Las trans­na­cio­na­les le roba­ron a Áfri­ca 6 mil millo­nes en un año por eva­sión fiscal

Ilustración: Polyp.org.uk

Por Sean Buchanan

Empre­sas e inver­so­res con sede en el Gru­po de los 7 (G‑7) paí­ses más ricos del mun­do le roba­ron a Áfri­ca apro­xi­ma­da­men­te 6.000 millo­nes de dóla­res en un año por con­cep­to de eva­sión fis­cal, denun­ció este mar­tes 2 un nue­vo infor­me de la orga­ni­za­ción huma­ni­ta­ria Oxfam.

Según el infor­me “El dine­ro habla: Áfri­ca en el G‑7” esa cifra equi­va­le a tres veces más de lo que nece­si­tan los sis­te­mas sani­ta­rios de los paí­ses afri­ca­nos afec­ta­dos por el ébo­la, Sie­rra Leo­na, Libe­ria, Gui­nea y Gui­nea Bissau.

En un infor­me ante­rior, Oxfam cal­cu­ló en abril de este año que se nece­si­tan 1.700 millo­nes de dóla­res para mejo­rar los sis­te­mas de salud, peli­gro­sa­men­te inade­cua­dos, en esos paí­ses. La cifra se basa en el gas­to de 86 dóla­res por habi­tan­te que reco­mien­da la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud para cubrir un paque­te míni­mo de ser­vi­cios esenciales.

El nue­vo infor­me de Oxfam se cono­ce cuan­do los líde­res polí­ti­cos del G‑7, inte­gra­do por Ale­ma­nia, Cana­dá, Esta­dos Uni­dos, Fran­cia, Gran Bre­ta­ña, Ita­lia y Japón, se pre­pa­ran para reu­nir­se con sus homó­lo­gos afri­ca­nos en la cum­bre anual cele­bra­da en Bavie­ra, Ale­ma­nia, los días 8 y 9 de este mes.

La dele­ga­ción afri­ca­na esta­rá repre­sen­ta­da por el pri­mer minis­tro de Etio­pía, Hai­le­ma­riam Des­alegn, y los res­pec­ti­vos pre­si­den­tes de Libe­ria, Ellen John­son Sir­leaf, Nige­ria, Muham­ma­du Buha­ri, y Sene­gal, Macky Sall, quie­nes se suma­rán a la sesión amplia­da del 8 de este mes.

Oxfam soli­ci­tó a los paí­ses del G‑7 que inclu­yan medi­das para una ambi­cio­sa refor­ma fis­cal en las dis­cu­sio­nes acer­ca de cómo el gru­po pue­de apo­yar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y el desa­rro­llo sos­te­ni­ble del con­ti­nen­te africano.

En Gran Bre­ta­ña, Oxfam inte­gra una alian­za de la socie­dad civil que soli­ci­tó al gobierno bri­tá­ni­co, de recien­te elec­ción, que pre­sen­te un pro­yec­to de ley con­tra la eva­sión fis­cal, lo cual difi­cul­ta­ría la eva­sión de las empre­sas bri­tá­ni­cas en los paí­ses don­de ope­ren, una prác­ti­ca que actual­men­te les cues­tan miles de millo­nes de dóla­res por año a algu­nos de los paí­ses más pobres del mundo.

Con este fin, la alian­za, que ade­más de Oxfam inclu­ye a las orga­ni­za­cio­nes Actio­nAid y Chris­tian Aid, lle­va a cabo una cam­pa­ña por el Pro­yec­to de Ley de Eva­sión Fiscal.

Oxfam sos­tie­ne que una ley bien idea­da con­tra la eva­sión fis­cal tam­bién evi­ta­ría que las gran­des empre­sas dejen de pagar sus impues­tos en Gran Bre­ta­ña, y podría gene­rar al fis­co bri­tá­ni­co un míni­mo de 5.400 millo­nes de dóla­res por año, equi­va­len­te a 910 dóla­res por cada hogar que vive por deba­jo del umbral de la pobre­za en este país.

“Las empre­sas trans­na­cio­na­les, muchas de ellas con sede en Gran Bre­ta­ña y otros paí­ses del G 7, están esta­fan­do a los paí­ses afri­ca­nos por miles de millo­nes de dóla­res en ingre­sos fis­ca­les vita­les que podrían ayu­dar a la pobla­ción vul­ne­ra­ble a reci­bir asis­ten­cia sani­ta­ria dig­na y a enviar a sus hijos a la escue­la”, ase­gu­ró Nick Brye, jefe de cam­pa­ñas de Oxfam en este país.

“Para finan­ciar la lucha con­tra la pobre­za y lidiar con el agra­va­mien­to de la des­igual­dad extre­ma, nece­si­ta­mos medi­das para garan­ti­zar que las gran­des empre­sas paguen la par­te que les corres­pon­da, aquí y en las nacio­nes más pobres del mun­do”, exhor­tó en Londres.

Oxfam tam­bién recor­dó que las medi­das inter­na­cio­na­les exis­ten­tes para hacer fren­te a la eva­sión fis­cal de las empre­sas, tales como el pro­ce­so de Ero­sión de la Base Impo­ni­ble y el Tras­la­do de Bene­fi­cios (BEPS, en inglés), diri­gi­do por la Orga­ni­za­ción para la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co para el Gru­po de las 20 mayo­res eco­no­mías del mun­do, dejan la posi­bi­li­dad de recu­rrir a lagu­nas lega­les para evi­tar el pago de impuestos.

La orga­ni­za­ción advier­te que las empre­sas trans­na­cio­na­les pue­den apro­ve­char esas lagu­nas en sus ope­ra­cio­nes en el Sur en desa­rro­llo y que muchos paí­ses afri­ca­nos fue­ron exclui­dos de las nego­cia­cio­nes sobre la refor­ma del BEPS y, por tan­to, no se bene­fi­cia­rán del mismo.

Oxfam tam­bién soli­ci­tó al minis­tro de Hacien­da bri­tá­ni­co, Geor­ge Osbour­ne, que asis­ta en julio a la Con­fe­ren­cia de Finan­cia­ción para el Desa­rro­llo que se rea­li­za­rá en Etio­pía, con la pre­sen­cia de jefes de Esta­do y minis­tros de Eco­no­mía de todo el mundo.

La con­fe­ren­cia, que tra­ta­rá sobre la for­ma en que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal finan­cia­rá el desa­rro­llo en los pró­xi­mos 20 años, es una opor­tu­ni­dad para que los gobier­nos cola­bo­ren en dar­le for­ma a un sis­te­ma fis­cal mun­dial más demo­crá­ti­co y justo.

Según Oxfam, en 2010, el últi­mo año del que se dis­po­ne de datos, las empre­sas y los inver­so­res con sede en los paí­ses del G‑7 eva­die­ron el pago de impues­tos sobre 20.000 millo­nes de dóla­res de ingre­sos median­te una prác­ti­ca cono­ci­da como fac­tu­ra­ción frau­du­len­ta, por la cual una empre­sa fija arti­fi­cial­men­te los pre­cios de los pro­duc­tos o ser­vi­cios ven­di­dos entre sus filia­les para evi­tar los impuestos.

Los impues­tos empre­sa­ria­les en Áfri­ca tie­nen un pro­me­dio de 28 por cien­to, lo que equi­va­le a casi 6.000 millo­nes de dóla­res per­di­dos. Ade­más, los paí­ses en desa­rro­llo en su con­jun­to pier­den unos 100.000 millo­nes de dóla­res al año a tra­vés de pla­nes de eva­sión fis­cal que impli­can a los paraí­sos fis­ca­les, según la Con­fe­ren­cia de las Nacio­nes Uni­das sobre Comer­cio y Desarrollo.

“La refor­ma de las nor­mas inter­na­cio­na­les que rigen los impues­tos empre­sa­ria­les para que los gobier­nos afri­ca­nos pue­den recla­mar el dine­ro que se les adeu­da es vital para com­ba­tir la pobre­za extre­ma y la des­igual­dad y fomen­tar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co”, des­ta­có Brye.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.