LAB pre­sen­ta un pro­to­co­lo con­tra la homo­fo­bia en los cen­tros de trabajo

b_550_326_16777215_0___materiala_argazkiak_Arloak_desberdintasunenbehatokia_aniztasunSexuala_15_05_15Protokoloa_protokoloa.png
El domin­go 17 de mayo es el día en que recor­da­mos que la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud eli­mi­nó la homo­se­xua­li­dad de su lis­ta de tras­tor­nos men­ta­les. A las puer­tas de esta cita impor­tan­te LAB ha pre­sen­ta­do un pro­to­co­lo para aca­bar con la homo­fo­bia en los cen­tros de trabajo.

A día de hoy 7 de cada 10 per­so­nas con diver­si­dad sexual reco­no­cen haber sufri­do algún tipo de dis­cri­mi­na­ción homo­fó­bi­ca en el ámbi­to labo­ral, y en su inmen­sa mayo­ría estos hechos no son denun­cia­dos. Esto no es casua­li­dad, si no la con­se­cuen­cia de esta socie­dad hete­ro­se­xis­ta y patriar­cal que sigue invi­si­bi­li­zan­do y dis­cri­mi­nan­do la diver­si­dad. En el mun­do labo­ral el colec­ti­vo de per­so­nas con una sexua­li­dad diver­sa tie­ne gran­des difi­cul­ta­des para expre­sar con liber­tad la pro­pia orien­ta­ción y opción sexual, por el mie­do a las posi­bles con­se­cuen­cias entre com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras o por la pro­pia nega­ción del empleo. Por ello toda estra­te­gia que con­lle­ve la eli­mi­na­ción de la dis­cri­mi­na­ción y aco­so homo­fó­bi­co debe tener en cuen­ta esta reali­dad para que pue­da ser efec­ti­va.

Es por ello que des­de LAB lan­za­mos este pro­to­co­lo como fór­mu­la de aca­bar con el poder y la impu­ni­dad de los agre­so­res y para aca­bar con las agre­sio­nes Pre­ten­de­mos denun­ciar cada caso, y poner medi­das con­cre­tas para que nun­ca más se repi­tan. El pro­to­co­lo ser­vi­rá para sen­si­bi­li­zar a la cla­se tra­ba­ja­do­ra, por­que el aco­so es labor de unos pocos o pocas, pero cuen­ta con la vis­ta gor­da de la mayo­ría, y ter­mi­nar con esa reali­dad es una urgen­cia. Es nece­sa­rio que de una vez por todas la diver­si­dad sexual deje de ser invi­si­ble y se con­vier­ta en liber­tad de opción sexual.

Si bien el 17 de mayo supu­so un logro, a día de hoy la situa­ción ha mejo­ra­do tan solo for­mal­men­te y en la prác­ti­ca sigue habien­do mul­ti­tud de espa­cios don­de debe­mos y pode­mos mejo­rar. Por ejem­plo la mis­ma Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud que no con­si­de­ra la homo­se­xua­li­dad como una enfer­me­dad, sí que con­si­de­ra a la tran­se­xua­li­dad como tal. Otro ele­men­to que des­gra­cia­da­men­te está de actua­li­dad es que toda­vía en más de 50 paí­ses, algu­nos de ellos euro­peos y con el aval de la “lega­li­dad”, se prohí­be donar san­gre a los homo­se­xua­les hombres.

LAB se com­pro­me­tió ya hace muchos años con la liber­tad sexual, y por todo lo men­cio­na­do, nos dis­po­ne­mos a dar un paso más en esta pelea. Está vez, des­pués de haber lle­va­do la guía “Por una socie­dad y entorno labo­ral libre y diver­so”, que pre­sen­ta­mos el 28 de junio del cur­so pasa­do, a los cen­tros de tra­ba­jo, pre­sen­ta­mos hoy este pro­to­co­lo con­tra la dis­cri­mi­na­ción y el aco­so homo­fó­bi­co en las empre­sas. Pre­ten­de sen­si­bi­li­zar en torno a este tema a toda la cla­se tra­ba­ja­do­ra y pre­ve­nir cual­quier caso de dis­cri­mi­na­ción y de agresión.

Así­mis­mo, tam­bién damos a cono­cer las con­fe­ren­cias abier­tas que rea­li­za­re­mos los siguien­tes 11 y 12 de junio en Bil­bo e Iru­ñea para las dele­ga­das y dele­ga­dos del sin­di­ca­to como para toda aque­lla per­so­na que quie­ra acer­car­se con el obje­ti­vo de que esta línea de lucha y sen­si­bi­li­za­ción lle­gue a los cen­tros de trabajo.

Por últi­mo, qui­sié­ra­mos trans­mi­tir nues­tra inten­ción de seguir en el camino empren­di­do, tan­to con el res­to de los sin­di­ca­tos, patro­nal y admi­nis­tra­ción. Segui­re­mos pro­fun­di­zan­do en el tra­ba­jo con­jun­to con dis­tin­tas aso­cia­cio­nes como Kitzi­kan, o como esta­mos hacien­do en la Car­ta Social de Dere­chos Socia­les de Eus­kal Herria.

Es por ello que pone­mos en mar­cha estas y otras medi­das para seguir avan­zan­do y plan­tear la nece­si­dad de erra­di­car cual­quier com­por­ta­mien­to de esta índo­le, les­bo­fó­bi­co, homo­fó­bi­co, trans­fó­bi­co o bifó­bi­co que aten­te con­tra la liber­tad de elec­ción de cada per­so­na res­pec­to a su iden­ti­dad sexual. Y como sin­di­ca­to de socio­po­lí­ti­co, tene­mos la obli­ga­ción de ir repen­san­do la socie­dad y apos­tar por un mode­lo eco­nó­mi­co y social en favor de las per­so­nas, en don­de los dere­chos de todos y todas sean una reali­dad por enci­ma de dis­cri­mi­na­cio­nes y cri­te­rios eco­nó­mi­co-patriar­ca­les. Es por ello que hoy refor­za­mos nues­tro com­pro­mi­so de pelea y de cam­bio. Ése es el camino.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.