Gua­te­ma­la: país don­de defen­so­res indí­ge­nas de dere­chos huma­nos no se doble­gan ni en las cár­ce­les, ni en los tribunales

El 26 de junio del 2014, Don Mau­ro Vay Gonón (fun­da­dor y coor­di­na­dor del Comi­té de Desa­rro­llo Cam­pe­sino, CODECA) y Dña. Blan­ca Julia Ajtún Mejía (vice­pre­si­den­ta de la mis­ma orga­ni­za­ción), jun­to al diri­gen­te comu­ni­ta­rio Don Mariano Gar­cía, fue­ron dete­ni­dos ile­gal­men­te (sin que hubie­se orden de cap­tu­ra, ni fla­gran­cia de deli­to alguno), en el Muni­ci­pio de Chiantla, Depar­ta­men­to de Huehue­te­nan­go, por agen­tes loca­les de la empre­sa dis­tri­bui­do­ra de elec­tri­ci­dad ENERGUATE.

Esta acción delic­ti­va fue una reac­ción deses­pe­ra­da por par­te de ENERGUATE (aho­ra pro­pie­dad de la Cor­po­ra­ción Israe­lí POWER) para inten­tar fre­nar la cre­cien­te dis­con­for­mi­dad social de sus usua­rios a nivel nacio­nal por las exce­si­vas fac­tu­ras de elec­tri­ci­dad y malos servicios.

Los usua­rios dis­con­for­mes, orga­ni­za­dos en cien­tos de comu­ni­da­des en resis­ten­cia a nivel nacio­nal, aho­ra, ya no exi­gen sólo el «buen ser­vi­cio» de la ener­gía eléc­tri­ca, sino la nacio­na­li­za­ción de la dis­tri­bu­ción de la mis­ma. Entre tan­to, se resis­ten a pagar el con­su­mo men­sual de la elec­tri­ci­dad a la empresa.

La cri­mi­na­li­za­ción y el cas­ti­go inde­bi­do a defen­so­res fer­ti­li­za aún más la con­cien­cia social y la resis­ten­cia popular.

A los tres defen­so­res de dere­chos huma­nos, dete­ni­dos y encar­ce­la­dos inde­bi­da­men­te, la Empre­sa y el MP exi­gió el pago de una fian­za eco­nó­mi­ca de un millón de quetza­les por la liber­tad con­di­cio­nal de cada uno de ellos. Ante la impo­si­bi­li­dad de dicho pago, dichos defen­so­res fue­ron reclui­dos pre­ven­ti­va­men­te en la cár­cel por más de tres meses (93 días).

Con­clui­do el perío­do de la inves­ti­ga­ción, los tres defen­so­res dete­ni­dos fue­ron libe­ra­dos el 29 de sep­tiem­bre del 2014, y liga­dos a pro­ce­so penal por deli­tos de accio­nes con­tra la segu­ri­dad del Esta­do y ten­ta­ti­va de esta­fa, y el juez de Pri­mer Ins­tan­cia de la ciu­dad de Huehue­te­nan­go fijó Audien­cia Públi­ca para el 16 de febre­ro del 2016, orde­nan­do has­ta enton­ces la per­ma­nen­cia de los defen­so­res acu­sa­dos en sus res­pec­ti­vos depar­ta­men­tos de origen.

El movi­mien­to nacio­nal CODECA por la nacio­na­li­za­ción de la ener­gía eléc­tri­ca, lejos de des­ar­ti­cu­lar­se con la cri­mi­na­li­za­ción y encar­ce­la­mien­to de sus defen­so­res mayo­res, cobró mayor vita­li­dad y expan­sión a nivel nacio­nal. Mucho más cuan­do los prin­ci­pa­les agen­tes esta­ta­les con­tra los dere­chos de las resis­ten­cia comu­ni­ta­rias, Otto Pérez Moli­na (Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca) y Roxa­na Bal­det­ti (Vice­pre­si­den­ta) fue­ron «des­ti­tui­dos» y encar­ce­la­dos por actos cri­mi­na­les de corrupción.

Meses des­pués del encar­ce­la­mien­to del bino­mio gober­nan­te (alia­dos de ENERGUATE), la cor­po­ra­ción bri­tá­ni­ca ACTIS (pro­pie­ta­ria de ENERGUATE) trans­fi­rió la tota­li­dad de sus accio­nes en ENERGUATE (empre­sa repu­dia­do social­men­te y con­flic­tua­do eco­nó­mi­ca­men­te) a la cor­po­ra­ción israe­lí POWER (que actual­men­te con­tro­la par­te de la pro­duc­ción, trans­por­te y dis­tri­bu­ción de la elec­tri­ci­dad en el país).

ACTIS se fue del país, como lo hizo en su momen­to la cor­po­ra­ción espa­ño­la UNIÓN FENOSA, lle­ván­do­se con­si­go millo­na­rias ganan­cias eco­nó­mi­cas, pero legan­do al país un con­flic­to social cre­cien­te bien sembrado.

En la actua­li­dad, la des­con­fian­za y el repu­dio social en el área rural con­tra ENERGUATE es cre­cien­te y más evi­den­te. Sus téc­ni­cos cir­cu­lan en carros con vidrios pola­ri­za­dos y sin logo­ti­pos de la empre­sa. Sus agen­tes y abo­ga­dos (inclu­so la fis­ca­lía espe­cial con­tra el hur­to de elec­tri­ci­dad crea­da para defen­der los intere­ses de ENERGUATE) sufren bull­ying social en los tri­bu­na­les de jus­ti­cia y en las calles.

En otras pala­bras, se está ins­ta­lan­do en el ima­gi­na­rio colec­ti­vo popu­lar gua­te­mal­te­co el nomi­na­ti­vo ENERGUATE como sinó­ni­mo de empre­sa abu­si­va y pre­da­do­ra de defen­so­res comu­ni­ta­rios guatemaltecos.

ENERGUATE-MP, no con­si­guen doble­gar a las comu­ni­da­des en resis­ten­cias ni en las calles, ni en los tribunales.

Mien­tras la empre­sa judía inten­ta lidiar con sus usua­rios con­vul­sio­na­dos y en resis­ten­cia (que UNIÓN FENOSA y ACTIS le lega­ron), las comu­ni­da­des en resis­ten­cia acu­sa­das de «ladro­nes de elec­tri­ci­dad» logra­ron posi­cio­nar el asun­to de la ener­gía eléc­tri­ca como un dere­cho fun­da­men­tal, y en con­se­cuen­cia, ellos auto­afir­mar­se como defen­so­res comu­ni­ta­rios del dere­cho a la ener­gía eléctrica.

Estos defen­so­res comu­ni­ta­rios de dere­chos huma­nos, orga­ni­za­dos en resis­ten­cia (y en muchos casos cri­mi­na­li­za­dos), logra­ron acti­var la aten­ción y la soli­da­ri­dad de los medios alter­na­ti­vos a nivel nacio­nal e inter­na­cio­nal, obtu­vie­ron cer­ca­nía con los cuer­pos diplo­má­ti­cos pre­sen­tes en Gua­te­ma­la, y logra­ron cap­tar la aten­ción y el acom­pa­ña­mien­to físi­co de orga­nis­mo inter­na­cio­na­les de dere­chos humanos.

Simul­ta­nea a esta soli­da­ri­dad nacio­nal e inter­na­cio­nal, las comu­ni­da­des no esca­ti­ma­ron los esfuer­zos nece­sa­rios para mos­trar «sus ros­tros» masi­vos en las mul­ti­tu­di­na­rias pro­tes­tas socia­les exi­gien­do sus dere­chos. Situa­ción que con­vir­tió a este movi­mien­to en el úni­co movi­mien­to social en movi­li­za­ción per­sis­ten­te en estas cir­cuns­tan­cias de quie­tud social en Guatemala.

La con­cu­rren­cia a la Audien­cia Judi­cial del 16 de febre­ro pasa­do, que duró 8 horas, evi­den­ció no sólo la soli­da­ri­dad y la legi­ti­mi­dad nacio­nal e inter­na­cio­nal de la lucha de los empo­bre­ci­dos por su dere­cho a la ener­gía eléc­tri­ca, sino tam­bién mos­tró el repu­dio social a la empre­sa pro­vee­do­ra, y sobre todo «el sin sen­ti­do» del pro­ce­so judi­cial en con­tra de los tres defensores.

El MP-ENERGUATE no pudie­ron argu­men­tar, ni los hechos delic­ti­vos, ni su tipi­fi­ca­ción anti­ju­rí­di­ca que se impu­ta a los tres defen­so­res, con media­na coherencia.

Fue­ron obli­ga­dos a traer a la Sala de Audien­cias a dos de sus cua­tro tes­ti­gos exper­tos en cri­mi­na­lís­ti­ca (que inten­ta­ron jus­ti­fi­car su ausen­cia). Los mis­mos que, lejos de coad­yu­var a los intere­ses de la par­te acu­san­te, aban­do­na­ron la sala dejan­do más dudas que cer­te­zas con sus con­clu­sio­nes inves­ti­ga­ti­vas en base a «dicen los infor­man­tes», cuyas iden­ti­da­des nadie cono­ce (dis­que por seguridad).

El des­fi­le de los tes­ti­gos «mal ensa­ya­dos» del MP-ENERGUATE fue otra ver­güen­za de mag­ni­tud. Se tra­je­ron de tes­ti­go nada menos que a los cap­to­res y secues­tra­do­res de los defen­so­res. Éstos, al no sopor­tan sus con­tra­dic­cio­nes ante el inte­rro­ga­to­rio de la defen­sa téc­ni­ca, en muchos casos, evi­den­cia­ron sus men­ti­ras con res­pues­tas como: «no me acuer­do», «no sé», «escri­bí el acta de la cap­tu­ra, pero no me acuer­do el con­te­ni­do del mismo…»

En ese con­tex­to, la Audien­cia se con­vir­tió en un podio don­de la acu­sa­da Blan­ca Julia Ajtún dio lec­cio­nes de dig­ni­dad y cla­ri­dad de ideas en la defen­sa de los dere­chos humanos.

Soy defen­so­ra de dere­chos huma­nos. No una delincuente.

Soy Blan­ca Julia Ajtún Mejía, soy defen­so­ra de dere­chos huma­nos y capa­ci­to al res­to de las muje­res en mi orga­ni­za­ción para que conoz­can y defien­dan sus dere­chos vio­len­ta­dos… Me detu­vie­ron y secues­tra­ron los agen­tes de ENERGUATE sin que exis­tie­ra orden de cap­tu­ra en mi con­tra. Sólo por abrir­le los ojos al pue­blo dor­mi­do. Señor Juez, soy defen­so­ra de dere­chos huma­nos, no una delin­cuen­te», sen­ten­ció con voz fir­me la acusada.

Y mirán­do­le a los ojos al abo­ga­do de ENERGUATE le dijo: «Ud. fue el que pla­ni­fi­có mi secues­tro. De su cara no me olvi­do. Ud. estu­vo allí rién­do­se cuan­do me mal­tra­ta­ban, pidien­do que nos detu­vie­ran pre­ven­ti­va­men­te en la Poli­cía Nacional».

Así, entre el evi­den­te ner­vio­sis­mo y tar­ta­mu­deo del Fis­cal y la deses­pe­ra­ción del abo­ga­do que­re­llan­te, la Audien­cia pro­si­guió has­ta las 16:30 horas. Momen­to en el que el Juez noti­fi­có a las par­tes para el pró­xi­mo 22 de febre­ro, a las 9:00 horas, para pro­se­guir con el deba­te en curso.

Mien­tras esto ocu­rría en la sala de audien­cias, en las puer­tas de la Torre de Tri­bu­na­les, más de un cen­te­nar de indí­ge­nas y cam­pe­si­nos orga­ni­za­dos en resis­ten­cia, pro­ve­nien­tes de los muni­ci­pios ale­da­ños, per­ma­ne­cie­ron en vigi­lia silen­cio­sa, bajo el sol ardien­te, ador­na­dos con sus pan­car­tas, en defen­sa de sus defen­so­res mayo­res, aho­ra, criminalizados.

18 de febre­ro de 2016

Fuen­te: http://​www​.tele​surtv​.net/​o​p​i​n​i​on/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *