24 cosas sobre ISIS y Al-Qae­da que no quie­ren que sepas


El Esta­do Islá­mi­co, ISIS o Daesh, fue crea­do por la CIA, el MOSSAD y el MI6 para reven­tar a Siria. El pro­fe­sor Michel Chos­su­dovsky, eco­no­mis­ta cana­dien­se y direc­tor del Cen­tro de Inves­ti­ga­ción sobre la Glo­ba­li­za­ción, en Mon­treal, ha reco­pi­la­do 24 ver­da­des que los gobier­nos occi­den­ta­les no quie­ren que la pobla­ción conoz­ca acer­ca de ISIS (o Esta­do Islá­mi­co) y Al-Qaeda…
¿Cómo es posi­ble que sigan el jue­go de los Esta­dos Uni­dos enca­mi­na­do a crear un esta­do mun­dial poli­cial? Pasan­do por la des­truc­ción de pue­blos, cul­tu­ras ances­tra­les y res­tos de anti­guas civi­li­za­cio­nes. La bar­ba­rie en su máxi­ma dimensión.
COSAS QUE NO QUIEREN QUE SEPAS DE AL-QAEDA
1‑Los Esta­dos Uni­dos han apo­ya­do a Al Qae­da y a sus orga­ni­za­cio­nes afi­lia­das duran­te casi medio siglo, des­de el apo­geo de la gue­rra afgano-soviética.
2‑La CIA creó cam­pos de entre­na­mien­to para al-Qae­da en Pakis­tán. En el perío­do de diez años, des­de 1982 has­ta 1992, unos 35.000 yiha­dis­tas pro­ce­den­tes de 43 paí­ses islá­mi­cos fue­ron reclu­ta­dos por la CIA para luchar en la jihad afga­na con­tra la Unión Soviética.
3- Des­de la épo­ca de la Admi­nis­tra­ción Reagan, Washing­ton ha apo­ya­do a la red terro­ris­ta islá­mi­ca. Ronald Reagan cali­fi­có a esos terro­ris­tas como “lucha­do­res por la libertad”.
Los EE.UU. sumi­nis­tra­ron armas a las bri­ga­das islá­mi­cas. Todo era para “una bue­na cau­sa”: la lucha con­tra la Unión Sovié­ti­ca y el cam­bio de régi­men, lo que lle­vó a la des­apa­ri­ción de un gobierno secu­lar en Afganistán.
Solo nece­si­ta­mos recor­dar pelí­cu­las de pro­pa­gan­da de la épo­ca, como la céle­bre Ram­bo III…
4‑Los libros de tex­to yiha­dis­tas fue­ron publi­ca­dos por la Uni­ver­si­dad de Nebras­ka. Esta­dos Uni­dos gas­tó millo­nes de dóla­res para sumi­nis­trar libros de tex­to reple­tos de imá­ge­nes vio­len­tas y ense­ñan­zas islá­mi­cas mili­tan­tes a los esco­la­res afganos.
5- Osa­ma bin Laden, fun­da­dor de Al Qae­da y hom­bre más odia­do de Esta­dos Uni­dos, fue reclu­ta­do por la CIA en 1979 al comien­zo mis­mo de la gue­rra yiha­dis­ta de Afga­nis­tán con­tra la Unión Sovié­ti­ca. Por aquel enton­ces, Bin Laden tenía 22 años y fue entre­na­do en un cam­po de entre­na­mien­to de gue­rri­llas patro­ci­na­do por la CIA.
Según el Pro­fe­sor Chos­su­dovsky, Al Qae­da se encon­tra­ba detrás de los ata­ques del 11 de sep­tiem­bre. De hecho, el ata­que terro­ris­ta de 2001 pro­por­cio­nó una jus­ti­fi­ca­ción para librar una gue­rra con­tra Afga­nis­tán, bajo el argu­men­to de que Afga­nis­tán era un esta­do patro­ci­na­dor del terro­ris­mo de Al Qaeda.
6- El Esta­do Islá­mi­co o ISIS era ori­gi­nal­men­te una enti­dad afi­lia­da a Al-Qae­da, crea­da por la inte­li­gen­cia de Esta­dos Uni­dos con el apo­yo del MI6 Bri­tá­ni­co, el Mos­sad Israe­lí, los ser­vi­cios de Inte­li­gen­cia de Pakis­tán y la Pre­si­den­cia Gene­ral de Inte­li­gen­cia de Ara­bia Sau­di­ta (GIP o Ri’āsat Al-Istikh­ba­rat Al-‘Amah (رئاسة الاستخبارات العامة).
7- Las bri­ga­das de ISIS han esta­do invo­lu­cra­das en el apo­yo a la insur­gen­cia que los EE.UU. y la OTAN han diri­gi­do con­tra el gobierno sirio de Bashar al Assad duran­te la gue­rra civil de Siria.
8 – La OTAN y el Esta­do Mayor de Tur­quía fue­ron los res­pon­sa­bles de la con­tra­ta­ción de mer­ce­na­rios de ISIS y Al Nus­rah des­de los ini­cios de la insur­gen­cia siria, en mar­zo de 2011.
Según fuen­tes de inte­li­gen­cia israe­líes, publi­ca­das en la web DEBKA, esta ini­cia­ti­va ha con­sis­ti­do en: “Una cam­pa­ña para reclu­tar a miles de volun­ta­rios musul­ma­nes en paí­ses de Orien­te Medio y el mun­do musul­mán para luchar jun­to a los rebel­des sirios. El ejér­ci­to tur­co alo­ja a estos volun­ta­rios, los entre­na y ase­gu­ra su entra­da en Siria”.
9- Hay miem­bros de las fuer­zas espe­cia­les occi­den­ta­les y agen­tes de inte­li­gen­cia occi­den­ta­les den­tro de las filas de ISIS. Miem­bros de las Fuer­zas Espe­cia­les Bri­tá­ni­cas y del MI6 han par­ti­ci­pa­do en el entre­na­mien­to de los rebel­des yiha­dis­tas en Siria.
10- Espe­cia­lis­tas mili­ta­res occi­den­ta­les con­tra­ta­dos por el Pen­tá­gono han entre­na­do a los terro­ris­tas en el uso de armas químicas.
“Los Esta­dos Uni­dos y algu­nos alia­dos euro­peos están uti­li­zan­do a con­tra­tis­tas de defen­sa para entre­nar a los rebel­des sirios sobre cómo ase­gu­rar los arse­na­les de armas quí­mi­cas en Siria, según infor­mó un alto fun­cio­na­rio de Esta­dos Uni­dos y varios diplo­má­ti­cos de alto nivel a la CNN”.
11- Las bru­ta­les deca­pi­ta­cio­nes rea­li­za­das por los terro­ris­tas de ISIS, for­man par­te de los pro­gra­mas de entre­na­mien­to patro­ci­na­dos por la CIA en cam­pos de Ara­bia Sau­di­ta y Qatar y cuyo obje­ti­vo es cau­sar pavor y conmoción.
12- Muchos de los cri­mi­na­les reclu­ta­dos por ISIS, son pre­si­dia­rios con­de­na­dos libe­ra­dos de las cár­ce­les de Ara­bia Sau­di­ta, país alia­do de Occi­den­te. Entre ellos se encuen­tran ciu­da­da­nos Sau­díes con­de­na­dos a muer­te que fue­ron reclu­ta­dos para unir­se a las bri­ga­das terroristas.
13- Israel ha apo­ya­do a las bri­ga­das de ISIS y Al Nus­rah de los Altos del Golán, en su lucha con­tra el gobierno de Al-Assad y las fuer­zas chií­tas de Hezbollah.
Com­ba­tien­tes yiha­dis­tas se han reu­ni­do regu­lar­men­te con ofi­cia­les de las Fuer­zas de Defen­sa Israe­líes (FDI), así como con el pri­mer minis­tro Netanyahu.
El alto man­do de las FDI reco­no­ce táci­ta­men­te que: “ele­men­tos de la jihad glo­bal den­tro de Siria, miem­bros de ISIS y Al Nus­rah, son​apo­ya­dos por Israel”.
14- Los sol­da­dos de ISIS den­tro de Siria, tra­ba­jan a las órde­nes de la alian­za mili­tar occi­den­tal. Su man­da­to táci­to es cau­sar estra­gos y des­truc­ción en Siria e Irak.
Una prue­ba de ello, la encon­tra­mos en esta foto, en la que el sena­dor esta­dou­ni­den­se John McCain se reune con líde­res terro­ris­tas yiha­dis­tas en Siria.
15- Las mili­cias de ISIS, que actual­men­te son el pre­sun­to blan­co de una cam­pa­ña de bom­bar­deos de Esta­dos Uni­dos y de la OTAN bajo el man­da­to de la “lucha con­tra el terro­ris­mo”, con­ti­núan sien­do apo­ya­das secre­ta­men­te por Occidente.
Fuer­zas chii­tas que luchan con­tra ISIS en Irak, así como miem­bros del pro­pio ejér­ci­to ira­quí han denun­cia­do repe­ti­da­men­te las ayu­das mili­ta­res sumi­nis­tra­das por Esta­dos Uni­dos a los terro­ris­tas de ISIS, mien­tras a la vez, com­ba­tían con­tra ellos.
16- Los bom­bar­deos esta­dou­ni­den­ses y alia­dos no están apun­tan­do a ISIS, sino que tie­nen el obje­ti­vo de bom­bar­dear la infra­es­truc­tu­ra eco­nó­mi­ca de Irak y Siria, inclu­yen­do sus fábri­cas y refi­ne­rías de petróleo.
17- El pro­yec­to de ISIS de crear un cali­fa­to, for­ma par­te de una agen­da de polí­ti­ca exte­rior de Esta­dos Uni­dos, que pre­ten­de divi­dir Irak y Siria en terri­to­rios sepa­ra­dos: Un cali­fa­to isla­mis­ta suni­ta, una Repú­bli­ca Ára­be chií­ta y la Repú­bli­ca del Kurdistán.
18- “La Gue­rra Glo­bal con­tra el Terro­ris­mo” se pre­sen­ta de cara a la opi­nión públi­ca como un “cho­que de civi­li­za­cio­nes”, una gue­rra entre los valo­res y las reli­gio­nes, cuan­do en reali­dad se tra­ta de una gue­rra de con­quis­ta, guia­da por obje­ti­vos estra­té­gi­cos y económicos.
19- Bri­ga­das terro­ris­tas de Al-Qae­da, patro­ci­na­das secre­ta­men­te por las agen­cias de inte­li­gen­cia occi­den­ta­les, se han des­ple­ga­do ya en Malí, Níger, Nige­ria, la Repú­bli­ca Cen­troa­fri­ca­na, Soma­lia y Yemen para lle­var el caos a esos paí­ses y jus­ti­fi­car una inter­ven­ción mili­tar occidental.
20- Boko Haram en Nige­ria, Al Sha­bab en Soma­lia, el Gru­po de Com­ba­te Islá­mi­co de Libia, (apo­ya­do por la OTAN en 2011), Al Qae­da en el Magreb Islá­mi­co y Jemaah Isla­mi­ya en Indo­ne­sia, entre otros, son gru­pos afi­lia­dos a al-Qae­da que son secre­ta­men­te apo­ya­dos por la inte­li­gen­cia occidental.
21- Esta­dos Uni­dos tam­bién está apo­yan­do a orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas afi­lia­das con Al-Qae­da en la región autó­no­ma Uigur de Chi­na. Su obje­ti­vo es des­en­ca­de­nar la ines­ta­bi­li­dad polí­ti­ca en el oes­te de China.
22- La ame­na­za terro­ris­ta local, como la que hemos vis­to en EEUU o Euro­pa, es una fabri­ca­ción pro­mo­vi­da por los gobier­nos occi­den­ta­les y apo­ya­da por los medios de comu­ni­ca­ción con el fin de crear una atmós­fe­ra de mie­do e inti­mi­da­ción, que lle­ve a una anu­la­ción de las liber­ta­des civi­les y favo­rez­ca la ins­ta­la­ción de un esta­do policial.
A su vez, los arres­tos, jui­cios y con­de­nas de “terro­ris­tas islá­mi­cos” sir­ven para sus­ten­tar la legi­ti­mi­dad del Esta­do de Segu­ri­dad Inter­na de Esta­dos Uni­dos y la cre­cien­te mili­ta­ri­za­ción de sus fuer­zas de seguridad.
El obje­ti­vo final es incul­car en la men­te de millo­nes de esta­dou­ni­den­ses que el enemi­go es real y que la Admi­nis­tra­ción de los Esta­dos Uni­dos pro­te­ge­rá la vida de sus ciudadanos.
Lo mis­mo pode­mos decir de paí­ses como Fran­cia, Rei­no Uni­do o Australia.
23- La cam­pa­ña “anti­te­rro­ris­ta” con­tra el Esta­do islá­mi­co ha con­tri­bui­do a la demo­ni­za­ción de los musul­ma­nes, que a ojos de la opi­nión públi­ca occi­den­tal se aso­cian cada vez más con los yiha­dis­tas, sen­tan­do así las bases para un cho­que de reli­gio­nes y civilizaciones.
24- Cual­quie­ra que se atre­va a cues­tio­nar la vali­dez de la “Gue­rra Glo­bal con­tra el Terro­ris­mo” es cali­fi­ca­do de terro­ris­ta y se ve some­ti­do a las leyes anti-terroristas.
Se esta­ble­ce con ello, un pri­mer ins­tru­men­to para per­se­guir a cual­quier tipo de disi­den­te ideo­ló­gi­co, aso­cián­do­lo con el terrorismo.
Esta herra­mien­ta, podrá ser exten­di­da pos­te­rior­men­te a cual­quier otro tipo de disi­den­cia ideológica.
Como vemos, la admi­nis­tra­ción Oba­ma ha impues­to final­men­te un con­sen­so dia­bó­li­co, con el apo­yo de sus alia­dos y el papel cóm­pli­ce del Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Unidas.
La pren­sa occi­den­tal ha abra­za­do ese con­sen­so de for­ma obe­dien­te y entu­sias­ta; se ha des­cri­to el Esta­do Islá­mi­co como una enti­dad inde­pen­dien­te, sur­gi­da de la nada, un enemi­go exte­rior que ame­na­za los valo­res “pací­fi­cos y demo­crá­ti­cos” del mun­do occidental.
Se ha crea­do un enemi­go que pue­de apa­re­cer y actuar en cual­quier momen­to, como un fan­tas­ma con el que asus­tar a la pobla­ción cuan­do más con­ven­ga y empu­jar­la a acep­tar cual­quier tipo de polí­ti­ca repre­si­va de las liber­ta­des y cual­quier tipo de acción mili­ta­ris­ta al ser­vi­cio de los gran­des pode­res occidentales.
Y por lo vis­to, este dra­ma, no ha hecho más que empezar…

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *