«La rei­vin­di­ca­ción de Amnis­tía es más nece­sa­ria que nunca»

Comen­za­mos el deba­te con un tex­to apor­ta­do por Iña­ki Gil de San Vicen­te, pen­sa­dor mar­xis­ta liga­do des­de su juven­tud a la lucha de libe­ra­ción del pue­blo vas­co y habi­tual cola­bo­ra­dor de La Hai­ne:

RESPUESTA A CUATRO PREGUNTAS DE LA HAINE:

La rei­vin­di­ca­ción estra­té­gi­ca de la amnis­tía ¿Es acer­ta­da o des­acer­ta­da en el actual con­tex­to polí­ti­co en Eus­kal Herria?

Es acer­ta­da y nece­sa­ria. Es estra­té­gi­ca por­que indi­ca que, como rei­vin­di­ca­ción, está por enci­ma de los avan­ces tác­ti­cos que pudie­ran dar­se en la lucha con­cre­ta. Dicho de otro modo, es estra­té­gi­ca por­que va a la raíz: mien­tras que que­de en las cár­ce­les una pri­sio­ne­ra y pri­sio­ne­ro polí­ti­co el obje­ti­vo de sacar­los a todos con ple­nos hono­res y cohe­ren­cia, sigue vigen­te, aun­que la mayo­ría hayan logra­do ya recu­pe­rar la liber­tad. Tam­bién es estra­té­gi­ca por­que mues­tra que exis­te un abis­mo insal­va­ble entre la domi­na­ción y la liberación.

Des­de media­dos de la déca­da de 1990 la rei­vin­di­ca­ción públi­ca de Amnis­tía fue, pri­me­ro, acom­pa­ña­da de otras para lograr traer­los a casa, a Eus­kal Herria, a la vez que se inten­ta­ban abrir diná­mi­cas de par­ti­ci­pa­ción masi­va, bus­can­do atraer más y más sec­to­res obre­ros, popu­la­res y socia­les. Mien­tras tan­to se man­te­nían muy acti­vas otras rei­vin­di­ca­cio­nes estra­té­gi­cas e his­tó­ri­cas como la de socia­lis­mo, inde­pen­den­cia, reus­kal­du­ni­za­ción, anti­im­pe­ria­lis­mo e inter­na­cia­lis­mo, radi­cal anti­pa­triar­ca­lis­mo, etc.

Pero des­de hace tres o cua­tro años, la rei­vin­di­ca­ción de Amnis­tía des­apa­re­ció rápi­da­men­te tra­ga­da por el mis­mo agu­je­ro negro que engu­llía a las demás, la del socia­lis­mo sus­ti­tui­da por la «jus­ti­cia social» inter­cla­sis­ta; la de inde­pen­den­cia socia­lis­ta sus­ti­tui­da por una «inde­pen­den­cia» abs­trac­ta y por un supues­to dere­cho a deci­dir inca­paz de deci­dir algo; la de inter­na­cio­na­lis­mo anti­im­pe­ria­lis­ta sus­ti­tui­da por un atlan­tis­mo des­ca­ra­do; la del con­tra­po­der y el poder popu­lar sus­ti­tui­da por el par­la­men­ta­ris­mo legal espa­ñol, etc.

No sólo se aban­do­nó la Amnis­tía, se aban­do­na­ron prác­ti­ca­men­te las señas de iden­ti­dad for­ja­das duran­te casi sesen­ta años de heroi­ca lucha de libe­ra­ción nacio­nal de cla­se. El pro­pio con­cep­to de pue­blo tra­ba­ja­dos vas­co, o sea, el suje­to de la pra­xis nacio­nal de libe­ra­ción, fue casi des­pre­cia­do por vie­jo y obso­le­to. Como había suce­di­do antes con la social­de­mo­cra­cia y a otro nivel con el labo­ris­mo, con el euro­co­mu­nis­mo, con la ter­ce­ra vía, y con Eus­ka­di­ko Eske­rra, aho­ra una par­te de la izquier­da aber­tza­le ha vuel­to a la cues­ta aba­jo al refor­mis­mo clásico.

Seme­jan­te deri­va y retro­ce­so era cada vez más recha­za­da por sec­to­res mili­tan­tes, lo que hizo que, jun­to a otras razo­nes, se ini­cia­ra el deba­te Abian¡, pero la recien­te peti­ción de per­dón y decla­ra­ción de aca­ta­mien­to de la ley espa­ño­la, como ya se había hecho al acep­tar la anti­de­mo­crá­ti­ca Ley de Par­ti­dos, es un torpe­do deba­jo de la línea de flo­ta­ción del deba­te Abian¡ y de la muy pre­ca­ria uni­dad de la izquier­da aber­tza­le. Era cono­ci­da la volun­tad de un sec­tor de dar este paso, y lo ha dado con el apo­yo del blo­que de cla­ses domi­nan­te en el Esta­do espa­ñol. A par­tir de aquí, se ha abier­to una fase nue­va en la his­to­ria del inde­pen­den­tis­mo socialista.

Es por esto que la rei­vin­di­ca­ción de Amnis­tía es más nece­sa­ria que nunca.

¿Es incom­pa­ti­ble un movi­mien­to que rei­vin­di­que la amnis­tía con uno que rei­vin­di­que los dere­chos de los presos?

Como he dicho, tras la peti­ción de per­dón se ha abier­to una fase nue­va que ten­drá su con­clu­sión defi­ni­ti­va, en uno u otro sen­ti­do, al aca­bar el deba­te Abian¡ si es que con­clu­ye. Al mar­gen de cómo aca­be el deba­te Abian¡ ya nada va a ser igual, como no lo fue des­pués de la esci­sión de Eus­ka­di­ko Ezkerra.

A par­tir del perío­do abier­to con la peti­ción de per­dón y defi­ni­ti­va­men­te des­de el final del deba­te, es nece­sa­rio pre­ci­sar mejor el con­cep­to de tác­ti­ca en gene­ral, que no solo con res­pec­to a las pri­sio­ne­ras y pri­sio­ne­ros, por­que que­da­rá toca­da la legi­ti­mi­dad del inde­pen­den­tis­mo socia­lis­ta, y refor­za­da la legi­ti­mi­dad de la demo­cra­cia espa­ño­la. Com­pa­ra­da la nue­va pers­pec­ti­va con la abier­ta tras la sali­da de Eus­ka­di­ko Ezke­rra de la izquier­da aber­tza­le, aho­ra el inde­pen­den­tis­mo socia­lis­ta se enfren­ta a un con­tex­to peor en todos los sen­ti­dos: a dife­ren­cia de la cri­sis socio­eco­nó­mi­ca y polí­ti­ca de la segun­da mitad de los ’70, la actual es de una gra­ve­dad sis­té­mi­ca, mun­dial y de sali­da muy incier­ta; en aque­lla épo­ca la bur­gue­sía euro­pea occi­den­tal pre­sio­na­ba al Esta­do espa­ñol para que hicie­ra algu­nas con­ce­sio­nes, aho­ra exi­ge mano dura, mano durí­si­ma; enton­ces la media­na bur­gue­sía repre­sen­ta­da por el PNV en Vas­con­ga­das podía y debía pedir algu­nas limos­nas a Madrid, aho­ra pide orden y ley; y enton­ces la mili­tan­cia que duda­ba tenía el cla­ro refe­ren­te de HB para seguir luchan­do, ahora…

Los bajo­nes en com­ba­ti­vi­dad tam­bién se pro­du­cen duran­te los espec­ta­cu­la­res giros a la «nor­ma­li­za­ción demo­crá­ti­ca» y tras la sali­da de los refor­mis­mos de las izquier­das revo­lu­cio­na­rias exis­ten­tes en su momen­to. Recu­pe­rar la espe­ran­za, la con­fian­za, el áni­mo y la com­ba­ti­vi­dad fue, es y será siem­pre una de las nece­si­da­des que en estas cir­cuns­tan­cias se pre­sen­tan a las tác­ti­cas man­te­ni­das has­ta entonces.

Aun­que toda­vía es pron­to para saber qué cam­bios en las tác­ti­cas habrá que hacer en la lucha para libe­rar a pre­sas y pre­sos, en todas las luchas para decir­lo más correc­ta­men­te, sí hay que decir sí sabe­mos una cosa: cual­quier tác­ti­ca para con­quis­tar un dere­cho bási­co ele­men­tal debe­rá ir ya den­tro de una peda­gó­gi­ca y sis­te­má­ti­ca expli­ca­ción estra­té­gi­ca que demues­tre el engar­ce de esa tác­ti­ca en la diná­mi­ca revo­lu­cio­na­ria orien­ta­da a los obje­ti­vos irre­nun­cia­bles.
Es decir, hay que hacer jus­to lo con­tra­rio hecho por la direc­ción de Sor­tu y por EH Bil­du has­ta aho­ra: gene­ra­li­zar las movi­li­za­cio­nes obre­ras y popu­la­res con­tra todas y cada una de las opre­sio­nes, explo­ta­cio­nes y domi­na­cio­nes que sufre nues­tro pue­blo, supe­di­tan­do el ins­ti­tu­cio­na­lis­mo ence­rra­do en las leyes espa­ño­las a la movi­li­za­ción del pue­blo trabajador.

En este sen­ti­do deci­si­vo, la Amnis­tía y las tác­ti­cas para con­se­guir los dere­chos de pre­sas y pre­sos, serán complementarias.

Des­de Zutik, Eus­kal Herria ¿Qué pasos con­cre­tos se han dado en el pro­ce­so de libe­ra­ción nacio­nal y social de este pue­blo? ¿Y en mate­ria de presos?

Si por con­cre­to enten­de­mos lo que entien­de por tal la dia­léc­ti­ca mar­xis­ta, es decir, avan­ces reales que por muy peque­ños que sean por­tan en su inte­rior el ger­men acti­vo del futu­ro libre que ya se enfren­ta aho­ra mis­mo al futu­ro que quie­re impo­ner el opre­sor, si lo enten­de­mos así, hay que decir que no se ha pro­du­ci­do nin­gún avan­ce con­cre­to. Por el con­tra­rio, se ha pro­du­ci­do un inquie­tan­te des­áni­mo en sec­to­res amplios de la izquier­da aber­tza­le, des­áni­mo que se está agu­di­zan­do con el des­con­cier­to o el recha­zo de unos y recha­zo de otros y otras al ente­rar­se de la peti­ción de perdón.

Si por con­cre­to enten­de­mos lo que dice la lógi­ca for­mal, el sen­ti­do común y la ideo­lo­gía refor­mis­ta, es decir, cual­quier cosa que refuer­ce la «nor­ma­li­za­ción social», el sacar la ten­sión de la calle y lle­var­la a la jau­la par­la­men­ta­ria, de modo que la pren­sa y la lega­li­dad aplau­dan con las ore­jas supues­tas vic­to­rias de la demo­cra­cia real­men­te exis­ten­te, enton­ces sí se ha pro­du­ci­do un avan­ce con­cre­to: la eufo­ria por supues­ta la «derro­ta del MLNV».

Pero lo real­men­te con­cre­to es aque­llo que en sus entra­ñas sin­te­ti­za múl­ti­ples rela­cio­nes y, por tan­to, tar­de o tem­prano ter­mi­na dan­do paso a nue­vos con­te­ni­dos de crí­ti­ca de la opre­sión. Por ejem­plo, la Vía Nan­cla­res fra­ca­só por­que hacía abs­trac­ción de las reali­da­des con­cre­tas de las pre­sas y pre­sos, y la estra­te­gia del per­dón fra­ca­sa­rá por­que hace abs­trac­ción no sólo de las cár­ce­les sino tam­bién de las con­tra­dic­cio­nes reales.

¿Qué otras cosas pue­den estar influ­yen­do en esta situación?

Siem­pre todo influ­ye en todo aun­que con diver­sas inten­si­da­des, pero en las cri­sis la con­ca­te­na­ción es más estre­cha y direc­ta, casi ins­tan­tá­nea, en las rela­cio­nes que conec­tan entre sí las con­tra­dic­cio­nes anta­gó­ni­cas. Dado que, como se ha dicho, la situa­ción actual es mucho más gra­ve a la que exis­tía a fina­les de los ’70, aho­ra las influen­cias mutuas son más ful­mi­nan­tes. Por seguir con el ejem­plo de la peti­ción de per­dón: se veía venir des­de hace un tiem­po y por la gra­ve­dad del con­tex­to su «influen­cia» sobre el res­to está sien­do más rápi­da que la de los lla­ma­dos «arre­pen­ti­dos» en su tiempo.

Bre­ve­men­te expues­to: aho­ra influ­yen al menos cin­co fac­to­res. Uno, la mis­ma situa­ción socio­eco­nó­mi­ca del capi­ta­lis­mo en gene­ral y de la UE en par­ti­cu­lar, con sus exi­gen­cias fero­ces de res­tric­ción de dere­chos y liber­ta­des. Dos, la situa­ción más cer­ca­na de los Esta­dos espa­ñol y fran­cés que cum­plen las órde­nes de la UE y aña­den dosis pro­pias de dure­za para refor­zar su poder interno y externo. Tres, las dis­cre­pan­cias y ten­sio­nes inter­nas en el MLNV por el fra­ca­so de la «estra­te­gia» toma­da hace un lus­tro. Cua­tro, las espe­ran­zas en muchos crea­das por el deba­te Abian¡ Cin­co, el des­con­cier­to y el recha­zo al cono­cer­se la peti­ción y la sen­sa­ción en sec­to­res de que ya nada será igual.

Aho­ra mis­mo, el deba­te sobre la Amnis­tía, como el res­to de pro­ble­mas, debe ser vis­to des­de otro pun­to de vis­ta, pers­pec­ti­va que se irá con­cre­tan­do rápi­da­men­te vien­do la pola­ri­za­ción que se acre­cien­ta internamente.

EUSKAL HERRIA 17 de enero de 2016

Tex­to com­ple­to en: http://​www​.lahai​ne​.org/​q​u​o​t​-​l​a​-​r​e​i​v​i​n​d​i​c​a​c​i​o​n​-​d​e​-​a​m​n​i​s​tia

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *