¿El «histórico acuerdo» es un paso adelante o más bien una caída en picado?

Hace unos días se hizo públi­co, a tra­vés de los medios de comu­ni­ca­ción, el «his­tó­ri­co acuer­do» al que habían lle­ga­do los acu­sa­dos, todos, del pro­ce­so 04/​2008 por una par­te y la Audien­cia Nacio­nal y la Aso­cia­ción AVT por otra. Que­dan­do cla­ro lo bueno que es que nadie ten­ga que entrar en la cár­cel, otra cosa es lo que se ten­ga que hacer para evi­tar dicha situa­ción.

Dicho acuer­do se debe enten­der no como una acción ais­la­da y pun­tual sino como otro paso en una estra­te­gia de lar­go cala­do y median­te la cual se ha deses­truc­tu­ra­do, desideo­lo­gi­za­do a la izquier­da aber­tza­le, renun­cian­do con ello a todo el baga­je polí­ti­co de la lucha desa­rro­lla­da en los últi­mos cin­cuen­ta años.

Y es que lo que se nos pre­sen­ta como una enor­me vic­to­ria, una vez que se estu­dia en pro­fun­di­dad no se pue­de cata­lo­gar más que como la cons­ta­ta­ción de la renun­cia a cual­quier tipo de lucha o enfren­ta­mien­to polí­ti­co con los Esta­dos ocu­pan­tes por par­te de la direc­ción de Sor­tu. Y ello lo fir­man los acu­sa­dos de la siguien­te mane­ra:

Reco­no­cien­do su par­ti­ci­pa­ción en los hechos, asu­mien­do que su con­duc­ta fue con­tra­ria a la lega­li­dad vigen­te, y quie­ren aña­dir su com­pro­mi­so con la renun­cia a cual­quier acti­vi­dad rela­cio­na­da con el uso de la vio­len­cia, que­rien­do que este reco­no­ci­mien­to con­tri­bu­ya a la repa­ra­ción a las víc­ti­mas del terro­ris­mo por el daño y sufri­mien­to que se les ha cau­sa­do.

Tenien­do en cuen­ta que la teo­ría «del todo es ETA» no se ha dero­ga­do ni ha cam­bia­do, ¿Qué pue­de con­si­de­rar la Audien­cia Nacio­nal como «uso de la vio­len­cia»?

Duran­te el pro­ce­so Eus­kal Herria Zutik! se habló de líneas rojas que nun­ca se tras­pa­sa­rían. Unos pocos años des­pués vemos que no solo se han tras­pa­so dichas líneas, sino que ade­más se ha ido mucho más lejos. Si reco­da­mos dicho pro­ce­so y el deba­te, por lla­mar­lo de algu­na mane­ra, que se desa­rro­lló entre las bases, se dijo que nun­ca se acep­ta­ría la ley del enemi­go y que siem­pre se esta­ría apo­yan­do a los pre­sos polí­ti­cos vas­cos. En el párra­fo del acuer­do se ve que se hace jus­ta­men­te todo lo con­tra­rio de lo que se dijo. Todo aque­llo que se pro­cla­mó en su día ha que­da­do en nada con el deve­nir de los años, es decir, acep­ta­ción de las leyes de los inva­so­res de for­ma volun­ta­ria, admi­tien­do que la rea­li­za­ción de una acti­vi­dad polí­ti­ca es un deli­to, pidien­do unas míse­ras trans­fe­ren­cias que lo úni­co que hacen es inci­dir en la acep­ta­ción de la par­ti­ción de nues­tro país, en dife­ren­tes admi­nis­tra­cio­nes y todo ello con el obje­ti­vo de inten­tar con­se­guir su per­dón, renun­cian­do a los obje­ti­vos por los que nació la Izquier­da Aber­tza­le, es decir, la Repú­bli­ca Socia­lis­ta Vas­ca cons­ti­tui­da en Esta­do obre­ro.

En una pala­bra, lo que se acep­ta con el acuer­do es el some­ti­mien­to por par­te de Sor­tu de la vía Nan­cla­res, con todo lo que ello sig­ni­fi­ca. Acep­tar la ley vigen­te, reco­no­cer­se como delin­cuen­tes comu­nes, al no haber razo­nes polí­ti­cas para la rea­li­za­ción de sus actos, y, por últi­mo, que cada uno o una se sal­ve como pue­da, y, cla­ro, todo esto fir­ma­do en el juz­ga­do delan­te del juez, la poli­cía y la AVT.

Ade­más, dicho «acuer­do» se acep­ta en medio del pro­ce­so de deba­te Abian!, deba­te que que­da total­men­te ter­gi­ver­sa­do, pues­to que, tras el penúl­ti­mo paso de la direc­ción de Sor­tu, se entie­rran las espe­ran­zas de los y las mili­tan­tes y sim­pa­ti­zan­tes de la Izquier­da Aber­tza­le de poder inci­dir en cier­ta medi­da en las polí­ti­cas y deci­sio­nes de Sor­tu. Da igual lo que digan las bases, la direc­ción de Sor­tu deci­de, ella sola, el camino a seguir.

Y es que Sor­tu en la actua­li­dad, recuer­da a esos par­ti­dos auto­ri­ta­rios, en los que se podía per­ma­ne­cer siem­pre que no se abrie­ra la boca y se asin­tie­ra a lo que la direc­ción orde­na­ba. Caso con­tra­rio, espe­ra­ba la pur­ga.

Es un hecho loa­ble poner­se como obje­ti­vo vaciar las cár­ce­les de pre­sos y pre­sas, pero ¿cómo se va a hacer si no des­apa­re­cen las razo­nes del con­flic­to?

Sor­tu pre­ten­de con­ven­cer­nos que quie­re la par­ti­ci­pa­ción de los pre­sos y pre­sas en el deba­te Abian!, pero el úni­co camino que se les ofre­ce es el del arre­pen­ti­mien­to y el de la acep­ta­ción de la ley del enemi­go.

Y es que con este acuer­do se vuel­ve a la polí­ti­ca de lo que les gus­ta lla­mar uni­la­te­ra­li­dad, y más bien pare­ce que se va impro­vi­san­do sobre la mar­cha. Para ello solo hay que leer las pala­bras de Asier Arraiz cuan­do decía:

El otro día se con­si­guió que las dife­ren­tes par­tes lle­ga­ran a un acuer­do y hubo un espa­cio par­cial de bila­te­ra­li­dad. Qui­zás esto pue­da dar lugar a otros espa­cios par­cia­les de bila­te­ra­li­dad; qui­zá no, pero nos gus­ta­ría que así fue­ra. Esto sig­ni­fi­ca que la otra par­te debe poner tam­bién de su par­te para que la situa­ción avan­ce y se solu­cio­ne de for­ma defi­ni­ti­va.

O sea, pue­de valer para algo o pue­de que no (esto sue­na a sal­to en el vacío sin red). Se sien­tan dos par­tes y una de ellas tran­si­ge con lo que le pide la otra, con lo cual las dos par­tes se ponen de acuer­do. ¡Toma bila­te­ra­li­dad!

Por otra par­te, ha que­da­do pro­ba­do que los obje­ti­vos de la AVT son polí­ti­cos y no de jus­ti­cia como dicen. Si, tal como han decla­ra­do miles de veces, su obje­ti­vo es ile­ga­li­zar a Sor­tu y que su direc­ción aca­be en la cár­cel, ¿Por qué lle­ga a un acuer­do por el cual la direc­ción de Sor­tu evi­ta entrar en la cár­cel y les per­mi­te seguir diri­gien­do el par­ti­do? Está cla­ro que si la actual direc­ción de Sor­tu fue­ra reti­ra­da, se debe­ría ele­gir una nue­va, la cual a lo mejor se pro­po­nía refle­jar las dife­ren­tes opi­nio­nes inter­nas que exis­ten actual­men­te en la Izquier­da Aber­tza­le, lo que no les intere­sa. Más vale malo cono­ci­do y doble­ga­do que posi­ble bueno por cono­cer.

El 16 de enero de este año, Iña­ki Ega­ña publi­có en Gara un artícu­lo titu­la­do «Eppur si muo­ve», en el que dice más o menos, que la esce­na polí­ti­ca vas­ca se mue­ve y que al final eso es bueno. Eso es cier­to, se mue­ve, pero ¿en la direc­ción ade­cua­da para Eus­kal Herria o más bien se mue­ve en el for­ta­le­ci­mien­to de la pre­sen­cia de los Esta­dos espa­ñol y fran­cés en sue­lo vas­co?

En un año de elec­cio­nes, en el que el espa­ño­lis­mo de Pode­mos aprie­ta y en el que el PNV se pon­drá la cami­sa inde­pen­den­tis­ta, la repre­sen­ta­ción de la Izquier­da Aber­tza­le en el Par­la­men­to de Gas­teiz pue­de que­dar redu­ci­da a poco menos que tes­ti­mo­nial. Y eso para un par­ti­do que ha cen­tra­do toda su línea en la polí­ti­ca ins­ti­tu­cio­nal es un fra­ca­so total y abos­lu­to. Se mire por don­de se mire.

Está cla­ro que la úni­ca sali­da es vol­ver a orga­ni­zar­se, por barrios, por pue­blos, for­ta­le­cien­do el movi­mien­to popu­lar, apo­yan­do a nues­tros y pre­sos y pre­sas, impli­cán­do­se en el camino para la libe­ra­ción de Eus­kal Herria del yugo opre­sor. Por­que la liber­tad no es gra­tis ni fácil, si el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co no es el que tra­ba­ja por su libe­ra­ción, tan­to nacio­nal como social como de géne­ro, ¿Quién nos la dará?

Como comu­nis­tas tam­bién plan­tea­mos que es nece­sa­ria la orga­ni­za­ción de los comu­nis­tas de Eus­kal Herria. Esta orga­ni­za­ción es nece­sa­ria si que­re­mos avan­zar en la libe­ra­ción de Eus­kal Herria. Si que­re­mos que algún día sea reali­dad una Eus­kal Herria inde­pen­dien­te, anti­pa­triar­cal y socia­lis­ta.

Boltxe Kolek­ti­boa

2 de febre­ro de 2016

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

4 Responses

  1. "…si el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co no es el que tra­ba­ja por su libe­ra­ción, tan­to nacio­nal como social como de géne­ro, ¿Quién nos la dará?…"

  2. Creo se come­te un gra­ve error al cen­trar el pro­ble­ma en la fir­ma de un acuer­do, don­de se afir­ma que las acti­vi­da­des de las que son acu­sa­dos (orga­ni­zar y rea­li­zar accio­nes poli­ti­cas) son ili­ci­tas y que secom­pro­me­ten a no rea­li­zar más accio­nes vio­len­tas.
    Se podría hacer una lec­tu­ra, don­de se podría decir que hacer poli­ti­ca inde­pen­den­tis­tas y socia­lis­ta en el esta­do espa­ñol es ile­gal (lo que no sig­ni­fi­ca moral, èti­co o demo­crá­ti­co) y por lo tan­to, se pue­de decir que deter­mi­na­das poli­ti­cas, que luchan por la auto­de­ter­mi­na­ción, son tan ile­ga­les en la legis­la­ción espa­ño­la como lo era la lucha por la igual­dad racial en sud­afri­ca, sien­do dere­chos fun­da­men­ta­les reco­gi­dos por la ONU.
    El ver­da­de­ro problema,consiste en que sor­tu ha apro­ve­cha­do un acuer­do q difi­cil cavi­da tie­ne en la mayo­ria de los casos, para abra­zar la via Nan­cla­res y rea­li­zar un via­je a la nada, don­de muchos se que­da­rán tan tira­dos como se que­da­ron 30.000 guda­ris en el puer­to de San­to­ña.
    Uti­li­zar un acuer­do, q bási­ca­men­te sir­ve para q la AVT con­si­ga un acto de ven­gan­za, con­si­guien­do penas para todos los encau­sa­dos, para q la AN se qui­te de enci­ma un suma­rio q pro­me­tia ser más eterno de lo que ya era, y para q los encau­sa­dos no ten­gan que entrar en la car­cel, se con­vier­te en una cor­ti­na humo, en un capo­te q uti­li­za sor­tu para avan­zar en su estra­te­gia entre­gis­ta e inte­gra­do­ra en el sis­te­ma mien­tras todo el mun­do saca una con­clu­siòn del mis­mo que en reali­dad fue la dada por Barre­na en la rue­da de pren­sa pos­te­rior.
    Reco­no­cer q una acti­vi­dad poli­ti­ca es ile­gal en un país, no con­vier­te en legi­ti­ma su lega­li­dad, ni en terro­ris­mo a dicha acti­vi­dad. El reco­no­ci­mien­to de la legi­ti­mi­dad de dicha lega­li­dad, se da cuan­do se con­si­de­ra ile­gi­ti­ma la lucha rea­li­za­da, se pide el arre­pen­ti­mien­to y per­dón y se reco­no­ce el sis­te­ma. Nada de esto apa­re­ce en el acuer­do, solo en la letra q le ha aña­di­do sor­tu.

  3. Agur: En este suma­rio esta­ban encau­sa­das nume­ro­sas per­so­nas per­te­ne­cien­tes a varias orga­ni­za­cio­nes. Entre las orga­ni­za­cio­nes de refe­ren­cia hay que men­cio­nar las 2 que han acep­ta­do las con­di­cio­nes esta­ble­ci­das por la fis­ca­lía y la AVT: Sor­tu y el colec­ti­vo el que se arro­ga la repre­sen­ta­ti­vi­dad de la his­tó­ri­ca ANV. Por lo tan­to, la acep­ta­ción de las con­di­cio­nes que se ana­li­zan en este escri­to afec­tan a ambos colec­ti­vos aun­que, es del todo evi­den­te que las dife­ren­cias en cuan­to a dimen­sio­nes y capa­ci­dad de inci­den­cia son enor­mes.

    Sabía­mos de la estra­te­gia de Sor­tu en mate­ria de pre­sos y "nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca", su deri­va es con­se­cuen­te con sus mani­fes­ta­cio­nes y sus actua­cio­nes. Esté o no de acuer­do con cier­tos pasa­jes de la valo­ra­ción que se rea­li­za, no pue­do por menos que des­ta­car la par­cia­li­dad de la mis­ma, máxi­me cuan­do este blog ha sido medio y sus­ten­to de unos posi­cio­na­mien­tos de per­so­nas que han veni­do pre­sen­tán­do­se como los voce­ros de esta segun­da orga­ni­za­ción; la mis­ma que aho­ra ha hecho blo­que con Sor­tu, y no, pre­ci­sa­men­te, en acti­tud huma­ni­ta­ria con aque­llos sino para sal­var el "pro­pio" …
    https://​borro​ka​ga​raia​.word​press​.com/​2​0​1​6​/​0​1​/​2​6​/​e​u​s​k​a​l​-​h​e​r​r​i​a​r​i​-​e​r​r​e​p​r​e​s​a​l​i​a​t​u​-​o​h​i​a​k​-​a​s​a​n​b​l​a​d​a​/​#​c​o​m​m​e​n​t​-​1​9​548

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: