Un euro para qui­tar dere­chos labo­ra­les- Igna­cio Esca­ñue­la Roma­na

Es intere­san­te hacer la siguien­te hipó­te­sis: la zona euro se cons­ti­tu­yó con una estruc­tu­ra dise­ña­da espe­cial­men­te con el obje­ti­vo de reba­jar los cos­tes labo­ra­les: pri­var de dere­chos labo­ra­les a los tra­ba­ja­do­res y hacer des­cen­der sus sala­rios.

Como siem­pre, es impor­tan­te des­cen­der a los datos para com­pro­bar­lo. Tomo los datos de Euros­tat: datos tri­mes­tra­les, agre­ga­dos para los paí­ses de la UE, en varia­cio­nes inter­anua­les.

Datos de mar­zo de 2001 a diciem­bre de 2014, 56 tri­mes­tres:

- Incre­men­to medio de las remu­ne­ra­cio­nes por asa­la­ria­do, res­tan­do el incre­men­to de pre­cios al con­su­mo: 0’21% tri­mes­tral.

- Pero res­tan­do adi­cio­nal­men­te los aumen­tos en la pro­duc­ti­vi­dad labo­ral: ‑0’30% tri­mes­tral.

- Incre­men­to medio de las remu­ne­ra­cio­nes, res­tan­do el aumen­to del deflac­tor implí­ci­to del PIB: 0’49% tri­mes­tral.

- Pero res­tan­do adi­cio­nal­men­te los aumen­tos en la pro­duc­ti­vi­dad labo­ral: ‑0’02% tri­mes­tral.

La remu­ne­ra­ción de los tra­ba­ja­do­res no es el dato cla­ve, sino esa remu­ne­ra­ción nomi­nal menos los incre­men­tos en los pre­cios, y menos la pro­duc­ti­vi­dad de esos mis­mos tra­ba­ja­do­res. Si lo que ganan cre­ce por deba­jo de la pro­duc­ti­vi­dad, como de hecho ha pasa­do, enton­ces están pro­du­cien­do más por un sala­rio real menor.

Los datos demues­tran que los tra­ba­ja­do­res de la zona euro ganan cada vez menos, en tér­mi­nos reales, y en rela­ción con la pro­duc­ción total. Es decir, ganan cada vez una par­te menor de la ren­ta nacio­nal que con­tri­bu­yen deci­si­va­men­te a pro­du­cir. Lo que impli­ca que la ren­ta sala­rial va des­cen­dien­do en por­cen­ta­je de la ren­ta nacio­nal, mien­tras que las ren­tas del capi­tal aumen­tan.

Grá­fi­ca­men­te se obser­va que los perío­dos de pér­di­da de remu­ne­ra­ción son la nor­ma, y los de aumen­to la excep­ción:

En con­clu­sion, la izquier­da de los dife­ren­tes Esta­dos de la zona euro debe acor­dar un plan eco­nó­mi­co de refor­ma de la zona euro, que per­mi­ta encon­trar­nos en un entorno total­men­te dife­ren­te. Un pro­gra­ma de expan­sión de la deman­da efec­ti­va, a tra­vés de impul­sos mone­ta­rios y fis­ca­les con­cer­ta­dos, jun­to con una regla­men­ta­ción socio­la­bo­ral que impi­da que los tra­ba­ja­do­res sigan per­dien­do en el repar­to de la ren­ta nacio­nal.

Es nece­sa­ria y urgen­te una nor­ma­ti­va labo­ral que nos per­mi­ta evi­tar que los Esta­dos miem­bros com­pi­tan entre sí para redu­cir los sala­rios y pen­sio­nes reales. Una vez aumen­te la remu­ne­ra­ción sala­rial y las polí­ti­cas de gas­to social, ven­drán las mejo­ras gra­dua­les de pro­duc­ti­vi­dad aso­cia­das a la reduc­ción de la des­igual­dad. Más moti­va­ción, mejor orga­ni­za­ción, más expe­rien­cia, mejor for­ma­ción, incor­po­ra­ción de nue­vas tec­no­lo­gías de mane­ra más efi­caz. Es ahí don­de los Esta­dos deben com­pe­tir.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *