Auto­ges­tión y la ini­cia­ti­va popu­lar como arma en la lucha por el socialismo

Hay varios barrios en la ciu­dad tur­ca de Estam­bul que usan dis­tin­tas for­mas de movi­li­zar a su pobla­ción. Prin­ci­pal­men­te para resol­ver los pro­ble­mas de super­vi­ven­cia y ade­más para crear las bases de una socie­dad socia­lis­ta.
Hay varios barrios en la ciu­dad tur­ca de Estam­bul que usan dis­tin­tas for­mas de movi­li­zar a su pobla­ción. Prin­ci­pal­men­te para resol­ver los pro­ble­mas de super­vi­ven­cia y ade­más para crear las bases de una socie­dad socia­lis­ta. Entre estos barrios des­ta­ca Küçük Armutlu por sus pro­yec­tos que com­bi­nan la ini­cia­ti­va popu­lar, la auto­ges­tión y la lucha anti­im­pe­ria­lis­ta por la sobe­ra­nía del pueblo.
Uno de los pri­me­ros pro­yec­tos rea­li­za­dos ha sido el jar­dín popu­lar. En él, los veci­nos del barrio pue­den con­se­guir ali­men­tos de alta cali­dad a pre­cios muy bajos. Para todas las fru­tas y ver­du­ras se usan semi­llas autóc­to­nas, sin GMO y sin pes­ti­ci­das quí­mi­cos. Según las pala­bras de la orga­ni­za­ción de Inge­nie­ros y Arqui­tec­tos para el Pue­blo que ini­ció el pro­yec­to, los bene­fi­cios del jar­dín popu­lar son múl­ti­ples y van mas allá de ofre­cer pro­duc­tos más bara­tos para los nece­si­ta­dos. En pri­mer lugar el pue­blo pasa de ser con­su­mi­dor a ser pro­duc­tor desa­rro­llan­do soli­da­ri­dad y tra­ba­jo colec­ti­vo; se rea­li­za una pre­ven­ción de la delin­cuen­cia y el com­por­ta­mien­to anti­so­cial a tra­vés del desa­rro­llo de la uni­dad y la coope­ra­ción y final­men­te, usan­do las semi­llas autóc­to­nas, se lucha con­tra los mono­po­lios de semi­llas redu­cien­do su mer­ca­do y por lo tan­to se lle­va la lucha anti­im­pe­ria­lis­ta y anti­im­pe­ria­lis­ta por la sobe­ra­nía alimentaria…
El pro­yec­to más recien­te es el super­mer­ca­do popu­lar. ¿Cuál es la dife­ren­cia entre uno popu­lar y uno común? El super­mer­ca­do popu­lar ven­de prin­ci­pal­men­te pro­duc­tos regio­na­les y loca­les sumi­nis­tra­dos direc­ta­men­te por los pro­vee­do­res sin inter­me­dia­rios. El pue­blo, no sólo pue­de com­prar los pro­duc­tos salu­da­bles y de alta cali­dad por pre­cios más bajos, sino que tam­bién pue­de ven­der sus pro­pios pro­duc­tos. Se pres­ta mucha aten­ción a las muje­res que pue­den poner en ven­ta sus pro­duc­tos caseros.
Es impor­tan­te poner esos pro­yec­tos en el con­tex­to de la polí­ti­ca impe­ria­lis­ta de Occi­den­te y la rela­ción neo­co­lo­nial con los paí­ses depen­dien­tes. Desa­rro­llan­do ese tipo de ini­cia­ti­vas se redu­ce la depen­den­cia del pue­blo de la oli­gar­quía local y espe­cial­men­te de las polí­ti­cas que UE y EEUU impo­nen des­tru­yen­do la indus­tria ali­men­ta­ria, no sólo de los paí­ses de ter­cer mun­do, sino la de los nue­vos miem­bros de la unión.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *