Con­tex­to del deba­te y deba­te del con­tex­to (III), las elec­cio­nes del 20‑D como ejemplo

Se ha ini­cia­do ya la pri­me­ra fase del deba­te Abian. Como carac­te­ri­za a nues­tro colec­ti­vo, hui­mos de la rumo­ro­lo­gía y nos basa­mos exclu­si­va­men­te en aque­llas infor­ma­cio­nes que hemos con­tras­ta­do, por lo que no vamos a dar pábu­lo a las dis­tin­tas ver­sio­nes que cir­cu­lan sobre el núme­ro de asis­ten­tes en las asam­bleas de herrial­de. Espe­re­mos que su cuan­tía aumen­te según se inten­si­fi­que y pro­fun­di­ce el deba­te por entre la mili­tan­cia de la izquier­da aber­tza­le en su con­jun­to. Sería una alar­ma con tin­tes dra­má­ti­cos el que se incre­men­te poco la par­ti­ci­pa­ción de la mili­tan­cia por­que eso sig­ni­fi­ca­ría varias cosas sobre las que no vamos a hacer con­je­tu­ras por­que nece­si­ta­mos dis­po­ner de más datos. Tal vez intu­yen­do que esto podría ocu­rrir, el tal­de orga­ni­za­dor ha hecho unas sig­ni­fi­ca­ti­vas pre­gun­tas a las y los par­ti­ci­pan­tes, que lue­go ana­li­za­re­mos brevemente.

Aho­ra que­re­mos ana­li­zar el con­tex­to inme­dia­to, o si se quie­re la coyun­tu­ra lar­ga, que influi­rá de un modo u otro en el deba­te Abian. Nos refe­ri­mos, como es obvio, a las elec­cio­nes esta­ta­les del 20‑D y al docu­men­to de Sor­tu En las elec­cio­nes espa­ño­las, sumar fuer­zas para con­so­li­dar y ace­le­rar el pro­ce­so inde­pen­den­tis­ta del 26 de noviem­bre de 2015. Algu­nas cosas lla­man la aten­ción de este documento:

Una, en nin­gún momen­to se hace la míni­ma valo­ra­ción de la efec­ti­vi­dad polí­ti­ca del cua­trie­nio ins­ti­tu­cio­nal que aca­ba que con­cluir. La aplas­tan­te mayo­ría del PP más el espa­ño­lis­mo del PSOE, de UPyD y de otras fuer­zas polí­ti­cas, ha sido una api­so­na­do­ra con­tra los dere­chos nacio­na­les y socia­les de los pue­blos y cla­ses opri­mi­das. La invo­lu­ción cen­tra­lis­ta y anti­de­mo­crá­ti­ca habi­da en este cua­trie­nio ha teni­do en el Par­la­men­to espa­ñol una de sus deci­si­vas bazas legi­ti­ma­do­ras. Hubie­ra sido con­ve­nien­te que Sor­tu hubie­se hecho algu­na refe­ren­cia a lo rea­li­za­do en ese tiem­po. ¿O no ha habi­do nada posi­ti­vo? ¿No ha habi­do fallos y erro­res, obs­tácu­los insu­pe­ra­bles que han limi­ta­do las espe­ran­zas iniciales?

Dos, si bien se reco­no­ce que a cor­to y medio pla­zo se debe­rán supe­rar enor­mes retos en la acción par­la­men­ta­ria, y si tam­bién se reco­no­ce que ha habi­do una cla­ra mar­cha atrás de las fuer­zas esta­ta­les que rei­vin­di­ca­ban una rup­tu­ra cons­ti­tu­cio­nal, sin embar­go no se expli­ca lo míni­mo sobre cómo va a supe­rar­se el gran silen­cio mediá­ti­co que impi­de cono­cer qué se hace en Madrid excep­to en los muy pocos minu­tos que duran algu­nas inter­ven­ción col­ga­das en algu­nas pági­nas web. La poquí­si­ma movi­li­za­ción en la calle y la nula for­ma­ción polí­ti­ca y teó­ri­ca inter­na a Sor­tu han ter­mi­na­do de cerrar el cepo del silen­cio y del des­co­no­ci­mien­to. Estas y otras razo­nes expli­can que cada vez más mili­tan­cia se pre­gun­te algo lógi­co que la actual direc­ción de Sor­tu admi­te en su docu­men­to con estas pala­bras: «A Madrid… ¿Para qué?». Pero la res­pues­ta que ofre­ce es a la vez decep­cio­nan­te y peligrosa.

Tres, decep­cio­nan­te por­que no se dan obje­ti­vos polí­ti­cos con­cre­tos excep­to vague­da­des y bue­na volun­tad. ¿Qué pro­gra­ma bási­co tie­ne Sor­tu para siquie­ra resu­mir­lo en bre­ves pun­tos en este docu­men­to en el que se pide el voto para EH Bil­du? ¿O Sor­tu no tie­ne un pro­gra­ma más radi­cal y pleno de con­te­ni­do social, popu­lar y de cla­se que el de EH Bil­du? Una cosa es EH Bil­du, pero otra es Sor­tu a la que se supo­ne que debe­ría ir por delan­te de EH Bil­du en la con­cien­cia y pre­pa­ra­ción de su mili­tan­cia com­pa­ra­da con la de la coa­li­ción electoral.

Cua­tro, peli­gro­sa por­que, ade­más de los efec­tos nega­ti­vos que tie­ne toda inde­fi­ni­ción, en el docu­men­to se da un paso muy peli­gro­so al recha­zar abso­lu­ta­men­te lo rea­li­za­do en los cua­ren­ta años ante­rio­res, leamos:

En estas elec­cio­nes se va a dar una con­fron­ta­ción entre dos mode­los: por una par­te, el mode­lo de quie­nes quie­ren seguir con las rece­tas fra­ca­sa­das de estos últi­mos cua­ren­ta años, des­de posi­cio­nes situa­das más a la izquier­da o más a la dere­cha; por otra par­te, el mode­lo que pro­po­nen las fuer­zas soberanistas.

¿En qué han fra­ca­sa­do las «rece­tas izquier­dis­tas»? No nos lo dicen. Se echa la pie­dra pero se escon­de la mano, tác­ti­ca fre­cuen­te en la actual direc­ción de Sor­tu. Vis­to el asun­to des­de la izquier­da aber­tza­le amplia e his­tó­ri­ca, si Sor­tu exis­te hoy es gra­cias pre­ci­sa­men­te a esa izquier­da que nun­ca se ha arro­di­lla­do como sí lo hicie­ron fuer­zas que aho­ra codi­ri­gen EH Bil­du. Con esta acu­sa­ción no asen­ta­da teó­ri­ca ni polí­ti­ca­men­te, tam­po­co éti­ca­men­te, la actual direc­ción de Sor­tu empon­zo­ña ¿sin que­rer­lo? el deba­te Abian al refor­zar la sepa­ra­ción entre «malos», la izquier­da supues­ta­men­te fra­ca­sa­da, y «bue­nos», los que acep­ta­ron la espa­ño­la Ley de Partidos.

Cin­co, el ata­que a la izquier­da vie­ne refor­za­do por el hecho de que en el docu­men­to no apa­re­ce el con­cep­to de «socia­lis­mo». Se habla una vez, una, de izquier­da inde­pen­den­tis­ta y varias más de izquier­da Aber­tza­le, de ciu­da­da­nía, de pue­blo e inde­pen­den­tis­mo en abs­trac­to, de «jus­ti­cia social» y tam­bién varias veces de «paz». Hay que reco­no­cer que la cla­ra pre­sen­cia de la rei­vin­di­ca­ción de la liber­tad para los y las pri­sio­ne­ras vas­cas es una agra­da­ble sor­pre­sa pro­ba­ble­men­te for­za­da por el cre­cien­te males­tar de base sobre esa cru­cial rei­vin­di­ca­ción como se está vien­do con la con­sig­na de la Amnis­tía. Pues bien, la ausen­cia de con­te­ni­do social, de con­te­ni­do de pue­blo tra­ba­ja­dor y de cla­se obre­ra, y la domi­nan­cia de una ideo­lo­gía inter­cla­sis­ta expre­sa supre­ma­cía de EH Bil­du sobre Sor­tu, que debe­ría ser una orga­ni­za­ción revo­lu­cio­na­ria con un pro­gra­ma estra­té­gi­cos que expli­que las tác­ti­cas que su mili­tan­cia ha de defen­der en EH Bildu.

Y seis, la natu­ra­le­za secun­da­ria de Sor­tu con res­pec­to a EH Bil­du impo­si­bi­li­ta que sus lla­ma­mien­tos a la movi­li­za­ción popu­lar para aumen­tar la fuer­za elec­to­ral pue­dan engar­zar con las ansias y nece­si­da­des socia­les coti­dia­nas de las fran­jas popu­la­res, tra­ba­ja­do­ras y obre­ras, en cual­quie­ra de sus mul­ti­di­vi­sio­nes, con débil o nula con­cien­cia espe­cí­fi­ca­men­te vas­ca. La com­pe­ten­cia elec­to­ral de Pode­mos está basa­da entre otras razo­nes tam­bién en estas cua­tro: un eclec­ti­cis­mo mul­ti­iden­ti­ta­rio que dis­fra­za su nacio­na­lis­mo espa­ñol, un men­sa­je social en apa­rien­cia más «moderno» y abar­ca­dor que el de EH Bil­du, la muy flo­ja «com­pe­ten­cia» que le hace Sor­tu y el con­jun­to que la izquier­da aber­tza­le, y el infi­ni­ta­men­te supe­rior apo­yo mediático.

El docu­men­to de la actual direc­ción de Sor­tu impac­ta de lleno en el deba­te Abian refor­zan­do la ideo­lo­gía refor­mis­ta de una par­te de la izquier­da aber­tza­le en sen­ti­do amplio. El con­tex­to polí­ti­co del deba­te, en este caso el elec­to­ral, influ­ye en el deba­te sobre el con­tex­to de Eus­kal Herria, que es la base para el deba­te de Abian sobre la estra­te­gia del con­jun­to de la izquier­da en su tota­li­dad. Nin­gu­na estra­te­gia pue­de ela­bo­rar­se si no se par­te de una visión común de las ten­den­cias de fon­do que deter­mi­nan por lar­go tiem­po el con­tex­to de opre­sión nacio­nal, explo­ta­ción de cla­se y domi­na­ción patriarcal.

Tenien­do esto en cuen­ta y con­si­de­ran­do la impor­tan­cia del deba­te Abian para el futu­ro de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta, pen­sa­mos que lo mejor es poner a dis­po­si­ción públi­ca el cues­tio­na­rio que el tal­de orga­ni­za­dor del deba­te pasó a los y las par­ti­ci­pan­tes. La inten­ción nues­tra es doble: mos­trar que efec­ti­va­men­te quie­re impul­sar­se un deba­te sobre la iden­ti­dad mis­ma de la izquier­da aber­tza­le y mos­trar la dife­ren­cia en cali­dad del cues­tio­na­rio con el grue­so de los tex­tos ela­bo­ra­dos por Sor­tu. Ambos con­tras­tes nos indi­ca­rán como míni­mo tres cosas: el momen­to deli­ca­do por el que tran­si­ta el MLNV, la impor­tan­cia de par­ti­ci­par cons­truc­ti­va­men­te des­de «fue­ra» o des­de «den­tro» ‑léa­se el Con­tex­to del deba­te y deba­te del con­tex­to (II)-, y la deci­si­va impor­tan­cia que tie­ne rea­li­zar una espe­cie de «con­trol obrer
o y popu­lar» ‑es un símil- del pro­ce­so Abian para impe­dir des­de el prin­ci­pio que se mate­ria­li­ce de algu­na for­ma la his­tó­ri­ca ten­den­cia obje­ti­va a la suplan­ta­ción buro­crá­ti­ca de la volun­tad colec­ti­va de la mili­tan­cia. Nos entendemos.

Deba­te Abian

  1. Des­de Zutik Eus­kal Herria has­ta la vía actual: valoración

    Apar­ta­do:

    1. Acer­ca de la evo­lu­ción gene­ral del pro­ce­so de libe­ra­ción (estra­te­gias reno­va­das, bases esta­ble­ci­das, ámbi­tos de tra­ba­jo, líneas…)

    2. Acer­ca de la acti­vi­dad de la Izquier­da Aber­tza­le (en lo que con­cier­ne a su acti­vi­dad polí­ti­ca, sobre su funcionamiento…)
  2. Dón­de nos encontramos?

    Apar­ta­do:

    1. Refle­xión sobre la situa­ción que vivi­mos hoy en día

    2. Posi­ción de la Izquier­da Aber­tza­le en este contexto

    3. Con­se­cuen­cias Prin­ci­pa­les: asun­tos a resol­ver, pro­ble­mas a solucionar

  3. A dón­de nos diri­gi­mos? Reno­va­ción de nues­tra estrategia

    Apar­ta­do:

    1. Eje prin­ci­pal de la estrategia

    2. Bases del proceso/​movimiento independentista

    3. Pro­yec­to polí­ti­co (bases de la estra­te­gia, líneas y desa­rro­llo dinámico)

  4. La Izquier­da Aber­tza­le renovada

    Apar­ta­do:

    1. Defi­ni­ción

    2. Valo­res esenciales

    3. Posi­cio­na­mien­to (con miras a la socie­dad, al fren­te amplio, al fren­te social…)

    4. Orga­ni­za­ción y dinámicas

Petri Reka­ba­rren

Eus­kal Herria, 8 de diciem­bre de 2015

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

4 respuestas

  1. pues me preo­cu­pa que la gen­te que no esta en sor­tu no sepa de este deba­te. es como un deba­te tram­pa, solo para los que intere­sa que par­ti­ci­pen o algo parecido

    1. cual­quier per­so­na pue­de par­ti­ci­par en las Herri Batza­rrak. ¿Qué no sepan del deba­te? Si es un deba­te amplio y par­ti­ci­pa­ti­vo (Sor­tu, LAB, ERNAI…personas que no están en nin­gu­na de esas orga­ni­za­cio­nes…) que se hizo públi­co y todo…
      Da las sen­sa­ción que no estas bien infor­ma­da (de otra mane­ra sería falatr a la ver­dad que es más grave…)
      Saludos.

  2. No teneis ni idea, y si des­de lue­go esa es vues­tra dis­po­ni­bi­dad, mal vamos.
    Ente­ra­ros, no hay docu­men­to base.
    Lo hare­mos entre todos y todas, sin guio­nes, con que cada uno apor­te y quiera.
    Se nota vues­tro esca­so interes en aportar.
    Y esa refle­xion que haceis esta fue­ra de con­tex­to, o aca­so estais infil­tra­dos? Digo yo, que para mani­pu­lar, solo cabe pen­sar asi y eso es muy duro.
    Y por­cier­to me recuer­da a tac­ti­cas del enemi­go, al menos el nuestro.

    1. Hom­bre, Niko, des­pués del artícu­lo insul­tan­te y chu­les­co que se sacó Iña­ki Ega­ña hace unos días no te debie­ra extra­ñar que [email protected] no mos­re­mos esa «dis­po­ni­bi­li­dad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *