Comu­ni­ca­do Polí­ti­co de la Reu­nión del Comi­té Cen­tral del Fren­te Demo­crá­ti­co para la Libe­ra­ción de Pales­ti­na FDLP

Nue­va polí­ti­ca basa­da en las reso­lu­cio­nes de la últi­ma sesión del Con­se­jo Cen­tral, y un lla­ma­do a dejar atrás las inú­ti­les e invia­bles nego­cia­cio­nes bajo el indi­vi­dual patro­ci­nio norteamericano

• En aras de inter­na­cio­na­li­zar la cau­sa y los dere­chos nacio­na­les pales­ti­nos, y por la cele­bra­ción de una Con­fe­ren­cia Inter­na­cio­nal ampa­ra­da por las reso­lu­cio­nes de la lega­li­dad internacional.

• Com­bi­nar la lucha polí­ti­ca y diplo­má­ti­ca, con la resis­ten­cia popu­lar con­tra la ocu­pa­ción y la colonización.

• Poner fin a la divi­sión y res­tau­rar la uni­dad nacio­nal para for­ta­le­cer el des­per­tar nacio­nal e imple­men­tar una nue­va y alter­na­ti­va estra­te­gia de la lucha nacional.

• Apli­car una alter­na­ti­va polí­ti­ca socio­eco­nó­mi­ca que garan­ti­ce los dere­chos ciu­da­da­nos a una vida dig­na y for­ta­le­ce su fir­me­za fren­te a la ocu­pa­ción y la colonización.

• Enfren­tar la embes­ti­da de la Auto­ri­dad Nacio­nal Pales­ti­na ANP con­tra la liber­tad de expre­sión, los dere­chos sin­di­ca­les y las liber­ta­des en general.

• Poner fin a la divi­sión inter­na para sal­var a Gaza del desas­tre de la des­truc­ción, el esta­do de sitio y el terri­ble dete­rio­ro de las con­di­cio­nes socia­les, así como abrir los pasos fron­te­ri­zos, lle­var a cabo la recons­truc­ción y ente­rrar para siem­pre los pla­nes de sepa­rar a Gaza de Cisjordania.

• El triun­fo de la Lis­ta Ára­be Común abre las puer­tas a rela­cio­nes com­ba­ti­vas de nue­vo tipo que sin­to­ni­cen las luchas de nues­tro pue­blo en todos los lugares.

• Seguir fir­me­men­te una polí­ti­ca de neu­tra­li­dad pales­ti­na en Siria y pro­por­cio­nar la ayu­da nece­sa­ria para la super­vi­ven­cia de nues­tro pue­blo en el cam­po de refu­gia­dos Yar­mouk, y demás cam­pos de refu­gia­dos pales­ti­nos y luga­res del destierro.

El Fren­te Demo­crá­ti­co para la Libe­ra­ción de Pales­ti­na (FDLP), lla­mó a no apos­tar más por el retorno a las inú­ti­les e invia­bles nego­cia­cio­nes en base de las cono­ci­das mer­ma­das con­di­cio­nes, bajo el uni­la­te­ral patro­ci­nio esta­dou­ni­den­se, y defi­nir una nue­va y alter­na­ti­va estra­te­gia polí­ti­ca, don­de la sesión 27 del Con­se­jo Cen­tral Pales­tino ha refle­ja­do en sus reso­lu­cio­nes algu­nos de sus prin­ci­pa­les aspec­tos, median­te la com­bi­na­ción de la inter­na­cio­na­li­za­ción de la cau­sa y de los dere­chos nacio­na­les pales­ti­nos, con la lucha en el terreno, en el mar­co de una resis­ten­cia popu­lar glo­bal, que se desa­rro­lla en ascen­so has­ta adqui­rir la for­ma de una insu­bor­di­na­ción nacio­nal gene­ra­li­za­da. En este con­tex­to, lla­mó a dejar de uti­li­zar las deci­sio­nes de esta máxi­ma ins­tan­cia de la OLP como una car­ta de nego­cia­cio­nes, y ase­gu­rar que, cuyo empleo, esté enca­mi­na­do a mejo­rar las con­di­cio­nes del pro­ce­so nego­cia­dor, ya minimizadas.

El FDLP con­si­de­ró que la vía impres­cin­di­ble para avan­zar en esta estra­té­gi­ca sen­da con­sis­te en derri­bar la divi­sión y recu­pe­rar la uni­dad inter­na en vir­tud del prin­ci­pio de la ple­na par­ti­ci­pa­ción nacio­nal, y en el mar­co de un pro­gra­ma nacio­nal pales­tino uni­fi­ca­do, cuyos titu­la­res gene­ra­les están refle­ja­dos en las reso­lu­cio­nes de la más recien­te sesión del Con­se­jo Cen­tral Palestino.

Tales plan­tea­mien­tos apa­re­cen en el Infor­me Polí­ti­co emi­ti­do a raíz de las labo­res del pleno del Comi­té Cen­tral del FDLP, cele­bra­do a media­dos de Abril, 2015, don­de fue­ron deba­ti­dos los acon­te­ci­mien­tos en los esce­na­rios pales­tino, israe­lí y regio­nal, y sus reper­cu­sio­nes sobre nues­tra cau­sa nacio­nal y los dere­chos de nues­tro pueblo.

En su infor­me, el FDLP ve en la sesión 27 del Con­se­jo Cen­tral, cele­bra­da los días 4 y 5 del pasa­do mes de Mar­zo , una dis­tin­gui­da para­da polí­ti­ca pales­ti­na, igno­ran­do en sus reso­lu­cio­nes toda men­ción al pro­ce­so nego­cia­dor, y ofre­cien­do res­pues­tas a una serie de cues­tio­nes don­de se deno­tan serios des­acuer­dos con la direc­ción ofi­cial pales­ti­na, tales como la posi­ción con res­pec­to al pro­ce­so nego­cia­dor y la reac­ti­va­ción de la incor­po­ra­ción del esta­do de Pales­ti­na a las orga­ni­za­cio­nes, ins­ti­tu­cio­nes y agen­cias inter­na­cio­na­les e inclu­so la Cor­te Penal Inter­na­cio­nal CPI.

Entre otros aspec­tos abor­dó la cues­tión de desa­rro­llar la resis­ten­cia popu­lar, cesar la coope­ra­ción con la ocu­pa­ción en la esfe­ra de segu­ri­dad, el boi­cot eco­nó­mi­co, doblar la pági­na de las nego­cia­cio­nes, afe­rrar­se al esta­ble­ci­mien­to del esta­do pales­tino sobe­rano deli­mi­ta­do por las fron­te­ras del 4 de Junio de 1967 y su capi­tal Jeru­sa­lén Este, defen­der con fuer­za el dere­cho de los refu­gia­dos al retorno a sus hoga­res, recha­zar fir­me­men­te el carác­ter judío del esta­do israe­lí, rehu­sar el prin­ci­pio del inter­cam­bio de tie­rras, e insis­tir en lla­mar al Man­do Pro­vi­sio­nal a cele­brar una reu­nión inme­dia­ta, así como al gobierno a redac­tar las reso­lu­cio­nes y decre­tos leyes que pon­gan en prác­ti­ca las reso­lu­cio­nes del consejo.

Remar­có el FDLP que a pesar de que el Comi­té Eje­cu­ti­vo de la OLP deter­mi­nó con defi­ni­ción que sus reso­lu­cio­nes son de obli­ga­to­rio cum­pli­mien­to y no son reco­men­da­cio­nes sin valor impo­si­ti­vo, no puso fin al hecho de que algu­nas corrien­tes apues­tan aún por retor­nar a las nego­cia­cio­nes, y dar­le a sus reso­lu­cio­nes el papel de una car­ta de nego­cia­ción para mejo­rar rela­ti­va­men­te las con­di­cio­nes enta­bla­das de las pláticas.

El FDLP ana­li­zó los pasos fran­ce­ses ante el Con­se­jo de Segu­ri­dad, apo­ya­dos por EE. UU. y obser­vó que, ante las difi­cul­ta­des de retor­nar a las nego­cia­cio­nes, Esta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca bus­ca nue­vas car­tas de fuer­za para con­so­li­dar su rol en el Medio Orien­te bus­can­do la posi­bi­li­dad de resu­ci­tar el pro­ce­so nego­cia­dor. EE.UU. encuen­tra en el pro­yec­to fran­cés pre­sen­ta­do al Con­se­jo de Segu­ri­dad, un nue­vo medio para admi­nis­trar la cri­sis, y una ante­sa­la para refor­mu­lar las reso­lu­cio­nes de la lega­li­dad inter­na­cio­nal, y pasar por alto las deci­sio­nes del Con­se­jo Cen­tral. El FDLP seña­ló la peli­gro­si­dad de estas manio­bras enca­mi­na­das a la refor­mu­la­ción de la lega­li­dad inter­na­cio­nal y las reso­lu­cio­nes vin­cu­lan­tes, así como la apli­ca­ción de nue­vas nor­mas toma­das de las pro­pias nor­mas nor­te­ame­ri­ca­nas para la solu­ción del con­flic­to, para así vaciar y dejar sin efec­to todas aque­llas reso­lu­cio­nes ante­rio­res que reco­no­cen los legí­ti­mos dere­chos nacio­na­les de nues­tro pueblo.

Con rela­ción a la situa­ción actual y la ANP, el FDLP refi­rió que pro­por­cio­nar los com­po­nen­tes para alzar­se con la estra­te­gia nacio­nal alter­na­ti­va requie­re como con­di­ción pri­mor­dial robus­te­cer las filas in ter­nas, for­ta­le­cer la cohe­sión y la fir­me­za socia­les fren­te a los desa­fíos que exi­ge el enfren­ta­mien­to a la ocu­pa­ción. Todo esto deman­da en pri­mer lugar una polí­ti­ca eco­nó­mi­ca y social alter­na, y en segun­do lugar, enmen­dar el abis­mo que sepa­ra la ANP y las masas del pue­blo median­te el res­pe­to a las liber­ta­des ciu­da­da­nas y los dere­chos polí­ti­cos y sin­di­ca­les del pue­blo. El FDLP afir­mó una vez más que la lucha con­tra las polí­ti­cas abu­si­vas en defen­sa de la dig­ni­dad, dere­chos de vida y de liber­ta­des sin­di­ca­les y gene­ra­les de los ciu­da­da­nos, es un ele­men­to esen­cial del esfuer­zo nacio­nal impres­cin­di­ble para garan­ti­zar el paso a una nue­va estrategia.

Al tra­tar los temas rela­ti­vos a la situa­ción de la Fran­ja de Gaza, el FDLP seña­ló que la sal­va­ción de Gaza de la des­truc­ción, el blo­queo, el ace­le­ra­do dete­rio­ro de las con­di­cio­nes socia­les y de vida coti­dia­na, la aper­tu­ra de los pasos, la eje­cu­ción de la cons­truc­ción, y la pues­ta de coto de los pla­nes de sepa­ra­ción de Gaza de Cis­jor­da­nia; requie­ren, ante todo, un esfuer­zo serio por poner fin a la divi­sión, lo cual, a su vez, impli­ca inevi­ta­ble­men­te una mayor pre­sión en este sen­ti­do a tra­vés del más amplio esfuer­zo nacio­nal coad­yu­va­do y movi­li­za­ción popu­lar. Reite­ró la nece­si­dad del diá­lo­go nacio­nal abar­ca­dor en la Fran­ja de Gaza, para reanu­dar las labo­res del Gobierno de Con­cor­dan­cia como preám­bu­lo a la cele­bra­ción del Man­do Pro­vi­sio­nal con vis­ta a la pues­ta en vigor del Acuer­do del Cai­ro, la for­ma­ción de un gobierno de uni­dad nacio­nal has­ta la cele­bra­ción de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, y las legis­la­ti­vas tan­to del Con­se­jo Legis­la­ti­vo como del Con­se­jo Nacio­nal, en vir­tud de la ley de repre­sen­ta­ti­vi­dad por­cen­tual ple­na, así como la ela­bo­ra­ción y apli­ca­ción de una nue­va y alter­na­ti­va estra­te­gia política.

Sobre las nego­cia­cio­nes con Israel, el FDLP comen­tó que el triun­fo de la dere­cha y ultra dere­cha en los comi­cios israe­líes nos lle­va a la con­clu­sión de la nece­si­dad de dar la vuel­ta a la hoja de las nego­cia­cio­nes y tra­zar una nue­va polí­ti­ca basa­da en las reso­lu­cio­nes del Con­se­jo Central.

El FDLP valo­ró alta­men­te la vic­to­ria elec­to­ral pales­ti­na en el Knes­set israe­lí y la con­si­de­ró como un triun­fo más a favor de la cau­sa de los refu­gia­dos, el dere­cho al retorno, a la vez que exi­ja un víncu­lo com­ba­ti­vo entre las luchas de los pales­ti­nos del 48, por una par­te, y por otra par­te las luchas de los refu­gia­dos en el des­tie­rro y la defen­sa de sus dere­chos. Se hace insos­la­ya­ble ten­der puen­tes de lucha entre los pales­ti­nos del 48 y los de Cis­jor­da­nia y Jeru­sa­lén, y derri­bar el sitio impues­to sobre Gaza; aspec­tos que se obser­van con cla­ri­dad en los pun­tos del pro­gra­ma Nacio­nal pales­tino Esca­lo­na­do Uni­fi­ca­do, que toma como base fun­da­men­tal y pun­to de par­ti­da la uni­dad del pue­blo y de sus dere­chos, y la uni­dad de su representación.

A la luz de los más recien­tes acon­te­ci­mien­tos en el cam­po de refu­gia­dos Yar­mouk, el FDLP reite­ró su lla­ma­do a for­mar un Comi­té de Cri­sis del Comi­té Eje­cu­ti­vo de la OLP, y recom­po­ner la dele­ga­ción pales­ti­na a Siria a favor de una dele­ga­ción colec­ti­va, reafir­man­do la neu­tra­li­dad pales­ti­na, pro­por­cio­nar las con­di­cio­nes de super­vi­ven­cia de los refu­gia­dos y des­alo­ja­dos, y tra­tar por todos los medios de ase­gu­rar su retorno a los cam­pos de refugiados.

El Comi­té Cen­tral del FDLP fina­li­zó su comu­ni­ca­do lla­man­do a poner fin a las nego­cia­cio­nes, apli­car una nue­va y alter­na­ti­va polí­ti­ca basa­da en las reso­lu­cio­nes del Con­se­jo Cen­tral en su últi­ma sesión. Reite­ró el lla­ma­do al man­do pro­vi­sio­nal a reu­nir­se para revi­sar la polí­ti­ca segui­da y esta­ble­cer meca­nis­mos que pon­gan fin a la divi­sión inter­na pales­ti­na, tra­zar las líneas de tra­ba­jo de la nue­va y sus­ti­tu­ta estra­te­gia polí­ti­ca que com­bi­na la inter­na­cio­na­li­za­ción de la cau­sa y de los dere­chos nacio­na­les pales­ti­nos (en una con­fe­ren­cia inter­na­cio­nal patro­ci­na­da por la ONU y en vir­tud de sus reso­lu­cio­nes vin­cu­lan­tes), con la lucha en el terreno en for­ma de un movi­mien­to de resis­ten­cia popu­lar gene­ra­li­zad que se ele­va a la insu­bor­di­na­ción nacio­nal has­ta la sali­da de la ocu­pa­ción y el fin de la colo­ni­za­ción. Esta lucha debe seguir has­ta el esta­ble­ci­mien­to del esta­do pales­tino sobe­rano e inde­pen­dien­te y su capi­tal Jeru­sa­lén Este, deli­mi­ta­do por las fron­te­ras del 4 de Junio de 1967, garan­ti­zar el dere­cho de los refu­gia­dos al retorno a sus hoga­res y pro­pie­da­des de las cua­les fue­ron expul­sa­dos en 1948, en vir­tud de lo esti­pu­la­do en la reso­lu­ción inter­na­cio­nal 194.

Ofi­ci­na de Infor­ma­ción Central
Fren­te Demo­crá­ti­co para la Libe­ra­ción de Palestina
28 de abril del 2015

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *