En Ingla­te­rra expro­pia­rán los sala­rios de los tra­ba­ja­do­res inmigrantes

Si el pro­le­ta­ria­do no expro­pia a la bur­gue­sía, es la bur­gue­sía quien expro­pia al pro­le­ta­ria­do. Así lo anun­ció el jue­ves el pri­mer minis­tro bri­tá­ni­co, David Came­ron, quien con la excu­sa de con­tro­lar a los tra­ba­ja­do­res inmi­gran­tes, ame­na­zó con expro­piar­les sus sala­rios en su pro­gra­ma de gobierno para el pró­xi­mo cur­so legislativo.
Son las dos caras de la mis­ma mone­da: al mis­mo tiem­po que pre­pa­ra una nue­va ley “anti­te­rro­ris­ta”, el gobierno inglés ata­ca a los tra­ba­ja­do­res inmi­gran­tes. Por eso Came­ron ha des­ve­la­do sus sinies­tros pla­nes nada menos que… en el Minis­te­rio del Inte­rior. Es posi­ble que a pri­me­ros de mes vea­mos a los anti­dis­tur­bios pre­sen­tar­se en las ofi­ci­nas de las empre­sas para apo­de­rar­se de las nómi­nas de los tra­ba­ja­do­res. O qui­zá pon­gan comi­sa­rías den­tro de ellas por­que quie­nes están facul­ta­dos para expro­piar los sala­rios son los policías.
El mer­ca­do labo­ral está inter­ve­ni­do… por la poli­cía, que podrá ins­pec­cio­nar las cuen­tas ban­ca­rias de los tra­ba­ja­do­res, así como tomar medi­das con­tra las per­so­nas que alqui­len pisos a inmi­gran­tes sin pape­les y con­tra las ofi­ci­nas de empleo, que están obli­ga­das a con­tra­tar mano de obra no en fun­ción de su des­tre­za sino de su nacio­na­li­dad.
El “neo­li­be­ra­lis­mo” tie­ne esas cosas: a pesar de que ‑según dice- quie­re redu­cir el inter­ven­cio­nis­mo del Esta­do en los mer­ca­dos, ape­la a la más bru­tal de las inter­ven­cio­nes públi­cas, has­ta el pun­to de que, por pri­me­ra vez, el pro­yec­to de ley del gobierno con­si­de­ra­rá deli­to tra­ba­jar sin pape­les o emplear a obre­ros no comu­ni­ta­rios que estén en situa­ción irregular.
La ame­na­za de Came­ron tam­bién for­ma par­te del dis­cur­so que lee­rá la rei­na Isa­bel II el 27 de mayo en la solem­ne aper­tu­ra del Par­la­men­to de West­mins­ter. La con­fis­ca­ción del sala­rio los obre­ros que no ten­gan sus pape­les en regla es una de las medi­das más inme­dia­tas, cuyo obje­ti­vo no es el de erra­di­car el mer­ca­do negro de tra­ba­jo, sino que va mucho más allá, ya que pre­ten­de tam­bién refor­mar las reglas labo­ra­les y rene­go­ciar la regu­la­ción en mate­ria de inmi­gra­ción con la Unión Europea.
Pues­tos a inti­mi­dar, Ingla­te­rra ata­ca tam­bién a la Unión Euro­pea en su con­jun­to. El obje­ti­vo de Came­ron es refor­mar la legis­la­ción euro­pea y la Unión Euro­pea en su con­jun­to, antes de cum­plir otra de sus bra­vu­co­na­das: con­vo­car un refe­rén­dum en 2017 para sacar a Ingla­te­rra de los labe­rin­tos de Bru­se­las.
A la Unión Euro­pea le cre­cen, pues, los enanos, pero como no se tra­ta de Gre­cia, esta­mos ante otra noti­cia que Uste­des no escu­cha­rán en los noti­cia­rios. ¿A qué vie­ne invo­lu­crar a la Unión Europea?
El moti­vo es el siguien­te y tie­ne dos aspec­tos un poco dis­tin­tos: pri­me­ro, en Ingla­te­rra está aumen­tan­do el volu­men de fuer­za de tra­ba­jo inmi­gran­te (un 22 por cien­to más que el año pasa­do), y segun­do, en su mayo­ría ese incre­men­to corres­pon­de a ciu­da­da­nos de la Unión Euro­pea. De ahí que el pro­yec­to de ley obli­gue a los tra­ba­ja­do­res comu­ni­ta­rios a aban­do­nar Ingla­te­rra en el pla­zo de seis meses si no encuen­tran trabajo.
Ya no habla­mos de tra­ba­ja­do­res negros, hin­dúes, ruma­nos o magre­bíes. Lo que Came­ron se pro­po­ne de mane­ra explí­ci­ta es res­trin­gir el acce­so de inmi­gran­tes de la Unión Euro­pea a las pres­ta­cio­nes socia­les a las tie­nen dere­cho los tra­ba­ja­do­res: “Yo y muchos otros cree­mos que es ade­cua­do redu­cir los incen­ti­vos para las per­so­nas que quie­ren venir aquí… Los cam­bios en el [esta­do de] bien­es­tar para redu­cir la inmi­gra­ción des­de la UE serán un requi­si­to abso­lu­to en mi rene­go­cia­ción” con la Unión Euro­pea, ha dicho el pri­mer minis­tro británico.
En Lon­dres se han aca­ba­do los cho­co­la­tes con churros.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.