­ble­ci­do al efecto.

Al mis­mo tiem­po, Al Qae­da espe­cial­men­te, se ha esta­do trans­mu­tan­do en nue­vos nom­bres de orga­ni­za­cio­nes, según las loca­li­da­des, para esca­par a la ame­na­za de ata­que que pen­día sobre ellos como gru­po des­car­ta­do del cese de hostilidades.

Ara­bia Sau­di­ta ha actua­do de mane­ra muy seme­jan­te a Tur­quía, en con­ni­ven­cia con este país, tra­tan­do de mar­gi­nar de las nego­cia­cio­nes a los sec­to­res popu­la­res sirios lai­cos de opo­si­ción invi­ta­dos tam­bién a las nego­cia­cio­nes como son el blo­que Mos­cú-Cai­ro y el blo­que de Jamai­min, arro­gán­do­se para el lla­ma­do gru­po de Riad, la exclu­si­vi­dad de la opo­si­ción al Gobierno sirio, don­de tam­bién que­rían incluir a toda cos­ta a los gru­pos más liga­dos a Al Qae­da y el ISIS, Ahrar al Sham y Yeish al Islam. Han sido muchas las pro­vo­ca­cio­nes de Ara­bia Sau­di­ta para enre­dar el pro­ce­so sirio, y han ido des­de matar a un clé­ri­go chií de Ara­bia Sau­di­ta gene­ran­do una ten­sión reno­va­da entre el chiis­mo y el sunis­mo y la reac­ción indig­na­da de Irán, alia­do de Siria, has­ta la ame­na­za de enviar 100.000 sol­da­dos isla­mis­tas a Siria para com­ba­tir con­tra Bachar al-Assad, pro­ce­den­tes de una alian­za ad hoc crea­da por Ara­bia Sau­di­ta –de la mano de Israel y EEUU- con diver­sos paí­ses isla­mis­tas, com­pra­dos con sus lar­gas finanzas.

Sabo­ta­je de las nego­cia­cio­nes de Gine­bra y del cese de hostilidades

Un momen­to crí­ti­co ha sido recien­te­men­te el del entorno del 13 abril, fecha de las elec­cio­nes legis­la­ti­vas sirias y de la reanu­da­ción de las con­ver­sa­cio­nes de Gine­bra inte­rrum­pi­das duran­te un tiem­po, pues­to que ha coin­ci­di­do con una ofen­si­va espe­cial­men­te vio­len­ta y coor­di­na­da, en días pre­vios a dicha fecha, con el obje­ti­vo cla­ro de sabo­tear las elec­cio­nes y la con­ti­nui­dad de las nego­cia­cio­nes. Las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias sirias del 13 de abril ‑de las que GARA no ha dicho ni una pala­bra- han demos­tra­do un apo­yo muy amplio de los sirios –una vez más- al Gobierno de Bachar el-Assad, con la par­ti­ci­pa­ción de millo­nes de per­so­nas en las ofi­ci­nas de vota­ción abier­tas en 13 de las 15 pro­vin­cias del país, en un pro­ce­so que se ha teni­do que alar­gar has­ta las 12 de la noche por el gran flu­jo de gen­te habi­do. Había miles de can­di­da­tu­ras, para cubrir 250 esca­ños y ha habi­do, un por­cen­ta­je de par­ti­ci­pa­ción muy alto, dada la situa­ción de gue­rra bru­tal, del 51%, con un apo­yo a can­di­da­tu­ras baa­sis­tas o pró­xi­mas del orden del 85%, y den­tro de un pro­ce­so lim­pio y con con­tro­les internacionales.

La últi­ma ron­da de nego­cia­cio­nes indi­rec­tas de la ONU sobre Siria comen­zó en Gine­bra, el 13 de abril. El nego­cia­dor jefe de Siria en las con­ver­sa­cio­nes de paz, Bashar al Yaa­fa­ri, dijo que Damas­co está pre­pa­ra­do para dis­cu­tir la for­ma­ción de un nue­vo gobierno inclu­si­vo, es decir un gobierno de uni­dad más amplio, pero que el futu­ro del Pre­si­den­te Bashar al Assad que­da fue­ra de los lími­tes de la nego­cia­ción. Cin­co días más tar­de, sin embar­go, el gru­po de Riad, sus­pen­dió su par­ti­ci­pa­ción for­mal en las nego­cia­cio­nes, un ges­to que Yaa­fa­ri cali­fi­có de «infan­til» y que dicho gru­po «no repre­sen­ta al pue­blo sirio» y que el minis­tro de Exte­rio­res Lavrov con­si­de­ró como una prue­ba de que no quie­ren nego­ciar. El gru­po de Riad ha veni­do insis­tien­do en la dimi­sión de Assad, seña­lan­do que él no pue­de for­mar par­te de un gobierno inte­ri­no o tran­si­to­rio, Por el con­tra­rio, la dele­ga­ción guber­na­men­tal pre­ci­só que el des­tino del Pre­si­den­te es una línea roja y que sólo el pue­blo sirio pue­de deci­dir sobre él median­te unas elec­cio­nes. Por otra par­te, y des­de Gine­bra, Moha­mad Alushe, líder del Yeish al-Islam, un gru­po supues­ta­men­te de la opo­si­ción «mode­ra­da», pero en reali­dad un gru­po vin­cu­la­do a Al Qae­da, finan­cia­do por Ara­bia Sau­di­ta y mili­tar­men­te diri­gi­do por el SAS (Spe­cial Air For­ce, las fuer­zas espe­cia­les bri­tá­ni­cas) ha hecho un lla­ma­mien­to a los gru­pos arma­dos en Siria para que vio­len el cese de las hos­ti­li­da­des que entró en efec­to el 27 de febre­ro en toda Siria que­dan­do exclui­dos Al Qae­da y el ISIS.

Has­ta 10 gru­pos arma­dos vin­cu­la­dos a Al Qae­da, pero camu­fla­dos como opo­si­ción «mode­ra­da», inclu­yen­do algu­nos gru­pos como Aha­rar al Sham y Yaish al Islam, apo­ya­dos por Ara­bia Sau­di , Tur­quía e Israel, emi­tie­ron una decla­ra­ción a media­dos de abril anun­cian­do que for­ma­rían una «sala de ope­ra­cio­nes con­jun­tas» para lan­zar una serie de ata­ques con­tra el Ejér­ci­to sirio, den­tro de la estra­te­gia dise­ña­da por aque­llos patro­ci­na­do­res del terro­ris­mo mer­ce­na­rio, de sabo­tear el pro­ce­so de nego­cia­cio­nes y el cese de hos­ti­li­da­des. Lavrov advir­tió que Rusia pedi­rá al Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU que inclu­ya a los gru­pos que rom­pan la frá­gil tre­gua en Siria en su lis­ta de orga­ni­za­cio­nes terroristas.

De hecho lan­za­ron dos ofen­si­vas coor­di­na­das con­tra el Ejér­ci­to sirio, que fue­ron recha­za­das, una en el nor­te de Lata­kia, y otra en la pla­ni­cie de Al Gaab, en Hama. En el fren­te de Al Gaab fue­ron los tak­fi­ris chi­nos sobre los que reca­yó el peso de los com­ba­tes con­tra el Ejér­ci­to sirio. Ellos son par­te del «Yund al Aqsa» –un gru­po vin­cu­la­do a Al Qae­da que defien­de una alian­za con el ISIS- o el Movi­mien­to Islá­mi­co del Tur­ques­tán Orien­tal (MITO), es decir de la pro­vin­cia chi­na de Xin­kiang, habi­ta­da por uigu­res, un gru­po étni­co chino de con­fe­sión musul­ma­na. El movi­mien­to sepa­ra­tis­ta de Xin­kiang, apo­ya­do y finan­cia­do por el régi­men de Erdo­gan, sir­ve como ins­tru­men­to estra­té­gi­co de Tur­quía para lograr obje­ti­vos políticos.

La polí­ti­ca expan­sio­nis­ta del pre­si­den­te tur­co ve a Xin­kiang como el «Tur­ques­tán Orien­tal», un terri­to­rio que ha per­te­ne­ci­do his­tó­ri­ca­men­te al «mun­do tur­co», y es una estra­te­gia que coin­ci­de con la del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano de uti­li­za­ción del ISIS, Al Qae­da y otros gru­pos mer­ce­na­rios en Irak y Siria, para expor­tar el tumor maligno del terro­ris­mo islá­mi­co a Chi­na y Rusia, para desestabilizarlos.

El doble jue­go de los EEUU

Los EEUU por su par­te, están prac­ti­can­do, como está sien­do muy habi­tual en ellos, un doble jue­go. Acor­da­ron con Rusia for­mal­men­te el pro­pul­sar el pro­ce­so de nego­cia­cio­nes para la paz y el cese de hos­ti­li­da­des, pero por la otra, apo­yan polí­ti­ca­men­te y con armas, a Tur­quía y Ara­bia Sau­di­ta, para que impul­sen el sabo­ta­je de las nego­cia­cio­nes de paz y del cese de las hos­ti­li­da­des a tra­vés de los diver­sos gru­pos mer­ce­na­rios terro­ris­tas. Y lo que es más, están ponien­do en prác­ti­ca, un plan B de aco­so y derri­bo del gobierno de Siria, con gran can­ti­dad de arma­men­to, con armas sofis­ti­ca­das y de gran poten­cia y con gran des­plie­gue de miles de mer­ce­na­rios. Las con­tra­dic­cio­nes que a veces se mani­fies­tan entre EEUU por una par­te y Tur­quía y Ara­bia Sau­di­ta por la otra, no dejan de ser con­tra­dic­cio­nes secun­da­rias, pues­to que estos paí­ses están jugan­do un papel cru­cial en la estra­te­gia impe­ria­lis­ta de los EEUU, y son paí­ses res­pec­to a los cua­les EEUU está en deu­da y de los que no pue­de pres­cin­dir. El con­ten­cio­so recien­te sobre que EEUU vaya o no a des­cla­si­fi­car archi­vos del 11‑S rela­ti­vos a Ara­bia Sau­di­ta, y entre otros el famo­so y super­se­cre­to infor­me de las 28 pági­nas, en res­pues­ta a la recla­ma­ción de indem­ni­za­cio­nes por los afec­ta­dos de los inci­den­tes de las torres geme­las, ha pro­vo­ca­do la reac­ción aira­da de Ara­bia sau­di­ta dicien­do que como abra esos expe­dien­tes van a des­ha­cer­se de títu­los USA por valor de 750.000 millo­nes de dóla­res de los que son por­ta­do­res, lo cual pare­ce que hace tem­blar a los EEUU. En cual­quier caso, esos archi­vos cla­si­fi­ca­dos has­ta aho­ra sobre el papel de Ara­bia Sau­di­ta, apun­tan una vez más a que lo del 11‑S fue un auto­gol­pe con la cola­bo­ra­ción de Ara­bia Sau­di­ta y Pakis­tán, para que, dejan­do a estos paí­ses al mar­gen de cual­quier res­pon­sa­bi­li­dad, los EEUU apun­ta­ran las res­pon­sa­bi­li­da­des a quie­nes no lo tenían, a Afga­nis­tán y a Irak, mon­tan­do la «Gue­rra con­tra el Terror» que mon­ta­ron para domi­nar mejor Orien­te Medio y el mundo.

Nue­vos pla­nes de agre­sión con­tra Siria

Israel, en su infi­ni­ta pre­po­ten­cia, por la voz del gran fas­cis­ta Netan­yahu, ha dicho que Golán – terri­to­rio arre­ba­ta­do por Israel a Siria en la Gue­rra de los Seis Días de junio de 1967- nun­ca vol­ve­rá a Siria y que siem­pre per­ma­ne­ce­rá en manos de Israel. Como con­fir­man­do estas pala­bras, el eje­cu­ti­vo de Israel cele­bró una sesión en Golán, pro­vo­can­do las iras de Siria, de Hez­bo­llah y de diver­sos paí­ses europeos.

El por­ta­voz ofi­cial del Krem­lin, Dimi­tri Pes­kov, cons­ta­tó hace unos días que el Fren­te al Nus­ra pla­nea un ata­que masi­vo en la pro­vin­cia de Ale­po y que enor­mes car­ga­men­tos de armas han lle­ga­do des­de Tur­quía duran­te el perío­do de apli­ca­ción del cese de hos­ti­li­da­des en Siria. Recien­te­men­te, el Wall Street Jour­nal seña­ló tam­bién que la CIA ha trans­fe­ri­do a los terro­ris­tas armas de cali­dad, inclu­yen­do armas anti­aé­reas por­tá­ti­les, para ata­car a avio­nes sirios y rusos así como infor­ma­ción sobre los movi­mien­tos y loca­li­za­cio­nes del Ejér­ci­to sirio. La publi­ca­ción cana­dien­se Glo­bal Research ha con­fir­ma­do estas infor­ma­cio­nes y seña­la que Washing­ton ha envia­do dos car­ga­men­tos de misi­les anti­aé­reos por­tá­ti­les (Man­pads) y 3000 tone­la­das de armas y muni­cio­nes a tra­vés del puer­to de Cons­tan­za en Ruma­nía con des­tino a Tur­quía, y otro des­de Bul­ga­ria has­ta el puer­to jor­dano de Aqa­ba. Asi­mis­mo hay infor­mes que indi­can que hay una con­cen­tra­ción de unos 10000 terro­ris­tas como refuer­zos del fren­te de Ale­po, muchos de ellos uigu­res, che­che­nos y turkmenos.

Tenien­do en cuen­ta los pla­nes para rea­li­zar una gran ofen­si­va por par­te del Ejér­ci­to sirio y sus alia­dos en la zona de Ale­po, esta pro­vin­cia pue­de con­ver­tir­se en un esla­bón de gran impor­tan­cia en la gue­rra de Siria con­tra el impe­ria­lis­mo, don­de se diría que se va a pro­du­cir una espe­cie de bata­lla de Sta­lin­gra­do. La lar­ga y heroi­ca gue­rra de Siria por su sobe­ra­nía y con­tra el impe­ria­lis­mo, es un autén­ti­co mode­lo de tena­ci­dad y resis­ten­cia. Fren­te a ello, el impe­ria­lis­mo, demues­tra una y otra vez que es insa­cia­ble, que sus ansias de domi­na­ción no tie­nen lími­tes, lo mis­mo en Lati­noa­mé­ri­ca con­tra Vene­zue­la, Argen­ti­na, Bra­sil, Boli­via…, que en Euro­pa, con­tra los paí­ses de la UE, con­tra Gre­cia, con­tra Rusia…que en Orien­te Medio, con­tra Siria, Yemen, Líbano, Irak, Irán, Libia…que en Afri­ca con­tra Sudan, Soma­lia, Mali, Nigeria…que en Asia con­tra Chi­na, Afga­nis­tán, Pakis­tán, Asia Central…

AIZPURUA

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *