Spain will kill teh inter­net- Borro­ka Garaia

internet-kill-switch-ars
El otro día un gru­po de geeks dis­cu­tían sobre el futu­ro de inter­net. Unos decían que tenía el futu­ro ase­gu­ra­do, otros ase­gu­ra­ban que “des­apa­re­ce­ría” y se inte­gra­ría en la vida huma­na aun­que no expli­ca­ban cla­ra­men­te de qué mane­ra. Me hubie­ra gus­ta­do meter­me en esa dis­cu­sión pero ya se sabe que colar­se en una dis­cu­sión de geeks pue­de ser algo pelia­gu­do si no sabes hablar en códi­go binario.
El caso es que les hubie­ra dicho que la red de redes cla­ro que peli­gra y qui­zás ten­ga los días con­ta­dos. Que el esta­do espa­ñol se iba a encar­gar de ello cuan­do de con el mapa de inter­net, los cables que lo conec­tan y reúna las tije­ras nece­sa­rias. Mien­tras tan­to, se dedi­can a dete­ner a usua­rios de las redes sociales.
Si ayer la ertzain­tza vol­vía a dar ver­güen­za aje­na apa­lean­do a pla­cer, dejan­do gen­te incons­cien­te, ame­na­zan­do, cau­san­do dece­nas de heri­dos, prac­ti­can­do deten­cio­nes y lle­van­do a la cár­cel a mas jóve­nes por la cara, hoy le toca el turno a sus pri­mos her­ma­nos de la guar­dia civil prac­ti­can­do dece­nas de detenciones.
El 30 de noviem­bre de 1997 y en home­na­je al enton­ces octo­gé­si­mo ani­ver­sa­rio de la Revo­lu­ción Rusa, apa­re­ció en la web la pági­na Bas­que Red Net ( La red vas­ca roja). Una pági­na for­ma­do por per­so­nas comu­nis­tas e inde­pen­den­tis­tas vas­cas, femi­nis­tas y eco­lo­gis­tas radi­ca­les, intere­sa­das en la infor­ma­ción y la comu­ni­ca­ción. Inter­net enton­ces no tenía la expan­sión e inci­den­cia actual pero rápi­da­men­te se con­vir­tió en un refe­ren­te y una de las pre­sen­cias más fuer­te de la izquier­da vas­ca en la red en inglés, eus­ka­ra y castellano.
Antes de que la mayo­ría de la pobla­ción vas­ca supie­ra siquie­ra que era eso de inter­net, los esta­dos ya tenían muy cla­ro la poten­cia­li­dad que podía tener para un movi­mien­to de libe­ra­ción nacio­nal como el vas­co al que se le ha some­ti­do a la máxi­ma cen­su­ra, mar­gi­na­ción y silen­cia­mien­to. Los ata­ques no se hicie­ron espe­rar des­de el mis­mo momen­to de la pre­sen­cia vas­ca en el ciberespacio.
Duran­te 1996 diver­sas pági­nas web sufrie­ron ata­ques meno­res. Sin embar­go, en 1997 la web Eus­kal Herria Jour­nal fue obje­ti­vo de una gran cam­pa­ña mediá­ti­ca con el fin de sabo­tear­la ya que con­ta­ba con el mayor con­te­ni­do alter­na­ti­vo en inglés sobre el con­flic­to en Eus­kal Herria .Con­si­guie­ron tum­bar el ser­vi­dor jun­to a cien­tos de pági­nas que tam­bién esta­ban alo­ja­das en el mis­mo lugar. Posi­ble­men­te este fue el pri­mer ata­que direc­to en la red y orga­ni­za­do por el esta­do usan­do de tapa­de­ra a “incon­tro­la­dos”.
En el 2000 otra pági­na vas­ca se vio obli­ga­da a cerrar. La de la Aso­cia­ción Con­tra la Tor­tu­ra que publi­ca­ba infor­mes sobre las denun­cias por tor­tu­ras con­tra fun­cio­na­rios públi­cos. La Agen­cia de Pro­tec­ción de Datos espa­ño­la ale­gó ile­gal tra­ta­mien­to de la infor­ma­ción en una manio­bra para cen­su­rar las denun­cias de torturas.
Por esas fechas ya esta­ba en acti­vo una pro­fun­da cam­pa­ña cri­mi­na­li­za­do­ra con­tra medios alter­na­ti­vos vas­cos pre­pa­ran­do el terreno de lo que iba a venir. En el 2002, al calor de la ile­ga­li­za­ción de Bata­su­na, el enton­ces juez espa­ñol Gar­zón que­ría cerrar todas las pági­nas rela­cio­na­das con la izquier­da aber­tza­le, pero al estar muchas de ellas alo­ja­das fue­ra de Eus­kal Herria y del esta­do espa­ñol orde­nó a los pro­vee­do­res de inter­net que toma­ran las medi­das téc­ni­cas nece­sa­rias para que estas no pudie­ran ser acce­si­bles des­de den­tro del esta­do. Los pro­vee­do­res empe­za­ron a uti­li­zar proxys, téc­ni­ca para ace­le­rar la car­ga y el flu­jo de los datos entre el esta­do y el extran­je­ro en este caso, pero en el esta­do espa­ñol se empe­zó a uti­li­zar para fil­trar el con­te­ni­do acce­si­ble des­de el esta­do. Algo que de hecho es ile­gal. Una for­ma de gue­rra sucia esti­lo GAL ciber­né­ti­co. Poco tiem­po des­pués se lega­li­za­ron estas prác­ti­cas median­te la ley que per­mi­ti­ría la cen­su­ra como la LSSI. Median­te esa ley se podría cerrar cual­quier web ale­gan­do el artícu­lo 8 y obli­gar a los pro­vee­do­res a blo­quear las pági­nas que están en el exterior.
Lle­ga­rían de esta mane­ra el cie­rre cen­su­ra­dor de webs como la del par­ti­do polí­ti­co Bata­su­na, del perió­di­co Egun­ka­ria o la de Bas­que red net entre otras. Por ejem­plo, la empre­sa cana­dien­se Tera-byte ale­gó para pro­ce­der al cie­rre, el absur­do de que “Bas­que-Red Net está actual­men­te cata­lo­ga­da como una cono­ci­da orga­ni­za­ción terro­ris­ta por el Gobierno canadiense”.
Con el tiem­po, a los cie­rres de webs se aña­di­rían deten­cio­nes y cár­cel. En julio del 2009 la guar­dia civil entró en la sede de la pági­na web alter­na­ti­va de temá­ti­ca juve­nil Gaz­te Sarea rea­li­zan­do tres deten­cio­nes. Nue­ve impu­tados que­da­ron para jui­cio. Esta situa­ción de repre­sión y per­se­cu­ción difi­cul­tó su tarea infor­ma­ti­va y en el 2010 se vio for­za­da a aban­do­nar el proyecto.
En el 2011, la pági­na web Apur­tu, tes­ti­go incó­mo­da de la vio­len­cia de esta­do, tras una ope­ra­ción poli­cial con cua­tro deten­cio­nes fue clau­su­ra­da por orden de la audien­cia nacio­nal y lle­van­do a la cár­cel y a la dis­per­sión a Miguel Angel Lla­mas, “Pitu” .
Diver­sos pro­ce­sos ile­ga­li­za­do­res tam­bién ser­vi­rían como excu­sa para cerrar innu­me­ra­bles webs de diver­sas agru­pa­cio­nes a lo lar­go de los años.
El tiem­po sigue pasa­do y hemos cono­ci­do nue­vos epi­so­dios como el cie­rre de Bur­la­ta Herria, la per­se­cu­ción inqui­si­to­rial con­tra Ernai en la red, a lo que hay que unir las peti­cio­nes de cár­cel a perio­dis­tas de Topa­tu, o como recien­te­men­te se cono­cía de La Hai­ne. Todo ello uni­do a la cada vez mas fuer­te per­se­cu­ción con­tra los usua­rio de redes socia­les jun­to con las vuel­tas de tuer­ca en leyes mor­da­za de con­trol social.
¿Has­ta cuan­do segui­rá esta mier­da? Pues eso, has­ta que el esta­do espa­ñol tum­be inter­net por­que des­de lue­go no pare­ce que las medi­das fas­cis­tas de un esta­do decré­pi­to hagan callar a la gen­te tam­po­co en inter­net. Como des­de ayer bien pode­mos ver, lle­nan­do has­ta la ban­de­ra de denun­cias las redes socia­les ante las sal­va­ja­das policiales

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.