24 cosas sobre ISIS y Al-Qae­da que no quie­ren que sepas


El Esta­do Islá­mi­co, ISIS o Daesh, fue crea­do por la CIA, el MOSSAD y el MI6 para reven­tar a Siria. El pro­fe­sor Michel Chos­su­dovsky, eco­no­mis­ta cana­dien­se y direc­tor del Cen­tro de Inves­ti­ga­ción sobre la Glo­ba­li­za­ción, en Mon­treal, ha reco­pi­la­do 24 ver­da­des que los gobier­nos occi­den­ta­les no quie­ren que la pobla­ción conoz­ca acer­ca de ISIS (o Esta­do Islá­mi­co) y Al-Qaeda…
¿Cómo es posi­ble que sigan el jue­go de los Esta­dos Uni­dos enca­mi­na­do a crear un esta­do mun­dial poli­cial? Pasan­do por la des­truc­ción de pue­blos, cul­tu­ras ances­tra­les y res­tos de anti­guas civi­li­za­cio­nes. La bar­ba­rie en su máxi­ma dimensión.
COSAS QUE NO QUIEREN QUE SEPAS DE AL-QAEDA
1‑Los Esta­dos Uni­dos han apo­ya­do a Al Qae­da y a sus orga­ni­za­cio­nes afi­lia­das duran­te casi medio siglo, des­de el apo­geo de la gue­rra afgano-soviética.
2‑La CIA creó cam­pos de entre­na­mien­to para al-Qae­da en Pakis­tán. En el perío­do de diez años, des­de 1982 has­ta 1992, unos 35.000 yiha­dis­tas pro­ce­den­tes de 43 paí­ses islá­mi­cos fue­ron reclu­ta­dos por la CIA para luchar en la jihad afga­na con­tra la Unión Soviética.
3- Des­de la épo­ca de la Admi­nis­tra­ción Reagan, Washing­ton ha apo­ya­do a la red terro­ris­ta islá­mi­ca. Ronald Reagan cali­fi­có a esos terro­ris­tas como “lucha­do­res por la libertad”.
Los EE.UU. sumi­nis­tra­ron armas a las bri­ga­das islá­mi­cas. Todo era para “una bue­na cau­sa”: la lucha con­tra la Unión Sovié­ti­ca y el cam­bio de régi­men, lo que lle­vó a la des­apa­ri­ción de un gobierno secu­lar en Afganistán.
Solo nece­si­ta­mos recor­dar pelí­cu­las de pro­pa­gan­da de la épo­ca, como la céle­bre Ram­bo III…
4‑Los libros de tex­to yiha­dis­tas fue­ron publi­ca­dos por la Uni­ver­si­dad de Nebras­ka. Esta­dos Uni­dos gas­tó millo­nes de dóla­res para sumi­nis­trar libros de tex­to reple­tos de imá­ge­nes vio­len­tas y ense­ñan­zas islá­mi­cas mili­tan­tes a los esco­la­res afganos.
5- Osa­ma bin Laden, fun­da­dor de Al Qae­da y hom­bre más odia­do de Esta­dos Uni­dos, fue reclu­ta­do por la CIA en 1979 al comien­zo mis­mo de la gue­rra yiha­dis­ta de Afga­nis­tán con­tra la Unión Sovié­ti­ca. Por aquel enton­ces, Bin Laden tenía 22 años y fue entre­na­do en un cam­po de entre­na­mien­to de gue­rri­llas patro­ci­na­do por la CIA.
Según el Pro­fe­sor Chos­su­dovsky, Al Qae­da se encon­tra­ba detrás de los ata­ques del 11 de sep­tiem­bre. De hecho, el ata­que terro­ris­ta de 2001 pro­por­cio­nó una jus­ti­fi­ca­ción para librar una gue­rra con­tra Afga­nis­tán, bajo el argu­men­to de que Afga­nis­tán era un esta­do patro­ci­na­dor del terro­ris­mo de Al Qaeda.
6- El Esta­do Islá­mi­co o ISIS era ori­gi­nal­men­te una enti­dad afi­lia­da a Al-Qae­da, crea­da por la inte­li­gen­cia de Esta­dos Uni­dos con el apo­yo del MI6 Bri­tá­ni­co, el Mos­sad Israe­lí, los ser­vi­cios de Inte­li­gen­cia de Pakis­tán y la Pre­si­den­cia Gene­ral de Inte­li­gen­cia de Ara­bia Sau­di­ta (GIP o Ri’āsat Al-Istikh­ba­rat Al-‘Amah (رئاسة الاستخبارات العامة).
7- Las bri­ga­das de ISIS han esta­do invo­lu­cra­das en el apo­yo a la insur­gen­cia que los EE.UU. y la OTAN han diri­gi­do con­tra el gobierno sirio de Bashar al Assad duran­te la gue­rra civil de Siria.
8 – La OTAN y el Esta­do Mayor de Tur­quía fue­ron los res­pon­sa­bles de la con­tra­ta­ción de mer­ce­na­rios de ISIS y Al Nus­rah des­de los ini­cios de la insur­gen­cia siria, en mar­zo de 2011.
Según fuen­tes de inte­li­gen­cia israe­líes, publi­ca­das en la web DEBKA, esta ini­cia­ti­va ha con­sis­ti­do en: “Una cam­pa­ña para reclu­tar a miles de volun­ta­rios musul­ma­nes en paí­ses de Orien­te Medio y el mun­do musul­mán para luchar jun­to a los rebel­des sirios. El ejér­ci­to tur­co alo­ja a estos volun­ta­rios, los entre­na y ase­gu­ra su entra­da en Siria”.
9- Hay miem­bros de las fuer­zas espe­cia­les occi­den­ta­les y agen­tes de inte­li­gen­cia occi­den­ta­les den­tro de las filas de ISIS. Miem­bros de las Fuer­zas Espe­cia­les Bri­tá­ni­cas y del MI6 han par­ti­ci­pa­do en el entre­na­mien­to de los rebel­des yiha­dis­tas en Siria.
10- Espe­cia­lis­tas mili­ta­res occi­den­ta­les con­tra­ta­dos por el Pen­tá­gono han entre­na­do a los terro­ris­tas en el uso de armas químicas.
“Los Esta­dos Uni­dos y algu­nos alia­dos euro­peos están uti­li­zan­do a con­tra­tis­tas de defen­sa para entre­nar a los rebel­des sirios sobre cómo ase­gu­rar los arse­na­les de armas quí­mi­cas en Siria, según infor­mó un alto fun­cio­na­rio de Esta­dos Uni­dos y varios diplo­má­ti­cos de alto nivel a la CNN”.
11- Las bru­ta­les deca­pi­ta­cio­nes rea­li­za­das por los terro­ris­tas de ISIS, for­man par­te de los pro­gra­mas de entre­na­mien­to patro­ci­na­dos por la CIA en cam­pos de Ara­bia Sau­di­ta y Qatar y cuyo obje­ti­vo es cau­sar pavor y conmoción.
12- Muchos de los cri­mi­na­les reclu­ta­dos por ISIS, son pre­si­dia­rios con­de­na­dos libe­ra­dos de las cár­ce­les de Ara­bia Sau­di­ta, país alia­do de Occi­den­te. Entre ellos se encuen­tran ciu­da­da­nos Sau­díes con­de­na­dos a muer­te que fue­ron reclu­ta­dos para unir­se a las bri­ga­das terroristas.
13- Israel ha apo­ya­do a las bri­ga­das de ISIS y Al Nus­rah de los Altos del Golán, en su lucha con­tra el gobierno de Al-Assad y las fuer­zas chií­tas de Hezbollah.
Com­ba­tien­tes yiha­dis­tas se han reu­ni­do regu­lar­men­te con ofi­cia­les de las Fuer­zas de Defen­sa Israe­líes (FDI), así como con el pri­mer minis­tro Netanyahu.
El alto man­do de las FDI reco­no­ce táci­ta­men­te que: “ele­men­tos de la jihad glo­bal den­tro de Siria, miem­bros de ISIS y Al Nus­rah, son​apo­ya­dos por Israel”.
14- Los sol­da­dos de ISIS den­tro de Siria, tra­ba­jan a las órde­nes de la alian­za mili­tar occi­den­tal. Su man­da­to táci­to es cau­sar estra­gos y des­truc­ción en Siria e Irak.
Una prue­ba de ello, la encon­tra­mos en esta foto, en la que el sena­dor esta­dou­ni­den­se John McCain se reune con líde­res terro­ris­tas yiha­dis­tas en Siria.
15- Las mili­cias de ISIS, que actual­men­te son el pre­sun­to blan­co de una cam­pa­ña de bom­bar­deos de Esta­dos Uni­dos y de la OTAN bajo el man­da­to de la “lucha con­tra el terro­ris­mo”, con­ti­núan sien­do apo­ya­das secre­ta­men­te por Occidente.
Fuer­zas chii­tas que luchan con­tra ISIS en Irak, así como miem­bros del pro­pio ejér­ci­to ira­quí han denun­cia­do repe­ti­da­men­te las ayu­das mili­ta­res sumi­nis­tra­das por Esta­dos Uni­dos a los terro­ris­tas de ISIS, mien­tras a la vez, com­ba­tían con­tra ellos.
16- Los bom­bar­deos esta­dou­ni­den­ses y alia­dos no están apun­tan­do a ISIS, sino que tie­nen el obje­ti­vo de bom­bar­dear la infra­es­truc­tu­ra eco­nó­mi­ca de Irak y Siria, inclu­yen­do sus fábri­cas y refi­ne­rías de petróleo.
17- El pro­yec­to de ISIS de crear un cali­fa­to, for­ma par­te de una agen­da de polí­ti­ca exte­rior de Esta­dos Uni­dos, que pre­ten­de divi­dir Irak y Siria en terri­to­rios sepa­ra­dos: Un cali­fa­to isla­mis­ta suni­ta, una Repú­bli­ca Ára­be chií­ta y la Repú­bli­ca del Kurdistán.
18- “La Gue­rra Glo­bal con­tra el Terro­ris­mo” se pre­sen­ta de cara a la opi­nión públi­ca como un “cho­que de civi­li­za­cio­nes”, una gue­rra entre los valo­res y las reli­gio­nes, cuan­do en reali­dad se tra­ta de una gue­rra de con­quis­ta, guia­da por obje­ti­vos estra­té­gi­cos y económicos.
19- Bri­ga­das terro­ris­tas de Al-Qae­da, patro­ci­na­das secre­ta­men­te por las agen­cias de inte­li­gen­cia occi­den­ta­les, se han des­ple­ga­do ya en Malí, Níger, Nige­ria, la Repú­bli­ca Cen­troa­fri­ca­na, Soma­lia y Yemen para lle­var el caos a esos paí­ses y jus­ti­fi­car una inter­ven­ción mili­tar occidental.
20- Boko Haram en Nige­ria, Al Sha­bab en Soma­lia, el Gru­po de Com­ba­te Islá­mi­co de Libia, (apo­ya­do por la OTAN en 2011), Al Qae­da en el Magreb Islá­mi­co y Jemaah Isla­mi­ya en Indo­ne­sia, entre otros, son gru­pos afi­lia­dos a al-Qae­da que son secre­ta­men­te apo­ya­dos por la inte­li­gen­cia occidental.
21- Esta­dos Uni­dos tam­bién está apo­yan­do a orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas afi­lia­das con Al-Qae­da en la región autó­no­ma Uigur de Chi­na. Su obje­ti­vo es des­en­ca­de­nar la ines­ta­bi­li­dad polí­ti­ca en el oes­te de China.
22- La ame­na­za terro­ris­ta local, como la que hemos vis­to en EEUU o Euro­pa, es una fabri­ca­ción pro­mo­vi­da por los gobier­nos occi­den­ta­les y apo­ya­da por los medios de comu­ni­ca­ción con el fin de crear una atmós­fe­ra de mie­do e inti­mi­da­ción, que lle­ve a una anu­la­ción de las liber­ta­des civi­les y favo­rez­ca la ins­ta­la­ción de un esta­do policial.
A su vez, los arres­tos, jui­cios y con­de­nas de “terro­ris­tas islá­mi­cos” sir­ven para sus­ten­tar la legi­ti­mi­dad del Esta­do de Segu­ri­dad Inter­na de Esta­dos Uni­dos y la cre­cien­te mili­ta­ri­za­ción de sus fuer­zas de seguridad.
El obje­ti­vo final es incul­car en la men­te de millo­nes de esta­dou­ni­den­ses que el enemi­go es real y que la Admi­nis­tra­ción de los Esta­dos Uni­dos pro­te­ge­rá la vida de sus ciudadanos.
Lo mis­mo pode­mos decir de paí­ses como Fran­cia, Rei­no Uni­do o Australia.
23- La cam­pa­ña “anti­te­rro­ris­ta” con­tra el Esta­do islá­mi­co ha con­tri­bui­do a la demo­ni­za­ción de los musul­ma­nes, que a ojos de la opi­nión públi­ca occi­den­tal se aso­cian cada vez más con los yiha­dis­tas, sen­tan­do así las bases para un cho­que de reli­gio­nes y civilizaciones.
24- Cual­quie­ra que se atre­va a cues­tio­nar la vali­dez de la “Gue­rra Glo­bal con­tra el Terro­ris­mo” es cali­fi­ca­do de terro­ris­ta y se ve some­ti­do a las leyes anti-terroristas.
Se esta­ble­ce con ello, un pri­mer ins­tru­men­to para per­se­guir a cual­quier tipo de disi­den­te ideo­ló­gi­co, aso­cián­do­lo con el terrorismo.
Esta herra­mien­ta, podrá ser exten­di­da pos­te­rior­men­te a cual­quier otro tipo de disi­den­cia ideológica.
Como vemos, la admi­nis­tra­ción Oba­ma ha impues­to final­men­te un con­sen­so dia­bó­li­co, con el apo­yo de sus alia­dos y el papel cóm­pli­ce del Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Unidas.
La pren­sa occi­den­tal ha abra­za­do ese con­sen­so de for­ma obe­dien­te y entu­sias­ta; se ha des­cri­to el Esta­do Islá­mi­co como una enti­dad inde­pen­dien­te, sur­gi­da de la nada, un enemi­go exte­rior que ame­na­za los valo­res “pací­fi­cos y demo­crá­ti­cos” del mun­do occidental.
Se ha crea­do un enemi­go que pue­de apa­re­cer y actuar en cual­quier momen­to, como un fan­tas­ma con el que asus­tar a la pobla­ción cuan­do más con­ven­ga y empu­jar­la a acep­tar cual­quier tipo de polí­ti­ca repre­si­va de las liber­ta­des y cual­quier tipo de acción mili­ta­ris­ta al ser­vi­cio de los gran­des pode­res occidentales.
Y por lo vis­to, este dra­ma, no ha hecho más que empezar…

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.