Apa­re­ce vivo y en TV minis­tro nor­co­reano supues­ta­men­te fusi­la­do. Obvia­men­te era una men­ti­ra de los medios de desinformación

venezuelaaparece2

El minis­tro de Defen­sa de Corea del Nor­te, Hyon Yong-chol, reapa­re­ció este jue­ves en un pro­gra­ma de tele­vi­sión de dicho país un día des­pués de que el ser­vi­cio de inte­li­gen­cia de su vecino del sur anun­cia­ra que supues­ta­men­te había sido fusi­la­do por órde­nes del jefe de Esta­do nor­co­reano, Kim Jong-Un, “con un cañón anti­aé­reo de ori­gen soviético”.

El Ser­vi­cio de Inte­li­gen­cia de Corea del Sur, que difun­dió la fal­sa noti­cia, tuvo que rec­ti­fi­car su pro­pia declaración.

Fue este miér­co­les cuan­do el Ser­vi­cio de Inte­li­gen­cia Nacio­nal (SIN) de Corea del Sur anun­ció, sin nin­gu­na prue­ba, la muer­te del minis­tro con fue­go de cañón anti­ae­reo, tras ser des­cu­bier­to “dur­mien­do una siesta”.

Rápi­da­men­te la pren­sa infor­mó acer­ca de la pre­sun­ta eje­cu­ción, que los medios de comu­ni­ca­ción occi­den­ta­les, en su gran mayo­ría, die­ron por cierta.

Debi­do a la apa­ri­ción del Minis­tro de Defen­sa de Corea del Nor­te en la tele­vi­sión nacio­nal, el Ser­vi­cio de Inte­li­gen­cia de Corea del Sur tuvo que rec­ti­fi­car su pro­pia decla­ra­ción y dijo que con­ti­nua­rá moni­to­rean­do el caso.

Según la noti­cia ori­gi­nal, Hyon, de 66 años de edad, fue acu­sa­do de trai­ción “por haber­se dor­mi­do en pre­sen­cia del líder máxi­mo”, ade­más de des­obe­de­cer sus órde­nes y expre­sar que­jas en varias oca­sio­nes, según los agen­tes surcoreanos.

La noti­cia lle­ga sema­nas des­pués de que el NIS afir­ma­ra que el joven dic­ta­dor había eje­cu­ta­do a 15 car­gos del Esta­do en lo que va de año, una infor­ma­ción que Pyong­yang des­min­tió al con­si­de­rar­la como par­te de la gue­rra psi­co­ló­gi­ca de su vecino del Sur.

La far­sa de la extra­ña muer­te de un alto fun­cio­na­rio del gobierno de Corea del Nor­te fue de cor­ta dura­ción, pero las men­ti­ras y mani­pu­la­cio­nes orques­ta­das por el gobierno de Corea del Sur, con el apo­yo del ser­vi­cio de pren­sa occi­den­tal del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano no cesa, es nece­sa­rio siem­pre acla­rar y des­men­tir tales de “infor­ma­ción”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *