Los impe­ria­lis­tas blo­quean las nego­cia­cio­nes sobre desar­me nuclear

Tras casi cua­tro sema­nas de nego­cia­cio­nes, la Con­fe­ren­cia Inter­na­cio­nal de Eva­lua­ción del Tra­ta­do de No Pro­li­fe­ra­ción Nuclear (TNP) ha fra­ca­sa­do rotun­da­men­te como con­se­cuen­cia del blo­queo impues­to por las poten­cias imperialistas.
El fra­ca­so ha sido par­ti­cu­lar­men­te frus­tran­te para las orga­ni­za­cio­nes paci­fis­tas inter­na­cio­na­les que tenían depo­si­ta­das muchas espe­ran­zas en esta Con­fe­ren­cia, que se cele­bra poco antes del 70 ani­ver­sa­rio de los bom­bar­deos ató­mi­cos de Hiroshi­ma y Naga­sa­ki, que se cum­pli­rá en agos­to. Sin embar­go, no sólo no ha habi­do nin­gún pro­gre­so sig­ni­fi­ca­ti­vo hacia el desar­me sino que han rever­ti­do algu­nos com­pro­mi­sos ya existentes.
Según varios diplo­má­ti­cos, Israel, el úni­co país de Orien­te Medio con armas nuclea­res, fue el úni­co país que ha sali­do vic­to­rio­so con este fra­ca­so, ya que no res­pal­da la pro­pues­ta de rea­li­zar una con­fe­ren­cia inter­na­cio­nal para un Orien­te Medio sin armas de des­truc­ción masiva.
Cana­dá, cuyo actual gobierno es “más prois­rae­lí que el pro­pio Israel”, Esta­dos Uni­dos y Gran Bre­ta­ña dije­ron que no podían acep­tar el pro­yec­to de acuer­do, con­te­ni­do en el docu­men­to final, que con­vo­ca­ría a la con­fe­ren­cia pro­pues­ta sobre Orien­te Medio para el 1 de mar­zo del año que viene.
“Qui­zá sea para­dó­ji­co, enton­ces, que estos tres Esta­dos impi­die­ran la adop­ción de este docu­men­to final en nom­bre de Israel, un país con armas nuclea­res que ni siquie­ra es par­te del TNP”, des­ta­có Ray Ache­son, direc­to­ra de Reaching Cri­ti­cal Will, el pro­gra­ma de desar­me de la Liga Inter­na­cio­nal de Muje­res por la Paz y la Libertad.
“Esta Con­fe­ren­cia de Examen demos­tró, más allá de toda duda, que seguir con­fian­do en el lide­raz­go de los Esta­dos con armas nuclea­res o sus alia­dos… es inú­til”, con­clu­yó Acheson.
Joseph Ger­son, coor­di­na­dor de desar­me de Ame­ri­can Friends Ser­vi­ce Com­mit­tee, una orga­ni­za­ción esta­dou­ni­den­se de dere­chos huma­nos, tam­bién con­si­de­ra que Washing­ton es el prin­ci­pal res­pon­sa­ble del fra­ca­so de la con­fe­ren­cia de este año, así como lo fue en la de 2005. “Es decir, Esta­dos Uni­dos e Israel, aun­que Israel es uno de los pocos paí­ses que aún no fir­mó el TNP”, pre­ci­só.
En lugar de cul­par a Israel, Cana­dá, Esta­dos Uni­dos y Gran Bre­ta­ña cul­pan a la víc­ti­ma, dice Ger­son, al sos­te­ner que Egip­to hizo fra­ca­sar la con­fe­ren­cia cuan­do soli­ci­tó que la decla­ra­ción final reite­ra­ra el lla­ma­do a la crea­ción de una Zona Libre de Armas Nuclea­res en Orien­te Medio.
Esta­dos Uni­dos envió a “un fun­cio­na­rio esta­dou­ni­den­se de alto nivel” a Israel “para dis­cu­tir la posi­bi­li­dad de una tran­sac­ción” en el borra­dor del docu­men­to final. “Israel apa­ren­te­men­te se negó, y los com­pro­mi­sos osten­si­bles” del pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se “Barack Oba­ma con un mun­do sin armas nuclea­res se derrum­ba­ron ante la intran­si­gen­cia israe­lí”, según Gerson.
Ger­son opi­na que lo peor es que el fra­ca­so de la Con­fe­ren­cia soca­va la cre­di­bi­li­dad del TNP, al aumen­tar el peli­gro de la pro­li­fe­ra­ción de las armas nuclea­res y no hacer nada para con­te­ner las carre­ras arma­men­tis­tas, mien­tras que las poten­cias nuclea­res “moder­ni­zan” sus arse­na­les. El fra­ca­so de la con­fe­ren­cia acre­cien­ta el peli­gro de una catás­tro­fe nuclear, advir­tió.
El Tra­ta­do de No Pro­li­fe­ra­ción Nuclear fue ela­bo­ra­do en 1964 por la URSS y Esta­dos Uni­dos como con­se­cuen­cia de las nego­cia­cio­nes entre Ken­nedy y Jrus­chov deri­va­das de la cri­sis de los misi­les de Cuba. Es el úni­co Tra­ta­do Inter­na­cio­nal que se ha fir­ma­do varias veces, pri­me­ro para incor­po­rar a Gran Bre­ta­ña, lue­go a Chi­na, que enton­ces esta­ba inten­tan­do lle­var a cabo su pri­me­ra explo­sión nuclear y final­men­te a Francia.
El Tra­ta­do tra­ba de cerrar un elen­co de paí­ses con armas nuclea­res e impe­dir que los demás pudie­ran hacer lo mis­mo. Fra­ca­só por­que a las cin­co poten­cias ori­gi­na­rias, son tam­bién los cin­co miem­bros per­ma­nen­tes del Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU, se les suma­ron lue­go otros cua­tro paí­ses más, Corea del nor­te, India, Israel y Pakistán.
Tam­bién fra­ca­só por­que a cam­bio de cerrar el club nuclear, las poten­cias nuclea­res asu­mie­ron el com­pro­mi­so de eli­mi­nar pro­gre­si­va­men­te las armas nuclea­res, que jamás cum­plie­ron. Por el con­tra­rio, con el tiem­po su arse­nal nuclear ha ido cre­cien­do. Actual­men­te dis­po­nen de unas 20.000 cabe­zas nuclea­res repar­ti­das en unas 5.000 armas, la mitad de ellas en esta­do de máxi­ma aler­ta operativa.
John Burroughs, direc­tor eje­cu­ti­vo del Comi­té de Abo­ga­dos sobre Polí­ti­ca Nuclear, afir­ma que en los últi­mos 20 años los com­pro­mi­sos sobre desar­me rea­li­za­dos por las con­fe­ren­cias de eva­lua­ción del TNP no es que no hayan sido lo sufi­cien­te­men­te sóli­dos, sino que no fue­ron apli­ca­dos por los Esta­dos posee­do­res de armas nucleares.
La pren­sa sue­le uti­li­zar este Tra­ta­do para ata­car perió­di­ca­men­te a Corea del nor­te, un país que lo fir­mó, aun­que en 2003 tuvo que apar­tar­se de él como con­se­cuen­cia del con­ti­nuo hos­ti­ga­mien­to del imperialismo.
La mis­ma mani­pu­la­ción han empe­za­do a uti­li­zar con­tra Irán, a pesar de que no posee arma­men­to nuclear.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *