Para­mi­li­ta­ris­mo y eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les per­sis­ten en Colombia

informe_paramilitares_en_Medellin_ai_img_0

Según el recien­te infor­me del Cen­tro de Inves­ti­ga­ción y Edu­ca­ción Popu­lar, CINEP, el para­mi­li­ta­ris­mo sigue vigen­te y es una de las prin­ci­pa­les cau­sas tan­to de vio­la­cio­nes a los Dere­chos Huma­nos, como de infrac­cio­nes al Dere­cho Inter­na­cio­nal Huma­ni­ta­rio DIH con 1604 agre­sio­nes en total, entre las que se des­ta­can las ame­na­zas y los ase­si­na­tos. Por su par­te duran­te el 2014 el CINEP denun­cia que por par­te de FFMM y Poli­cía se docu­men­ta­ron 9 casos con 12 víc­ti­mas de eje­cu­cio­nes extrajudiciales.

El infor­me resal­ta que aun­que los lla­ma­dos “fal­sos posi­ti­vos” han dis­mi­nui­do aún per­sis­ten a pesar de la nega­ti­va del Esta­do a reco­no­cer­los y aun­que la mayo­ría de los 5700 casos reco­no­ci­dos por la pro­pia fis­ca­lía se encuen­tran en abso­lu­ta impu­ni­dad. El CINEP resal­ta que el mayor núme­ro de casos se regis­tró en el perio­do 2002 – 2010 con 698 casos docu­men­ta­dos por la red de Ban­cos de Datos, y entre noviem­bre de 2011 has­ta Diciem­bre de 2014 logra­ron docu­men­tar 240 casos más.

En cuan­to a la ubi­ca­ción geo­grá­fi­ca de las vio­la­cio­nes a DDHH e infrac­cio­nes al DIH la mayo­ría de los casos se pre­sen­ta­ron en Bogo­tá con 345 hechos vic­ti­mi­zan­tes. Según el padre Javier Giral­do, esto es una mues­tra cla­ra de la pre­sen­cia del para­mi­li­ta­ris­mo en la ciu­dad, que fun­cio­na en varias loca­li­da­des y des­de diver­sas estruc­tu­ras. En depar­ta­men­tos como Valle del Cau­ca, San­tan­der y Hui­la la situa­ción tam­bién es preo­cu­pan­te por el alto nivel de denuncias.

El infor­me tam­bién hace un énfa­sis espe­cial en los con­flic­tos cau­sa­dos por la polí­ti­ca mine­ro-ener­gé­ti­ca y hace un mues­treo de casos y resal­ta la situa­ción en el depar­ta­men­to del Hui­la, en la que seña­la que las expro­pia­cio­nes admi­nis­tra­ti­vas han cau­sa­do una serie de afec­ta­cio­nes vio­la­to­rias de los dere­chos eco­nó­mi­cos, socia­les y cul­tu­ra­les al pro­vo­car el des­pla­za­mien­to de cer­ca de 3000 per­so­nas y han sido des­alo­ja­das por lo menos 700 con el uso de la vio­len­cia policial.

En los casos con­cre­tos docu­men­ta­dos en el mar­co del DIH, el infor­me resal­ta que el para­mi­li­ta­ris­mo es el actor más infrac­tor con 729 hechos, segui­do por la Poli­cía con 167, en ter­cer lugar la gue­rri­lla de las FARC con 133 hechos docu­men­ta­dos y el ejér­ci­to con 132 casos docu­men­ta­dos. La gue­rri­lla del ELN apa­re­ce en el 7mo lugar con 13 casos, segui­do por la Fuer­za Aérea denun­cia­da 11 veces y el INPEC con 7 casos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.