Encuen­tro his­tó­ri­co por la Paz entre las FARC y el ELN

FARC-ELN

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​Revista Insu­rrec­ción, 31 de mayo de 2015 - La his­tó­ri­ca reu­nión entre las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia y el Ejér­ci­to de Libe­ra­ción Nacio­nal en cabe­za de sus máxi­mos coman­dan­tes, se lle­vó a cabo en La Haba­na con el pro­pó­si­to de seguir avan­zan­do en la coor­di­na­ción de diver­sos aspec­tos, en el camino de la cons­truc­ción de un país en paz con jus­ti­cia social.
Este encuen­tro per­mi­tió socia­li­zar las con­clu­sio­nes de nues­tro Quin­to Con­gre­so Nacio­nal, así como los prin­ci­pa­les retos y pro­pues­tas plan­tea­dos por las FARC para este perio­do. Con­cor­da­mos en la impor­tan­cia del arrai­go de ambos pro­ce­sos insur­gen­tes en la socie­dad colom­bia­na y en la rati­fi­ca­ción de la vigen­cia de la lucha por el socia­lis­mo y la paz.
Con­flui­mos en la nece­si­dad de cons­truir un gobierno demo­crá­ti­co y popu­lar, que colo­que en pri­mer lugar los intere­ses de Colom­bia y que apor­te al desa­rro­llo de un camino pro­pio lati­no­ame­ri­cano, jun­to con el res­to de pue­blos her­ma­nos del continente
Avan­za­mos en espe­ci­fi­car tareas para la cons­truc­ción de la uni­dad del movi­mien­to popu­lar y revo­lu­cio­na­rio en Colom­bia, que en el desa­rro­llo de la solu­ción polí­ti­ca del con­flic­to se con­cre­ta en el pro­pó­si­to de avan­zar en las dos mesas de diá­lo­go, den­tro de una visión común de paz.
Asu­mi­mos el reto de un pro­ce­so de paz, con la res­pon­sa­bi­li­dad y com­pro­mi­so his­tó­ri­co que se requie­ren, tenien­do siem­pre en pers­pec­ti­va la nece­si­dad de desa­rro­llar una agen­da seria de nego­cia­ción, que no gene­re fal­sas expec­ta­ti­vas en la socie­dad y que apun­te al tra­ta­mien­to de las cau­sas estruc­tu­ra­les que gene­ra­ron el levan­ta­mien­to armado.
Coin­ci­di­mos las dos orga­ni­za­cio­nes, que un pro­ce­so de paz exi­to­so, sólo será posi­ble median­te un gran ejer­ci­cio de par­ti­ci­pa­ción popu­lar y ciu­da­da­na, que impul­se des­de la orga­ni­za­ción y la movi­li­za­ción los cam­bios nece­sa­rios que sus­ten­ten la paz en la jus­ti­cia y la equi­dad social; toman­do dis­tan­cia de una paz exprés, como pro­ce­so de some­ti­mien­to de la insurgencia.
La rea­li­za­ción de este encuen­tro con­tó con el apo­yo de paí­ses garan­tes y acom­pa­ñan­tes de las dos mesas de diá­lo­go, den­tro del apor­te que han veni­do hacien­do des­de el ini­cio de este pro­ce­so de paz. Acom­pa­ña­mien­to y sopor­te que ambas fuer­zas valo­ra­mos altamente.
La rea­li­za­ción de este encuen­tro de los coman­dan­tes, Timo­león Jimé­nez y Nico­lás Rodrí­guez, ha des­ata­do las con­tro­ver­sias pro­pias de los sec­to­res de la dere­cha y extre­ma dere­cha, opues­tos des­de siem­pre a bus­car una solu­ción polí­ti­ca del con­flic­to; esta divi­sión del régi­men fren­te a tomar el camino de la paz, evi­den­cia el poco sus­ten­to que ten­drían los futu­ros acuer­dos, a que poda­mos lle­gar con el gobierno de Santos.
Man­te­ne­mos la ple­na volun­tad de seguir en la cons­truc­ción de un diá­lo­go, que per­mi­ta supe­rar el alza­mien­to arma­do; que inau­gu­re un nue­vo capí­tu­lo en la lucha por el poder, en el que no se usen la fuer­za y las armas en el tra­to de con­flic­tos entre colombianos

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *