20D

El pró­xi­mo 20 de diciem­bre de este año hay, nue­va­men­te, elec­cio­nes a las Cor­tes espa­ño­las. Ya ha empe­za­do el cir­co de los par­ti­dos que repre­sen­tan a dife­ren­tes sec­to­res de la bur­gue­sía espa­ño­la, PP, PSOE, Ciu­da­da­nos, Pode­mos… Los que repre­sen­tan a las bur­gue­sías vas­ca, cata­la­na, etc., y tam­bién los que ten­drían que repre­sen­tar a los pue­blos tra­ba­ja­do­res opri­mi­dos por el Esta­do espa­ñol, pero que en el fon­do, en su mayo­ría, han deja­do de lado esos intere­ses y hacen el jue­go a los que nos opri­men y explotan.

Nos pre­sen­tan las elec­cio­nes como la demos­tra­ción de que el Esta­do espa­ñol es una demo­cra­cia, pero lo que real­men­te nos demues­tran estas elec­cio­nes es que el capi­ta­lis­mo espa­ñol per­mi­te ir a votar una vez cada cua­tro años siem­pre y cuan­do se acep­ten las leyes impues­tas por el Esta­do espa­ñol para ele­gir a los que supues­ta­men­te nos repre­sen­tan (los que real­men­te nos podrían repre­sen­tar han sido dete­ni­dos, tor­tu­ra­dos, ile­ga­li­za­dos, encar­ce­la­dos, etc.).

Si se quie­re hablar de demo­cra­cia ten­dría­mos que acla­rar de qué demo­cra­cia se tra­ta y para quién. En un Esta­do capi­ta­lis­ta la demo­cra­cia es para los capi­ta­lis­tas, nada más. Con el cuen­to de las elec­cio­nes nos quie­ren hacer creer que todos y todas somos igua­les y que el voto de la cla­se tra­ba­ja­do­ra vale tan­to como el de la cla­se bur­gue­sa. Eso es una fala­cia, las mis­mas leyes bur­gue­sas dan más peso a una u otra región según ten­gan más repre­sen­ta­ción los gran­des par­ti­dos. Y eso sin tener en cuen­ta el con­trol de los medios de comu­ni­ca­ción, que es total y abso­lu­to por los gran­des par­ti­dos repre­sen­tan­tes de la bur­gue­sía y que crean nue­vos par­ti­dos cuan­do creen que es nece­sa­rio para sal­va­guar­dar sus intere­ses (véa­se Pode­mos y Ciudadanos).

Pre­sen­tar­se a las elec­cio­nes al par­la­men­to bur­gués ha sido siem­pre un gran deba­te entre los revo­lu­cio­na­rios, los comu­nis­tas. Pen­sa­mos que, como siem­pre, todo depen­de de la situa­ción con­cre­ta en la que nos encontremos.

En Eus­kal Herria en el momen­to actual pen­sa­mos que no tene­mos nada que hacer en las Cor­tes espa­ño­las. El Par­la­men­to espa­ñol, como todos los par­la­men­tos del Occi­den­te capi­ta­lis­ta, es una más de las muchas herra­mien­tas que el Esta­do tie­ne para con­tro­lar y sobre­ex­plo­tar a los dife­ren­tes pue­blos a los que tira­ni­za. Este es lo fun­da­men­tal, que el Esta­do, en tan­to que herra­mien­ta de una de las cla­ses que cons­ti­tu­ye la socie­dad, pre­ci­sa­men­te la que es pro­pie­ta­ria de todo, nun­ca va a per­mi­tir que cam­bien las cosas y lucha­rá para que se per­pe­túen en el tiem­po. Es impo­si­ble cam­biar la situa­ción polí­ti­ca de Eus­kal Herria (o de Cata­lun­ya o de cual­quier otro pue­blo opri­mi­do por el Esta­do espa­ñol) a tra­vés de las ins­ti­tu­cio­nes espa­ño­las, por­que ellas se encar­ga­rán de que eso no suce­de. Para eso se crea­ron y para eso se las mantiene.

Las posi­bi­li­da­des de poder inci­dir y con­se­guir algún cam­bio des­de el par­la­men­to espa­ñol es nula, dado que siem­pre se ten­drán a los par­ti­dos de la bur­gue­sía espa­ño­la enfren­te, y de mane­ra ruti­na­ria y como un rodi­llo se preo­cu­pa­rán de que toda pro­pues­ta pre­sen­ta­da por quien sea, sea recha­za­da. La dia­léc­ti­ca mar­xis­ta no dice que los ele­men­tos con­tra­rios tien­den a negar­se. En este caso la exis­ten­cia de Espa­ña nie­ga la exis­ten­cia polí­ti­ca de Eus­kal Herria y vice­ver­sa. Es impo­si­ble que los suje­tos polí­ti­cos exis­tan a la vez, sin cam­bio de fronteras.

Con la par­ti­ci­pa­ción en las elec­cio­nes lo que se vali­da es la ocu­pa­ción de Eus­kal Herria por par­te de espa­ño­les y fran­ce­ses, al tomar par­te de una mane­ra nor­ma­li­za­da en una vida polí­ti­ca como es la vas­ca total­men­te dis­tor­sio­na­da en estos momen­tos por el uso de la vio­len­cia estruc­tu­ral de for­ma ruti­na­ria por las orga­ni­za­cio­nes mili­ta­res que ope­ran en terri­to­rio vas­co: ile­ga­li­za­cio­nes de orga­ni­za­cio­nes, con­tro­les, deten­cio­nes, etc., no son cosas del pasa­do como pre­ten­den hacer creer­nos algu­nos sino que por el con­tra­rio, son cosas que toda­vía exis­ten en las calles vascas.

¿Cómo pue­de ayu­dar al pro­ce­so de libe­ra­ción vas­co la par­ti­ci­pa­ción en las elec­cio­nes espa­ño­las? En reali­dad, alie­na a la mili­tan­cia pro­pia en la per­se­cu­ción de unos obje­ti­vos inal­can­za­bles, ade­más de ocu­par y dis­traer fuer­zas en el pro­ce­so elec­to­ral, nece­sa­rias en la cons­truc­ción del Esta­do vasco.

La par­ti­ci­pa­ción en las elec­cio­nes espa­ño­las y la con­si­guien­te asis­ten­cia al Par­la­men­to espa­ñol podría valer como alta­voz ante las injus­ti­cias de un Esta­do explo­ta­dor. Quien no recuer­da a Jon Idi­go­ras lla­mán­do­le tor­tu­ra­dor a Feli­pe Gon­zá­lez en su pro­pia cara. Pero el asun­to es que los votos inde­pen­den­tis­tas que se die­ron a Amaiur en las últi­mas elec­cio­nes no dan la impre­sión de que se hayan uti­li­za­do para este obje­ti­vo. Y ade­más, cuan­do hubo un ama­go de pro­tes­ta por par­te de los par­la­men­ta­rios de Amaiur hace unos meses, por ejem­plo, arran­can­do unas hoja de la Cons­ti­tu­ción, vimos cual fue la res­pues­ta que hubo: la repre­sión pura y dura.

Podría valer la pre­sen­cia de la izquier­da aber­tza­le en el hemi­ci­clo espa­ñol para poder reca­bar infor­ma­ción espe­cial, que de otra mane­ra no le sería entre­ga­da. Pero enton­ces, cuan­do se pide dicha infor­ma­ción, el Esta­do se escu­da en medi­das de segu­ri­dad ante los «ami­gos de los terro­ris­tas» y veta la entre­ga de dicha docu­men­ta­ción, con lo cual ese obje­ti­vo tam­po­co se pue­de lograr.

Es por todo ello, por lo que des­de Boltxe lla­ma­mos a la abs­ten­ción acti­va en las elec­cio­nes del pró­xi­mo 20 de diciem­bre al Par­la­men­to espa­ñol. No es nues­tro par­la­men­to y los y las que están allí no nos representan.

Nues­tro tra­ba­jo pasa por la recons­truc­ción de una izquier­da aber­tza­le que luche por la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo, por un Esta­do Obre­ro Vasco.

Boltxe Kolek­ti­boa

15 de diciem­bre de 2015

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

8 respuestas

  1. Des­pués de 50 años de exis­ten­cia será la pri­me­ra vez que vote NULO. No por­que sean elec­cio­nes espa­ño­las, sino por­que es la pri­me­ra vez que veo social-demo­cra­tas por todos los lados.

    1. Hacien­do un aná­li­sis serio y medi­ta­do y des­pués de un mon­tón de años (des­de el ini­cio de laI.A.) siem­pre he vota­do, mili­ta­do, tra­ba­ja­do por esa opción polí­ti­ca, por pri­me­ra vez en mi vida y des­pués de haber­lo ´´repi­to´´ medi­ta­do NO voy a votar.Mis razones:
      La´´llamada´´I.A. no repre­sen­ta en la actua­li­dad ni los valo­res como tal, ´´me refie­ro a la izquier­da´´ en el plano ideológico.
      La buro­cra­cia con que actúan los diri­gen­tes, les ha con­ver­ti­do en eso, en burócratas.
      Lo que se hizo con A.N.V. por supues­to sin con­sul­tar con las bases, ni, me lo pue­do qui­tar de la cabe­za, ni, admi­to que en mi nom­bre se haya actua­do de mane­ra tan ruin y cobarde.
      Vemos siem­prea los mis­mos diri­gen­tes, ´´no que­rían´´ que hubie­se corrien­tes inter­nas, ya se ha vis­to para qué.
      La cúpu­la jun­to a libe­ra­dos, han toma­do al asal­to el par­ti­do, y hacen y des­ha­cen a su antojo.
      Ni tan siquie­ra veo actua­cio­nes, ni pro­pues­tas de nin­gún tipo de cara a solu­cio­nar, la gra­ve situa­ción en la que seen­cuen­tra la cla­se tra­ba­ja­do­ra. Es que ni tan siquie­ra lo inten­ta. Fal­ta cla­ra­de ideo­lo­gía, de rumbo.
      Por su hechos los cono­ce­réis, y ya sola­men­te me que­da­ba el con­sue­lo de que, se pre­di­ca­ra conel ejem­plo, pues tampoco.
      Se actúa deu­na mane­ra muy simi­lar a cual­quier otro partido.
      Se acu­de aeven­tos reli­gio­sos, y enci­ma hay que reír­les la gra­cia, ¿Dón­de ? que­da eso dela sepa­ra­ción de poderes,
      Y cons­te que,cada cual debe de ser libre que a nivel per­so­nal acu­da don­de crea conveniente,pero en este caso, no cri­ti­co eso.
      Se hacen fun­cio­na­rios a dedo
      El oscu­ran­tis­mo en todo lo refe­ren­te a la eco­no­mía inter­na, los sala­rios que se cobran tan­to enlas ins­ti­tu­cio­nes, como los libe­ra­dos, para nada coin­ci­den con lo que está cobran­do tan­to la cla­se tra­ba­ja­do­ra, como por ejem­plo la mane­ra de actuar de´´otros ´´ al res­pec­to, llá­me­se la C.U.P. dipu­tados de Mari­na­le­da, etc, etc.
      Estoy más que har­to de jus­ti­fi­car eso de´´, es que en su tra­ba­jo cobra esa cantidad´´
      Vamos, queno se pue­den dedi­car 4 años de su vida, dejan­do de per­ci­bir par­te de lo que ganaban,
      Viva el socia­lis­mo, y ejem­plo para otros, que­vis­to lo vis­to, han dado demasiado.
      La últi­ma afir­ma­ción de Sor­tu ´´los pre­sos no sal­drán de la mane­ra que siem­pre hemos soñado´´
      Nun­ca fue un sue­ño sino la cru­da reali­dad, siem­pre estu­vo la Amnis­tía por delan­te de cual­quier rei­vin­di­ca­ción. No nos enga­ñan, lo hemos vis­to en Irlan­da, aho­ra en Colom­bia y aquí de repen­te lo olvi­da­mos, y que sal­gan de la mane­ra que, ojo,siempre había­mos criticado.
      Con asu­mir que ´´pen­sá­ba­mos que el esta­do se movería¨
      De esta­ma­ne­ra tan sim­ple se dice agur a la amnistía.
      ¿Qué opción que­da si el esta­do sigue sien­do inmovilista?
      Si los pre­sos siguen dis­per­sa­dos y encarcelados
      Esto es desilusionante
      Otras opcio­nes, La ver­dad tam­po­co me ilusionan.
      Podemos,otro ejem­plo de social-demo­cra­cia de baja esto­pa, cuan­do per­mi­te que en sus filas se pre­sen­te, alguien tan impre­sen­ta­ble y tráns­fu­ga como Tania Sán­chez, está todo dicho.
      Izquier­da Uni­da, por aquí los cono­ce­mos de sobra, como decía ante­rior­men­te, ´´por sus hechos les conoceréis´´
      Ante este pano­ra­ma tan des­alen­ta­dor veo una luz en
      el túnel, y esa luz se lla­ma C.U.P.
      Para cuan­do aquí algo similar.
      Nece­si­ta­mos recons­truir urgen­te­men­te, el movi­mien­to popular.
      Por el bien nues­tro, por el socia­lis­mo y la cla­se trabajadora.

  2. Algu­nos son tan «puros» q se con­vier­ten en alia­dos del enemi­go, no debe­mos des­per­di­ciar nin­gún foro, ni el par­la­men­to espa­ñol tampoco
    Yo votare

  3. Estoy muy de acuer­do con el tex­to pero no del todo Creo que nos tie­nen que oir en todas par­tes si no no exis­ti­mos. La abs­ten­ción bene­fi­cia al régi­men (nues­tra abs­ten­ción) el domin­go iré a votar a Bil­du pues creo que es la voz de mis rei­vin­di­ca­cio­nes, aun­que haya bur­gue­ses en sus filas tam­bién la mayo­ría obre­ros y luchadores

    1. Te res­pe­to, como no. Yo no vota­ré a Bil­du en esta oca­sión. Soy tra­ba­ja­dor del ace­ro y creo, como tu, que hay mucho tra­ba­ja­dor y tra­ba­ja­do­ra en Bil­du, sobre todo pro­ve­nien­te de la «izquier­da aber­tza­le tra­di­cio­nal», de la que me he sen­ti­do y me sien­to iden­ti­fi­ca­do, siem­pre y cuan­do man­ten­ga una rela­ción cohe­ren­te en lucha por la rup­tu­ra de sis­te­ma y por el socia­lis­mo. Pare­ce algo «puris­ta». Tal vez. Pero a nada nos con­du­cen inde­pen­den­cias bur­gue­sas. Para eso nos que­da­mos en Espa­ña cada uno hacien­do su gue­rra. Des­gra­cia­da­men­te Bil­du me recuer­da más a «La Con­cer­ta­ción» de par­ti­dos en Chi­le (dere­cha, cen­tro-dere­cha, social-demo­cra­tas, par­ti­dos de cla­se) que ter­mi­nó matan­do a los par­ti­dos de cla­se (pcc-psc).

  4. Es muy fácil decir, como decía mi abue­la, que «vis­tos los cojo­nes al gri­llo, macho».
    Pero a veces es reco­men­da­ble releer tex­tos a pos­te­rio­ri de ocu­rrir los hechos. Hoy he vuel­to a leer Boltxe con los redul­ta­dos del 20D en la mano. Creo que no esta­ban en abso­lu­to [email protected] en la pro­pues­ta de abs­ten­ción acti­va y los desas­tro­sos resul­ta­dos de Bil­du en estas elec­cio­nes no hacen sino confirmarlo.
    No es cohe­ren­te ser inde­pen­den­tis­ta y que­rer men­di­gar dere­chos en Madrid, como hace PNV, Artur Mas y/​o Esque­rra. Creo que debe­ria­mos fijar más el pun­to de vis­ta en gen­te como la CUP, que cohe­ren­te­men­te tam­bién han apos­ta­do por la abstención.
    Enho­ra­bue­na por el acier­to y la bue­na visión de la situación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *