Boltxe​.Info se suma a la cam­pa­ña de médios de comu­ni­ca­ción alter­na­ti­vos con­tra la repre­sión

Ley de Segu­ri­dad Ciu­da­da­na (Ley Mor­da­za). Refor­ma del Códi­go Penal. Ley de Pro­pie­dad Inte­lec­tual (Tasa Goo­gle). Pac­to Anti-Yiha­dis­ta. Ley de Enjui­cia­mien­to Cri­mi­nal (Ley Tor­que­ma­da). Éstas son las últi­mas medi­das repre­si­vas adop­ta­das por el Gobierno del PP en el Esta­do espa­ñol, varias de las cua­les entra­rán en vigor el pró­xi­mo 1 de Julio en todo el esta­do.
Este incre­men­to de la repre­sión no es más que la res­pues­ta pre­ven­ti­va de los ges­to­res del capi­ta­lis­mo, en un momen­to de su desa­rro­llo en el que los paí­ses occi­den­ta­les, en su com­pe­ten­cia con las nue­vas poten­cias emer­gen­tes, se verán obli­ga­dos a seguir supri­mien­do dere­chos y recor­tan­do sala­rios. Un pro­ce­so que pro­vo­ca­rá la agu­di­za­ción de las con­tra­dic­cio­nes y de la lucha de cla­ses.
Las medi­das repre­si­vas per­si­guen eli­mi­nar cual­quier atis­bo de pro­tes­ta social, repri­mien­do toda for­ma de orga­ni­za­ción autó­no­ma, popu­lar y autén­ti­ca­men­te crí­ti­ca con el sis​te​ma​.No son una mera expre­sión de la polí­ti­ca ultra­con­ser­va­do­ra del Par­ti­do Popu­lar sino que, res­pon­dien­do a la situa­ción crí­ti­ca en la que éste se encuen­tra, serían tam­bién repro­du­ci­das por el PSOE o por cual­quier otro par­ti­do que ten­ga como obje­ti­vo la pre­ser­va­ción del actual orden social.
Para lograr su obje­ti­vo el Esta­do dis­po­ne de sus dis­tin­tos apa­ra­tos repre­si­vos: Los dife­ren­tes cuer­pos poli­cia­les, el apa­ra­to judi­cial; que en nin­gún caso pro­te­gen los intere­ses de los más débi­les, sino todo lo con­tra­rio. Cuen­ta tam­bién con los medios de comu­ni­ca­ción de masas, cuya fun­ción es legi­ti­mar la explo­ta­ción y tra­tar de evi­tar la sub­ver­sión en el seno de de las cla­ses popu­la­res.
Pero algu­nos medios de comu­ni­ca­ción y las per­so­nas que tra­ba­ja­mos en ellos nos encon­tra­mos tam­bién en el pun­to de mira de esta per­se­cu­ción.
Casos como el de los perio­dis­tas Jai­me Ale­kos, Ali­cia Armes­to, Raul Capi, Adol­fo Lujan, Pitu, Iraitz Sale­gi, Boro – enjui­cia­dos por ejer­cer su labor infor­ma­ti­va- o el ata­que de los Mos­sos a la redac­ción de la Direc­ta, por citar algu­nos ejem­plos, son una mues­tra de la bru­tal insis­ten­cia con la que el sis­te­ma inten­ta silen­ciar­nos para, de esa mane­ra, invi­si­bi­li­zar las pro­tes­tas y las luchas de los movi­mien­tos socia­les, hacien­do caso omi­so a la liber­tad de expre­sión reco­gi­da en el artícu­lo 19 de la Decla­ra­ción Uni­ver­sal de los Dere­chos Huma­nos.
La ofen­si­va des­ata­da en con­tra de la libre opi­nión expre­sa­da a tra­vés de Inter­net, don­de ha podi­do desa­rro­llar­se una infor­ma­ción inde­pen­dien­te de los intere­ses de la ban­ca y los gran­des con­sor­cios eco­nó­mi­cos, cons­ti­tu­ye otra expre­sión más de este mis­mo fenó­meno.
El régi­men no duda­rá en cen­su­rar­nos, en cerrar nues­tros medios, mul­tar­nos o encar­ce­lar­nos.
Es por eso que dife­ren­tes medios de comu­ni­ca­ción del esta­do hemos vis­to la nece­si­dad de aunar fuer­zas con­tra un enemi­go común, que va más allá del gobierno de turno, comu­ni­can­do y denun­cian­do todos los abu­sos y arbi­tra­rie­da­des.
Pero sabe­mos que no bas­ta con la sim­ple denun­cia, si detrás de ésta no hay una fuer­te orga­ni­za­ción popu­lar que dis­pu­te el poder a las cla­ses domi­nan­tes.
Es por eso que hace­mos un lla­ma­mien­to a los dife­ren­tes medios de comu­ni­ca­ción alter­na­ti­vos y a los movi­mien­tos socia­les a tra­ba­jar con­jun­ta­men­te con­tra la repre­sión y a movi­li­zar­se con­tra estas legis­la­cio­nes de excep­ción.
En ello nos va no solo la liber­tad para pen­sar y la posi­bi­li­dad de trans­mi­tir nues­tras ideas, sino tam­bién la pre­ser­va­ción de las esca­sas liber­ta­des for­ma­les que aún no han sido supri­mi­das.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *