«La rei­vin­di­ca­ción de Amnis­tía es más nece­sa­ria que nunca»

Comen­za­mos el deba­te con un tex­to apor­ta­do por Iña­ki Gil de San Vicen­te, pen­sa­dor mar­xis­ta liga­do des­de su juven­tud a la lucha de libe­ra­ción del pue­blo vas­co y habi­tual cola­bo­ra­dor de La Hai­ne:

RESPUESTA A CUATRO PREGUNTAS DE LA HAINE:

La rei­vin­di­ca­ción estra­té­gi­ca de la amnis­tía ¿Es acer­ta­da o des­acer­ta­da en el actual con­tex­to polí­ti­co en Eus­kal Herria?

Es acer­ta­da y nece­sa­ria. Es estra­té­gi­ca por­que indi­ca que, como rei­vin­di­ca­ción, está por enci­ma de los avan­ces tác­ti­cos que pudie­ran dar­se en la lucha con­cre­ta. Dicho de otro modo, es estra­té­gi­ca por­que va a la raíz: mien­tras que que­de en las cár­ce­les una pri­sio­ne­ra y pri­sio­ne­ro polí­ti­co el obje­ti­vo de sacar­los a todos con ple­nos hono­res y cohe­ren­cia, sigue vigen­te, aun­que la mayo­ría hayan logra­do ya recu­pe­rar la liber­tad. Tam­bién es estra­té­gi­ca por­que mues­tra que exis­te un abis­mo insal­va­ble entre la domi­na­ción y la liberación.

Des­de media­dos de la déca­da de 1990 la rei­vin­di­ca­ción públi­ca de Amnis­tía fue, pri­me­ro, acom­pa­ña­da de otras para lograr traer­los a casa, a Eus­kal Herria, a la vez que se inten­ta­ban abrir diná­mi­cas de par­ti­ci­pa­ción masi­va, bus­can­do atraer más y más sec­to­res obre­ros, popu­la­res y socia­les. Mien­tras tan­to se man­te­nían muy acti­vas otras rei­vin­di­ca­cio­nes estra­té­gi­cas e his­tó­ri­cas como la de socia­lis­mo, inde­pen­den­cia, reus­kal­du­ni­za­ción, anti­im­pe­ria­lis­mo e inter­na­cia­lis­mo, radi­cal anti­pa­triar­ca­lis­mo, etc.

Pero des­de hace tres o cua­tro años, la rei­vin­di­ca­ción de Amnis­tía des­apa­re­ció rápi­da­men­te tra­ga­da por el mis­mo agu­je­ro negro que engu­llía a las demás, la del socia­lis­mo sus­ti­tui­da por la «jus­ti­cia social» inter­cla­sis­ta; la de inde­pen­den­cia socia­lis­ta sus­ti­tui­da por una «inde­pen­den­cia» abs­trac­ta y por un supues­to dere­cho a deci­dir inca­paz de deci­dir algo; la de inter­na­cio­na­lis­mo anti­im­pe­ria­lis­ta sus­ti­tui­da por un atlan­tis­mo des­ca­ra­do; la del con­tra­po­der y el poder popu­lar sus­ti­tui­da por el par­la­men­ta­ris­mo legal espa­ñol, etc.

No sólo se aban­do­nó la Amnis­tía, se aban­do­na­ron prác­ti­ca­men­te las señas de iden­ti­dad for­ja­das duran­te casi sesen­ta años de heroi­ca lucha de libe­ra­ción nacio­nal de cla­se. El pro­pio con­cep­to de pue­blo tra­ba­ja­dos vas­co, o sea, el suje­to de la pra­xis nacio­nal de libe­ra­ción, fue casi des­pre­cia­do por vie­jo y obso­le­to. Como había suce­di­do antes con la social­de­mo­cra­cia y a otro nivel con el labo­ris­mo, con el euro­co­mu­nis­mo, con la ter­ce­ra vía, y con Eus­ka­di­ko Eske­rra, aho­ra una par­te de la izquier­da aber­tza­le ha vuel­to a la cues­ta aba­jo al refor­mis­mo clásico.

Seme­jan­te deri­va y retro­ce­so era cada vez más recha­za­da por sec­to­res mili­tan­tes, lo que hizo que, jun­to a otras razo­nes, se ini­cia­ra el deba­te Abian¡, pero la recien­te peti­ción de per­dón y decla­ra­ción de aca­ta­mien­to de la ley espa­ño­la, como ya se había hecho al acep­tar la anti­de­mo­crá­ti­ca Ley de Par­ti­dos, es un torpe­do deba­jo de la línea de flo­ta­ción del deba­te Abian¡ y de la muy pre­ca­ria uni­dad de la izquier­da aber­tza­le. Era cono­ci­da la volun­tad de un sec­tor de dar este paso, y lo ha dado con el apo­yo del blo­que de cla­ses domi­nan­te en el Esta­do espa­ñol. A par­tir de aquí, se ha abier­to una fase nue­va en la his­to­ria del inde­pen­den­tis­mo socialista.

Es por esto que la rei­vin­di­ca­ción de Amnis­tía es más nece­sa­ria que nunca.

¿Es incom­pa­ti­ble un movi­mien­to que rei­vin­di­que la amnis­tía con uno que rei­vin­di­que los dere­chos de los presos?

Como he dicho, tras la peti­ción de per­dón se ha abier­to una fase nue­va que ten­drá su con­clu­sión defi­ni­ti­va, en uno u otro sen­ti­do, al aca­bar el deba­te Abian¡ si es que con­clu­ye. Al mar­gen de cómo aca­be el deba­te Abian¡ ya nada va a ser igual, como no lo fue des­pués de la esci­sión de Eus­ka­di­ko Ezkerra.

A par­tir del perío­do abier­to con la peti­ción de per­dón y defi­ni­ti­va­men­te des­de el final del deba­te, es nece­sa­rio pre­ci­sar mejor el con­cep­to de tác­ti­ca en gene­ral, que no solo con res­pec­to a las pri­sio­ne­ras y pri­sio­ne­ros, por­que que­da­rá toca­da la legi­ti­mi­dad del inde­pen­den­tis­mo socia­lis­ta, y refor­za­da la legi­ti­mi­dad de la demo­cra­cia espa­ño­la. Com­pa­ra­da la nue­va pers­pec­ti­va con la abier­ta tras la sali­da de Eus­ka­di­ko Ezke­rra de la izquier­da aber­tza­le, aho­ra el inde­pen­den­tis­mo socia­lis­ta se enfren­ta a un con­tex­to peor en todos los sen­ti­dos: a dife­ren­cia de la cri­sis socio­eco­nó­mi­ca y polí­ti­ca de la segun­da mitad de los ’70, la actual es de una gra­ve­dad sis­té­mi­ca, mun­dial y de sali­da muy incier­ta; en aque­lla épo­ca la bur­gue­sía euro­pea occi­den­tal pre­sio­na­ba al Esta­do espa­ñol para que hicie­ra algu­nas con­ce­sio­nes, aho­ra exi­ge mano dura, mano durí­si­ma; enton­ces la media­na bur­gue­sía repre­sen­ta­da por el PNV en Vas­con­ga­das podía y debía pedir algu­nas limos­nas a Madrid, aho­ra pide orden y ley; y enton­ces la mili­tan­cia que duda­ba tenía el cla­ro refe­ren­te de HB para seguir luchan­do, ahora…

Los bajo­nes en com­ba­ti­vi­dad tam­bién se pro­du­cen duran­te los espec­ta­cu­la­res giros a la «nor­ma­li­za­ción demo­crá­ti­ca» y tras la sali­da de los refor­mis­mos de las izquier­das revo­lu­cio­na­rias exis­ten­tes en su momen­to. Recu­pe­rar la espe­ran­za, la con­fian­za, el áni­mo y la com­ba­ti­vi­dad fue, es y será siem­pre una de las nece­si­da­des que en estas cir­cuns­tan­cias se pre­sen­tan a las tác­ti­cas man­te­ni­das has­ta entonces.

Aun­que toda­vía es pron­to para saber qué cam­bios en las tác­ti­cas habrá que hacer en la lucha para libe­rar a pre­sas y pre­sos, en todas las luchas para decir­lo más correc­ta­men­te, sí hay que decir sí sabe­mos una cosa: cual­quier tác­ti­ca para con­quis­tar un dere­cho bási­co ele­men­tal debe­rá ir ya den­tro de una peda­gó­gi­ca y sis­te­má­ti­ca expli­ca­ción estra­té­gi­ca que demues­tre el engar­ce de esa tác­ti­ca en la diná­mi­ca revo­lu­cio­na­ria orien­ta­da a los obje­ti­vos irre­nun­cia­bles.
Es decir, hay que hacer jus­to lo con­tra­rio hecho por la direc­ción de Sor­tu y por EH Bil­du has­ta aho­ra: gene­ra­li­zar las movi­li­za­cio­nes obre­ras y popu­la­res con­tra todas y cada una de las opre­sio­nes, explo­ta­cio­nes y domi­na­cio­nes que sufre nues­tro pue­blo, supe­di­tan­do el ins­ti­tu­cio­na­lis­mo ence­rra­do en las leyes espa­ño­las a la movi­li­za­ción del pue­blo trabajador.

En este sen­ti­do deci­si­vo, la Amnis­tía y las tác­ti­cas para con­se­guir los dere­chos de pre­sas y pre­sos, serán complementarias.

Des­de Zutik, Eus­kal Herria ¿Qué pasos con­cre­tos se han dado en el pro­ce­so de libe­ra­ción nacio­nal y social de este pue­blo? ¿Y en mate­ria de presos?

Si por con­cre­to enten­de­mos lo que entien­de por tal la dia­léc­ti­ca mar­xis­ta, es decir, avan­ces reales que por muy peque­ños que sean por­tan en su inte­rior el ger­men acti­vo del futu­ro libre que ya se enfren­ta aho­ra mis­mo al futu­ro que quie­re impo­ner el opre­sor, si lo enten­de­mos así, hay que decir que no se ha pro­du­ci­do nin­gún avan­ce con­cre­to. Por el con­tra­rio, se ha pro­du­ci­do un inquie­tan­te des­áni­mo en sec­to­res amplios de la izquier­da aber­tza­le, des­áni­mo que se está agu­di­zan­do con el des­con­cier­to o el recha­zo de unos y recha­zo de otros y otras al ente­rar­se de la peti­ción de perdón.

Si por con­cre­to enten­de­mos lo que dice la lógi­ca for­mal, el sen­ti­do común y la ideo­lo­gía refor­mis­ta, es decir, cual­quier cosa que refuer­ce la «nor­ma­li­za­ción social», el sacar la ten­sión de la calle y lle­var­la a la jau­la par­la­men­ta­ria, de modo que la pren­sa y la lega­li­dad aplau­dan con las ore­jas supues­tas vic­to­rias de la demo­cra­cia real­men­te exis­ten­te, enton­ces sí se ha pro­du­ci­do un avan­ce con­cre­to: la eufo­ria por supues­ta la «derro­ta del MLNV».

Pero lo real­men­te con­cre­to es aque­llo que en sus entra­ñas sin­te­ti­za múl­ti­ples rela­cio­nes y, por tan­to, tar­de o tem­prano ter­mi­na dan­do paso a nue­vos con­te­ni­dos de crí­ti­ca de la opre­sión. Por ejem­plo, la Vía Nan­cla­res fra­ca­só por­que hacía abs­trac­ción de las reali­da­des con­cre­tas de las pre­sas y pre­sos, y la estra­te­gia del per­dón fra­ca­sa­rá por­que hace abs­trac­ción no sólo de las cár­ce­les sino tam­bién de las con­tra­dic­cio­nes reales.

¿Qué otras cosas pue­den estar influ­yen­do en esta situación?

Siem­pre todo influ­ye en todo aun­que con diver­sas inten­si­da­des, pero en las cri­sis la con­ca­te­na­ción es más estre­cha y direc­ta, casi ins­tan­tá­nea, en las rela­cio­nes que conec­tan entre sí las con­tra­dic­cio­nes anta­gó­ni­cas. Dado que, como se ha dicho, la situa­ción actual es mucho más gra­ve a la que exis­tía a fina­les de los ’70, aho­ra las influen­cias mutuas son más ful­mi­nan­tes. Por seguir con el ejem­plo de la peti­ción de per­dón: se veía venir des­de hace un tiem­po y por la gra­ve­dad del con­tex­to su «influen­cia» sobre el res­to está sien­do más rápi­da que la de los lla­ma­dos «arre­pen­ti­dos» en su tiempo.

Bre­ve­men­te expues­to: aho­ra influ­yen al menos cin­co fac­to­res. Uno, la mis­ma situa­ción socio­eco­nó­mi­ca del capi­ta­lis­mo en gene­ral y de la UE en par­ti­cu­lar, con sus exi­gen­cias fero­ces de res­tric­ción de dere­chos y liber­ta­des. Dos, la situa­ción más cer­ca­na de los Esta­dos espa­ñol y fran­cés que cum­plen las órde­nes de la UE y aña­den dosis pro­pias de dure­za para refor­zar su poder interno y externo. Tres, las dis­cre­pan­cias y ten­sio­nes inter­nas en el MLNV por el fra­ca­so de la «estra­te­gia» toma­da hace un lus­tro. Cua­tro, las espe­ran­zas en muchos crea­das por el deba­te Abian¡ Cin­co, el des­con­cier­to y el recha­zo al cono­cer­se la peti­ción y la sen­sa­ción en sec­to­res de que ya nada será igual.

Aho­ra mis­mo, el deba­te sobre la Amnis­tía, como el res­to de pro­ble­mas, debe ser vis­to des­de otro pun­to de vis­ta, pers­pec­ti­va que se irá con­cre­tan­do rápi­da­men­te vien­do la pola­ri­za­ción que se acre­cien­ta internamente.

EUSKAL HERRIA 17 de enero de 2016

Tex­to com­ple­to en: http://​www​.lahai​ne​.org/​q​u​o​t​-​l​a​-​r​e​i​v​i​n​d​i​c​a​c​i​o​n​-​d​e​-​a​m​n​i​s​tia

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.