40 ani­ver­sa­rio del 3 de mar­zo de Gas­teiz, la expe­rien­cia de una lucha que no debe­mos olvidar.

Hace cua­ren­ta años, el 3 de mar­zo de 1976, cin­co obre­ros de Gas­teiz fue­ron ase­si­na­dos y más de cien resul­ta­ron heri­dos, la mayo­ría de bala, como con­se­cuen­cia de los dis­pa­ros efec­tua­dos por la poli­cía española.

Los tra­ba­ja­do­res de varias empre­sas de Gas­teiz esta­ban en huel­ga des­de hacía dos meses y des­de hacía dos días había huel­ga gene­ral en Gas­teiz en soli­da­ri­dad con su lucha. La huel­ga era con­tra el decre­to de topes sala­ria­les, en defen­sa de mejo­res con­di­cio­nes de tra­ba­jo y para exi­gir que no hubie­ra nin­gún despedido.

A pesar de que Fran­co ya había muer­to toda­vía esta­ban prohi­bi­dos los dere­chos de reu­nión, mani­fes­ta­ción y huel­ga, pero eso no fre­na­ba, como no la había fre­na­do duran­te la dic­ta­du­ra fran­quis­ta, a la cla­se tra­ba­ja­do­ra a con­vo­car huel­gas, a luchar por sus derechos.

Ese 3 de mar­zo la huel­ga gene­ral con­ti­nua­ba y se había con­vo­ca­do una asam­blea gene­ral infor­ma­ti­va en la igle­sia de San Fran­cis­co de Asís en el barrio de Zara­ma­ga. La gen­te fue entran­do en la igle­sia y cuan­do estu­vo lle­na las fuer­zas de ocu­pa­ción, las fuer­zas de orden públi­co espa­ño­las, FOP, orde­na­ron des­alo­jar la igle­sia lan­zan­do a su inte­rior gases lacri­mó­ge­nos, ame­tra­llan­do a los y las tra­ba­ja­do­ras que salían asfi­xia­das de la iglesia. 

La poli­cía actuó, como corres­pon­de a los guar­dia­nes del capi­ta­lis­mo, con la máxi­ma violencia.

Las órde­nes fue­ron con­clu­yen­tes como lo demues­tran las gra­ba­cio­nes de ese día. Las indi­ca­cio­nes de los man­dos polí­ti­co-poli­cia­les deja­ban cla­ro que había que actuar con la máxi­ma dure­za. «No os impor­te matar» dije­ron los man­dos, y los poli­cías espa­ño­les mataron.

Mata­ron a cin­co obre­ros: Romual­do Barro­so Cha­pa­rro, Pedro Mari Mar­tí­nez Ocio, Fran­cis­co Aznar Cle­men­te, Bien­ve­ni­do Pere­da, que murió dos meses más tar­de a cau­sa de las heri­das de bala, y José Cas­ti­llo. Algu­nos no tenían toda­vía 20 años de edad, pero ya eran lucha­do­res y cono­cían lo que es la soli­da­ri­dad obre­ra. Sabían que para cons­truir la Eus­kal Herria que el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co nece­si­ta es impres­cin­di­ble la par­ti­ci­pa­ción acti­va de la cla­se obre­ra, por­que pre­ci­sa­men­te es la más intere­sa­da en una patria socia­lis­ta y feminista.

La res­pues­ta de las y los tra­ba­ja­do­res fue una huel­ga gene­ral. El 8 de mar­zo más de medio millón de tra­ba­ja­do­res para­ron, en Eus­kal Herria, en soli­da­ri­dad. Ya el día 5, en el fune­ral estu­vo pre­sen­te todo el pue­blo tra­ba­ja­dor de Gas­teiz. Esos dos días de lucha mos­tra­ron la rabia y la deci­sión de los tra­ba­ja­do­res de con­ti­nuar la lucha con­tra la patro­nal ase­si­na, con­tra el Esta­do asesino.

La soli­da­ri­dad con estos tra­ba­ja­do­res ase­si­na­dos fue repri­mi­da tam­bién dura­men­te, en Basau­ri murió Vicen­te Anton, joven obre­ro vas­co que par­ti­ci­pa­ba en una con­cen­tra­ción de pro­tes­ta. Inclu­so el inter­na­cio­na­lis­mo fue masa­cra­do. En Tarra­go­na fue ase­si­na­do otro tra­ba­ja­dor, Juan Gabriel Rodri­go, al disol­ver la poli­cía una mani­fes­ta­ción de soli­da­ri­dad con la lucha de los obre­ros de Eus­kal Herria. En Roma el movi­mien­to estu­dian­til y la izquier­da revo­lu­cio­na­ria ita­lia­na habían con­vo­ca­do una movi­li­za­ción con­tra la matan­za obre­ra de Gas­teiz, dos jóve­nes mani­fes­tan­tes fue­ron heri­dos de bala y un vian­dan­te Mario Marot­ta fue ase­si­na­do por los dis­pa­ros de la policía. 

Eso era el fran­quis­mo, que repre­sen­ta­ba los intere­ses de la bur­gue­sía espa­ño­la, y eso es la demo­cra­cia bur­gue­sa, ya sea en Espa­ña, en Ita­lia o en cual­quier otro país capi­ta­lis­ta. Plo­mo y muer­te para el pro­le­ta­ria­do y la cla­se obre­ra cuan­do asu­me su papel de van­guar­dia y afron­ta con todas las con­se­cuen­cias los rigo­res de la lucha por la eman­ci­pa­ción de los y las opri­mi­das y de los pueblos.

«Eus­ka­di inde­pen­dien­te, cla­se obre­ra al fren­te» se decía en aque­llos años y ese es un espí­ri­tu que es vital recu­pe­rar. O dicho de otra mane­ra, y qui­zá más actual, para que Eus­kal Herria sea de ver­dad inde­pen­dien­te los sec­to­res opri­mi­dos no solo en su ver­tien­te nacio­nal sino tam­bién de cla­se y de géne­ro deben asu­mir la res­pon­sa­bi­li­dad his­tó­ri­ca de lide­rar ese pro­ce­so. Por­que sino es así, y como decía James Con­noly, si no colo­ca­mos entre todas y todos una ban­de­ra roja al lado de la iku­rri­ña, tan solo habre­mos cam­bia­do de opre­sor. Y un explo­ta­dor, tam­bién es explo­ta­dor aun­que por­te una txapela. 

El ciu­da­da­nis­mo, el elec­to­ra­lis­mo, el ceder la direc­ción del pro­ce­so inde­pen­den­tis­ta a la peque­ña bur­gue­sía autóc­to­na, no nos va a traer la eman­ci­pa­ción de cla­se, nacio­nal y de géne­ro por la que caye­ron estos compañeros.

No pode­mos olvi­dar estos hechos, ni debe­mos ter­gi­ver­sar­los. La asam­blea de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras, la movi­li­za­ción obre­ra, sigue sien­do un refe­ren­te de lucha para con­se­guir el Esta­do Obre­ro Vas­co. Y quien diga que hoy día ape­nas que­da cla­se obre­ra es que no quie­re ver la reali­dad de la explo­ta­ción en un momen­to en que el capi­ta­lis­mo está expri­mien­do al máxi­mo a los y las tra­ba­ja­do­ras para así salir lo mejor posi­ble de una cri­sis que ha pro­vo­ca­do él mismo.

Eus­kal Herria no debe olvi­dar jamás a estos obre­ros que die­ron todo por la lucha de la cla­se obre­ra por sus dere­chos, que vivie­ron, tra­ba­ja­ron y lucha­ron por otra reali­dad. Y esa reali­dad solo pue­de ser la patria socia­lis­ta y femi­nis­ta. O sen­ci­lla­men­te no sere­mos del todo libres. Solo el socia­lis­mo apor­ta la ver­da­de­ra libertad.

Boltxe Kolek­ti­boa

2 de mar­zo de 2016

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *