Herri ekin­tza 3 de marzo

dsc_0055

El 3 de mar­zo de 1976, aquí en Gas­teiz, cin­co tra­ba­ja­do­res fue­ron ase­si­na­dos en una ope­ra­ción repre­si­va de la enton­ces lla­ma­da Poli­cía Arma­da, uno de los cuer­pos de segu­ri­dad del Esta­do espa­ñol. La masa­cre tuvo lugar en la igle­sia de San Fran­cis­co, en el barrio obre­ro de Zara­ma­ga, duran­te una huel­ga gene­ral que para­li­zó Gas­teiz des­pués de tres meses de una inten­sa y com­pro­me­ti­da lucha por las con­di­cio­nes de tra­ba­jo dig­nas. Las asam­bleas, pri­me­ro en las fábri­cas y des­pués en todos los barrios y cen­tros de estu­dio, fue­ron el ins­tru­men­to de orga­ni­za­ción y con­cien­cia­ción para una lucha que ha hecho his­to­ria en el movi­mien­to obre­ro. Tal vez por ese moti­vo, el Gobierno tomó la deci­sión de repri­mir y ata­car la asam­blea de San Fran­cis­co, don­de, aquel día de huel­ga gene­ral, se reu­nie­ron más de cin­co mil hom­bres y muje­res, en una ilu­sio­nan­te y fir­me mues­tra de poder popular.

Este año se cum­ple el cua­ren­ta ani­ver­sa­rio de esos suce­sos, y tris­te­men­te pode­mos afir­mar que en estos cua­ren­ta años nada ha cam­bia­do, al con­tra­rio, se ha retro­ce­di­do y las mejo­ras labo­ra­les y socia­les que se con­si­guie­ron con las huel­gas del 76 han pere­ci­do en una cri­sis sis­té­mi­ca, cuyas con­se­cuen­cias se esfuer­zan en con­ver­tir a los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras en indi­vi­duos sin dere­chos ni futuro.

En este con­tex­to nace Herri Ekin­tza, pla­ta­for­ma com­pues­ta por dife­ren­tes colec­ti­vos socia­les, y pun­to de encuen­tro del movi­mien­to popu­lar de Gasteiz.

En pri­mer lugar, decir que Herri Ekin­tza quie­re reco­ger el recuer­do his­tó­ri­co del 3 de Mar­zo y ren­dir un sin­ce­ro home­na­je a los tra­ba­ja­do­res ase­si­na­dos, a los y las que resul­ta­ron heri­das y, tam­bién, a todos los hom­bres y muje­res que, de una for­ma u otra, par­ti­ci­pa­ron en aque­lla lucha.

Pero Herri Ekin­tza, no desea que­dar­se sólo en la con­me­mo­ra­ción de un trá­gi­co recuer­do, no es sufi­cien­te. Que­re­mos traer a la reali­dad de hoy, la esen­cia ideo­ló­gi­ca que encie­rra el 3 de mar­zo de 1976. Ya que enten­de­mos que para man­te­ner vivo el recuer­do de una lucha, éste no se pue­de sus­ten­tar sólo en sim­ples mira­das al pasa­do. Vivi­mos el pre­sen­te y las nue­vas gene­ra­cio­nes tene­mos la res­pon­sa­bi­li­dad de cons­truir el futu­ro en un sis­te­ma dife­ren­te; más jus­to, más igua­li­ta­rio y sobre todo más solidario.

Herri Ekin­tza pre­ten­de recu­pe­rar des­de la memo­ria acti­va, ese espí­ri­tu de lucha que muchos creen extin­to, y lo que­re­mos hacer median­te el cono­ci­mien­to y la concienciación.

Así, hace­mos un lla­ma­mien­to al movi­mien­to popu­lar para que ten­ga un pro­ta­go­nis­mo rele­van­te en una con­me­mo­ra­ción que, por enci­ma de cual­quier valo­ra­ción, per­te­ne­ce al pue­blo y a la cla­se trabajadora.

Por todo esto, hemos orga­ni­za­do un pro­gra­ma que des­de el 10 de febre­ro has­ta el sába­do 5 de mar­zo ten­drá lugar en dife­ren­tes espa­cios de Gas­teiz , un pro­gra­ma con acti­vi­da­des diver­sas don­de se abor­da­rán temá­ti­cas actua­les bajo la pers­pec­ti­va de lo que siem­pre fue, es y será una lucha popu­lar, el 3 de marzo.

IMG-20160208-WA0000

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *