¿Quién nos ame­na­za realmente?

Cómo jus­ti­fi­car la gue­rra sin un enemi­go que nos ame­na­ce? Sim­ple­men­te, inven­tan­do el enemi­go… o fabri­cán­do­lo. Eso es lo que nos ense­ña el gene­ral [esta­dou­ni­den­se] Phi­lip Breed­lo­ve, el jefe de las fuer­zas esta­dou­ni­den­ses en Euro­pa (EuCom), que pró­xi­ma­men­te entre­ga­rá a otro gene­ral esta­dou­ni­den­se el car­go de Coman­dan­te Supre­mo de las fuer­zas de la OTAN en Europa.

En su últi­ma audien­cia en el Pen­tá­gono, el gene­ral Bree­lo­ve afir­ma que «al este, Euro­pa tie­ne fren­te a ella una Rusia rena­cien­te y agre­si­va, que cons­ti­tu­ye una ame­na­za esen­cial a lar­go plazo».

El gene­ral Breed­lo­ve invier­te así la reali­dad: la nue­va gue­rra fría en Euro­pa, con­tra­ria a los intere­ses de Rusia, fue pro­vo­ca­da con el putsch de la pla­za Mai­dan, orques­ta­do [en Ucra­nia] por Esta­dos Uni­dos y la OTAN, que sigue ali­men­tan­do las ten­sio­nes para jus­ti­fi­car el cre­cien­te des­plie­gue de fuer­zas en Euro­pa occidental.

En Ucra­nia se cons­ti­tu­yó un Man­do Con­jun­to Mul­ti­na­cio­nal para el entre­na­mien­to «has­ta 2020», de las fuer­zas arma­das y de los bata­llo­nes neo­na­zis de la Guar­dia Nacio­nal ucra­nia­na, del cual se ocu­pan cien­tos de ins­truc­to­res de la 173ª Divi­sión esta­dou­ni­den­se, des­ta­ca­dos en Vicen­za, en la región ita­lia­na de Véne­to, jun­to a ins­truc­to­res bri­tá­ni­cos y cana­die­ne­ses. El Man­do de la Fuer­zas de Esta­dos Uni­dos en Euro­pa, según seña­la el gene­ral Breed­lo­ve, tra­ba­ja con los alia­dos para «con­tra­rres­tar a Rusia y pre­pa­rar­se para el con­flic­to de ser esto necesario».

En el sur, advier­te el Coman­dan­te Supre­mo de las fuer­zas alia­das en Euro­pa, «Euro­pa se encuen­tra ante el desa­fío de la emi­gra­ción masi­va pro­vo­ca­da por el derrum­be y la ines­ta­bi­li­dad de Esta­dos ente­ros, y del Esta­do Islá­mi­co, que se extien­de como un cán­cer ame­na­zan­do las nacio­nes euro­peas». El gene­ral Breed­lo­ve afir­ma segui­da­men­te que «la inter­ven­ción de Rusia en Siria ha com­pli­ca­do el pro­ble­ma ya que hizo poco para opo­ner­se al Esta­do Islá­mi­co y mucho para res­pal­dar el régi­men de Assad».

Breed­lo­ve invier­te nue­va­men­te la reali­dad. Fue­ron Esta­dos Uni­dos y la OTAN quie­nes pro­vo­ca­ron –median­te la gue­rra– el derrum­be del Esta­do libio y des­es­ta­bi­li­za­ron la Repú­bli­ca Ára­be Siria. Con ello pro­vo­ca­ron tam­bién la sub­si­guien­te emi­gra­ción masi­va, favo­re­cien­do así la for­ma­ción del Esta­do Islá­mi­co, que enca­ja per­fec­ta­men­te con los pla­nes de Washing­ton y de la alian­za atlán­ti­ca, a pesar de que fin­gie­ron com­ba­tir esa orga­ni­za­ción terro­ris­ta, mien­tras que la inter­ven­ción rusa en Siria en apo­yo a las fuer­zas guber­na­men­ta­les sirias sí gol­peó dura­men­te al Esta­do Islá­mi­co, obli­gán­do­lo a retroceder.

Aho­ra que Rusia, des­pués de alcan­zar su prin­ci­pal obje­ti­vo, redi­men­sio­na su pre­sen­cia en Siria, la OTAN –bajo las órde­nes de Esta­dos Uni­dos– extien­de su pre­sen­cia mili­tar en el Medio Oriente.

El 29 de febre­ro, el secre­ta­rio gene­ral de la OTAN, Jens Stol­ten­berg, fir­mó con Kuwait un acuer­do que per­mi­te crear la pri­me­ra esca­la aero­por­tua­ria de la alian­za atlán­ti­ca en la región del Gol­fo, tan­to para la gue­rra en Afga­nis­tán como para «la coope­ra­ción de la OTAN con Kuwait y con otros socios», sobre todo con Ara­bia Sau­di­ta, país que cuen­ta con el apo­yo de la OTAN en su gue­rra-masa­cre de civi­les en Yemen.

El 2 de mar­zo, Stol­ten­berg for­ta­le­ció en Abu Dabi «la coope­ra­ción con los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos para enfren­tar los desa­fíos comu­nes a la seguridad».

El 17 de mar­zo reci­bió en Bru­se­las al rey Abda­la II para for­ta­le­cer la «aso­cia­ción de la OTAN con Jordania».

El 18 de mar­zo reci­bió a al-Zaya­ni, secre­ta­rio gene­ral del Con­se­jo de Coope­ra­ción del Gol­fo (con­for­ma­do por Ara­bia Sau­di­ta, Bah­réin, los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos, Kuwait, Omán y Qatar), para «pro­fun­di­zar la coope­ra­ción entre las dos organizaciones».

En Áfri­ca –mien­tras se pre­pa­ra la ope­ra­ción ten­dien­te a ocu­par las zonas eco­nó­mi­ca y estra­té­gi­ca­men­te más impor­tan­tes de Libia, con el pre­tex­to de libe­rar­las del Emi­ra­to Islá­mi­co– ya se desa­rro­lla, des­de Sene­gal has­ta el gol­fo de Gui­nea, el ejer­ci­cio Obangame/​Saharan Express, con par­ti­ci­pa­ción, en fun­cio­nes de «anti­te­rro­ris­mo y anti­pi­ra­te­ría», de fuer­zas nava­les de Esta­dos Uni­dos, Euro­pa, Áfri­ca e inclu­so de Bra­sil. Diri­gi­do des­de el cuar­tel gene­ral, en Nápo­les, de las US Naval For­ces Euro­pe-Afri­ca, cuya misión es «pro­mo­ver los intere­ses nacio­na­les esta­dou­ni­den­ses, la segu­ri­dad y la esta­bi­li­dad en Euro­pa y en África».

Man­lio Dinucci

24 de mar­zo de 2016

Fuen­te: Il Mani­fes­to

[Tra­du­ci­do al espa­ñol por la Red Vol­tai­re a par­tir de la ver­sión al fran­cés de Marie-Ange Patrizio.]

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *