Sobre verdades y mentiras

Es ver­dad que aun­que se me vin­cu­la al Movi­mien­to Pro Amnis­tía y que lo que aquí ven­go a expo­ner vie­ne mar­ca­do por mi mili­tan­cia polí­ti­ca, tam­bién lo es que voy a hablar úni­ca y exclu­si­va­men­te en mi nom­bre, sin pre­ten­der repre­sen­tar a nadie más. Es men­ti­ra que mi defen­sa de la amnis­tía ven­ga dada por el ren­cor hacia nadie, sino por mis con­vic­cio­nes polí­ti­cas más pro­fun­das, aun reco­no­cien­do que las actua­cio­nes polí­ti­cas de deter­mi­na­da gen­te me pro­vo­can ren­cor. Es ver­dad que las éli­tes polí­ti­cas de Sor­tu han olvi­da­do el con­cep­to de la amnis­tía y que solo lo han recu­pe­ra­do para tra­tar de tran­qui­li­zar a la bes­tia con la inten­ción de vol­ver­lo a echar al cubo de la basu­ra en el futu­ro. Es men­ti­ra que ni yo ni nadie de mi alre­de­dor tra­ba­je­mos para la poli­cía, pero sí es ver­dad que diri­gen­tes de Sor­tu se reunie­ron con Ares en su épo­ca de Con­se­je­ro del Inte­rior para hablar sobre una lis­ta de per­so­nas a las que vin­cu­la­ban con sabo­ta­jes, lis­ta que estos diri­gen­tes uti­li­za­ron para con­di­cio­nar la mili­tan­cia de las per­so­nas que apa­re­cían en ella.

Es ver­dad que hay pre­sos que odian a quie­nes tra­ba­ja­mos por la amnis­tía y que inclu­so nos han ame­na­za­do. Es ver­dad que hay pre­sos que están abso­lu­ta­men­te con­for­mes con la línea polí­ti­ca de Sor­tu. Es ver­dad que hay pre­sos que aun no estan­do total­men­te de acuer­do con noso­tros, nos res­pe­tan. Es ver­dad que otros pre­sos están con­ten­tos con nues­tra mili­tan­cia y asquea­dos de Sor­tu. Es men­ti­ra que nadie de mi alre­de­dor haya pro­pues­to a nin­gún pre­so aban­do­nar el colec­ti­vo al que per­te­ne­cen. Es ver­dad que no todos los pre­sos polí­ti­cos vas­cos están en el EPPK. Es ver­dad que Sor­tu y sus diri­gen­tes han hecho cons­tan­tes inten­tos por con­di­cio­nar las posi­cio­nes del EPPK, y que cal­cu­lan que sacan­do ade­lan­te la Vía Rufi alre­de­dor de la mitad de inte­gran­tes de este colec­ti­vo se que­da­rán fue­ra, pero les da igual. Es ver­dad que mien­tras hacen sal­tar por los aires la poca cohe­sión que que­da en el colec­ti­vo sacan muchas pega­ti­nas con el lema «Gora EPPK», y que cuan­to más lo rom­pen más lo gri­tan. Cuan­to más lo rom­pen más acu­san al res­to de rom­per­lo.

Es men­ti­ra que quie­nes tra­ba­ja­mos a favor de la amnis­tía este­mos libres de la repre­sión, como es men­ti­ra que los esta­dos se fro­ten las manos por la satis­fac­ción de nues­tra exis­ten­cia. Lo que no es men­ti­ra es que los esta­dos siem­pre se han fro­ta­do las manos cada vez que un mili­tan­te ha acep­ta­do los tér­mi­nos lega­les de clau­di­ca­ción que impo­nen para acce­der a los ter­ce­ros gra­dos peni­ten­cia­rios. Es men­ti­ra que lo que no han con­se­gui­do los esta­dos lo ha con­se­gui­do el movi­mien­to al que per­te­nez­co, en refe­ren­cia a la divi­sión del EPPK. Lo que es ver­dad es que lo que no han con­se­gui­do los esta­dos, que es que los repre­sa­lia­dos polí­ti­cos renun­cien a lo que son, está a pun­to de con­se­guir­lo Sor­tu.

Es ver­dad que algu­nos de quie­nes más hablan de dis­ci­pli­na han sido los más indis­ci­pli­na­dos cuan­do les ha toca­do cár­cel, como es ver­dad que mucha gen­te que está en Sor­tu ha sido un autén­ti­co refe­ren­te de dig­ni­dad en su paso por las maz­mo­rras. Son men­ti­ra muchas de las cosas que se dicen sobre nues­tro reco­rri­do mili­tan­te, pero no me voy a jus­ti­fi­car, me cons­ta que algu­nos kides tale­gue­ros, aun estan­do dis­con­for­mes con nues­tra mili­tan­cia actual, se han encar­ga­do de dejar cla­ro que don­de nos tocó estar siem­pre dimos la cara.

Es ver­dad que el hecho de que haya pre­sos que opten por la acep­ta­ción de la lega­li­dad va a ir en detri­men­to de las con­di­cio­nes de vida de quie­nes no la acep­ten, como tam­bién lo es que algu­nas de las decla­ra­cio­nes que se hacen en nom­bre de todos ellos, han cau­sa­do dolor, rabia e impo­ten­cia a muchas de las per­so­nas en nom­bre de las que supues­ta­men­te se habla. Es ver­dad que las siglas EPPK vie­nen sien­do uti­li­za­das des­de tiem­po atrás como arma con­tra quie­nes nos hemos sen­ti­do polí­ti­ca­men­te huér­fa­nos, a pesar de gene­rar con ello lagri­mas a algu­nos de sus miem­bros.

Es ver­dad que la mayo­ría de las per­so­nas que par­ti­ci­pa­ron en las mar­chas a las cár­ce­les el 20 de febre­ro lo hicie­ron a favor de los pre­sos, como lo harán la mayo­ría de quie­nes par­ti­ci­pen en la mani­fes­ta­ción del 17 de abril. Es men­ti­ra que quie­nes han con­vo­ca­do estas movi­li­za­cio­nes lo hagan por los pre­sos. Es ver­dad que las con­vo­can para ali­men­tar una línea polí­ti­ca por enci­ma de lo que sea y de quien sea.

La mayor ver­dad de todas es que en Eus­kal Herria hay gran­des dosis de entre­ga y soli­da­ri­dad y que mien­tras haya repre­sa­lia­dos polí­ti­cos, habrá gen­te dis­pues­ta a dejar­se has­ta el últi­mo alien­to en la bús­que­da de la liber­tad de todos ellos y de nues­tro pue­blo, y esto tam­bién será por enci­ma de lo que sea y de quien sea. Que nadie dude de ello.

Sen­doa Jura­do Gar­cia, Bara­kal­do.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

7 Responses

  1. Muchos esta­mos con­ven­ci­dos de ellos, Sen­doa. La Amnis­tia ha de ir ade­lan­te. Por­que es una lucha natu­ral del pue­blo, don­de el pue­blo que lucha en con­jun­to tam­bién lucha por sus solu­cio­nes en con­jun­to. Ni los des­pa­chos, ni los poli­ti­cos, ni las deci­sio­nes indi­vi­dua­les lo pue­de sus­ti­tuir.

  2. Aupa Sen­doa!!! lo k dices so ver­da­des como puños.. puños siem­pre cerra­dos y levan­ta­dos con orgu­llo y dig­ni­dad!!! Has­ta la vic­to­ria siem­pre cama­ra­das!! Un salu­do

  3. Soy mili­tan­te de IA des­de que ten­go cono­ci­mien­to y lo sigo siendo(de la ofi­cial para entendernos),estando de acuer­do con cosas de las que hablas si creo que hay algu­na acu­sa­cion gra­ve y que me txi­rria un poco es lo refe­ren­te a la reunion de ares con sor­tu .

  4. quie­ro decir que para esa acu­sa­cionn hay que tener pruebas,y veo solo dos cami­nos o te has ente­ra­do por sor­tu o teneis con­tac­tos con Ares

  5. Si te fijas tam­bién pone que la lis­ta se usó para con­di­cio­nar la mili­tan­cia de quie­nes apa­re­cían en ella. Ya ves que tam­bién exis­te la opción de tener con­tac­to con alguien de esa lis­ta

  6. A la hora de expo­ner algo es muy impor­tan­te tener algo qué expo­ner, algo pro­pio, que no sea acu­sa­ción a otro: yo creo que lo que el otro quie­re, pre­ten­de, desea, los diri­gen­tes de Sor­tu…, cuan­do orga­ni­zan algo por los pre­sos lo hacen.., hay gen­te que…; a mi modo de ver el pen­sa­mien­to no se nutre de txo­rra­di­cas, sus­pi­ca­cias, me han dicho, con­ver­sa­cio­nes de barra de bar. Se dis­cu­te en asam­bleas, miran­do a los ojos y con el otro u otros delan­te, con argu­men­tos y dejan­do la mala baba en la pape­le­ra. Con Abian exis­te la posi­bi­li­dad, creo yo, de una dis­cu­sión leal, sin­ce­ra…, como, a mi modo de ver, está ocu­rrien­do.

  7. La ver­dad que lo de dejar las acu­sa­cio­nes y las con­ver­sa­cio­nes de barra de bar a un lado sue­na bien, y lo de reunir­se en asam­bleas mirán­do­se a los ojos tam­bién. En cual­quier caso lle­va­mos año y medio escu­chan­do acu­sa­cio­nes con­tra el Movi­mien­to Pro Amnis­tía y sus mili­tan­tes, levan­tan­do sus­pi­ca­cias y hacien­do lec­tu­ras sin más argu­men­to que la supues­ta inten­cio­na­li­dad ocul­ta de ese movi­mien­to. Ya va sien­do hora de que algu­nos os miréis al espe­jo y hagáis un aná­li­sis sin­ce­ro de lo que está pasan­do y de cómo han trans­cu­rri­do las cosas en los últi­mos meses. Va sien­do hora de que la gen­te sepa que es lo que se está hacien­do.
    Sobre la inten­cio­na­li­dad de por qué se con­vo­can aho­ra deter­mi­na­das mani­fes­ta­cio­nes des­de la par­te ofi­cia­lis­ta tene­mos emails de los con­vo­can­tes que dicen cla­ra­men­te que hay que hacer fren­te a "ATA" para jus­ti­fi­car la nece­si­dad de lle­var a cabo las movi­li­za­cio­nes, pero ante todo bas­ta con un sim­ple aná­li­sis sobre cómo se han ido suce­dien­do las cosas para poder sacar con­clu­sio­nes.
    Y en el escri­to no hay acu­sa­cio­nes, hay una denun­cia nece­sa­ria de hechos muy gra­ves que han ocu­rri­do, y no son infor­ma­cio­nes de barra de bar.
    Para ter­mi­nar, que es difí­cil sen­tar­se a deba­tir con quien no quie­re hacer­lo. Opor­tu­ni­da­des han teni­do varias y siem­pre las han recha­za­do. Han pre­fe­ri­do dedi­car­se a crear bulos que a argu­men­tar. Sue­le ser la téc­ni­ca de quien se sien­te en supe­rio­ri­dad de medios y en infe­rio­ri­dad de argu­men­tos. Suer­te en el pro­ce­so Abian.

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: