¿Quién nos ame­na­za realmente?

Cómo jus­ti­fi­car la gue­rra sin un enemi­go que nos ame­na­ce? Sim­ple­men­te, inven­tan­do el enemi­go… o fabri­cán­do­lo. Eso es lo que nos ense­ña el gene­ral [esta­dou­ni­den­se] Phi­lip Breed­lo­ve, el jefe de las fuer­zas esta­dou­ni­den­ses en Euro­pa (EuCom), que pró­xi­ma­men­te entre­ga­rá a otro gene­ral esta­dou­ni­den­se el car­go de Coman­dan­te Supre­mo de las fuer­zas de la OTAN en Europa.

En su últi­ma audien­cia en el Pen­tá­gono, el gene­ral Bree­lo­ve afir­ma que «al este, Euro­pa tie­ne fren­te a ella una Rusia rena­cien­te y agre­si­va, que cons­ti­tu­ye una ame­na­za esen­cial a lar­go plazo».

El gene­ral Breed­lo­ve invier­te así la reali­dad: la nue­va gue­rra fría en Euro­pa, con­tra­ria a los intere­ses de Rusia, fue pro­vo­ca­da con el putsch de la pla­za Mai­dan, orques­ta­do [en Ucra­nia] por Esta­dos Uni­dos y la OTAN, que sigue ali­men­tan­do las ten­sio­nes para jus­ti­fi­car el cre­cien­te des­plie­gue de fuer­zas en Euro­pa occidental.

En Ucra­nia se cons­ti­tu­yó un Man­do Con­jun­to Mul­ti­na­cio­nal para el entre­na­mien­to «has­ta 2020», de las fuer­zas arma­das y de los bata­llo­nes neo­na­zis de la Guar­dia Nacio­nal ucra­nia­na, del cual se ocu­pan cien­tos de ins­truc­to­res de la 173ª Divi­sión esta­dou­ni­den­se, des­ta­ca­dos en Vicen­za, en la región ita­lia­na de Véne­to, jun­to a ins­truc­to­res bri­tá­ni­cos y cana­die­ne­ses. El Man­do de la Fuer­zas de Esta­dos Uni­dos en Euro­pa, según seña­la el gene­ral Breed­lo­ve, tra­ba­ja con los alia­dos para «con­tra­rres­tar a Rusia y pre­pa­rar­se para el con­flic­to de ser esto necesario».

En el sur, advier­te el Coman­dan­te Supre­mo de las fuer­zas alia­das en Euro­pa, «Euro­pa se encuen­tra ante el desa­fío de la emi­gra­ción masi­va pro­vo­ca­da por el derrum­be y la ines­ta­bi­li­dad de Esta­dos ente­ros, y del Esta­do Islá­mi­co, que se extien­de como un cán­cer ame­na­zan­do las nacio­nes euro­peas». El gene­ral Breed­lo­ve afir­ma segui­da­men­te que «la inter­ven­ción de Rusia en Siria ha com­pli­ca­do el pro­ble­ma ya que hizo poco para opo­ner­se al Esta­do Islá­mi­co y mucho para res­pal­dar el régi­men de Assad».

Breed­lo­ve invier­te nue­va­men­te la reali­dad. Fue­ron Esta­dos Uni­dos y la OTAN quie­nes pro­vo­ca­ron –median­te la gue­rra– el derrum­be del Esta­do libio y des­es­ta­bi­li­za­ron la Repú­bli­ca Ára­be Siria. Con ello pro­vo­ca­ron tam­bién la sub­si­guien­te emi­gra­ción masi­va, favo­re­cien­do así la for­ma­ción del Esta­do Islá­mi­co, que enca­ja per­fec­ta­men­te con los pla­nes de Washing­ton y de la alian­za atlán­ti­ca, a pesar de que fin­gie­ron com­ba­tir esa orga­ni­za­ción terro­ris­ta, mien­tras que la inter­ven­ción rusa en Siria en apo­yo a las fuer­zas guber­na­men­ta­les sirias sí gol­peó dura­men­te al Esta­do Islá­mi­co, obli­gán­do­lo a retroceder.

Aho­ra que Rusia, des­pués de alcan­zar su prin­ci­pal obje­ti­vo, redi­men­sio­na su pre­sen­cia en Siria, la OTAN –bajo las órde­nes de Esta­dos Uni­dos– extien­de su pre­sen­cia mili­tar en el Medio Oriente.

El 29 de febre­ro, el secre­ta­rio gene­ral de la OTAN, Jens Stol­ten­berg, fir­mó con Kuwait un acuer­do que per­mi­te crear la pri­me­ra esca­la aero­por­tua­ria de la alian­za atlán­ti­ca en la región del Gol­fo, tan­to para la gue­rra en Afga­nis­tán como para «la coope­ra­ción de la OTAN con Kuwait y con otros socios», sobre todo con Ara­bia Sau­di­ta, país que cuen­ta con el apo­yo de la OTAN en su gue­rra-masa­cre de civi­les en Yemen.

El 2 de mar­zo, Stol­ten­berg for­ta­le­ció en Abu Dabi «la coope­ra­ción con los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos para enfren­tar los desa­fíos comu­nes a la seguridad».

El 17 de mar­zo reci­bió en Bru­se­las al rey Abda­la II para for­ta­le­cer la «aso­cia­ción de la OTAN con Jordania».

El 18 de mar­zo reci­bió a al-Zaya­ni, secre­ta­rio gene­ral del Con­se­jo de Coope­ra­ción del Gol­fo (con­for­ma­do por Ara­bia Sau­di­ta, Bah­réin, los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos, Kuwait, Omán y Qatar), para «pro­fun­di­zar la coope­ra­ción entre las dos organizaciones».

En Áfri­ca –mien­tras se pre­pa­ra la ope­ra­ción ten­dien­te a ocu­par las zonas eco­nó­mi­ca y estra­té­gi­ca­men­te más impor­tan­tes de Libia, con el pre­tex­to de libe­rar­las del Emi­ra­to Islá­mi­co– ya se desa­rro­lla, des­de Sene­gal has­ta el gol­fo de Gui­nea, el ejer­ci­cio Obangame/​Saharan Express, con par­ti­ci­pa­ción, en fun­cio­nes de «anti­te­rro­ris­mo y anti­pi­ra­te­ría», de fuer­zas nava­les de Esta­dos Uni­dos, Euro­pa, Áfri­ca e inclu­so de Bra­sil. Diri­gi­do des­de el cuar­tel gene­ral, en Nápo­les, de las US Naval For­ces Euro­pe-Afri­ca, cuya misión es «pro­mo­ver los intere­ses nacio­na­les esta­dou­ni­den­ses, la segu­ri­dad y la esta­bi­li­dad en Euro­pa y en África».

Man­lio Dinucci

24 de mar­zo de 2016

Fuen­te: Il Mani­fes­to

[Tra­du­ci­do al espa­ñol por la Red Vol­tai­re a par­tir de la ver­sión al fran­cés de Marie-Ange Patrizio.]

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.