Mutua­lia elu­de su res­pon­sa­bi­li­dad con los acci­den­tes labo­ra­les- LAB Sin­di­ka­tua

El pasa­do 11 de mayo LAB tuvo cono­ci­mien­to de una reso­lu­ción del INSS sobre una soli­ci­tud de cam­bio de con­tin­gen­cia por acci­den­te labo­ral. Dicho acci­den­te labo­ral ocu­rrió en un cen­tro esco­lar de Bal­ma­se­da moti­va­do por un epi­so­dio de estrés que, des­de Mutua­lia no se reco­no­ció como acci­den­te labo­ral, obli­gan­do a la per­so­na a acu­dir al INSS y soli­ci­tar un cam­bio de con­tin­gen­cias, es decir que se reco­no­cie­se como con­tin­gen­cia labo­ral.
LAB quie­re hacer su lec­tu­ra acer­ca de este caso. El sin­di­ca­to ha denun­cia­do una y otra vez, estás prac­ti­cas por par­te de Mutua­lia que se están dan­do repe­ti­da­men­te y en rela­ción a varias dolen­cias, múscu­lo-esque­lé­ti­cas, voz, ries­go por emba­ra­zo, psi­co­so­cia­les.…. obli­gan­do a acu­dir al ser­vi­cio públi­co e inclu­so a los juz­ga­dos para denun­ciar­lo.
Esto no deja de ser más que un refle­jo de la for­ma de actuar de las mutuas, en nues­tro caso Mutua­lia, que tra­ta a las per­so­nas como mero acti­vo eco­nó­mi­co.
Que­re­mos recor­dar a Mutua­lia que par­te de nues­tras coti­za­cio­nes, se des­ti­na a las con­tin­gen­cias comu­nes, ges­tio­na­das por el ser­vi­cio públi­co; y otra se des­ti­na a las con­tin­gen­cias pro­fe­sio­na­les ( enfer­me­da­des y acci­den­tes). La ges­tión de está últi­ma par­ti­da que­da en manos de las mutuas que, de for­ma indis­cri­mi­na­da, como vamos cons­ta­tan­do, vie­ne recor­tan­do los reco­no­ci­mien­tos de enfer­me­da­des pro­fe­sio­na­les y acci­den­tes.
Que hacen enton­ces con este dine­ro las mutuas? Cuan­do menos bajas van reco­no­cien­do más cre­ce el BONUS, este bonus se des­ti­na a pre­miar a las empre­sas que bajan sus índi­ces de con­tin­gen­cias pro­fe­sio­na­les. El no reco­no­ci­mien­to se dis­fra­za en una bue­na pre­ven­ción.
Más cla­ro: las coti­za­cio­nes que son par­te de sala­rio, vuel­ven al bol­si­llo de nues­tro empre­sa­rio, que en nues­tro caso se lla­ma Depar­ta­men­to de Edu­ca­ción. Dare­mos un dato curio­so: el vice­con­se­je­ro de fun­ción públi­ca: Andrés Zea­rre­ta Ota­zua es vocal de la jun­ta direc­ti­va de Mutua­lia.
LAB ha veni­do denun­cian­do que el Depar­ta­men­to de Edu­ca­ción es cóm­pli­ce intere­sa­do de estas prác­ti­cas y aho­ra expli­ca­re­mos por­qué: la Ley de Pre­ven­ción de Ries­gos obli­ga a tener hechas las eva­lua­cio­nes de ries­gos de los pues­tos de tra­ba­jo. El Depar­ta­men­to vie­ne des­ti­nan­do a este obje­ti­vo, la cifra anual de 27.000 euros, como reco­gen los pre­su­pues­tos, pero con­si­de­ra­mos que un dine­ro públi­co mal emplea­do ya que las eva­lua­cio­nes de ries­gos no están com­ple­tas, fal­tan entre otras cosas la medi­ción de los ries­gos que es lo que nos ayu­da a poner medi­das correc­to­ras y rea­li­zar así una pre­ven­ción de ries­gos real, que debe ir des­ti­na­da a la eli­mi­na­ción de ries­gos que revier­te, como demues­tran nume­ro­sos estu­dios, en menos absen­tis­mo por lo que menos gas­to.
Por lo que pre­gun­ta­re­mos: si el Bonus no se des­ti­na a una pre­ven­ción real que da menos absen­tis­mo y menos gas­to, don­de va a parar?
Cuál es el papel de la Mutua? Inter­me­dia­rio?
Todo ello no deja de sor­pren­der­nos, una vez más, cuan­do la nue­va estra­te­gia vas­ca de segu­ri­dad y salud en el tra­ba­jo para los años 2015 – 2020 se pre­sen­tó hace ape­nas un mes, don­de pode­mos encon­trar decla­ra­cio­nes de inten­ción con los mani­dos tér­mi­nos: res­pon­der a la reali­dad, revi­sión y acuer­do con los agen­tes socia­les, mejo­ra con­ti­nua de las con­di­cio­nes de tra­ba­jo…
Qui­zás deban de empe­zar por lo más sim­ple: cum­plir con la Ley de Pre­ven­ción de Ries­gos, no esta­ría mal.
Des­de LAB nos que­da más que demos­tra­do que la ges­tión de nues­tras dolen­cias deben de ser ges­tio­na­das por el ser­vi­cio públi­co ya que nues­tro dine­ro se uti­li­za para nutrir el nego­cio de la Mutuas de empre­sa­rios, que no tie­ne el obje­ti­vo de nues­tra salud, sino un fin mer­can­ti­lis­ta, que esté, y otros muchos, casos cer­ti­fi­can.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *