Las trans­na­cio­na­les le roba­ron a Áfri­ca 6 mil millo­nes en un año por eva­sión fiscal

Ilustración: Polyp.org.uk

Por Sean Buchanan

Empre­sas e inver­so­res con sede en el Gru­po de los 7 (G‑7) paí­ses más ricos del mun­do le roba­ron a Áfri­ca apro­xi­ma­da­men­te 6.000 millo­nes de dóla­res en un año por con­cep­to de eva­sión fis­cal, denun­ció este mar­tes 2 un nue­vo infor­me de la orga­ni­za­ción huma­ni­ta­ria Oxfam.

Según el infor­me “El dine­ro habla: Áfri­ca en el G‑7” esa cifra equi­va­le a tres veces más de lo que nece­si­tan los sis­te­mas sani­ta­rios de los paí­ses afri­ca­nos afec­ta­dos por el ébo­la, Sie­rra Leo­na, Libe­ria, Gui­nea y Gui­nea Bissau.

En un infor­me ante­rior, Oxfam cal­cu­ló en abril de este año que se nece­si­tan 1.700 millo­nes de dóla­res para mejo­rar los sis­te­mas de salud, peli­gro­sa­men­te inade­cua­dos, en esos paí­ses. La cifra se basa en el gas­to de 86 dóla­res por habi­tan­te que reco­mien­da la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud para cubrir un paque­te míni­mo de ser­vi­cios esenciales.

El nue­vo infor­me de Oxfam se cono­ce cuan­do los líde­res polí­ti­cos del G‑7, inte­gra­do por Ale­ma­nia, Cana­dá, Esta­dos Uni­dos, Fran­cia, Gran Bre­ta­ña, Ita­lia y Japón, se pre­pa­ran para reu­nir­se con sus homó­lo­gos afri­ca­nos en la cum­bre anual cele­bra­da en Bavie­ra, Ale­ma­nia, los días 8 y 9 de este mes.

La dele­ga­ción afri­ca­na esta­rá repre­sen­ta­da por el pri­mer minis­tro de Etio­pía, Hai­le­ma­riam Des­alegn, y los res­pec­ti­vos pre­si­den­tes de Libe­ria, Ellen John­son Sir­leaf, Nige­ria, Muham­ma­du Buha­ri, y Sene­gal, Macky Sall, quie­nes se suma­rán a la sesión amplia­da del 8 de este mes.

Oxfam soli­ci­tó a los paí­ses del G‑7 que inclu­yan medi­das para una ambi­cio­sa refor­ma fis­cal en las dis­cu­sio­nes acer­ca de cómo el gru­po pue­de apo­yar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y el desa­rro­llo sos­te­ni­ble del con­ti­nen­te africano.

En Gran Bre­ta­ña, Oxfam inte­gra una alian­za de la socie­dad civil que soli­ci­tó al gobierno bri­tá­ni­co, de recien­te elec­ción, que pre­sen­te un pro­yec­to de ley con­tra la eva­sión fis­cal, lo cual difi­cul­ta­ría la eva­sión de las empre­sas bri­tá­ni­cas en los paí­ses don­de ope­ren, una prác­ti­ca que actual­men­te les cues­tan miles de millo­nes de dóla­res por año a algu­nos de los paí­ses más pobres del mundo.

Con este fin, la alian­za, que ade­más de Oxfam inclu­ye a las orga­ni­za­cio­nes Actio­nAid y Chris­tian Aid, lle­va a cabo una cam­pa­ña por el Pro­yec­to de Ley de Eva­sión Fiscal.

Oxfam sos­tie­ne que una ley bien idea­da con­tra la eva­sión fis­cal tam­bién evi­ta­ría que las gran­des empre­sas dejen de pagar sus impues­tos en Gran Bre­ta­ña, y podría gene­rar al fis­co bri­tá­ni­co un míni­mo de 5.400 millo­nes de dóla­res por año, equi­va­len­te a 910 dóla­res por cada hogar que vive por deba­jo del umbral de la pobre­za en este país.

“Las empre­sas trans­na­cio­na­les, muchas de ellas con sede en Gran Bre­ta­ña y otros paí­ses del G 7, están esta­fan­do a los paí­ses afri­ca­nos por miles de millo­nes de dóla­res en ingre­sos fis­ca­les vita­les que podrían ayu­dar a la pobla­ción vul­ne­ra­ble a reci­bir asis­ten­cia sani­ta­ria dig­na y a enviar a sus hijos a la escue­la”, ase­gu­ró Nick Brye, jefe de cam­pa­ñas de Oxfam en este país.

“Para finan­ciar la lucha con­tra la pobre­za y lidiar con el agra­va­mien­to de la des­igual­dad extre­ma, nece­si­ta­mos medi­das para garan­ti­zar que las gran­des empre­sas paguen la par­te que les corres­pon­da, aquí y en las nacio­nes más pobres del mun­do”, exhor­tó en Londres.

Oxfam tam­bién recor­dó que las medi­das inter­na­cio­na­les exis­ten­tes para hacer fren­te a la eva­sión fis­cal de las empre­sas, tales como el pro­ce­so de Ero­sión de la Base Impo­ni­ble y el Tras­la­do de Bene­fi­cios (BEPS, en inglés), diri­gi­do por la Orga­ni­za­ción para la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co para el Gru­po de las 20 mayo­res eco­no­mías del mun­do, dejan la posi­bi­li­dad de recu­rrir a lagu­nas lega­les para evi­tar el pago de impuestos.

La orga­ni­za­ción advier­te que las empre­sas trans­na­cio­na­les pue­den apro­ve­char esas lagu­nas en sus ope­ra­cio­nes en el Sur en desa­rro­llo y que muchos paí­ses afri­ca­nos fue­ron exclui­dos de las nego­cia­cio­nes sobre la refor­ma del BEPS y, por tan­to, no se bene­fi­cia­rán del mismo.

Oxfam tam­bién soli­ci­tó al minis­tro de Hacien­da bri­tá­ni­co, Geor­ge Osbour­ne, que asis­ta en julio a la Con­fe­ren­cia de Finan­cia­ción para el Desa­rro­llo que se rea­li­za­rá en Etio­pía, con la pre­sen­cia de jefes de Esta­do y minis­tros de Eco­no­mía de todo el mundo.

La con­fe­ren­cia, que tra­ta­rá sobre la for­ma en que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal finan­cia­rá el desa­rro­llo en los pró­xi­mos 20 años, es una opor­tu­ni­dad para que los gobier­nos cola­bo­ren en dar­le for­ma a un sis­te­ma fis­cal mun­dial más demo­crá­ti­co y justo.

Según Oxfam, en 2010, el últi­mo año del que se dis­po­ne de datos, las empre­sas y los inver­so­res con sede en los paí­ses del G‑7 eva­die­ron el pago de impues­tos sobre 20.000 millo­nes de dóla­res de ingre­sos median­te una prác­ti­ca cono­ci­da como fac­tu­ra­ción frau­du­len­ta, por la cual una empre­sa fija arti­fi­cial­men­te los pre­cios de los pro­duc­tos o ser­vi­cios ven­di­dos entre sus filia­les para evi­tar los impuestos.

Los impues­tos empre­sa­ria­les en Áfri­ca tie­nen un pro­me­dio de 28 por cien­to, lo que equi­va­le a casi 6.000 millo­nes de dóla­res per­di­dos. Ade­más, los paí­ses en desa­rro­llo en su con­jun­to pier­den unos 100.000 millo­nes de dóla­res al año a tra­vés de pla­nes de eva­sión fis­cal que impli­can a los paraí­sos fis­ca­les, según la Con­fe­ren­cia de las Nacio­nes Uni­das sobre Comer­cio y Desarrollo.

“La refor­ma de las nor­mas inter­na­cio­na­les que rigen los impues­tos empre­sa­ria­les para que los gobier­nos afri­ca­nos pue­den recla­mar el dine­ro que se les adeu­da es vital para com­ba­tir la pobre­za extre­ma y la des­igual­dad y fomen­tar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co”, des­ta­có Brye.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *