Euro­pa bulle

NOTA: Tex­to escri­to para la revis­ta lati­no­ame­ri­ca­na RESISTENCIA

La his­to­ria euro­pea ha tran­si­ta­do por muchas fases de luchas cla­sis­tas, nacio­na­les y socia­les en gene­ral espe­cial­men­te ten­sas, algu­nas de las cua­les han lle­ga­do a abrir olea­das pre revo­lu­cio­na­rias y revo­lu­cio­na­rias segui­das por reac­cio­nes con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rias atro­ces, mili­ta­ris­tas y fas­cis­tas. Sin esta pano­rá­mi­ca his­tó­ri­ca no enten­de­re­mos nada del pre­sen­ten 1. La ebu­lli­ción social múl­ti­ple, poli­fa­cé­ti­ca y con­tra­dic­to­ria en extre­mo no es sino el efec­to del agra­va­mien­to de la «nue­va» cri­sis mun­dial en las for­mas y con­te­ni­dos que adquie­re en la Unión Euro­pea. Su expre­sión más inme­dia­ta y lla­ma­ti­va en estos momen­tos se expre­sa en el deba­te públi­co que se va a cele­brar en Madrid los pró­xi­mos días 19, 20 y 21 de febre­ro bajo la con­vo­ca­to­ria expre­sa­da en el docu­men­to Un Plan B para Euro­pa2. Es un esfuer­zo para aglu­ti­nar sec­to­res crí­ti­cos3 bus­can­do la «demo­cra­ti­za­ción radi­cal» de la Unión Euro­pea aun­que es pro­ba­ble que no lo logre4. Al final vol­ve­re­mos a esta «pro­ba­bi­li­dad» impo­si­ble.

La sola apa­ri­ción del Plan B, al mar­gen de las crí­ti­cas que pue­dan hacér­se­le5 o de las rela­ti­vas espe­ran­zas que sus­ci­te6, mues­tra que deter­mi­na­das fuer­zas refor­mis­tas y algu­nas revo­lu­cio­na­rias ya saben que hay que dar pasos fue­ra de la caja par­la­men­ta­ria. Por su par­te, otras corrien­tes radi­ca­les vie­nen coor­di­nán­do­se des­de hace tiem­po para for­ta­le­cer la lucha con­tra la Unión Euro­pea como es el caso, entre otras, de la que se cen­tra­li­za alre­de­dor de la con­sig­na de «Salir del euro». Des­de esta posi­ción, se apun­ta con ple­na razón a la crea­ción de «estruc­tu­ras popu­la­res para derro­tar la Euro­pa del capi­tal»7 por­que lo que está en jue­go es otro mode­lo de civi­li­za­ción, una no basa­da en la mer­can­cía. Hay que evi­tar que se impon­ga el plan bur­gués: «La Unión Euro­pea es el sis­te­ma más sofis­ti­ca­do del mun­do para cons­truir una civi­li­za­ción de mer­ca­do»8.

Desa­rro­llar ple­na­men­te la civi­li­za­ción de mer­ca­do es la úni­ca garan­tía del capi­tal mun­dial para man­te­ner­se en el poder en medio de la cri­sis que le azo­ta. Hemos vis­to cómo sec­to­res refor­mis­tas y revo­lu­cio­na­rios se coor­di­nan para, de modos muy dife­ren­tes, enfren­tar­se al capi­tal y a su plas­ma­ción en este ist­mo occi­den­tal de Eura­sia que es la Unión Euro­pea. Pero la dere­cha y la extre­ma dere­cha tam­bién se coor­di­nan y se expan­den9 por los mis­mos moti­vos. El cho­que entre dos mode­los civi­li­za­to­rios irre­con­ci­lia­bles se agu­di­za aún más con la cri­sis. La dere­cha va acer­cán­do­se a la extre­ma-dere­cha sin reco­no­cer­lo a viva voz y en medio del des­con­cer­ta­do silen­cio de un refor­mis­mo duro que a lo sumo que lle­ga es a escri­bir un Plan B para la Unión Euro­pea. Lo que está en jue­go real­men­te es un cho­que civi­li­za­cio­nal entre el capi­tal y el tra­ba­jo10, no entre el cris­tia­nis­mo y el isla­mis­mo o cual­quier otra cla­si­fi­ca­ción.

En la mor­tal lucha entre la civi­li­za­ción del capi­tal y la del tra­ba­jo que va agu­di­zán­do­se des­de el siglo XIX, la res­pues­ta a la pre­gun­ta sobre si se está des­en­ca­de­nan­do «la tor­men­ta per­fec­ta»11 lo deci­de todo en la coyun­tu­ra pre­sen­te. Des­de la lógi­ca bur­gue­sa, son sie­te los focos que impul­san el tem­po­ral: uno, la satu­ra­ción y vola­ti­li­dad del mer­ca­do del petró­leo; dos, el endu­re­ci­mien­to de la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca de Esta­dos Uni­dos; tres, el entorno de la eco­no­mía mun­dial no es de rece­sión pero tam­po­co es un San­to Grial; cua­tro, la eco­no­mía euro­pea no avan­za lo espe­ra­do y la Ban­ca retro­ce­de inquie­tan­te­men­te: un 24,55% como media y es sabi­do que las cri­sis finan­cie­ras son la ante­sa­la de una rece­sión; cin­co, la gra­ve­dad del retro­ce­so de Chi­na; seis, el aumen­to de la deu­da no sólo den­tro de la Unión Euro­pea sino a esca­la mun­dial; y sie­te, la debi­li­dad de la direc­ción socio­eco­nó­mi­ca del poder guber­na­ti­vo12.

Pero estu­dios rea­li­za­dos con rigor mar­xis­ta13, nie­gan el opti­mis­mo expre­sa­do en el pun­to tres de la lis­ta de sie­te arri­ba expues­ta, sobre todo insis­ten en las fuer­tes con­tra­dic­cio­nes que por aho­ra14 le impi­den comen­zar una fase expan­si­va nue­va, e inclu­so argu­men­tan sóli­da­men­te que tal recu­pe­ra­ción es ya impo­si­ble por­que el capi­ta­lis­mo mun­dial ha entra­do en una fase decli­nan­te15, de ago­ta­mien­to por seni­li­dad. Una vez más debe­mos vol­ver a la ley ten­den­cial de la caí­da de la tasa media de bene­fi­cio, o dicho en bur­gués: «la pre­vi­sión de mejo­ra de bene­fi­cio sólo ha sido más baja una vez en vein­ti­cin­co años»16.

Se nos pre­sen­ta aquí una cues­tión deci­si­va: la teo­ría mar­xis­ta de la cri­sis que, sin mayo­res pre­ci­sio­nes aho­ra, inte­gra al menos cua­tro con­tra­dic­cio­nes par­cia­les –des­cen­so del bene­fi­cio, des­pro­por­ción entre el sec­tor I y el sec­tor II, infra-con­su­mo y sobre-acu­mu­la­ción17– que, a lar­go pla­zo, se rigen por la ley de la ten­den­cia decre­cien­te de la cuo­ta de ganan­cia des­cu­bier­ta por Marx18. Una de las carac­te­rís­ti­cas de esta ley ten­den­cial es que inser­ta la acción huma­na cons­cien­te, la lucha entre el capi­tal y el tra­ba­jo a nivel mun­dial, en los moto­res de su deve­nir19.

Muy en sín­te­sis, es esta ley ten­den­cial y el con­jun­to de la teo­ría de la cri­sis, la que nos expli­ca por qué el pode­ro­so y temi­do Deu­ts­che Bank o «ban­co féti­do»20 ha retro­ce­di­do a nive­les insos­pe­cha­dos: su accio­nes que se coti­za­ban en 2008 a 100 euros han caí­do aho­ra a sólo 17 euros, regis­tran­do las mayo­res pér­di­das en sus 58 años de his­to­ria21. El Euro­gru­po reco­no­ce «pro­ble­mas»22 en algu­nos ban­cos pero des­car­ta que esta­lle una cri­sis finan­cie­ra como la ante­rior, que exi­gió de un des­em­bol­so de alre­de­dor de 1,6 billo­nes de euros de fon­dos públi­cos para sal­var la ban­ca pri­va­da. ¿De dón­de extraer más dine­ro para tapar tan­tos agu­je­ros?

Sola­men­te pue­de extraer­se median­te un bru­tal incre­men­to de la explo­ta­ción de las cla­ses y pue­blos explo­ta­dos, espe­cial­men­te de las muje­res23, y del aumen­to de las exi­gen­cias de las bur­gue­sías más fuer­tes a las más débi­les para que estas se sacri­fi­quen en bene­fi­cio de aque­llas. En el mar­co de la Unión Euro­pea ello mul­ti­pli­ca las ten­sio­nes den­tro de ella por­que sus Esta­dos sufren pre­sio­nes por las fuer­zas cen­trí­fu­gas de sus bur­gue­sías obso­le­tas y las supe­rio­res pre­sio­nes cen­trí­pe­tas, hacia una mayor uni­dad, por par­te de sus bur­gue­sías más poten­tes. Tene­mos aho­ra mis­mo dos ejem­plos para­dig­má­ti­cos entre otros muchos, uno es el de la sobre­pro­duc­ción mun­dial de ace­ro, exce­den­ta­ria a todas luces24 lo que daña a muchos Esta­dos de la Unión Euro­pea que se han nega­do has­ta aho­ra a cum­plir el man­da­to de Bru­se­las sobre las tasas al ace­ro chino25. Las ten­sio­nes en el inte­rior de la Unión Euro­pea, en este y otros muchos casos, res­pon­den a la mun­dia­li­za­ción de la ley del valor y a la len­ta y sub­te­rrá­nea acción de la ley ten­den­cial de la caí­da de la tasa media de bene­fi­cio, que azu­za la lucha de cla­ses y endu­re­ce las com­pe­ten­cias inter­bur­gue­sas.

El otro ejem­plo, idén­ti­co a este pero dife­ren­te en su for­ma, es el famo­so «Bre­xit»26 o sali­da de Gran Bre­ta­ña de la Unión Euro­pea. Según el minis­tro bri­tá­ni­co de eco­no­mía: «Si la Unión Euro­pea se refor­mu­la, no creo que Rei­no Uni­do pue­da ser más rico fue­ra»27. O sea, seguir o no en la Unión Euro­pea depen­de de la tasa de ganan­cia que obten­ga la fac­ción más pode­ro­sa de la bur­gue­sía bri­tá­ni­ca den­tro o fue­ra de la Unión Euro­pea. Otros Esta­dos más débi­les y endeu­da­dos deben clau­di­car obser­van­do muy enfa­da­dos cómo los pode­ro­sos se repar­ten la tar­ta a cos­ta suya, como en el caso de la ira de una exmi­nis­tra espa­ño­la28. Por­tu­gal ha reci­bi­do el plá­cet, el vis­to bueno de Bru­se­las sobre su «pre­su­pues­to nacio­nal» recor­dán­do­le que debe impo­ner más recor­tes socia­les y más aus­te­ri­dad29. La noti­cia es simul­tá­nea a las exi­gen­cias del FMI para que aprie­te aún más el san­gra­do del pue­blo por­tu­gués30.

El gobierno por­tu­gués de cen­tro refor­mis­ta se enfren­ta así a una situa­ción muy pare­ci­da a la de Gre­cia, en don­de tras un año en el Gobierno, Syri­za «ha ven­di­do su alma al poder»31 y al impe­ria­lis­mo nego­cian­do con Israel y blo­quean­do una decla­ra­ción euro­pea que cues­tio­na­ba las prác­ti­cas sio­nis­tas32, lo que refuer­za el cer­co de la OTAN a Rusia. Sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te, las fuer­zas refor­mis­tas han «olvi­da­do» la ver­gon­zo­sa clau­di­ca­ción de Syri­za, pero tam­bién la «revo­lu­ción trai­cio­na­da»33 islan­de­sa por­que sus duras lec­cio­nes des­trui­rían mucha mito­lo­gía con­for­mis­ta. Tal vez sea por esto que un refor­mis­ta duro como Y. Varou­fa­kis inten­te con­ven­cer­nos de que la demo­cra­ti­za­ción de la Unión Euro­pea faci­li­ta­ría que Esco­cia y Eus­kal Herria34 pudie­ran dis­po­ner de Esta­dos pro­pios.

La cues­tión cla­ve es, sin embar­go, qué cla­se de Esta­do nos per­mi­ti­ría esa Unión Euro­pea demo­crá­ti­ca: «pro­tec­to­ra­dos» obe­dien­tes o Esta­dos obre­ros inde­pen­dien­tes de la Unión Euro­pea, por muy demo­crá­ti­ca que esta fue­ra. Debe­mos saber que Sue­cia reti­ra su apo­yo a la inde­pen­den­cia del pue­blo saha­raui para reci­bir a cam­bio per­mi­so de Marrue­cos para ins­ta­lar una tien­da de la mul­ti­na­cio­nal sue­ca Ikea en Casa­blan­ca35, lo que supo­ne un giro de 180º de la «izquier­da sue­ca»36 que cuan­do esta­ba en la opo­si­ción en 2012 exi­gía el reco­no­ci­mien­to de la inde­pen­den­cia del Saha­ra. Como Gre­cia con Israel, Sue­cia pac­ta con Marrue­cos, del mis­mo modo que los Esta­dos fran­cés y espa­ñol ven­den armas y nego­cian con dic­ta­du­ras.

Gran Bre­ta­ña es dema­sia­do pode­ro­sa aún como para que la Unión Euro­pea rom­pa con ella37 a cos­ta de Esco­cia; el Esta­do espa­ñol debe dema­sia­do dine­ro como para empo­bre­cer­le más si la Unión Euro­pea faci­li­ta la sece­sión vas­ca y cata­la­na. Y el Esta­do fran­cés, que ocu­pa terri­to­rios vas­cos y cata­la­nes, es un alia­do impres­cin­di­ble de Ale­ma­nia. Ade­más, quie­nes man­dan, Esta­dos Uni­dos y el FMI38, exi­gen que los Esta­dos euro­peos sean sóli­dos y fia­bles, «bue­nos paga­do­res», y con recur­sos para mul­ti­pli­car los gas­tos mili­ta­res que exi­ge la OTAN.

Esta­dos Uni­dos ha deci­di­do mul­ti­pli­car por cua­tro estos gas­tos39 en el Este euro­peo por­que pre­vé que la gue­rra silen­cio­sa de Ucra­nia se endu­rez­ca en 2017. Ini­cial­men­te fue Ale­ma­nia la que pre­sio­nó a Ucra­nia para fre­nar su acer­ca­mien­to a Rusia garan­ti­zan­do que el mer­ca­do ucra­niano siguie­ra en bue­na medi­da en manos ale­ma­nas y fran­ce­sas, pero esta pri­me­ra fase se trun­có cuan­do el «pre­mio Nobel de la Paz», Oba­ma, deci­dió endu­re­cer el cer­co a Rusia40 y qui­tar­le bue­na par­te del mer­ca­do ucra­niano a Euro­ale­ma­nia.

En medio de estas ten­sio­nes, la olea­da de refu­gia­dos ha cuar­tea­do toda­vía más las frá­gi­les estruc­tu­ras inter­nas de la Unión Euro­pea. Los Esta­dos los recha­zan por los gas­tos que les ori­gi­nan y sus fuer­zas más reac­cio­na­rias se vuel­ven más racis­tas para subir en votos. Con el cinis­mo y doble moral que carac­te­ri­za a la bur­gue­sía euro­pea sec­to­res de esta cla­se, sobre todo en Ale­ma­nia41, lle­va­ban tiem­po advir­tien­do de la nece­si­dad de atraer fuer­za de tra­ba­jo cua­li­fi­ca­da, pero se ha vis­to des­bor­da­da por la can­ti­dad de refu­gia­dos. La cau­sa de su espec­ta­cu­lar aumen­to radi­ca en que, sin retro­ce­der mucho en la his­to­ria, la fero­ci­dad de la OTAN42 con­tra los pue­blos es tal que una par­te de su pobla­ción bus­ca refu­gio en la Unión Euro­pea que ha reac­cio­na­do con el racis­mo con­sus­tan­cial a la civi­li­za­ción euro­pea. Dina­mar­ca y Sue­cia, teni­das como epí­to­mes de la demo­cra­cia euro­pea, han apli­ca­do serias medi­das para fre­nar la entra­da de refu­gia­dos a sus paí­ses43.

La doble moral bur­gue­sa se apro­ve­cha de múl­ti­ples for­mas, sien­do las sexua­les las más inhu­ma­nas sobre todo con la escla­vi­tud sexual de más de 10.000 niñas y niños refu­gia­dos «des­apa­re­ci­dos» delan­te de las nari­ces de la Euro­pol. Si la escla­vi­tud sexual engor­da el PIB, tam­bién lo hacen las ganan­cias de las mafias que los tras­la­dan: en la «ruta grie­ga»44 deben pagar has­ta 20.000 de euros por per­so­na. La «eco­no­mía cri­mi­nal», el capi­ta­lis­mo en sí, explo­ta a las refu­gia­das y refu­gia­dos en todos los sen­ti­dos: tra­ba­jos des­cua­li­fi­ca­dos, inde­fen­sos e ile­ga­les, tra­ba­jos domés­ti­cos y de cui­da­do, refor­za­mien­to de las mafias, etc. Un ejem­plo, el bille­te de 500 euros, de uso casi exclu­si­vo de las mafias, la bur­gue­sía y la eco­no­mía sumer­gi­da –el 56% de las y los euro­peos nun­ca lo han vis­to45– jue­ga un rol impor­tan­te en el PIB de la Unión Euro­pea.

Vea­mos la mag­ni­tud del pro­ble­ma: «En 2012, el Ban­co de Ita­lia cifró el valor de lo que deno­mi­na “eco­no­mía cri­mi­nal” en 10,9% del PIB. Hace dos sema­nas, la Ofi­ci­na de Esta­dís­ti­cas Nacio­na­les de Rei­no Uni­do (ONS) infor­mó que la pros­ti­tu­ción, el trá­fi­co de dro­gas y el con­tra­ban­do supo­nen unos 12.300 millo­nes de euros de la rique­za nacio­nal, es decir, un 0,6% de su PIB. Y esta sema­na, Espa­ña y Por­tu­gal tam­bién entre­ga­ron sus esti­ma­cio­nes. Así, el Ins­ti­tu­to de Nacio­nal de Esta­dís­ti­ca espa­ñol (INE) cal­cu­ló que el PIB aumen­ta­rá entre un 2,7% y un 4,5 % (entre 27.000 y 45.000 millo­nes de euros) inclu­yen­do las acti­vi­da­des ile­ga­les. En tan­to, los res­pon­sa­bles del INE por­tu­gués expli­ca­ron que este tipo de nego­cios ele­van en un 0,4% el PIB nacio­nal, o sea, unos 700 millo­nes de euros»46.

Hemos vis­to reali­da­des estruc­tu­ra­les de la Unión Euro­pea, esen­cia­les y no acce­so­rias para su fun­cio­na­mien­to dia­rio. Acep­tar inclu­so la remo­ta posi­bi­li­dad, por no hablar de pro­ba­bi­li­dad, de que el Plan B demo­cra­ti­ce radi­cal­men­te la Unión Euro­pea y aca­be con su esen­cia, es utó­pi­co. Es infi­ni­ta­men­te más rea­lis­ta deba­tir sobre la actua­li­za­ción de la con­sig­na de los Esta­dos Uni­dos Socia­lis­tas de Euro­pa.

Iña­ki Gil de San Vicen­te

Eus­kal Herria, 15 de febre­ro de 2016

  1. Léa­se como base argu­men­ta­ti­va el tex­to del autor de esta ponen­cia: La cri­sis de Euro­pa y las alter­na­ti­vas de la izquier­da, 1 de julio de 2010 (www​.matxin​gu​nea​.org).
  2. (www​.plan​beu​ro​pa​.es)
  3. S. Díaz: Varou­fa­kis, Lafon­tai­ne y Lapa­vit­sas lan­za­rán des­de Madrid el Plan B para Euro­pa, 9 de febre­ro de 2016 (www​.cuar​to​po​der​.es).
  4. R. Zelik: Situa­ción seria, siguien­te inten­to, 13 de febre­ro de 2016 (www​.gara​.eus).
  5. S. Sch­nei­der: Yanis Varou­fa­kis lan­za un nue­vo movi­mien­to refor­mis­ta por la «Demo­cra­cia en Euro­pa», 12 de febre­ro de 2016 (www​.izquier​da​dia​rio​.es); Comu­ni­ca­do de la Coor­di­na­do­ra Euro­pea por la Sali­da del Euro, Los Pla­nes B flo­re­cen des­de Madrid a París pasan­do por Ber­lín, 22 de enero de 2016 (www​.salir​de​leu​ro​.net) y en la mis­ma pági­na web, AA.VV.: Un Plan B para no ir a nin­gu­na par­te.
  6. A. Pra­di­lla: Miem­bros de EH Bil­du, Pode­mos, IU y la CUP esta­rán en los encuen­tros «Plan B para Euro­pa», 2 de febre­ro de 2016 (www​.naiz​.eus).
  7. J. Bus­que­ta: «Recu­pe­rar la sobe­ra­nía para trans­for­mar la socie­dad», Encuen­tros de los movi­mien­tos eman­ci­pa­to­rios de los Pue­blos del Sur de Euro­pa, 10 – 11 de octu­bre de 2015 (www​.salir​de​leu​ro​.net).
  8. J. Niko­noff: «Ponen­cia» Encuen­tros de los movi­mien­tos eman­ci­pa­to­rios de los Pue­blos del Sur de Euro­pa, 10 – 11 de octu­bre de 2015 (www​.salir​de​leu​ro​.net).
  9. J. Can­ta­re­ro: Manos Lim­pias apo­ya una alian­za para crear la ver­sión espa­ño­la de Le Pen, 13 de febre­ro de 2016 (www​.publi​co​.es); Ph. Cor­cuff: La extre­ma-dere­chi­za­ción polí­ti­ca de Euro­pa, 15 de febre­ro de 2016 (www​.lahai​ne​.org).
  10. A. Anie­vas y K. Nisan­cio­glu: Para una crí­ti­ca radi­cal del euro­cen­tris­mo, 6 de febre­ro de 2016 (www​.sin​per​mi​so​.info).
  11. N. Rodri­go Pala­cios: Tor­men­ta per­fec­ta en los mer­ca­dos, 11 de febre­ro de 2016 (www​.cin​co​dias​.com).
  12. G. Escri­bano y A. Stumpf: Los sie­te focos de ten­sión en los mer­ca­dos, 12 de febre­ro de 2016 (www​.cin​co​dias​.com).
  13. G. Bra­vo: Rece­sión: el fan­tas­ma que ame­na­za las eco­no­mías de la zona euro y EEUU, 11 de febre­ro de 2016 (www​.izquier​da​dia​rio​.es).
  14. M. Gari: El fan­tas­ma de la rece­sión, 25 de enero de 2016 (www​.vien​to​sur​.info).
  15. J. Beins­tein: Cri­sis petro­le­ra y decli­na­ción sis­te­ma mun­dial, 26 de mayo de 2015 (www​.lahai​ne​.org).
  16. C. Jara­mi­llo y L. de la Quin­ta­na: Bene­fi­cios «ahor­ca­dos», 14 de febre­ro de 2016 (www​.ele​co​no​mis​ta​.es).
  17. AA.VV.: Ele­men­tos de aná­li­sis eco­nó­mi­co mar­xis­ta, Cata­ra­ta, Madrid 2002, pp. 72 – 74.
  18. K. Marx: El Capi­tal, FCE, Méxi­co 1973, libro III, pp. 213 – 263.
  19. M. Roberts: La teo­ría mar­xis­ta de las cri­sis eco­nó­mi­cas en el capi­ta­lis­mo, 7 de enero de 2016 (www​.sin​per​mi​so​.info).
  20. X. Vidal-Folch: Deu­ts­che, un ban­co féti­do, 12 de febre­ro de 2016 (www​.elpais​.com).
  21. J. Chin­go: ¿Un Leh­man Brothers euro­peo? El Deust­che Bank en la mira, 11 de febre­ro de 2016 (www​.izquier​da​dia​rio​.es).
  22. 12 de febre­ro de 2016 (www​.cin​co​dias​.com).
  23. IrTeEn!!: Tocan­te al infor­me de la OIT sobre bre­cha sala­rial: Esen­cia y apa­rien­cia en las des­igual­da­des sala­ria­les de «géne­ro»…, 16 de diciem­bre de 2014 (www​.irteen​.net); tam­bién, N. Alon­so y D. Tri­llo: «La cri­sis del Esta­do del Bien­es­tar y las reper­cu­sio­nes sobre la situa­ción socio­la­bo­ral de las muje­res», Revis­ta de Eco­no­mía Crí­ti­ca, nº 20, segun­do semes­tre 2015, pp. 135 – 154 (www​.revis​tae​co​no​mia​cri​ti​ca​.org); X. Her­mi­da: Las muje­res en la cune­ta labo­ral, 10 de febre­ro de 2016 (www​.elpais​.com).
  24. I. Esnao­la: Sobre­pro­duc­ción en el mer­ca­do mun­dial del ace­ro, 15 de febre­ro de 2016 (www​.gara​.eus).
  25. J. Vale­ro: La mitad de los paí­ses euro­peos blo­quea la subi­da de tari­fas para impor­tar ace­ro chino, 15 de febre­ro de 2016 (www​.ele​co​mis​ta​.es).
  26. F. Giu­gliano: 4 de febre­ro de 2016 (www​.elpais​.com).
  27. A. Pala­cios: Las con­se­cuen­cias del «Bre­xist», 4 de febre­ro de 2016 (www​.elpais​.com).
  28. 5 de febre­ro de 2016 (www​.eldia​rio​.es).
  29. 5 de febre­ro de 2016 (www​.izquier​da​dia​rio​.es).
  30. C. Lapa­vit­sas: Un año des­pués, Syri­za ha ven­di­do su alma al poder, 30 de enero de 2016 (www​.kao​sen​la​red​.net).
  31. J. L. Mar­tí­nez: Gobierno grie­go sella «acuer­do his­tó­ri­co» con Israel y se ale­ja de la cau­sa pales­ti­na, 26 de enero de 2016 (www​.izquier​da​dia​rio​.es).
  32. I. Estí­va­liz: El espe­jis­mo islan­dés, la revo­lu­ción trai­cio­na­da, 16 de diciem­bre de 2015 (www​.rebe​lion​.org).
  33. I. Soto: Y. Varou­fa­kis: la demo­cra­ti­za­ción de la UE faci­li­ta­ría a esco­ce­ses y vas­cos poder ser Esta­do, 14 de febre­ro de 2016 (www​.naiz​.eus).
  34. 17 de enero de 2016 (www​.publi​co​.es).
  35. 18 de enero de 2016 (www​.elpais​.com).
  36. L. Abe­llán: La UE hace con­ce­sio­nes a Came­ron para evi­tar la sali­da de Rei­no Uni­do, 2 de febre­ro de 2016 (www​.elpais​.com).
  37. E. Llo­pis: Entre­vis­ta con X. Arri­za­ba­lo, La «inte­gra­ción» euro­pea, bajo la égi­da de EEUU y FMI, 4 de enero de 2016 (www​.rebe​lion​.org); y M. Dinuc­ci: La ban­de­ra de EEUU flo­ta sobre Euro­pa, 15 de febre­ro de 2016 www​.lahai​ne​.org().
  38. J. Faus: EEUU cua­dru­pli­ca­rá su pre­su­pues­to mili­tar en el Este de Euro­pa, 2 de febre­ro de 2016 (www​.elpais​.com).
  39. S. Lupe y D. Loti­to: «Entre la reac­ción y el neo­rre­for­mis­mo», Estra­te­gia Inter­na­cio­nal, Bue­nos Aires, nº 29, enero de 2016, pp. 235 – 236.
  40. M. For­te­za: Ale­ma­nia habrá per­di­do 6,7 millo­nes de per­so­nas en edad labo­ral en 2025, 9 de mar­zo de 2015 (www​.ele​co​no​mis​ta​.es).
  41. A. Maes­tro: La OTAN y los refu­gia­dos: la mano que mece la cuna, 6 de sep­tiem­bre de 2015 (www​.lahai​ne​.org).
  42. 5 de enero de 2016 (www​.publi​co​.es).
  43. D. Iriar­te: Los refu­gia­dos pagan una for­tu­na para esca­par de la gue­rra por la ruta grie­ga, la más segu­ra, 9 de agos­to de 2015 (www​.abc​.es).
  44. L. Gómez: Los usos incon­fe­sa­bles de los bille­tes de 500 euros, 13 de febre­ro de 2016 (www​.elpais​.com).
  45. Basem y L. Tajel­di­ne: La escla­vi­tud sexual de los niños refu­gia­dos engor­da el PIB de Euro­pa, 4 de febre­ro de 2016 (www​.kao​sen​la​red​.net) y la cita en (www​.bcr​-bes​trong​.com).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *