Gua­te­ma­la: país don­de defen­so­res indí­ge­nas de dere­chos huma­nos no se doble­gan ni en las cár­ce­les, ni en los tribunales

El 26 de junio del 2014, Don Mau­ro Vay Gonón (fun­da­dor y coor­di­na­dor del Comi­té de Desa­rro­llo Cam­pe­sino, CODECA) y Dña. Blan­ca Julia Ajtún Mejía (vice­pre­si­den­ta de la mis­ma orga­ni­za­ción), jun­to al diri­gen­te comu­ni­ta­rio Don Mariano Gar­cía, fue­ron dete­ni­dos ile­gal­men­te (sin que hubie­se orden de cap­tu­ra, ni fla­gran­cia de deli­to alguno), en el Muni­ci­pio de Chiantla, Depar­ta­men­to de Huehue­te­nan­go, por agen­tes loca­les de la empre­sa dis­tri­bui­do­ra de elec­tri­ci­dad ENERGUATE.

Esta acción delic­ti­va fue una reac­ción deses­pe­ra­da por par­te de ENERGUATE (aho­ra pro­pie­dad de la Cor­po­ra­ción Israe­lí POWER) para inten­tar fre­nar la cre­cien­te dis­con­for­mi­dad social de sus usua­rios a nivel nacio­nal por las exce­si­vas fac­tu­ras de elec­tri­ci­dad y malos servicios.

Los usua­rios dis­con­for­mes, orga­ni­za­dos en cien­tos de comu­ni­da­des en resis­ten­cia a nivel nacio­nal, aho­ra, ya no exi­gen sólo el «buen ser­vi­cio» de la ener­gía eléc­tri­ca, sino la nacio­na­li­za­ción de la dis­tri­bu­ción de la mis­ma. Entre tan­to, se resis­ten a pagar el con­su­mo men­sual de la elec­tri­ci­dad a la empresa.

La cri­mi­na­li­za­ción y el cas­ti­go inde­bi­do a defen­so­res fer­ti­li­za aún más la con­cien­cia social y la resis­ten­cia popular.

A los tres defen­so­res de dere­chos huma­nos, dete­ni­dos y encar­ce­la­dos inde­bi­da­men­te, la Empre­sa y el MP exi­gió el pago de una fian­za eco­nó­mi­ca de un millón de quetza­les por la liber­tad con­di­cio­nal de cada uno de ellos. Ante la impo­si­bi­li­dad de dicho pago, dichos defen­so­res fue­ron reclui­dos pre­ven­ti­va­men­te en la cár­cel por más de tres meses (93 días).

Con­clui­do el perío­do de la inves­ti­ga­ción, los tres defen­so­res dete­ni­dos fue­ron libe­ra­dos el 29 de sep­tiem­bre del 2014, y liga­dos a pro­ce­so penal por deli­tos de accio­nes con­tra la segu­ri­dad del Esta­do y ten­ta­ti­va de esta­fa, y el juez de Pri­mer Ins­tan­cia de la ciu­dad de Huehue­te­nan­go fijó Audien­cia Públi­ca para el 16 de febre­ro del 2016, orde­nan­do has­ta enton­ces la per­ma­nen­cia de los defen­so­res acu­sa­dos en sus res­pec­ti­vos depar­ta­men­tos de origen.

El movi­mien­to nacio­nal CODECA por la nacio­na­li­za­ción de la ener­gía eléc­tri­ca, lejos de des­ar­ti­cu­lar­se con la cri­mi­na­li­za­ción y encar­ce­la­mien­to de sus defen­so­res mayo­res, cobró mayor vita­li­dad y expan­sión a nivel nacio­nal. Mucho más cuan­do los prin­ci­pa­les agen­tes esta­ta­les con­tra los dere­chos de las resis­ten­cia comu­ni­ta­rias, Otto Pérez Moli­na (Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca) y Roxa­na Bal­det­ti (Vice­pre­si­den­ta) fue­ron «des­ti­tui­dos» y encar­ce­la­dos por actos cri­mi­na­les de corrupción.

Meses des­pués del encar­ce­la­mien­to del bino­mio gober­nan­te (alia­dos de ENERGUATE), la cor­po­ra­ción bri­tá­ni­ca ACTIS (pro­pie­ta­ria de ENERGUATE) trans­fi­rió la tota­li­dad de sus accio­nes en ENERGUATE (empre­sa repu­dia­do social­men­te y con­flic­tua­do eco­nó­mi­ca­men­te) a la cor­po­ra­ción israe­lí POWER (que actual­men­te con­tro­la par­te de la pro­duc­ción, trans­por­te y dis­tri­bu­ción de la elec­tri­ci­dad en el país).

ACTIS se fue del país, como lo hizo en su momen­to la cor­po­ra­ción espa­ño­la UNIÓN FENOSA, lle­ván­do­se con­si­go millo­na­rias ganan­cias eco­nó­mi­cas, pero legan­do al país un con­flic­to social cre­cien­te bien sembrado.

En la actua­li­dad, la des­con­fian­za y el repu­dio social en el área rural con­tra ENERGUATE es cre­cien­te y más evi­den­te. Sus téc­ni­cos cir­cu­lan en carros con vidrios pola­ri­za­dos y sin logo­ti­pos de la empre­sa. Sus agen­tes y abo­ga­dos (inclu­so la fis­ca­lía espe­cial con­tra el hur­to de elec­tri­ci­dad crea­da para defen­der los intere­ses de ENERGUATE) sufren bull­ying social en los tri­bu­na­les de jus­ti­cia y en las calles.

En otras pala­bras, se está ins­ta­lan­do en el ima­gi­na­rio colec­ti­vo popu­lar gua­te­mal­te­co el nomi­na­ti­vo ENERGUATE como sinó­ni­mo de empre­sa abu­si­va y pre­da­do­ra de defen­so­res comu­ni­ta­rios guatemaltecos.

ENERGUATE-MP, no con­si­guen doble­gar a las comu­ni­da­des en resis­ten­cias ni en las calles, ni en los tribunales.

Mien­tras la empre­sa judía inten­ta lidiar con sus usua­rios con­vul­sio­na­dos y en resis­ten­cia (que UNIÓN FENOSA y ACTIS le lega­ron), las comu­ni­da­des en resis­ten­cia acu­sa­das de «ladro­nes de elec­tri­ci­dad» logra­ron posi­cio­nar el asun­to de la ener­gía eléc­tri­ca como un dere­cho fun­da­men­tal, y en con­se­cuen­cia, ellos auto­afir­mar­se como defen­so­res comu­ni­ta­rios del dere­cho a la ener­gía eléctrica.

Estos defen­so­res comu­ni­ta­rios de dere­chos huma­nos, orga­ni­za­dos en resis­ten­cia (y en muchos casos cri­mi­na­li­za­dos), logra­ron acti­var la aten­ción y la soli­da­ri­dad de los medios alter­na­ti­vos a nivel nacio­nal e inter­na­cio­nal, obtu­vie­ron cer­ca­nía con los cuer­pos diplo­má­ti­cos pre­sen­tes en Gua­te­ma­la, y logra­ron cap­tar la aten­ción y el acom­pa­ña­mien­to físi­co de orga­nis­mo inter­na­cio­na­les de dere­chos humanos.

Simul­ta­nea a esta soli­da­ri­dad nacio­nal e inter­na­cio­nal, las comu­ni­da­des no esca­ti­ma­ron los esfuer­zos nece­sa­rios para mos­trar «sus ros­tros» masi­vos en las mul­ti­tu­di­na­rias pro­tes­tas socia­les exi­gien­do sus dere­chos. Situa­ción que con­vir­tió a este movi­mien­to en el úni­co movi­mien­to social en movi­li­za­ción per­sis­ten­te en estas cir­cuns­tan­cias de quie­tud social en Guatemala.

La con­cu­rren­cia a la Audien­cia Judi­cial del 16 de febre­ro pasa­do, que duró 8 horas, evi­den­ció no sólo la soli­da­ri­dad y la legi­ti­mi­dad nacio­nal e inter­na­cio­nal de la lucha de los empo­bre­ci­dos por su dere­cho a la ener­gía eléc­tri­ca, sino tam­bién mos­tró el repu­dio social a la empre­sa pro­vee­do­ra, y sobre todo «el sin sen­ti­do» del pro­ce­so judi­cial en con­tra de los tres defensores.

El MP-ENERGUATE no pudie­ron argu­men­tar, ni los hechos delic­ti­vos, ni su tipi­fi­ca­ción anti­ju­rí­di­ca que se impu­ta a los tres defen­so­res, con media­na coherencia.

Fue­ron obli­ga­dos a traer a la Sala de Audien­cias a dos de sus cua­tro tes­ti­gos exper­tos en cri­mi­na­lís­ti­ca (que inten­ta­ron jus­ti­fi­car su ausen­cia). Los mis­mos que, lejos de coad­yu­var a los intere­ses de la par­te acu­san­te, aban­do­na­ron la sala dejan­do más dudas que cer­te­zas con sus con­clu­sio­nes inves­ti­ga­ti­vas en base a «dicen los infor­man­tes», cuyas iden­ti­da­des nadie cono­ce (dis­que por seguridad).

El des­fi­le de los tes­ti­gos «mal ensa­ya­dos» del MP-ENERGUATE fue otra ver­güen­za de mag­ni­tud. Se tra­je­ron de tes­ti­go nada menos que a los cap­to­res y secues­tra­do­res de los defen­so­res. Éstos, al no sopor­tan sus con­tra­dic­cio­nes ante el inte­rro­ga­to­rio de la defen­sa téc­ni­ca, en muchos casos, evi­den­cia­ron sus men­ti­ras con res­pues­tas como: «no me acuer­do», «no sé», «escri­bí el acta de la cap­tu­ra, pero no me acuer­do el con­te­ni­do del mismo…»

En ese con­tex­to, la Audien­cia se con­vir­tió en un podio don­de la acu­sa­da Blan­ca Julia Ajtún dio lec­cio­nes de dig­ni­dad y cla­ri­dad de ideas en la defen­sa de los dere­chos humanos.

Soy defen­so­ra de dere­chos huma­nos. No una delincuente.

Soy Blan­ca Julia Ajtún Mejía, soy defen­so­ra de dere­chos huma­nos y capa­ci­to al res­to de las muje­res en mi orga­ni­za­ción para que conoz­can y defien­dan sus dere­chos vio­len­ta­dos… Me detu­vie­ron y secues­tra­ron los agen­tes de ENERGUATE sin que exis­tie­ra orden de cap­tu­ra en mi con­tra. Sólo por abrir­le los ojos al pue­blo dor­mi­do. Señor Juez, soy defen­so­ra de dere­chos huma­nos, no una delin­cuen­te», sen­ten­ció con voz fir­me la acusada.

Y mirán­do­le a los ojos al abo­ga­do de ENERGUATE le dijo: «Ud. fue el que pla­ni­fi­có mi secues­tro. De su cara no me olvi­do. Ud. estu­vo allí rién­do­se cuan­do me mal­tra­ta­ban, pidien­do que nos detu­vie­ran pre­ven­ti­va­men­te en la Poli­cía Nacional».

Así, entre el evi­den­te ner­vio­sis­mo y tar­ta­mu­deo del Fis­cal y la deses­pe­ra­ción del abo­ga­do que­re­llan­te, la Audien­cia pro­si­guió has­ta las 16:30 horas. Momen­to en el que el Juez noti­fi­có a las par­tes para el pró­xi­mo 22 de febre­ro, a las 9:00 horas, para pro­se­guir con el deba­te en curso.

Mien­tras esto ocu­rría en la sala de audien­cias, en las puer­tas de la Torre de Tri­bu­na­les, más de un cen­te­nar de indí­ge­nas y cam­pe­si­nos orga­ni­za­dos en resis­ten­cia, pro­ve­nien­tes de los muni­ci­pios ale­da­ños, per­ma­ne­cie­ron en vigi­lia silen­cio­sa, bajo el sol ardien­te, ador­na­dos con sus pan­car­tas, en defen­sa de sus defen­so­res mayo­res, aho­ra, criminalizados.

18 de febre­ro de 2016

Fuen­te: http://​www​.tele​surtv​.net/​o​p​i​n​i​on/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.