Cómo espe­ra Israel reac­ti­var la gue­rra en el Levante

Lejos de acep­tar su derro­ta, Ben­ya­min Netan­yahu pre­ten­de sabo­tear el acuer­do que Washing­ton y Tehe­rán deben fir­mar el 30 de junio. Y para lograr­lo, podría reac­ti­var la gue­rra en Siria. Su idea es con­ti­nuar la labor del Emi­ra­to Islá­mi­co en Irak y en Siria, así como en Libia y Yemen, apli­can­do el plan Wright y crean­do un seu­do Kur­dis­tán, supues­ta­men­te inde­pen­dien­te, que abar­ca­ría terri­to­rios hoy per­te­ne­cien­tes a Irak y Siria.

JPEG - 72.2 KB
El plan Wright, publi­ca­do en sep­tiem­bre de 2013, modi­fi­ca los pro­yec­tos de redi­se­ño del Medio Orien­te amplia­do. En cuan­to a Siria e Irak, ese plan pre­vé la crea­ción de un Sun­nis­tán y un Kur­dis­tán. El pri­me­ro ya fue crea­do en 2014 por el Esta­do Islá­mi­co y el segun­do está por con­cre­tar. Pero los kur­dos son mino­ría en el nor­te de Siria. Por otro lado, el plan Wright tam­bién tie­ne que ver con Libia, Yemen y Ara­bia Sau­di­ta. Todo indi­ca que ya está en vías de apli­ca­ción en los dos pri­me­ros paí­ses, como siem­pre… gra­cias al Esta­do Islámico.

Empe­ña­do en sabo­tear el acuer­do que Washing­ton y Tehe­rán debe­rían fir­mar el 30 de junio, el pri­mer minis­tro israe­lí Ben­ya­min Netan­yahu ha pre­pa­ra­do una reac­ti­va­ción de la gue­rra con­tra Siria.

Des­pués del inten­to que Esta­dos Uni­dos, Fran­cia y Rei­no Uni­do desa­rro­lla­ron des­de febre­ro de 2011 y has­ta la pri­me­ra con­fe­ren­cia de Gine­bra –en junio de 2012– para poner a la Her­man­dad Musul­ma­na en el poder y tam­bién des­pués de la gue­rra a tra­vés de mer­ce­na­rios –des­de la Con­fe­ren­cia de Ami­gos de Siria rea­li­za­da en París, en julio de 2012, y has­ta la con­fe­ren­cia Gine­bra 2, en enero de 2014– y del inten­to de sem­brar el caos uti­li­zan­do al Emi­ra­to Islá­mi­co –des­de junio de 2014 has­ta la fecha – , Israel se pro­po­ne aho­ra des­atar una cuar­ta guerra.

Se tra­ta­ría de pro­se­guir la apli­ca­ción del plan que Robin Wright había ela­bo­ra­do para el Pen­tá­gono –publi­ca­do por el New York Times en sep­tiem­bre de 2013– crean­do un Kur­dis­tán inde­pen­dien­te que abar­ca­ría amplios terri­to­rios hoy per­te­ne­cien­tes a Irak y Siria [1].

JPEG - 31.6 KB
El gene­ral David Petraeus (ex coman­dan­te del Cent­Com y ex direc­tor de la CIA) par­ti­ci­pó en mar­zo de 2015 en un colo­quio orga­ni­za­do en Erbil, sede del gobierno regio­nal kur­do ira­quí. Allí decla­ró que los crí­me­nes del Esta­do Islá­mi­co no ame­na­zan a Esta­dos Uni­dos ni a Israel y lla­mó a luchar por todos los medios con­tra la influen­cia ira­ní y el pro­yec­to de acuer­do entre Washing­ton y Teherán.

¿Quié­nes son los kurdos?

El pue­blo kur­do está pre­sen­te en Tur­quía, Irán, Irak y Siria pero no dis­po­ne de Esta­do pro­pio des­de los fra­ca­sos de la Repú­bli­ca de Ara­rat (1927−1930) y la Repú­bli­ca de Maha­bad (1946−1947). Los kur­dos se con­cen­tran mayo­ri­ta­ria­men­te en Tur­quía –don­de viven entre 13 y 20 millo­nes de kur­dos. Vie­nen des­pués Irán (entre 5 y 6 millo­nes de kur­dos), Irak (entre 4 y 5 millo­nes) y final­men­te Siria (3 millo­nes de kurdos).

-Lue­go de que algu­nos par­ti­ci­pa­ran en el geno­ci­dio con­tra cris­tia­nos y yazi­díes, los kur­dos de Tur­quía aca­ba­ron sien­do a su vez per­se­gui­dos duran­te un siglo, en nom­bre del pan­tur­quis­mo. Duran­te el perio­do que va des­de 1984 has­ta el año 2000, la repre­sión con­tra la insu­rrec­ción del PKK dejó al menos 40 000 muertos.
- Los kur­dos de Irán dis­po­nen de cier­ta auto­no­mía, aun­que no cuen­tan con apo­yo eco­nó­mi­co de Teherán.
- Los kur­dos de Irak tie­nen rela­cio­nes con la OTAN des­de el ini­cio de la gue­rra fría. Estu­vie­ron al ser­vi­cio de Sadam Husein y lucha­ron con­tra la Revo­lu­ción de Kho­meiny, pero lue­go se vol­vie­ron con­tra Sadam Husein –cuan­do la OTAN deci­dió des­ha­cer­se de él. Actual­men­te dis­po­nen de auto­no­mía regio­nal y man­tie­nen emba­ja­das en el exterior.
- Los kur­dos de Siria lle­ga­ron a ese país huyen­do de la per­se­cu­ción tur­ca, pri­me­ra­men­te en tiem­pos de Mus­ta­fá Kemal Ata­turk y, más tar­de, duran­te la insu­rrec­ción del PKK, hace 30 años. Los que no tenían la nacio­na­li­dad siria, la adqui­rie­ron gra­cias al pre­si­den­te Bachar al-Assad al ini­cio del con­flic­to y con­clu­ye­ron un acuer­do con Damas­co, que les pro­por­cio­na armas para la defen­sa de la región que habitan.

Los kur­dos son un pue­blo diver­so atra­ve­sa­do por ten­sio­nes inter­nas muy fuer­tes. No hablan todos la mis­ma len­gua, prac­ti­can reli­gio­nes dife­ren­tes –aun­que son prin­ci­pal­men­te sun­ni­tas– e inclu­so sim­pa­ti­zan con dife­ren­tes movi­mien­tos polí­ti­cos anta­gó­ni­cos. Des­de los tiem­pos de la gue­rra fría, los kur­dos se divi­den entre proes­ta­dou­ni­den­ses (con el clan Bar­za­ni, hoy en el poder en una región de Irak) y pro­so­vié­ti­cos (alre­de­dor del líder del PKK, Abdu­llah Oca­lan, secues­tra­do por los israe­líes en 1999 y entre­ga­do a Tur­quía, don­de aún se halla encarcelado).

JPEG - 70.7 KB
De izquier­da a dere­cha: Meir Amit, direc­tor del Mos­sad; Moshe Dayan, minis­tro de Defen­sa israe­lí, y el agen­te israe­lí Mullah Mus­ta­fá Bar­za­ni, padre del actual pre­si­den­te del gobierno regio­nal kur­do ira­quí Masud Barzani.

El Kur­dis­tán ira­quí: mafia y Mossad

Tenien­do en cuen­ta el papel de Israel en el seno del impe­ria­lis­mo anglo­sa­jón, la fami­lia Bar­za­ni –ori­gi­nal­men­te socia­lis­ta– se unió en los años 1960 al Mos­sad, que la uti­li­zó con­tra el Baas ira­quí [2]. Muy mal vis­to entre los kur­dos de Tur­quía, el actual pre­si­den­te del gobierno regio­nal kur­do ira­quí Masud Bar­za­ni es pro­ba­ble­men­te miem­bro del Mos­sad israe­lí, como antes lo fue su padre. Gra­cias a las inver­sio­nes israe­líes, Masud Bar­za­ni ha logra­do pro­por­cio­nar cier­ta pros­pe­ri­dad al Kur­dis­tán ira­quí e ins­tau­rar allí un régi­men con­tro­la­do por el clan Barzani.

El pre­si­den­te Bar­za­ni se man­tie­ne en el poder a pesar de que su man­da­to expi­ró hace casi 2 años. Pero esa situa­ción, con­tra­ria a los prin­ci­pios de la demo­cra­cia, no pare­ce preo­cu­par a Washing­ton, como tam­po­co le moles­ta en los casos de Mah­mud Abbas (en Pales­ti­na) y de Abd Rab­buh Man­sur Hadi (en Yemen).

El régi­men de Bar­za­ni se rego­dea en el nepo­tis­mo y la corrup­ción. Su clan ocu­pa los prin­ci­pa­les car­gos, empe­zan­do por el de pri­mer minis­tro –reser­va­do a Necher­van Bar­za­ni, sobrino del pre­si­den­te– y ya cuen­ta en sus filas 15 mul­ti­mi­llo­na­rios (con for­tu­nas esti­ma­das en miles de millo­nes de dóla­res) así como miles de millo­na­rios sin que nadie pue­da expli­car el ori­gen de todo ese dine­ro. Las pri­me­ras víc­ti­mas de la repre­sión fue­ron los abo­ga­dos, con la con­de­na del letra­do Kamal Qadir a 30 años de cár­cel por haber cri­ti­ca­do al pre­si­den­te Bar­za­ni. La liber­tad de pren­sa es pura­men­te teó­ri­ca des­de 2010, lue­go del secues­tro y ase­si­na­to del perio­dis­ta kur­do Sar­dasht Osman, quien había cari­ca­tu­ri­za­do al pre­si­den­te Bar­za­ni. El gobierno regio­nal está en ban­ca­rro­ta y la mayor par­te de sus fun­cio­na­rios no reci­ben suel­do des­de hace meses.

JPEG - 229.2 KB
Hijo del hoy pre­si­den­te kur­do Bar­za­ni, Mas­rur «Jomaa» Bar­za­ni siguió estu­dios en Irán, Gran Bre­ta­ña y Esta­dos Uni­dos. En 1998, bajo pro­tec­ción de los anglo­sa­jo­nes, vuel­ve a Irak. Se ins­ta­la en el terri­to­rio pro­te­gi­do por la zona de exclu­sión aérea impues­ta por las fuer­zas atlan­tis­tas y asu­me res­pon­sa­bi­li­da­des en el par­ti­do crea­do por el clan Bar­za­ni. Se con­vier­te rápi­da­men­te en el agen­te de enla­ce entre el clan Bar­za­ni y la CIA. En octu­bre de 2010, com­pra en Esta­dos Uni­dos el cas­ti­llo Noble, a pocos kiló­me­tros del cuar­tel gene­ral de la CIA, en 10 millo­nes de dóla­res. Ade­más, crea y diri­ge “Bas News”, el prin­ci­pal dia­rio kur­do ira­quí y super­vi­sa el con­jun­to de ser­vi­cios secre­tos kur­dos ira­quíes. Es en el mar­co de esta últi­ma acti­vi­dad que par­ti­ci­pó en las reunio­nes secre­tas de Amman –en mayo de 2014– don­de coor­ga­ni­zó la ofen­si­va con­jun­ta del Emi­ra­to Islá­mi­co y los pesh­mer­gas del gobierno regio­nal kur­do ira­quí con­tra el gobierno de Bagdad.

El Kur­dis­tán ira­quí y el pro­yec­to de ane­xión del nor­te de Siria

En 2014, el gobierno regio­nal kur­do ira­quí par­ti­ci­pó en el com­plot ten­dien­te a con­cre­tar el redi­se­ño de Irak y Siria según el plan Wright. Par­ti­ci­pó en dife­ren­tes reunio­nes, rea­li­za­das en Amman, con los ser­vi­cios secre­tos de Jor­da­nia, los jefes del Emi­ra­to Islá­mi­co, líde­res de los gru­pos arma­dos en Siria y los naqch­ban­dis ira­quíes [3]. En esas reunio­nes se deci­dió, bajo el patro­ci­nio de Washing­ton y Tel Aviv, que el Emi­ra­to Islá­mi­co y el gobierno regio­nal kur­do ira­quí empren­die­ran una ofen­si­va coor­di­na­da para apo­de­rar­se de gran par­te de Irak. Mien­tras la pren­sa inter­na­cio­nal denun­cia­ba las atro­ci­da­des del Emi­ra­to Islá­mi­co, los kur­dos del clan Bar­za­ni se apo­de­ra­ban de los cam­pos petro­lí­fe­ros de Kir­kuk y exten­dían su terri­to­rio en un 40%.

Pos­te­rior­men­te, mien­tras que nume­ro­sos paí­ses apo­ya­ban aque­lla ope­ra­ción en secre­to y denun­cia­ban públi­ca­men­te los crí­me­nes de lesa huma­ni­dad y los saqueos del Emi­ra­to Islá­mi­co, el gobierno regio­nal kur­do ira­quí ponía el oleo­duc­to que aca­ba­ba de robar al ser­vi­cio de los yiha­dis­tas para ven­der a los euro­peos el petró­leo que se roba­ban los mis­mos yihadistas.

Todo cues­tio­na­mien­to de la alian­za exis­ten­te entre el gobierno regio­nal kur­do ira­quí y el Emi­ra­to Islá­mi­co es repri­mi­do de inme­dia­to. El lider yazi­dí Hay­der Shesho, quien había denun­cia­do esa alian­za, fue arres­ta­do el 7 de abril de 2015, a pesar de tener tam­bién la nacio­na­li­dad alemana.

En los años 2000, el esta­do mayor israe­lí pla­nea­ba neu­tra­li­zar los misi­les de Egip­to y Siria ins­ta­lan­do sus pro­pios misi­les en el sur de Sudán y en el Kur­dis­tán ira­quí. La pri­me­ra región ya es inde­pen­dien­te, pero no la segun­da. El plan Wright ofre­ce simul­tá­nea­men­te la posi­bi­li­dad de alcan­zar ese obje­ti­vo estra­té­gi­co y de sem­brar el caos. Para sabo­tear el acuer­do que Washing­ton y Tehe­rán se dis­po­nen a fir­mar el 30 de junio, Ben­ya­min Netan­yahu tie­ne pre­vis­to lan­zar los pesh­mer­gas (o sea los sol­da­dos del clan Bar­za­ni) al asal­to del nor­te de Siria. Pero los kur­dos de Siria son hos­ti­les a la mafia de los Bar­za­ni y siem­pre han sido mino­ri­ta­rios en esa región.

Des­de hace meses, una cam­pa­ña de pren­sa pla­ga­da de men­ti­ras atri­bu­ye a los pesh­mer­gas los logros mili­ta­res de los kur­dos tur­cos del PKK con­tra el Emi­ra­to Islá­mi­co, como la bata­lla de Koba­ne. Los Esta­dos occi­den­ta­les, empe­zan­do por Fran­cia, envían armas direc­ta­men­te a Erbil –sin con­tar con el gobierno cen­tral de Bag­dad– en vio­la­ción de la sobe­ra­nía de Irak. Ese arma­men­to no está sien­do uti­li­za­do sino sólo alma­ce­na­do para uti­li­zar­lo en el ata­que con­tra el nor­te de Siria.

En Esta­dos Uni­dos, Edward Roy­ce y Eliot Engel, dos con­gre­sis­tas que tra­di­cio­nal­men­te repre­sen­tan los intere­ses del Likud israe­lí, pre­sen­ta­ron al Con­gre­so, en noviem­bre de 2014, un pro­yec­to de ley [4] que auto­ri­za­ba la entre­ga direc­ta de arma­men­to al gobierno regio­nal kur­do de Irak. Al no ser adop­ta­do ese pro­yec­to, las dis­po­si­cio­nes que con­te­nía fue­ron inclui­das en la ley de finan­cia­mien­to de la Defen­sa por el pre­si­den­te de la Comi­sión de Ser­vi­cios Arma­dos, Mac Thorn­berry, al igual que otras dis­po­si­cio­nes ten­dien­tes a refor­zar tam­bién la ayu­da mili­tar a los gru­pos que ope­ran con­tra la Repú­bli­ca Ára­be Siria.

En Irak, la mayor par­te de los polí­ti­cos ira­quíes que se expre­san públi­ca­men­te han adver­ti­do sobre el peli­gro que impli­ca esa polí­ti­ca. Por su par­te, el líder chii­ta ira­quí Moq­ta­da el-Sadr –ex coman­dan­te del Ejér­ci­to del Mah­di– decla­ró que si se aprue­ba esa ley él con­si­de­ra­rá nue­va­men­te a los esta­dou­ni­den­ses como enemi­gos de la Patria y decla­ra­rá la gue­rra tan­to a los 3 000 con­se­je­ros mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses en Irak como a los intere­ses de Esta­dos Uni­dos en el extranjero.

El pre­si­den­te Barack Oba­ma y el vice­pre­si­den­te Joe Biden hicie­ron saber enér­gi­ca­men­te al pre­si­den­te Bar­za­ni, de visi­ta en la Casa Blan­ca el 5 de mayo, que no per­mi­ti­rán el pro­yec­to israe­lí y pre­ci­sa­ron a los kur­dos de Irak que tie­nen que man­te­ner­se tran­qui­los. Pero en el Kur­dis­tán ira­quí, la pren­sa afir­ma, por el con­tra­rio, que el pre­si­den­te Oba­ma aco­gió calu­ro­sa­men­te a la dele­ga­ción enca­be­za­da por Bar­za­ni y que se com­pro­me­tió a res­pal­dar un «Kur­dis­tán» inde­pen­dien­te, afir­ma­cio­nes que obli­ga­ron al secre­ta­rio de Defen­sa, Ash­ton Car­ter, a poner públi­ca­men­te los pun­tos sobre las íes.

El nue­vo gobierno israe­lí, for­ma­do el 7 de mayo por Ben­ya­min Netan­yahu, está tra­tan­do de uni­fi­car a los yiha­dis­tas en el nor­te de Siria. Lo que pre­ten­de es coor­di­nar su avan­ce hacia Damas­co mien­tras que los kur­dos ira­quíes entra­rían en Siria para masa­crar allí a los kur­dos del PYG (la rama local del PKK, el par­ti­do de los kur­dos de Tur­quía, favo­ra­ble a la Repú­bli­ca Ára­be Siria) y ane­xar su territorio.

Con­si­de­ran­do que la crea­ción de un «Kur­dis­tán» inde­pen­dien­te, a caba­llo entre Irak y Siria, reac­ti­va­ría el con­flic­to kur­do en Tur­quía, el pre­si­den­te tur­co Erdo­gan ha denun­cia­do ese pro­yec­to como una eta­pa hacia la des­truc­ción de su país. En caso de ofen­si­va de los kur­dos ira­quíes del clan Bar­za­ni con­tra Siria, Erdo­gan podría poner­se abrup­ta­men­te del lado de Damasco.

No cabe duda de que el pro­yec­to israe­lí será obje­to de deba­te, como la crea­ción de una OTAN ára­be bajo las órde­nes de Israel, duran­te la pró­xi­ma reu­nión del Con­se­jo de Coope­ra­ción del Gol­fo con­vo­ca­da por el pre­si­den­te Oba­ma –cuyo país no es miem­bro del Con­se­jo– para su rea­li­za­ción en Camp David, Esta­dos Unidos.

<:ver_imprimer:> <:recommander:recommander:> Facebook Twitter Delicious Seenthis Digg RSS

[1] “Ima­gi­ning a Remap­ped Midd­le East”, Robin Wright, The New York Times Sun­day Review, 28 de sep­tiem­bre de 2013.

[2] «“Kur­dis­tán”… pero al esti­lo israe­lí», por Thierry Meys­san, Al-Watan (Siria), Red Vol­tai­re, 13 de julio de 2014.

[3] «Reve­la­cio­nes del PKK sobre la ofen­si­va del EIIL y la crea­ción del “Kur­dis­tán”», Red Vol­tai­re, 8 de julio de 2014.

[4] H. R. 5747, “Bill to autho­ri­ze the direct pro­vi­sion of defen­se arti­cles, defen­se ser­vi­ces, and rela­ted trai­ning to the Kur­dis­tan Regio­nal Govern­ment, and for other pur­po­ses”, Hou­se of Repre­sen­ta­ti­ves, 20 de noviem­bre de 2014.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *