10 refle­xio­nes y una cita sobre los resul­ta­dos elec­to­ra­les- Borro­ka Garaia

sip
1- Dios y vie­jas leyes. El PNV en ple­na cri­sis capi­ta­lis­ta de la que es co-res­pon­sa­ble, se ha impues­to en la Eus­kal Herria occi­den­tal y es la pri­me­ra fuer­za de la opo­si­ción en Nafa­rroa Garaia. Duran­te cua­tro años, gran par­te de la estra­te­gia a nivel nacio­nal de la izquier­da aber­tza­le ha gira­do en torno a sedu­cir al PNV cau­san­do el des­en­can­to de bue­na par­te de la base social de izquier­das y aber­tza­le e impi­dien­do nue­vos hori­zon­tes de acu­mu­la­ción por la izquier­da cuan­do las con­di­cio­nes eran ópti­mas para ello. Mien­tras tan­to, el PNV sabia­men­te se ha dedi­ca­do a ase­diar y ata­car a su enemi­go de cla­se: La izquier­da aber­tza­le. Aumen­tan­do con ello hori­zon­tes de acu­mu­la­ción por la derecha.
2- Par­tes de la peque­ña bur­gue­sía vas­ca y el aca­de­mi­cis­mo, obce­ca­dos en una uni­dad de fuer­zas entre PNV y EH Bil­du de cara a un pro­ce­so sobe­ra­nis­ta , está cerran­do posi­bi­li­da­des para pre­ci­sa­men­te abrir un pro­ce­so sobe­ra­nis­ta al no tener en cuen­ta otras varia­bles estra­té­gi­cas como la uni­dad de fuer­zas del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co y su seduc­ción en ese camino.
3- La base social del sobe­ra­nis­mo de izquier­da, y muy espe­cial­men­te de la izquier­da aber­tza­le, está mucho más a la izquier­da que sus representantes.
4- En Nafa­rroa Garaia no ha caí­do el régi­men. Ha caí­do UPN pese a seguir sien­do la pri­me­ra fuer­za. Es aho­ra cuan­do los posi­bles nue­vos ges­to­res del régi­men, y sobre todo la socie­dad orga­ni­za­da, tie­nen que demos­trar más rebel­día y auda­cia que nun­ca para dejar el régi­men atrás. De lo con­tra­rio, el pro­ce­so pue­de ser simi­lar al de Gipuzkoa.
5- Pese a que Geroa Bai es la pri­me­ra fuer­za de la por aho­ra opo­si­ción, EH Bil­du y Pode­mos suman prác­ti­ca­men­te el doble que Geroa Bai y a par­te está I‑E. Es la cla­se tra­ba­ja­do­ra y la socie­dad orga­ni­za­da de una for­ma abier­ta la que debe lide­rar el cam­bio y no deba­tes de des­pa­cho a puer­ta cerra­da ni personalismos.
6- Los núme­ros en frío del sobe­ra­nis­mo de izquierda:
En las elec­cio­nes fora­les de la CAV se ha per­di­do la dipu­tación de Gipuz­koa y votos en todos los herrial­des lle­gan­do casi has­ta 70.000. En el par­la­men­to foral de Nafa­rroa tenien­do en cuen­ta que en el 2011 Ara­lar esta­ba inte­gra­da en Nabai y aho­ra lo está en EH Bil­du, se podría hablar de un estancamiento.
En las elec­cio­nes muni­ci­pa­les en la CAV se han per­di­do bas­tan­tes ayun­ta­mien­tos y los votos per­di­dos lle­ga­rían tam­bién casi has­ta 70.000. Gipuz­koa, don­de se aca­pa­ra­ba el mayor poder de ges­tión ha sido la mayor per­ju­di­ca­da. En Nafa­rroa Garaia por el con­tra­rio se ha pro­du­ci­do un avan­ce elec­to­ral a nivel municipal.
En Nafa­rroa garaia exis­tía “una misión”. Don­de no la hay o no se tie­ne cla­ro, la gen­te al final tien­de a que­dar­se con el original.
7- En Hego Eus­kal Herria, PSOE y PP siguen bajan­do. ¡Ade­lan­te y que siga deca­yen­do!. Ojo a los posi­bles pac­tos de Ciu­da­da­nos, VOX y UPyD para gober­nar las esca­le­ras de sus res­pec­ti­vos edi­fi­cios. Pode­mos ha teni­do unos bue­nos resul­ta­dos pero a dis­tan­cia de lo cose­cha­do en el esta­do español.
8- Pese a cier­to retro­ce­so de EH Bil­du, aun tenien­do en cuen­ta las posi­bi­li­da­des abier­tas en Nafa­rroa Garaia, sigue exis­tien­do una base exten­sa des­de don­de poder rea­li­zar recu­pe­ra­cio­nes y nue­vos avan­ces, pero para ello la estra­te­gia y la tác­ti­ca van a nece­si­tar remo­de­la­cio­nes que pue­dan hacer que el pro­ce­so de libe­ra­ción nacio­nal y social sal­ga del impas­se en el que se encuen­tra median­te una ofen­si­va polí­ti­co-social en base al poder popu­lar vas­co y la rebeldía/​subversión.
9. Las CUP en Cata­lun­ya han mul­ti­pli­ca­do por cua­tro el núme­ro de con­ce­ja­les y tri­pli­ca el núme­ro de votos de hace cua­tro años.
10. Hace cin­co meses hacía un aná­li­sis de cómo creía que esta­ban las cosas a nivel elec­to­ral ante tan­to son­deo que nos esta­ban ponien­do delan­te de las nari­ces. En cuan­to a EH Bil­du escri­bí esto:
“El pri­mer avi­so de estan­ca­mien­to fue en las euro­peas. Escri­bía tras esas elec­cio­nes que “Ini­cia­ti­va Inter­na­cio­na­lis­ta, EA y Ara­lar suma­ron el 19% en las elec­cio­nes del 2009. EH Bil­du ha teni­do unos resul­ta­dos mili­mé­tri­ca­men­te cal­ca­dos a la suma por­cen­tual de esas for­ma­cio­nes hace cua­tro años con lo que se podría supo­ner que apor­ta Alter­na­ti­ba. Es decir, esta vez no ha habi­do avan­ce ni efec­to mul­ti­pli­ca­dor. De ahí se pue­den extraer dos con­clu­sio­nes. Que una par­te del elec­to­ra­do acti­vo del sobe­ra­nis­mo de izquier­da esta vez no le ha vota­do posi­ble­men­te por cier­to des­en­can­to y que no se ha sabi­do acu­mu­lar a la izquier­da del PNV, PSOE y PP pese a la irrup­ción de una bol­sa de votos muy des­ta­ca­ble en ese sen­ti­do al calor de la cri­sis. Izquier­da Uni­da ha pasa­do del 1,9% al 5,8%, y el nue­vo par­ti­do Pode­mos alcan­za el 6,78% en Eus­kal Herria sur. Un por­cen­ta­je nada despreciable.”
Creo que des­de las euro­peas has­ta hoy, del estan­ca­mien­to pro­ba­ble­men­te se haya pasa­do ya a la baja­da por­cen­tual espe­cial­men­te en la CAV. Y jus­to en el con­tex­to obje­ti­vo que se había soña­do siem­pre. El derrum­be del espa­ño­lis­mo, el estan­ca­mien­to e impo­si­bi­li­dad de expan­sión del PNV y la cri­sis gene­ra­li­za­da del capi­ta­lis­mo y el régi­men español.
Razo­nes para ello segu­ra­men­te se encuen­tran en la depen­den­cia ins­ti­tu­cio­nal dañi­na hacia el PNV dán­do­le la lla­ve de la ini­cia­ti­va polí­ti­ca, cosa que en Nafa­rroa Garaia no se sufre de la mis­ma mane­ra al no dar­le ya de un tiem­po a esta par­te al PSN seme­jan­te capa­ci­dad de movi­mien­to. A un enve­je­ci­mien­to y ago­ta­mien­to total de la estruc­tu­ra ins­ti­tu­cio­nal del sobe­ra­nis­mo vas­co detec­ta­do muy tar­de y que no ha sabi­do salir del con­ven­cio­na­lis­mo entran­do en polí­ti­cas cadu­cas basa­das en el “acuer­do” ins­ti­tu­cio­nal y no en la con­fron­ta­ción y la lucha popular.
Esto entre otros fac­to­res rela­cio­na­dos con el “nue­vo tiem­po” ha pro­du­ci­do un des­en­can­to en sec­to­res del sobe­ra­nis­mo de izquier­da vas­co y ha impo­si­bi­li­ta­do un cre­ci­mien­to por la izquier­da cuan­do todos los fac­to­res hubie­ran pro­pi­cia­do que hoy EH Bil­du pudie­ra haber auna­do casi todo el des­ape­go social exis­ten­te hacia el sis­te­ma encau­zán­do­lo hacia una alter­na­ti­va defi­ni­da. La mode­ra­ción, el con­ser­va­du­ris­mo y no tomar ries­gos ha ido en contra.
Para rever­tir esta ten­den­cia, antes que EH Bil­du, el pro­pio Sor­tu debe­ría salir de lo obso­le­to y tener una fuer­te remo­de­la­ción y rege­ne­ra­ción enca­mi­na­da a la cons­truc­ción de una uni­dad popu­lar, que no par­ti­do al uso, que ver­da­de­ra­men­te aúne a todos los sec­to­res inde­pen­den­tis­tas y socia­lis­tas de este país con meca­nis­mos de par­ti­ci­pa­ción y deci­sión inter­nas que mime­ti­zen el pro­ce­so simi­lar nece­sa­rio para que Eus­kal Herria deci­da en todos los cam­pos. Sien­do Sor­tu un pun­to de encuen­tro no de nin­gu­na estra­te­gia sino de los inde­pen­den­tis­tas y socia­lis­tas revo­lu­cio­na­rios de este país que dise­ñan estra­te­gias, las com­par­tan o no com­par­tan en dife­ren­tes gra­dos evi­tan­do así el dis­cur­so úni­co y lo obli­ga­to­rio de lo homo­gé­neo, sin dejar espa­cio a los per­so­na­lis­mos y a lo endó­geno ni que el peso de la estruc­tu­ra cai­ga como una losa sobre la masa social aco­tan­do la ima­gi­na­ción, la diver­gen­cia, la inte­li­gen­cia colec­ti­va y en defi­ni­ti­va la fres­cu­ra. Y en EH Bil­du más de lo mismo.
Mien­tras, como decía un cole­ga, el des­afec­to con la polí­ti­ca par­la­men­ta­ria sigue cre­cien­do en la cla­se tra­ba­ja­do­ra, la ausen­cia de movi­mien­to mina el engan­che social, no empa­ti­zar con las nue­vas (y algu­nas vie­jas) gene­ra­cio­nes está abrien­do una brecha.
Las pis­tas creo que siguen estan­do en los valo­res y ense­ñan­zas del movi­mien­to popu­lar vas­co y tener siem­pre pre­sen­te que nin­gu­na orga­ni­za­ción ni par­ti­do por muy gran­de que sea o por muchos votos que pue­da tener podrá sol­ven­tar los pro­ble­mas de la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca, que es ella sola la que pue­de hacer­lo y por tan­to lo prio­ri­ta­rio es ella. Mas allá de la pro­pia apues­ta ins­ti­tu­cio­nal, el pro­pio MLNV en todas sus estruc­tu­ras (y en nue­vas que muy nece­sa­ria­men­te deben apa­re­cer) así como en sus acti­vi­da­des, es el que ver­da­de­ra­men­te nece­si­ta reagru­par­se y resi­tuar­se ante las con­di­cio­nes obje­ti­vas existentes.”


El pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio de Nica­ra­gua demos­tró que la ima­gi­na­ción de la huma­ni­dad, de la mujer y el hom­bre, debe libe­rar­se, cobrar poder. Los rebel­des tie­nen que seguir sien­do rebel­des des­pués de la toma del poder. Más que antes, inclu­so. Los rebel­des deben ser fle­xi­bles, crí­ti­cos y auto­crí­ti­cos; poner todo en duda has­ta que no se com­prue­be su efec­ti­vi­dad. Si el revo­lu­cio­na­rio no es rebel­de, no pue­de ser revo­lu­cio­na­rio nun­ca. Y si el rebel­de no es revo­lu­cio­na­rio es pre­ci­so hacer lo posi­ble para que se trans­for­me en un revo­lu­cio­na­rio. El revo­lu­cio­na­rio es un rebel­de orga­ni­za­do colec­ti­va­men­te. En este ámbi­to, los san­di­nis­tas fue­ron muy ima­gi­na­ti­vos. No había nada de orto­do­xia. En 1980, pro­duc­to de la inmen­sa cam­pa­ña de alfa­be­ti­za­ción rea­li­za­da, el san­di­nis­mo ter­mi­nó por ganar el cora­zón de su pue­blo. Eso lue­go sufrió cam­bios debi­do a algu­nos diri­gen­tes san­di­nis­tas que se des­pren­die­ron del pro­pio san­di­nis­mo y por­que la gue­rra y su cos­to en vidas fue feroz. Las cifras en este sen­ti­do son opa­cas y dolo­ro­sas en un país que cuan­do se lle­gó al poder con­ta­ba con menos de tres millo­nes de habi­tan­tes. Los años más duros de la gue­rra corrie­ron entre 1982 y 83.
Andrés Figue­roa Cor­ne­jo, gue­rri­lle­ro san­di­nis­ta a 33 años de la vic­to­ria sandinista

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *