A las FARC-EP, en sus 51 años de lucha- Dax Toscano

Hace 51 años nacie­ron las FARC, ejér­ci­to revo­lu­cio­na­rio que des­de 1964 le ha hecho fren­te al impe­ria­lis­mo yan­qui y a la oli­gar­quía san­tan­de­ris­ta que ha explo­ta­do y masa­cra­do al pue­blo colombiano.
En 2015 recor­da­mos a vale­ro­sos ejér­ci­tos cons­ti­tui­dos por muje­res y hom­bres cam­pe­si­nos, obre­ros, estu­dian­tes, inte­lec­tua­les que entre­ga­ron su vida para evi­tar que las fuer­zas cri­mi­na­les, enemi­gas de la socie­dad huma­na esta­blez­can sus regí­me­nes de odio en el mundo.
El 9 de mayo se cum­plie­ron 70 años de la derro­ta del fas­cis­mo. El Ejér­ci­to Rojo Sovié­ti­co, las y los ciu­da­da­nos de la URSS, derro­ta­ron al nazi­fas­cis­mo. Vein­te y sie­te millo­nes de vidas se entre­ga­ron para defen­der a la huma­ni­dad de los cri­mi­na­les diri­gi­dos por Hitler y Mussolini.
El pasa­do 30 de abril de 2015, Viet­nam con­me­mo­ró 40 años de la derro­ta del impe­ria­lis­mo yan­qui que inva­dió el país y lo sumió en una gue­rra cruel, don­de uti­li­zó armas quí­mi­cas y bac­te­rio­ló­gi­cas, masa­cró a pobla­cio­nes ente­ras, des­tru­yó la natu­ra­le­za y su patri­mo­nio cul­tu­ral. Muy pare­ci­das a las locu­ras que hoy come­te el Esta­do Islá­mi­co. El Fren­te Nacio­nal de Libe­ra­ción de Viet­nam, pese a todo, derro­tó a los imperialistas.
Esos fue­ron ejér­ci­tos revo­lu­cio­na­rios, que se carac­te­ri­za­ron por su soli­dez polí­ti­ca e ideo­ló­gi­ca en defen­sa de los idea­les del socia­lis­mo, así como una apro­pia­da estra­te­gia militar.
Al igual que ellos, las FARC hoy luchan con­tra enemi­gos pode­ro­sos, bru­ta­les, sanguinarios.
Boli­va­ris­mo y mar­xis­mo se con­ju­gan en el pen­sa­mien­to fariano, nutri­do ade­más por las ideas de Jaco­bo Are­nas, Manuel Maru­lan­da, Alfon­so Cano, Timo­león Jimé­nez, Pablo Cata­tum­bo, Mau­ri­cio Jara­mi­llo e Iván Már­quez. A ello se suma la genia­li­dad de la estra­te­gia mili­tar desa­rro­lla­da por el Coman­dan­te en jefe de las FARC-EP, el más gran­de gue­rri­lle­ro de todos los tiem­pos, Manuel Maru­lan­da y el impres­cin­di­ble Jor­ge Bri­ce­ño, el que­ri­do Mono Jojoy, así como por las y los gue­rri­lle­ros faria­nos que en el fra­gor del com­ba­te han sabi­do crear tác­ti­cas ade­cua­das para enfren­tar­se a un ejér­ci­to pro­fe­sio­nal, ins­pi­ra­do por el dólar y el des­pre­cio al pueblo.
La con­ju­ga­ción de lo polí­ti­co y lo mili­tar ha sido vital en el desa­rro­llo de las FARC-EP. Y las muje­res y los hom­bres que con­for­man la orga­ni­za­ción, son ejem­plo de esa uni­dad dia­léc­ti­ca para poder enfren­tar a los enemi­gos de Colom­bia, inclu­so a cos­ta de sus vidas.
Maria­na Páez, El Negro Aca­cio, Mar­tín Caba­lle­ro, Iván Ríos, Raúl Reyes, Car­los Pati­ño, Gil­ber­to Bece­rro, Cana­gua­ro son los nom­bres de com­ba­tien­tes revo­lu­cio­na­rios que for­man par­te de la his­to­ria de rebel­día del pue­blo colom­biano con­tra quie­nes los explo­tan y oprimen.
En estos 51 años de lucha, el nom­bre de Simón Tri­ni­dad, con­de­na­do injus­ta­men­te en Esta­dos Uni­dos a per­ma­ne­cer 60 años en pri­sión, es sig­ni­fi­ca­ti­vo por su fir­me­za, por la ente­re­za y éti­ca revo­lu­cio­na­ria que ha demos­tra­do en este lar­go tiem­po de mal­di­to encie­rro, en el que no ha deja­do de defen­der los idea­les de Bolí­var y Manuel. Simón es ver­da­de­ra­men­te un “Hom­bre de Hie­rro”, como lo cali­fi­ca­ra el perio­dis­ta Jor­ge Enri­que Bote­ro. No lo han doble­ga­do, ni lo podrán hacer.
Hom­bre de Hie­rro, Simón for­ma par­te de una orga­ni­za­ción de Roble.
Arri­bar a los 51 años ha sido posi­ble gra­cias a ello.
Las FARC-EP son pue­blo en armas y sus raí­ces son, pre­ci­sa­men­te, ese pue­blo que lo sos­tie­ne con su apoyo.
Han caí­do muchas y muchos gue­rri­lle­ros en com­ba­te o pro­duc­to de los bom­bar­deos cri­mi­na­les de las fuer­zas arma­das colom­bia­nas entre­na­das por EEUU y el Esta­do cri­mi­nal de Israel. A esas y esos vale­ro­sos revo­lu­cio­na­rios, al cum­plir­se 51 años de las FARC-EP, un home­na­je a su memo­ria. Morir con honor, para vivir por siem­pre en el cora­zón y la men­te del pue­blo por el que entre­ga­ron todo con el obje­ti­vo de cons­truir una socie­dad más jus­ta y huma­na en la Colom­bia de Bolívar.
En este ani­ver­sa­rio 51 de las FARC-EP, expre­so mi amor pro­fun­do a mis her­ma­nas y her­ma­nos faria­nos. Lo he hecho públi­ca­men­te des­de el año 2008 cuan­do la oli­gar­quía cri­mi­nal colom­bia­na, el impe­ria­lis­mo yan­qui y el ejér­ci­to colom­biano fes­te­ja­ban por ade­lan­ta­do la derro­ta de la insur­gen­cia fariana.
A Jesús San­trich, a Cami­la Cien­fue­gos, a Iván Már­quez, a Shir­ley Mén­dez, a Maritza Sán­chez, a Mar­co Calar­cá, a Ricar­do Téllez, a Vic­to­ria San­dino, a Dia­na Gra­ja­les, a Boris Gue­va­ra, a Ale­xan­dra Nari­ño, a Andrés París, a Pas­tor Ala­pe, a Car­los Anto­nio Loza­da, a Fabián Ramí­rez, a Joa­quín Gómez, a Miguel Pas­cuas mi abra­zo. A todas y todos los miem­bros de la Dele­ga­ción de Paz de las FARC-EP, gra­cias por su lucha deci­di­da por alcanzarla.
A Timo­león Jimé­nez, le hago lle­gar mi salu­do afec­tuo­so y mi cari­ño de hermano.
Uste­des son el ejem­plo de los hom­bres y muje­res nue­vos de los que habló el CHE.
Con músi­ca de Cris­tián Pérez, de Jai­me Neva­do, de Hori­zon­te Fariano y de Los Com­pa­ñe­ros, cele­bra­re­mos en otras lati­tu­des estos 51 años de lucha bolivariana.
Con Bolí­var, Galán, ya vol­vió a cabalgar
no más llan­to y dolor de la patria
Somos pue­blo que va, tras de la libertad
cons­tru­yen­do la sen­da de paz
Gue­rri­lle­ros de las FARC, con el pue­blo a triunfar
por la patria, la tie­rra y el pan
Gue­ri­lle­ros de las FARC, a la voz de la unidad
alcan­zar la libertad
Patria Gran­de, 27 de mayo de 2015

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.