10 nove­las sovié­ti­cas sobre la gue­rra con­tra el fascismo

Se cum­plen 70 años de la Vic­to­ria con­tra el nazis­mo. 70 años de memo­ria, de agra­de­ci­mien­to, de rabia y a la vez de reco­no­ci­mien­to ante quie­nes supie­ron cum­plir con su deber. Aun­que Holli­wood no esca­ti­me en pin­tar Pearl Har­bor o el Des­em­bar­co de Nor­man­día como las prin­ci­pa­les bata­llas de la gue­rra, la reali­dad fue otra. Fue el los cer­cos de Mos­cú o Lenin­gra­do, en las calles de Sta­lin­gra­do o en los cam­pos de Kursk don­de se decan­tó la con­tien­da. El 70% de las bajas de la Segun­da Gue­rra Mun­dial fue­ron sovié­ti­cas. Fue la URSS quien car­gó en sus espal­das con las res­pon­sa­bi­li­dad de barrer con el nazismo.
Una reali­dad silen­cia­da por quie­nes inten­tan sacra­li­zar bata­llas meno­res. Por ello, fren­te a quie­nes bus­can el olvi­do y la des­me­mo­ria, reco­men­da­mos estas diez nove­las sovié­ti­cas. Algu­nas son las más reco­no­ci­das, y otras son más difí­ci­les de encon­trar, pero las diez se encuen­tran tra­du­ci­das al castellano:

Com­ba­tie­ron por la patria: Escri­ta por el bri­llan­te Mijail Sho­lo­jov, quien gana­ría en 1965 el Pre­mio Nóbel de lite­ra­tu­ra. La nove­la abor­da la difí­cil situa­ción de un des­ta­ca­men­to sovié­ti­co en las este­pas del Don, luchan­do con­tra un inva­sor supe­rior en núme­ro y arma­men­to. Las moti­va­cio­nes de los com­ba­tien­tes y el sobre­hu­mano sen­ti­do del deber, con­tras­ta­rán con los peque­ños deta­lles que se pue­den ver en esta nove­la. Cuan­do uno lee esta nove­la, pue­de com­pren­der el lado humano de los héroes.
La nie­ve ardien­te: Una obra que sir­ve para ilus­trar lo que fue Sta­lin­gra­do des­de el pun­to de vis­ta sovié­ti­co. En ella, los valien­tes defen­so­res de Sta­lin­gra­do ten­drán que enfren­tar­se al inva­sor y a un enemi­go aún mayor: el frío. Una situa­ción en la que salen a relu­cir com­por­ta­mien­tos total­men­te sobre­hu­ma­nos sin que sus pro­ta­go­nis­tas pier­dan en nin­gún momen­to la huma­ni­dad, lle­gan­do a sur­gir sen­ti­mien­tos de amor en medio de aquel infierno helado.
La Jóven Guar­dia: His­to­ria real que es lle­va­da a nove­la por Ale­xandr Fadeiev. En ella, el lec­tor pue­de seguir la lucha de un gru­po de ado­les­cen­tes miem­bros de la Juven­tud Comu­nis­ta cla­van­do su agui­jón a las bes­tias nazis. Tras la ocu­pa­ción de Kras­no­dón, estos jóve­nes se arma­ron de valor para infli­gir el mayor daño posi­ble al inva­sor. La orga­ni­za­ción clan­des­ti­na se hacía lla­mar «La Joven Guardia»
Los sol­da­dos no se ponen de rodi­llas: Nove­la que tra­ta como hicie­ron fren­te los sol­da­dos sovié­ti­cos al cau­ti­ve­rio en los cam­pos de con­cen­tra­ción nazis. Toda una lec­ción de dig­ni­dad y com­pro­mi­so anti­fas­cis­ta. Su autor es V. Liuvobtsev.
El Comi­té Regio­nal Clan­des­tino Actúa: Impre­sio­nan­te rela­to basa­do escri­to por un jefe gue­rri­lle­ro. Tras las líneas enemi­gas los sovié­ti­cos cons­ti­tu­ye­ron gru­pos gue­rri­lle­ros para ata­car en la reta­guar­dia. En esta nove­la se pue­de vivir el día a día de la gue­rri­lla, con­ta­da por uno de sus pro­ta­go­nis­tas: Ale­xei Fio­do­rov. Emo­cio­nan­tes y dra­má­ti­cos sen­ti­mien­tos los que tuvie­ron que vivir los guerrilleros.
El des­tino de un hom­bre: Tam­bién escri­to por el Pre­mio Nóbel Mijail Sho­lo­jov. Esta nove­la tra­ta el cau­ti­ve­rio en un cam­po de con­cen­tra­ción nazi. Las penu­rias a las que se tuvie­ron que enfren­tar los pri­sio­ne­ros, sus sue­ños, sus mie­dos, su patriotismo.
Un hom­bre de ver­dad: Boris Pole­voi cuen­ta en este rela­to las andan­zas de Ale­xey Mares­yev, pilo­to de caza. Un acci­den­te tras las líneas enemi­gas será el comien­zo de una carre­ra por esca­par de la muer­te. Todo un rela­to de heroi­ci­dad que ser­vi­rá para acer­car­se a la reali­dad de quie­nes hicie­ron la gue­rra des­de el aire.
A solas con el enemi­go: Esta nove­la tra­ta otra mane­ra de com­ba­tir en una gue­rra, la de un sovié­ti­co que se dedi­ca a labo­res de inte­li­gen­cia. Gri­go­ri Gon­cha­ren­ko se infil­tra en la estruc­tu­ra mili­tar nazi hacién­do­se pasar por ale­mán. La ten­sión entre sus dos per­so­na­li­da­des, su astu­cia, sus cono­ci­mien­tos como agen­te secre­to, que­da­rán per­fec­ta­men­te mos­tra­dos en esta novela.
Nadie es sol­da­do al nacer: Nove­la escri­ta por Kons­tan­tin Simo­nov. Pro­ta­go­ni­za­da por Tania, una doc­to­ra sovié­ti­ca cuya exis­ten­cia ser­vi­rá para seguir los acon­te­ci­mien­tos de la gue­rra. Mos­cú, Smo­lensk, Sta­lin­gra­do… son los luga­res en don­de se deci­de el futu­ro de la humanidad.
Los ama­ne­ce­res aquí son más tran­qui­los: Esta nove­la trans­cu­rre en uno de los muchos y exten­sos bos­ques de la Unión Sovié­ti­ca. En la nove­la, el lec­tor pue­de ir vien­do la haza­ña de un gru­po de muje­res enfren­tán­do­se al Ejér­ci­to mejor arma­do y más pode­ro­so del mundo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *