EEUU robó miles de millo­nes de dóla­res duran­te las gue­rras de Iraq y Afga­nis­tán

Foto: ReutersFoto: Reuters

Mili­ta­res, con­tra­tis­tas y ope­ra­do­res civi­les han roba­do miles de millo­nes de dóla­res duran­te las gue­rras de Iraq y Afga­nis­tán, don­de el caos orga­ni­za­ti­vo per­mi­tía actuar con impu­ni­dad a los res­pon­sa­bles de dece­nas de casos de frau­de y abu­sos, según un repor­ta­je publi­ca­do esta sema­na por el maga­cín esta­dou­ni­den­se ‘Sla­te’.

El caso más ejem­plar es el mer­ca­do negro de com­bus­ti­ble en Afga­nis­tán, don­de los mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses se embol­sa­ron gran­des bene­fi­cios alte­ran­do los mani­fies­tos de gaso­li­na antes de ven­der­la fue­ra de las bases. Al menos 115 inte­gran­tes de la misión esta­dou­ni­den­se en Afga­nis­tán e Iraq han sido con­de­na­dos des­de 2005 por deli­tos que ascien­den a 52 millo­nes de dóla­res aun­que los inves­ti­ga­do­res sos­pe­chan que la cifra es muchí­si­mo mayor.

El frau­de total come­ti­do por per­so­nal mili­tar esta­dou­ni­den­se y con­tra­tis­tas va a ser mucho más gran­de de lo que somos capa­ces de per­se­guir”, comen­tó el ex ins­pec­tor gene­ral espe­cial para la recons­truc­ción de Iraq, Stuart Bowen.

A fecha de febre­ro de este año, siguen abier­tas 327 inves­ti­ga­cio­nes que invo­lu­cran a 31 inte­gran­tes del Ejér­ci­to de Esta­dos Uni­dos. “Uno no tie­ne ni idea de la can­ti­dad de dine­ro que ha sido roba­do en Afga­nis­tán has­ta que lle­ga ahí”, ha mani­fes­ta­do el actual jefe de super­vi­sión de Esta­dos Uni­dos para la recons­truc­ción en Afga­nis­tán, John F. Sop­ko.

Por ejem­plo, la espe­cia­lis­ta Stepha­nie Char­bo­neau fue decla­ra­da cóm­pli­ce de robo por valor de al menos 15 millo­nes de dóla­res duran­te la gue­rra de Afga­nis­tán. El pro­ce­di­mien­to, rela­ta la mili­tar, con­sis­tía en encar­gar camio­nes con más com­bus­ti­ble del nece­sa­rio para a con­ti­nua­ción fal­si­fi­car infor­mes que demos­tra­ban que la car­ga había sido entre­ga­da.

Dado que los con­tra­tos mili­ta­res con­ce­dían un pla­zo de sie­te días para com­ple­tar entre­gas que podrían rea­li­zar­se en pocas horas, los delin­cuen­tes tenían tiem­po de sobra para lle­var el camión a un lugar remo­to, efec­tuar la tran­sac­ción ile­gal y regre­sar con el vehícu­lo vacío. En cada des­pla­za­mien­to, los res­pon­sa­bles obte­nían unos 5 000 dóla­res lim­pios.

Estos deli­tos se veían faci­li­ta­dos por la inca­pa­ci­dad del per­so­nal mili­tar para con­tro­lar gran­des sumas de dine­ro en efec­ti­vo en dos paí­ses don­de la corrup­ción es endé­mi­ca y los sobor­nos están a la orden del día. Ade­más, los altos man­dos mili­ta­res esta­ban tan dis­traí­dos por el com­ba­te que les resul­ta­ba impo­si­ble inves­ti­gar ‘in situ’ irre­gu­la­ri­da­des en los con­tra­tos o robos de com­bus­ti­ble.

Char­bo­neau fue con­de­na­da a sie­te años de cár­cel en la pri­sión mili­tar de Fort Worth (Texas). “Yo les diría a los jóve­nes que se man­tu­vie­ran al mar­gen y que se limi­ta­ran a hacer el tra­ba­jo que nece­si­tan apren­der. Los cua­ren­ta y pico mil dóla­res que con­se­guí en Afga­nis­tán a cam­bio de estar sie­te años lejos de mi fami­lia no me com­pen­san en abso­lu­to”, ha decla­ra­do Char­bo­neau, de 31 años, con­de­na­da jun­to al con­tra­tis­ta Jonathan High­to­wer.

El coman­dan­te reti­ra­do Glenn McDo­nald, redac­tor jefe de la web Mili​tary​Co​rrup​tion​.com, ha ase­gu­ra­do que el volu­men total de los deli­tos de robo y frau­de come­ti­dos en Afga­nis­tán exce­de a los que per­ci­bió como joven sol­da­do duran­te la gue­rra de Viet­nam. “(La can­ti­dad de dine­ro) que pue­des sacar en lim­pio de estas últi­mas gue­rras es alu­ci­nan­te. Es una opor­tu­ni­dad de oro para cual­quie­ra, mili­tar o no, para hacer­se rico de la noche al día”, ha lamen­ta­do.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *