Pac­to mili­tar entre Gre­cia e Israel

La lle­ga­da de Ale­xis Tsi­pras al gobierno en Gre­cia hizo sonar las alar­mas en Israel: Syri­za, par­ti­da­ria de la cau­sa pales­ti­na, exi­gía poner fin a la coope­ra­ción mili­tar de Gre­cia con Israel. Ante la bru­tal repre­sión israe­lí con­tra los pales­ti­nos «no pode­mos man­te­ner­nos pasi­vos por­que lo que hoy suce­de del otro lado del Medi­te­rrá­neo maña­na pue­de suce­der de nues­tro lado», adver­tía Tsipras.

Sie­te meses más tar­de, las alar­mas han deja­do de sonar. Panos Kam­me­nos, minis­tro de Defen­sa del gobierno de Tsi­pras, lle­gó en visi­ta ofi­cial a Tel Aviv, don­de el 19 de julio fir­mó impor­tan­te acuer­do mili­tar con su homó­lo­go israe­lí, Moshé Ya’alon. Kam­me­nos, fun­da­dor del nue­vo par­ti­do de dere­cha ANEL, esco­gió para esa visi­ta el momen­to en que Gre­cia se halla­ba sóli­da­men­te ate­na­za­da por la cues­tión de la deuda.

El «Acuer­do sobre el esta­tu­to de las fuer­zas», según anun­cia el minis­te­rio de Defen­sa de Gre­cia, esta­ble­ce el mar­co jurí­di­co que per­mi­te al «per­so­nal mili­tar de cada uno de los dos paí­ses via­jar al otro país y resi­dir allí para par­ti­ci­par en ejer­ci­cios y acti­vi­da­des de coope­ra­ción». El úni­co país con el que Israel ha fir­ma­do un acuer­do simi­lar es Esta­dos Uni­dos. Tam­bién se habló de la «coope­ra­ción en el sec­tor de la indus­tria mili­tar» y la «segu­ri­dad marí­ti­ma», fun­da­men­tal­men­te la de los yaci­mien­tos marí­ti­mos de gas que Israel, Gre­cia y Chi­pre con­si­de­ran como su «zona eco­nó­mi­ca exclu­si­va», recha­zan­do los recla­mos de Turquía.

Se men­cio­na­ron igual­men­te «los pro­ble­mas de segu­ri­dad en el Medio Orien­te y en el nor­te de Áfri­ca». Hacién­do­se eco de Ya’alon, quien denun­ció a Irán como «gene­ra­dor de terro­ris­mo, cuya ambi­ción hege­mó­ni­ca soca­va la esta­bi­li­dad de otros Esta­dos», Kam­me­nos decla­ró: «Gre­cia tam­bién está al alcan­ce de los misi­les ira­níes. Si uno solo de ellos logra­ra alcan­zar el Medi­te­rrá­neo, eso podría ser el fin de los Esta­dos de esta región». Y pos­te­rior­men­te se reu­nió con los diri­gen­tes de las fuer­zas arma­das israe­líes para esta­ble­cer una coor­di­na­ción entre ellos y las fuer­zas arma­das grie­gas. Al mis­mo tiem­po, el vice­al­mi­ran­te Evan­ge­los Apos­to­la­kis, jefe de la mari­na de gue­rra grie­ga, fir­mó con su con­tra­par­te israe­lí un acuer­do de coope­ra­ción sobre «ser­vi­cios hidro­grá­fi­cos», sin otra precisión.

El pac­to mili­tar con Israel, fir­ma­do en nom­bre del gobierno de Tsi­pras, no cons­ti­tu­ye sola­men­te un éxi­to per­so­nal de Kam­me­nos. Tam­bién es par­te de la estra­te­gia de Esta­dos Uni­dos y la OTAN que, en el mar­co de su ofen­si­va hacia el este y el sur, tra­tan de inte­grar más estre­cha­men­te a Gre­cia no sólo en la alian­za atlán­ti­ca sino en la coa­li­ción, mucho más amplia, que inclu­ye paí­ses como Israel, Ara­bia Sau­di­ta, Ucra­nia, entre otros.

El secre­ta­rio gene­ral de la OTAN, Jens Stol­ten­berg, ha decla­ra­do que el «paque­te de sal­va­men­to» de la Unión Euro­pea para Gre­cia es «impor­tan­te para toda la OTAN», ya que Gre­cia es un «sóli­do alia­do que dedi­ca más del 2% de su PIB a la defen­sa», nivel alcan­za­do en Euro­pa úni­ca­men­te por Gran Bre­ta­ña y Estonia.

Espe­cial­men­te impor­tan­te para la OTAN es sobre todo la base aero­na­val de la bahía de Suda, en la isla grie­ga de Cre­ta, que Esta­dos Uni­dos y varios de sus alia­dos han veni­do uti­li­zan­do per­ma­nen­te­men­te duran­te los últi­mos años para la gue­rra con­tra Libia y las ope­ra­cio­nes mili­ta­res en Siria. Gra­cias al pac­to que aca­ba de fir­mar con Gre­cia, Israel tam­bién podrá uti­li­zar esa base, sobre todo en con­tra de Irán.

En ese con­tex­to estra­té­gi­co se recom­po­nen los con­flic­tos de intere­ses entre Gre­cia e Israel por un lado y Tur­quía del otro. La Tur­quía don­de OTAN tie­ne más de 20 bases y su Man­do de Fuer­zas Terres­tres; la Tur­quía que actual­men­te, en nom­bre de la «lucha con­tra el Emi­ra­to Islá­mi­co», está bom­bar­dean­do a los kur­dos del PKK (que son quie­nes real­men­te luchan con­tra el Emi­ra­to Islá­mi­co); la Tur­quía que, jun­to a Esta­dos Uni­dos y los «rebel­des», se pre­pa­ra para ocu­par una fran­ja de terri­to­rio sirio a lo lar­go de su fron­te­ra. Y eso se haría en vir­tud del artícu­lo 4 del Pac­to Atlán­ti­co ya que Tur­quía con­si­de­ra que exis­te una ame­na­za para su segu­ri­dad y su inte­gri­dad territorial.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *