70 años tras la Vic­to­ria Anti­fas­cis­ta. Sobre la con­fron­ta­ción del fas­cis­mo y de la gue­rra impe­ria­lis­ta- KKE

Inter­ven­ción del KKE en la 37ª Con­fe­ren­cia Teó­ri­ca y Polí­ti­ca Inter­na­cio­nal de Pra­ga:

“La des­in­for­ma­ción anti­co­mu­nis­ta sobre las cau­sas, el cur­so y los resul­ta­dos de la Segun­da Gue­rra Mun­dial; el peli­gro de un nue­vo auge del fas­cis­mo”

Esti­ma­dos cama­ra­das:

Entre las pági­nas más bri­llan­tes de la his­to­ria de los pue­blos es el día cuan­do la ban­de­ra roja del pri­mer esta­do socia­lis­ta, de la Unión Sovié­ti­ca, se levan­tó triun­fan­te en Reichs­tag por el Ejér­ci­to Rojo, que había aplas­ta­do la mayor par­te de las tro­pas de la Ale­ma­nia nazi que has­ta enton­ces se con­si­de­ra­ban inven­ci­bles.

El KKE rin­de honor a todas y todos que die­ron su vida o que­da­ron dis­ca­pa­ci­ta­dos, en los cam­pos de bata­lla y en la clan­des­ti­ni­dad, para aplas­tar el mons­truo fas­cis­ta crea­do por el capi­ta­lis­mo; a los par­ti­dos comu­nis­tas en todo el mun­do que diri­gie­ron las luchas de libe­ra­ción nacio­nal.

A todos aque­llos que lucha­ron con las armas o con folle­tos en las manos, que man­tu­vie­ron una pos­tu­ra heroi­ca en los cala­bo­zos y ante el pelo­tón de fusi­la­mien­to. A los innu­me­ra­bles muer­tos de ham­bre y entre ellos los niños que eran las pri­me­ras y mayo­res víc­ti­mas. A los millo­nes que fue­ron tor­tu­ra­dos en los cam­pa­men­tos de con­cen­tra­ción y de muer­te, y en cada lugar de horror, don­de la explo­ta­ción del hom­bre por el hom­bre lle­gó a su pun­to más bajo con la degra­da­ción abso­lu­ta de la exis­ten­cia huma­na.

Ren­di­mos honor y defen­de­mos con­tra la dis­tor­sión la gran con­tri­bu­ción de la Unión Rusa Socia­lis­ta Sovié­ti­ca (URSS). La Unión Sovié­ti­ca lle­vó el mayor peso de la gue­rra. Su con­tri­bu­ción era deci­si­va y tuvo un cos­te enor­me.

Por eso la Unión Sovié­ti­ca, su pue­blo, el Ejér­ci­to Rojo, el Par­ti­do Comu­nis­ta de los bol­che­vi­ques que fue la cabe­za de la lucha titá­ni­ca, su juven­tud KOMSOMOL, mere­cen el reco­no­ci­mien­to y la gra­ti­tud de los que rin­den honor a la vic­to­ria anti­fas­cis­ta. Como míni­mo tri­bu­to a esta epo­pe­ya inmor­tal, todos deben con­de­nar los inten­tos humil­des de man­ci­llar­la, lo que cons­tan­te­men­te tra­tan de hacer las orga­ni­za­cio­nes y los meca­nis­mos de la bur­gue­sía y del capi­ta­lis­mo.

La vic­to­ria de la Unión Sovié­ti­ca, lide­ra­da por I.V.Stalin, con­tra la Ale­ma­nia nazi y sus alia­dos se logró debi­do: al papel del poder obre­ro sovié­ti­co en la crea­ción y orga­ni­za­ción de la defen­sa de la Unión Sovié­ti­ca, a las ven­ta­jas que ofre­ce la socia­li­za­ción de los medios de pro­duc­ción y la pla­ni­fi­ca­ción cen­tral de la eco­no­mía, al papel pro­ta­go­nis­ta de las masas popu­la­res, con la cla­se obre­ra como fuer­za diri­gen­te, al papel del Par­ti­do Comu­nis­ta como van­guar­dia obre­ra revo­lu­cio­na­ria. Se tra­ta de una lec­ción his­tó­ri­ca de suma impor­tan­cia para el pre­sen­te y el futu­ro del movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio.

La sal­va­ción de la Unión Sovié­ti­ca no habría sido posi­ble si no hubie­ra reco­rri­do, en sólo 20 años tras el fin de la Gue­rra Civil que siguió a la Revo­lu­ción de Octu­bre, una gran dis­tan­cia en el camino del desa­rro­llo socio­eco­nó­mi­co y cul­tu­ral cons­cien­te­men­te pla­ni­fi­ca­do.

La epo­pe­ya sovié­ti­ca es un lega­do para todos ellos que luchan por el esta­ble­ci­mien­to del socia­lis­mo-comu­nis­mo. No tie­ne nada que ver con gobier­nos como el de Putin, que sir­ven como pilar del impe­ria­lis­mo ruso que explo­ta el 9 de mayo para refor­zar ideo­ló­gi­ca­men­te la res­tau­ra­ción capi­ta­lis­ta en la URSS, apro­ve­chán­do­se de los sacri­fi­cios de millo­nes de hom­bres y muje­res comu­nis­tas ocul­tan­do quié­nes con­si­guie­ron el logro sovié­ti­co y por­qué.

El KKE está orgu­llo­so por que ha sido el ins­pi­ra­dor, orga­ni­za­dor, el prin­ci­pal pro­vee­dor de mili­tan­tes a la gran resis­ten­cia de nues­tro pue­blo bajo las ban­de­ras del EAM.

El movi­mien­to de libe­ra­ción nacio­nal de nues­tro país, la lucha arma­da del ELAS, ha sido un movi­mien­to de los más masi­vos en los paí­ses ocu­pa­dos. Todos los movi­mien­tos de libe­ra­ción nacio­nal, los par­ti­sa­nos, tenían su pro­pia con­tri­bu­ción impor­tan­te, con los Par­ti­dos Comu­nis­tas en la cabe­za.

Nos ins­pi­ra­mos y saca­mos ense­ñan­zas de la His­to­ria para lle­var a cabo con mayor madu­rez y pre­pa­ra­ción las tareas del pre­sen­te y del futu­ro.

El KKE se diri­ge a la cla­se obre­ra, a los sec­to­res popu­la­res y sobre todo a los jóve­nes y les ins­ta a bus­car la ver­dad, los ver­da­de­ros acon­te­ci­mien­tos y las cau­sas que lle­va­ron a las gue­rras mun­dia­les y loca­les, al auge y el domi­nio del fas­cis­mo-nazis­mo en cier­tos paí­ses.

Las unio­nes inter­es­ta­ta­les, los órga­nos ofi­cia­les que sir­ven al capi­ta­lis­mo, sien­ten puro odio para el mayo de 1945, que es sím­bo­lo de la vic­to­ria anti­fas­cis­ta de los pue­blos. Tra­tan de borrar­lo de la memo­ria del pue­blo, dis­tor­sio­nar su con­te­ni­do, ter­gi­ver­sar la ver­dad his­tó­ri­ca. Se tra­ta de un com­po­nen­te de su pro­pa­gan­da anti­co­mu­nis­ta-anti­so­cia­lis­ta que se uti­li­za con el fin de escon­der la cone­xión orgá­ni­ca de la mons­truo­si­dad del nazis­mo-fas­cis­mo con el capi­ta­lis­mo mono­po­lis­ta y con las gran­des res­pon­sa­bi­li­da­des de los par­ti­dos bur­gue­ses y social­de­mó­cra­tas. La Unión Euro­pea está en la van­guar­dia de esta sucia cam­pa­ña orques­ta­da.

No deben alcan­zar sus obje­ti­vos. La cla­se obre­ra y los sec­to­res popu­la­res, los cien­tí­fi­cos, los inte­lec­tua­les, todos los que no acep­tan la dis­tor­sión de la his­to­ria y el anti­co­mu­nis­mo deben opo­ner­se. Todos los que entien­den que el cono­ci­mien­to de la his­to­ria y las con­clu­sio­nes cien­tí­fi­cas que deri­van de esta son los recur­sos esen­cia­les para la con­cien­cia­ción y la lucha vic­to­rio­sa de los pue­blos y los jóve­nes con­tra la bota de hie­rro de la dic­ta­du­ra de los mono­po­lios y el horror de las gue­rras impe­ria­lis­tas. Para poner un fin a la matriz que gene­ra tales fenó­me­nos y al terreno que los ali­men­ta.

Esto es lo que deter­mi­na la tarea de pro­te­ger a los pue­blos y las nue­vas gene­ra­cio­nes ante las gran­des ame­na­zas debi­do a las riva­li­da­des impe­ria­lis­tas agu­di­za­das, las cri­sis capi­ta­lis­tas, los cami­nos sin sali­da del capi­ta­lis­mo enve­je­ci­do y en deca­den­cia.

El KKE defien­de fuer­te­men­te y con un sen­ti­do de res­pon­sa­bi­li­dad la ver­dad his­tó­ri­ca y sub­ra­ya las lec­cio­nes de la lucha heroi­ca de los pue­blos y del movi­mien­to comu­nis­ta. Con­si­de­ra que su tarea pri­mor­dial es inves­ti­gar sis­te­má­ti­ca­men­te y uti­li­zar en la ela­bo­ra­ción de su estra­te­gia las con­clu­sio­nes de la lucha de los movi­mien­tos revo­lu­cio­na­rios. Seña­la con valen­tía sus pro­pios erro­res y defi­cien­cias, así como los del movi­mien­to. El embe­lle­ci­mien­to de la reali­dad es algo ajeno para los comu­nis­tas. Hay un abis­mo que sepa­ra nues­tra crí­ti­ca y auto­crí­ti­ca del ata­que ideo­ló­gi­co calum­nio­so de los enemi­gos del KKE y del movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio, así como de la idea­li­za­ción y enfo­que uni­la­te­ral de los erro­res que es carac­te­rís­ti­co del opor­tu­nis­mo. Nues­tros moti­vos y obje­ti­vos están en direc­ción dia­me­tral­men­te opues­ta.

Con la expe­rien­cia de un siglo de luchas y sacri­fi­cios para el pue­blo y el socia­lis­mo, el KKE des­ta­ca la nece­si­dad de un fren­te ideo­ló­gi­co y polí­ti­co cohe­ren­te con­tra toda for­ma de dic­ta­du­ra del capi­tal, como es el fas­cis­mo-nazis­mo.

El fas­cis­mo nace en las entra­ñas del sis­te­ma capi­ta­lis­ta, no mera­men­te como el resul­ta­do de una for­ma de ges­tión p.ej. de la polí­ti­ca neo­li­be­ral como dicen las fuer­zas opor­tu­nis­tas y social­de­mó­cra­tas en Euro­pa. Es una for­ma que uti­li­zan los mono­po­lios para ejer­cer el poder. Él tam­bién defien­de la pro­pie­dad capi­ta­lis­ta sobre los medios de pro­duc­ción, la explo­ta­ción del hom­bre por el hom­bre. Par­ti­cu­lar­men­te en con­di­cio­nes de cri­sis capi­ta­lis­ta, de pobre­za, de des­em­pleo y de deca­den­cia de los par­ti­dos bur­gue­ses guber­na­men­ta­les, la cla­se obre­ra uti­li­za de mane­ra múl­ti­ple los par­ti­dos nazis, como avan­za­das que sir­ven sus intere­ses. Uti­li­za la acti­vi­dad bur­gue­sa que, con el nacio­na­lis­mo extre­mo y la supues­ta “soli­da­ri­dad”, extien­de una red de asi­mi­la­ción sobre las fuer­zas popu­la­res, los des­em­plea­dos, los sec­to­res peque­ño­bur­gue­ses arrui­na­dos.

El KKE reve­la al pue­blo de mane­ra fun­da­men­ta­da que la bur­gue­sía y el esta­do capi­ta­lis­ta anu­lan o dejan de lado la demo­cra­cia bur­gue­sa, el par­la­men­ta­ris­mo y la legi­ti­mi­dad bur­gue­ses que ellos mis­mos esta­ble­cie­ron. Cuan­do sus intere­ses lo exi­gen y lo con­si­de­ran nece­sa­rio, lle­van a cabo gol­pes de esta­do mili­ta­res y polí­ti­cos, sus­pen­den sus pro­pias leyes, a fin de inten­si­fi­car la vio­len­cia y la repre­sión esta­tal y de cual­quier otra for­ma, la res­tric­ción de las liber­ta­des polí­ti­cas y sin­di­ca­les.

Para la con­fron­ta­ción de las calum­nias anti­co­mu­nis­tas

El impe­ria­lis­mo tra­ta de borrar la con­tri­bu­ción del movi­mien­to comu­nis­ta con el fin de ocul­tar los logros del sis­te­ma socia­lis­ta. Tra­tan de mani­pu­lar a las gene­ra­cio­nes más jóve­nes con la pro­pa­gan­da negra y sub­yu­gar­las masi­va­men­te a sus crí­me­nes con­tem­po­rá­neos.

Los “cen­tros” impe­ria­lis­tas ocul­tan el hecho­te que las gue­rras injus­tas emer­gen del cora­zón y las venas del sis­te­ma capi­ta­lis­ta, que no están cau­sa­das por algu­nos manía­cos, como pre­sen­tan a menu­do a Hitler y a Muso­li­ni. Al con­tra­rio, la Unión Sovié­ti­ca des­pués de haber erra­di­ca­do la explo­ta­ción del hom­bre por el hom­bre, abo­lió tam­bién el incen­ti­vo de la divi­sión y del nue­vo repar­to del mun­do. Es pre­ci­sa­men­te por esta razón que la URSS fue el úni­co de los esta­dos par­ti­ci­pan­tes que lle­va­ba a cabo una gue­rra jus­ta.

Ocul­tan deli­be­ra­da­men­te el hecho de que la II Gue­rra Mun­dial reani­mó las espe­ran­zas de las fuer­zas con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rias en la Unión Sovié­ti­ca, que lo con­si­de­ra­ron como una gran opor­tu­ni­dad para res­tau­rar el capi­ta­lis­mo y se alia­ron con los ale­ma­nes. Ocul­ta­ron el hecho de que crí­me­nes de lesa huma­ni­dad fue­ron come­ti­dos no sólo por las poten­cias del Eje sino ade­más por los gobier­nos de los esta­dos bur­gue­ses “demo­crá­ti­cos”. El mayor, masi­vo y más terri­ble cri­men de ellos fue come­ti­do por los EE.UU. cuan­do, sin que exis­tie­ra nece­si­dad mili­tar, lan­za­ron las bom­bas ató­mi­cas en Hiroshi­ma y Naga­sa­ki (6 y 9 de agos­to de 1945).

Los “cen­tros” anti­co­mu­nis­tas cons­tru­yen men­ti­ras mons­truo­sas y no dudan en uti­li­zar denun­cias, calum­nias y pro­vo­ca­cio­nes de los nazis para difa­mar la URSS. Un ejem­plo carac­te­rís­ti­co es lα lla­ma­da “masa­cre de Katyn”. Órga­nos y gobier­nos de la Unión Euro­pea y de otros paí­ses acu­san a la URSS a pesar de que la eje­cu­ción de los ofi­cia­les pola­cos se hizo, según los des­cu­bri­mien­tos, des­pués del oto­ño de 1941 cuan­do la región fue ocu­pa­da por los nazis. Sin embar­go, es cono­ci­do que el pro­pio jefe de la pro­pa­gan­da nazi, Goeb­bels, en su dia­rio reco­no­ció que los ale­ma­nes come­tie­ron este cri­men, que las balas encon­tra­das eran ale­ma­nas, y dio ins­truc­cio­nes para que esto que­da­ra ocul­to y se con­ti­nua­ra la cam­pa­ña de pro­pa­gan­da calum­nio­sa con­tra la Unión Sovié­ti­ca.

La Unión Euro­pea, que jue­ga un papel prin­ci­pal en la his­te­ria anti­co­mu­nis­ta, esta­ble­ció el 9 de mayo como “Día de Euro­pa”, anu­lan­do el “¡Día de la vic­to­ria de los pue­blos!”. No es casua­li­dad que la expul­sión de las tro­pas ale­ma­nas por el Ejér­ci­to Rojo y la libe­ra­ción de paí­ses de Euro­pa Orien­tal se lla­ma ocu­pa­ción. En Ale­ma­nia y Aus­tria los deser­to­res del ejér­ci­to ale­mán que se huye­ron a los adver­sa­rios y sobre todo al Ejér­ci­to Sovié­ti­co, en esen­cia se con­si­de­ran como una “ver­güen­za nacio­nal”.

La Unión Euro­pea y EE.UU. apo­yan el inten­to de la reha­bi­li­ta­ción his­tó­ri­ca y la rei­vin­di­ca­ción de los fas­cis­tas en los paí­ses bál­ti­cos y Ucra­nia, quie­nes duran­te la II Gue­rra Mun­dial se ali­nea­ron con los nazis. Les lla­ma­ron “lucha­do­res por la demo­cra­cia” por­que lucha­ron con­tra el Ejér­ci­to Rojo y el poder sovié­ti­co. Aun­que son bien cono­ci­dos los crí­me­nes fas­cis­tas de las “legio­nes de los SS”, del lla­ma­do “Ejér­ci­to Ucra­niano por la Libe­ra­ción” y de otras orga­ni­za­cio­nes simi­la­res, les pre­sen­tan a las gene­ra­cio­nes más jóve­nes como “patrio­tas” y “demó­cra­tas”. En los paí­ses bál­ti­cos la pro­pa­gan­da ofi­cial lle­gó inclu­so al pun­to de pre­sen­tar los cam­pos de con­cen­tra­ción como “cen­tros refor­ma­to­rios”.

Recien­te­men­te, la Unión Euro­pea y los EE.UU. en el mar­co de su com­pe­ten­cia con Rusia inter­vi­nie­ron abier­ta­men­te en los acon­te­ci­mien­tos en Ucra­nia con el fin de derro­car el gobierno elec­to. No duda­ron en apo­yar inclu­so a fuer­zas fas­cis­tas con el fin de pro­mo­ver sus dise­ños geo­po­lí­ti­cos.

La con­tri­bu­ción del KKE en la vic­to­ria anti­fas­cis­ta

El 28 de octu­bre de 1940 la Ita­lia fas­cis­ta decla­ró la gue­rra e inva­dió Gre­cia des­de Alba­nia. La dic­ta­du­ra de Meta­xas-Glücks­burg expre­sa­ba el poder bur­gués en coope­ra­ción con Bre­ta­ña, con el con­sen­ti­mien­to de los par­ti­dos bur­gue­ses que die­ron un voto de con­fian­za y de tole­ran­cia al gobierno de Meta­xas. El levan­ta­mien­to del pue­blo y su heroís­mo en el cam­po de bata­lla en el mon­te Pin­dos impi­die­ron tem­po­ral­men­te la inva­sión.

El KKE des­de el pri­mer momen­to dio un toque de dia­na de resis­ten­cia al inva­sor, a pesar del hecho de que había sido seria­men­te ata­ca­do por la dic­ta­du­ra de Meta­xas, con miles de miem­bros en las cár­ce­les y el exi­lio. Con su pri­me­ra car­ta, publi­ca­da el 2 de noviem­bre de 1940, el Secre­ta­rio Gene­ral del CC del KKE, Nikos Zacha­ria­dis, des­de la cár­cel de Ate­nas don­de esta­ba pre­so, lla­mó al pue­blo grie­go a dar todas sus fuer­zas en esta lucha, seña­lan­do que “el pre­mio para el pue­blo tra­ba­ja­dor y la cul­mi­na­ción de esta lucha actual debe ser y será una nue­va Gre­cia del tra­ba­jo, de la liber­tad, libe­ra­da de cada depen­den­cia extran­je­ra impe­ria­lis­ta, con una cul­tu­ra real­men­te popu­lar”. A con­ti­nua­ción hubo dos car­tas más de N.Zachariadis, con las que correc­ta­men­te carac­te­ri­zó la gue­rra como impe­ria­lis­ta y lla­mó al pue­blo-ejér­ci­to a derro­car el gobierno y tomar en sus manos la defen­sa de las fron­te­ras, con el apo­yo de la Unión Sovié­ti­ca. Estas car­tas nun­ca fue­ron publi­ca­das por­que, sin que Zacha­ria­dis lo supie­ra, los infor­man­tes las entre­ga­ron a manos de la Segu­ri­dad del Esta­do.

Ade­más, los comu­nis­tas encar­ce­la­dos pidie­ron des­de el pri­mer momen­to su pues­ta a liber­tad para luchar en el fren­te, pero la dic­ta­du­ra de Meta­xas se la negó y a con­ti­nua­ción les entre­gó a los ocu­pan­tes ale­ma­nes.

El 27 de abril de 1941, las tro­pas ale­ma­nas entra­ron en Ate­nas y el país se vio bajo la ocu­pa­ción tri­ple de Ale­ma­nia, Ita­lia y Bul­ga­ria. Una par­te del mun­do polí­ti­co bur­gués optó por la cola­bo­ra­ción abier­ta con los ocu­pan­tes. Otra par­te se huyó, jun­to con el Rey al extran­je­ro (el Cai­ro, Lon­dres) lle­van­do con­si­go gran­des can­ti­da­des de reser­vas de oro del Esta­do. Una ter­ce­ra par­te se que­dó en Gre­cia, se abs­tu­vo de la lucha, espe­ran­do de mane­ra opor­tu­nis­ta a los acon­te­ci­mien­tos futu­ros, mien­tras que otra par­te empren­dió una lucha con­tra la ocu­pa­ción pero al mis­mo tiem­po cola­bo­ra­ba con los ocu­pan­tes para ata­car EAM-ELAS y el KKE.

El KKE dio todas sus fuer­zas para orga­ni­zar la resis­ten­cia con­tra el ocu­pan­te. Un puña­do de comu­nis­tas que esta­ban libres y otros que se esca­pa­ron de las cár­ce­les, empren­die­ron la lucha para desa­rro­llar la resis­ten­cia en las con­di­cio­nes difí­ci­les de la ocu­pa­ción tri­ple, del derro­tis­mo y de la pasi­vi­dad fomen­ta­dos entre el pue­blo por las fuer­zas bur­gue­sas.

Ha sido el ins­pi­ra­dor, el guía, el pro­vee­dor de hom­bres y muje­res para la Resis­ten­cia del EAM. En esta lucha per­die­ron la vida sus mejo­res mili­tan­tes. A su ini­cia­ti­va, des­pués del ini­cio de la Ocu­pa­ción, se for­ma­ron el Fren­te Obre­ro Nacio­nal de Libe­ra­ción (EEAM-16 de julio de 1941) y el 27 de sep­tiem­bre de 1941 el Fren­te Nacio­nal de Libe­ra­ción (EAM). En el EAM se agru­pó la gran mayo­ría de la cla­se obre­ra y de los sec­to­res popu­la­res.

El EAM orga­ni­zó la resis­ten­cia popu­lar y sal­vó al pue­blo del ham­bre, ELAS (Ejér­ci­to Popu­lar de Libe­ra­ción) desa­rro­lló una lucha arma­da sig­ni­fi­ca­ti­va. Se crea­ron los gér­me­nes del poder popu­lar en las zonas libe­ra­das (gobierno local, jus­ti­cia popu­lar). Con­tri­bu­ción al cre­ci­mien­to de la cul­tu­ra popu­lar. El 10 de mar­zo de 1944 se juró el Comi­té Polí­ti­co de Libe­ra­ción Nacio­nal (PEEA, el órgano polí­ti­co cen­tral de admi­nis­tra­ción de las zonas libe­ra­das).

Orga­ni­zó las elec­cio­nes en con­di­cio­nes de Ocu­pa­ción (23 de abril de 1944) de las que sur­gió el “Con­se­jo Nacio­nal” cuya sede esta­ba en Koris­ja­des (30 de abril de 1944). En estas elec­cio­nes vota­ron por pri­me­ra vez las muje­res y los jóve­nes mayo­res de 18 años. Par­ti­ci­pa­ron acer­ca de 1.800.000 votan­tes. Cabe seña­lar que en las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias de 1936 habían par­ti­ci­pa­do 1.000.000 votan­tes, ya que las muje­res no tenían dere­cho a voto.

Gra­cias a la acti­vi­dad del EAM ni un tra­ba­ja­dor fue envia­do a tra­ba­jar en las fábri­cas de Ale­ma­nia, excep­to los que habían sido dete­ni­dos como rehe­nes por los ale­ma­nes. Gra­cias al EAM ni una per­so­na fue envia­da a luchar con­tra la Unión Sovié­ti­ca mien­tras que el ELAS obli­gó 8 – 12 divi­sio­nes enemi­gas a per­ma­ne­cer en Gre­cia.

Miles de comu­nis­tas y lucha­do­res del EAM die­ron su vida. Kesa­ria­ní, Kúr­no­vo, Akro­naf­plía, Kok­ki­niá, Jai­da­ri, Ai Stra­tis, el cam­pa­men­to “Pavlos Melás”, son sola­men­te algu­nos de los muchos luga­res de sacri­fi­cio.

Es una pro­vo­ca­ción y pro­fa­na­ción de que SYRIZA pre­sen­ta su ascen­so al gobierno como la jus­ti­fi­ca­ción de las luchas del EAM mien­tras sigue la polí­ti­ca de defen­sa de la bur­gue­sía y de su poder, la par­ti­ci­pa­ción del país en los orga­nis­mos y las alian­zas impe­ria­lis­tas como es la OTAN, la Unión Euro­pea y EE.UU., mien­tras que todos saben que EAM y ELAS entra­ron en un con­flic­to arma­do con el impe­ria­lis­mo para ser­vir la cau­sa jus­ta del pue­blo. No pue­de haber abso­lu­ta­men­te nin­gu­na corre­la­ción de la lucha heroi­ca de EAM-ELAS con la actual ges­tión “izquier­dis­ta” del capi­ta­lis­mo por SYRIZA.

Esta lucha popu­lar de masas no logró lle­gar has­ta la vic­to­ria final.

El KKE, a pesar de su con­tri­bu­ción, no era sufi­cien­te­men­te pre­pa­ra­do a nivel estra­té­gi­co y polí­ti­co para plan­tear la cues­tión de la con­quis­ta del poder obre­ro como resul­ta­do de la lucha de resis­ten­cia y como pre­mio de la lucha popu­lar. No logró for­mar las con­di­cio­nes pre­vias de un cur­so que hubie­ra podi­do, al menos en tér­mi­nos del fac­tor sub­je­ti­vo, lle­var a la vic­to­ria, al poder obre­ro.

La lucha con­tra la gue­rra y el fas­cis­mo-nazis­mo fue sepa­ra­da de la lucha por el poder obre­ro.

Las cau­sas más pro­fun­das de la debi­li­dad del KKE

Las cau­sas más pro­fun­das que no per­mi­tie­ron al KKE tomar las deci­sio­nes que pro­mo­ve­rían la lucha del movi­mien­to obre­ro arma­do hacia la con­quis­ta del poder obre­ro ema­na­ban de las con­tra­dic­cio­nes en su estra­te­gia como en la estra­te­gia de la Inter­na­cio­nal Comu­nis­ta. Se mani­fes­ta­ron pro­ble­mas de uni­dad ideo­ló­gi­ca y estra­té­gi­ca a lo lar­go del cur­so de la Inter­na­cio­nal Comu­nis­ta res­pec­to el carác­ter de la revo­lu­ción, el carác­ter de la gue­rra inmi­nen­te des­pués del auge del fas­cis­mo en Ale­ma­nia y la pos­tu­ra ante la social­de­mo­cra­cia. La diso­lu­ción de la Inter­na­cio­nal Comu­nis­ta (mayo de 1943) a pesar de los pro­ble­mas res­pec­to la uni­dad e inde­pen­dien­te­men­te de si hubie­ra podi­do man­te­ner­se o no, pri­vó al movi­mien­to comu­nis­ta inter­na­cio­nal el cen­tro y la posi­bi­li­dad de ela­bo­rar de mane­ra coor­di­na­da la estra­te­gia revo­lu­cio­na­ria para la trans­for­ma­ción de la lucha con­tra la gue­rra impe­ria­lis­ta y la ocu­pa­ción extran­je­ra en una lucha por el poder como una tarea con­jun­ta para todos los par­ti­dos comu­nis­tas en las con­di­cio­nes de su país.

La estra­te­gia pro­ble­má­ti­ca de las eta­pas duran­te el perío­do 1941 – 1944 se basó en la Reso­lu­ción de la 6ª Sesión Ple­na­ria del Comi­té Cen­tral (1934), en las deci­sio­nes de la Inter­na­cio­nal Comu­nis­ta (7º Con­gre­so) y del 6º Con­gre­so del KKE en 1935. Esta línea estra­té­gi­ca fue expre­sa­da en la 2ª Con­fe­ren­cia Nacio­nal (1942) así como en la Decla­ra­ción Pro­gra­má­ti­ca “El pue­blo en el poder y socia­lis­mo”. En esta base el lide­raz­go del KKE tomó unas deci­sio­nes polí­ti­cas equi­vo­ca­das como son los Acuer­dos de Líbano y de Kazer­ta que ade­más tenían el ele­men­to de com­pro­mi­so con las fuer­zas bur­gue­sas.

En gene­ral, en el Occi­den­te capi­ta­lis­ta los par­ti­dos comu­nis­tas no ela­bo­ra­ron una estra­te­gia de trans­for­ma­ción de la gue­rra impe­ria­lis­ta o de la lucha por la libe­ra­ción en lucha por la con­quis­ta del poder. La estra­te­gia del movi­mien­to comu­nis­ta no eva­luó que la con­tra­dic­ción capi­tal-tra­ba­jo se incluía en el carác­ter anti­fas­cis­ta y de libe­ra­ción de la lucha arma­da en una serie de paí­ses para poner en el orden del día la cues­tión del poder ya que el socia­lis­mo y la pers­pec­ti­va comu­nis­ta son la úni­ca alter­na­ti­va a la bar­ba­rie capi­ta­lis­ta.

La gue­rra creó con­di­cio­nes de gran agu­di­za­ción de las con­tra­dic­cio­nes cla­sis­tas den­tro de muchos paí­ses, pero la lucha anti­fas­cis­ta lle­vó al derro­ca­mien­to del poder bur­gués sola­men­te en los paí­ses de Euro­pa Cen­tral y Este gra­cias al apo­yo deci­si­vo a los movi­mien­tos popu­la­res por el Ejér­ci­to Rojo.

El resur­gi­mien­to del fas­cis­mo

En honor del 70 ani­ver­sa­rio de la vic­to­ria anti­fas­cis­ta de los pue­blos, el KKE lla­ma a los tra­ba­ja­do­res, los jubi­la­dos y la juven­tud en Gre­cia a con­de­nar y ais­lar deci­si­va­men­te el Ama­ne­cer Dora­do cri­mi­nal nazi. Es un vehícu­lo de la ideo­lo­gía reac­cio­na­ria cono­ci­da como nacio­nal-socia­lis­mo, es decir una mez­cla de ideas y con­sig­nas del socia­lis­mo peque­ño­bur­gués utó­pi­co con el nacio­na­lis­mo. Los ejem­plos que sigue son Hitler, los regí­me­nes fas­cis­tas que masa­cra­ron a los pue­blos y la huma­ni­dad, los bata­llo­nes de segu­ri­dad, los cola­bo­ra­do­res de las fuer­zas de ocu­pa­ción, la dic­ta­du­ra de 1967 – 1974. Pro­mue­ve el anti­co­mu­nis­mo feroz y el odio con­tra el movi­mien­to obre­ro y popu­lar. Orga­ni­za y lle­va a cabo actos cri­mi­na­les a expen­sas del movi­mien­to, está vin­cu­la­do con sec­to­res al apa­ra­to esta­tal y sobre todo con las fuer­zas de repre­sión y con redes cri­mi­na­les. Le apo­yan direc­ta­men­te sec­to­res del capi­tal.

El ase­si­na­to del joven de 34 años, Pavlos Fis­sas en Keratsi­ni, el ata­que con­tra miem­bros y cua­dros del KKE en Péra­ma son par­te de una serie de dece­nas de ata­ques cri­mi­na­les con­tra inmi­gran­tes, peque­ños comer­cian­tes, autó­no­mos, tra­ba­ja­do­res, jóve­nes, y reve­lan el ver­da­de­ro ros­tro cri­mi­nal del Ama­ne­cer Dora­do.

La apa­ri­ción del Ama­ne­cer Dora­do y el cre­ci­mien­to de su influen­cia en Gre­cia se ha pro­du­ci­do en con­di­cio­nes de cri­sis eco­nó­mi­ca capi­ta­lis­ta pro­fun­da y pro­lon­ga­da, con la dis­mi­nu­ción rápi­da de la influen­cia de los par­ti­dos que duran­te años han sido los pila­res del sis­te­ma polí­ti­co bur­gués en un perío­do en que el movi­mien­to no se había reagru­pa­do en direc­ción anti­ca­pi­ta­lis­ta-anti­mo­no­po­lis­ta. El Ama­ne­cer Dora­do uti­li­zó una retó­ri­ca anti­me­mo­rán­dum vaga, igual que hizo SYRIZA “izquier­dis­ta”, ocul­tan­do las ver­da­de­ras cau­sas de la cri­sis y del ata­que feroz con­tra los dere­chos del pue­blo, el papel de la Unión Euro­pea etc. para que su dema­go­gia fas­cis­ta gana­se públi­co y apo­yo. Se basó en las con­sig­nas cono­ci­das de la “clep­to­cra­cia”, los “usu­re­ros”, los “polí­ti­cos ladro­nes”. Ade­más se aco­mo­dó y se cubrió en diver­sas acti­vi­da­des don­de pre­do­mi­na­ba la lógi­ca de la con­sig­na reac­cio­na­ria y des­orien­ta­do­ra “fue­ra los par­ti­dos, fue­ra los sin­di­ca­tos”. El Ama­ne­cer Dora­do está sien­do refor­za­do por el anti­co­mu­nis­mo y el odio que fomen­ta el sis­te­ma con­tra las luchas obre­ras y popu­la­res. Sacó bene­fi­cios de la pro­mo­ción de la teo­ría reac­cio­na­ria de los “dos extre­mos”. De la dema­go­gia y las cons­truc­cio­nes ideo­ló­gi­cas racis­tas de los par­ti­dos bur­gue­ses sobre el asun­to de la inmi­gra­ción, que es resul­ta­do de las gue­rras y las inter­ven­cio­nes impe­ria­lis­tas, del desa­rro­llo des­igual y la inter­na­cio­na­li­za­ción del mer­ca­do capi­ta­lis­ta. Es ali­men­ta­do por la deca­den­cia del sis­te­ma bur­gués, por las direc­ti­vas de la Unión Euro­pea que equi­pa­ran el fas­cis­mo con el comu­nis­mo y exi­gen medi­das con­tra el “extre­mis­mo” y el “radi­ca­lis­mo”.

El pue­blo y el movi­mien­to no deben ser com­pla­cien­tes con las deten­cio­nes y los jui­cios de los cua­dros diri­gen­tes del Ama­ne­cer Dora­do y de los que imple­men­tan las deci­sio­nes res­pec­to los ata­ques ase­si­nos. Nadie debe olvi­dar la pro­mo­ción pro­vo­ca­ti­va y el embe­lle­ci­mien­to del Ama­ne­cer Dora­do por gran par­te de los medios de comu­ni­ca­ción así como los inten­tos de uti­li­zar­lo en los diver­sos pla­nes para la refor­ma del sis­te­ma polí­ti­co. El gobierno de coa­li­ción de SYRIZA-ANEL ha asu­mi­do gran­des res­pon­sa­bi­li­da­des pues­to que cua­dros de ambos par­ti­dos fomen­tan una acti­tud de tole­ran­cia hacia el Ama­ne­cer Dora­do uti­li­zan­do diver­sos pro­ce­di­mien­tos par­la­men­ta­rios como pre­tex­to.

El Ama­ne­cer Dora­do y la acti­vi­dad nazi no se pue­den abor­dar con las teo­rías sobre arcos “cons­ti­tu­cio­na­les”, “par­la­men­ta­rios”, “demo­crá­ti­cos”, supues­ta­men­te de un mejor fun­cio­na­mien­to de la demo­cra­cia bur­gue­sa, que pro­po­nen de una u otra mane­ra, otras fuer­zas polí­ti­cas como son SYRIZA, PASOK, “To Pota­mi” etc.

Ni el esta­do bur­gués reac­cio­na­rio ni los lla­ma­dos “fren­tes anti­fas­cis­tas”, es decir la alian­za del movi­mien­to obre­ro y popu­lar con fuer­zas polí­ti­cas bur­gue­sas, pue­den o quie­ren ata­car el nazis­mo de raíz. Sólo la alian­za popu­lar, el desa­rro­llo de la lucha de cla­ses, cuyo obje­ti­vo será poner fin al poder de los mono­po­lios, al sis­te­ma capi­ta­lis­ta, pue­den con­fron­tar el nazis­mo. Sólo la lucha de masas y la deci­sión del pue­blo y de los jóve­nes pue­de des­le­gi­ti­mar y erra­di­car el Ama­ne­cer Dora­do de mane­ra masi­va y defi­ni­ti­va en el pue­blo.

En este pun­to cabe seña­lar que es una cosa lle­gar a un acuer­do con fuer­zas bur­gue­sas y opor­tu­nis­tas sobre algu­nas cues­tio­nes res­pec­to la con­fron­ta­ción de las orga­ni­za­cio­nes fas­cis­tas, y es otra cosa for­mar una alian­za con estas. Por­que la alian­za debe tomar en cuen­ta los com­pro­mi­sos estra­té­gi­cos de todas las fuer­zas polí­ti­cas y socia­les.

Por ejem­plo, antes de las últi­mas elec­cio­nes el par­la­men­to deci­dió sus­pen­der la finan­cia­ción esta­tal al “Ama­ne­cer Dora­do” fas­cis­ta. En esta deci­sión esta­ban de acuer­do todos los par­ti­dos polí­ti­cos del país, inclui­do el KKE, a cau­sa de la acti­vi­dad cri­mi­nal del Ama­ne­cer Dora­do. Esto no reque­ría una “alian­za anti­fas­cis­ta”, sino la volun­tad polí­ti­ca.

Lamen­ta­ble­men­te, no tenían esta volun­tad cuan­do el KKE exi­gió en el perío­do antes de las elec­cio­nes muni­ci­pa­les y regio­na­les (2014), de las elec­cio­nes euro­peas (2014), así como de las elec­cio­nes gene­ra­les (2015), que no se die­ra al Ama­ne­cer Dora­do tiem­po al aire en la tele­vi­sión para enve­ne­nar con su ideo­lo­gía cri­mi­nal la con­cien­cia de los tra­ba­ja­do­res. Cabe des­ta­car que todos los demás par­ti­dos polí­ti­cos (de dere­cha, social­de­mó­cra­tas, de “izquier­da”, inclui­do SYRIZA) se opu­sie­ron a la pro­pues­ta del KKE, en el nom­bre de la “pre­ser­va­ción de la demo­cra­cia”.

Ade­más, cabe des­ta­car la pos­tu­ra par­ti­cu­lar­men­te peli­gro­sa de la Pre­si­den­te del Par­la­men­to, cua­dro cono­ci­do de SYRIZA, que toma una serie de ini­cia­ti­vas para la reha­bi­li­ta­ción del Ama­ne­cer Dora­do, con­si­de­ran­do por ejem­plo que el par­la­men­to no fun­cio­na correc­ta­men­te si la fis­ca­lía no per­mi­te a los dipu­tados fas­cis­tas ‑que están encar­ce­la­dos por ase­si­na­tos, ata­ques y otros actos cri­mi­na­les- que asis­tan los pro­ce­di­mien­tos par­la­men­ta­rios. Al mis­mo tiem­po, SYRIZA, cuan­do le con­vie­ne, alza la ban­de­ra de la supues­ta lucha con­tra el fas­cis­mo.

Per­mí­tan­nos decir unas cosas sobre el resur­gi­mien­to del fas­cis­mo en Ucra­nia. Nues­tro par­ti­do con­si­de­ra que el con­flic­to en Ucra­nia esta­lló en el terreno del capi­ta­lis­mo debi­do a la inter­ven­ción abier­ta de los EE.UU. y de la Unión Euro­pea en los asun­tos inter­nos de Ucra­nia, en el mar­co de su com­pe­ten­cia feroz con Rusia por las cuo­tas de mer­ca­do, las mate­rias pri­mas, las redes de trans­por­te de ener­gía. En este mar­co, EE.UU. y la Unión Euro­pea no tie­nen nin­gún pro­ble­ma de apo­yar­se inclu­so a fuer­zas fas­cis­tas con el fin de pro­mo­ver sus intere­ses geo­po­lí­ti­cos.

Esto no es un fenó­meno nue­vo. Sabe­mos, por ejem­plo, de nues­tra his­to­ria que Gran Bre­ta­ña no tenía nin­gún pro­ble­ma de unir fuer­zas con el régi­men fas­cis­ta de Meta­xas (1936−1940) en Gre­cia con el fin de pro­mo­ver sus pro­pios pla­nes geo­po­lí­ti­cos. Esto no sig­ni­fi­ca­ba que enton­ces Bre­ta­ña era una poten­cia fas­cis­ta. Esto demues­tra que es infun­da­do el pun­to de vis­ta de “fas­cis­mo expor­ta­do”, apo­ya­do por algu­nos cama­ra­das que con­si­de­ran que los EE.UU. y la Unión Euro­pea “están expor­tan­do” el fas­cis­mo a todo el mun­do y a Ucra­nia, entre otros luga­res.

En lo que con­cier­ne la región de Don­bass, enten­de­mos muy bien los peli­gros que corre el pue­blo de la región por el ren­cor y el odio de aquel sec­tor de la bur­gue­sía que gobier­na en Kiev y cuen­ta con el apo­yo de EE.UU. y de la Unión Euro­pea y bus­ca eli­mi­nar todas las fuer­zas polí­ti­cas que ponen obs­tácu­los a la asi­mi­la­ción a la Unión Euro­pea y la OTAN, e inclu­so las mino­rías étni­cas y lin­güís­ti­cas, sobre todo las que con­si­de­ra que pre­ten­den aliar­se con la Rusia capi­ta­lis­ta. Las estruc­tu­ras del poder que se han for­ma­do allí son bur­gue­sas, tal como las rela­cio­nes de pro­duc­ción que siguen sien­do capi­ta­lis­tas en las lla­ma­das Repú­bli­cas Popu­la­res. Ade­más, se pue­de obser­var que en la región Don­bass el poder pasó de los oli­gar­cas ucra­nia­nos a la bur­gue­sía local, que está estre­cha­men­te vin­cu­la­da con Rusia. Así que es carac­te­rís­ti­co que los nue­vos gobier­nos de la Repú­bli­ca Popu­lar de Donetsk y de Lugansk siguie­ron envian­do a Ucra­nia cen­tral y oes­te el car­bón extraí­do de las minas de Don­bass. El pue­blo de la repú­bli­ca de Don­bass se ha que­da­do sin car­bón duran­te el invierno pero sumi­nis­tra­ba a los terri­to­rios con­tro­la­dos por Kiev. Los impues­tos de las empre­sas que toda­vía ope­ran en Don­bass tam­bién se entre­gan a Kiev. Ade­más, los pro­pie­ta­rios de las empre­sas esta­ban reco­lec­tan­do impues­tos de los tra­ba­ja­do­res de Ucra­nia sudes­te para la gue­rra, la lla­ma­da ope­ra­ción con­tra el terro­ris­mo.

Todo lo ante­rior demues­tra una vez más que el poder o esta­rá en manos de la bur­gue­sía, o en manos de la cla­se obre­ra. No exis­te un poder de izquier­da, patrió­ti­co, anti­fas­cis­ta inter­me­dio. Nues­tro par­ti­do expre­sa su soli­da­ri­dad con la lucha de los tra­ba­ja­do­res de Don­bass, y de Ucra­nia en gene­ral, y con­si­de­ra que esta lucha no se pue­de lle­var a cabo bajo una “ban­de­ra aje­na”, sino que debe izar su pro­pia ban­de­ra: la ban­de­ra de la socia­li­za­ción de los medios de pro­duc­ción, de la pla­ni­fi­ca­ción cen­tral de la eco­no­mía, del poder popu­lar, del socia­lis­mo.

Esti­ma­dos cama­ra­das:

El KKE sub­ra­ya la nece­si­dad de que la lucha con­tra el fas­cis­mo, por la defen­sa de los dere­chos obre­ros y las con­quis­tas popu­la­res no sea sepa­ra­da de la lucha con­tra los mono­po­lios, con­tra la explo­ta­ción capi­ta­lis­ta y su poder, que no entre en alian­za con fuer­zas bur­gue­sas y opor­tu­nis­tas que tra­tan de res­ca­tar la for­ma par­la­men­ta­ria de la dic­ta­du­ra capi­ta­lis­ta.

El obje­ti­vo del poder obre­ro debe ser un com­pro­mi­so fir­me. El obje­ti­vo de la alian­za social no debe cam­biar de direc­ción y con­te­ni­do, pues se tra­ta de una alian­za social que lucha en direc­ción anti­mo­no­po­lis­ta-anti­ca­pi­ta­lis­ta, una opo­si­ción obre­ra y popu­lar con­tra el poder bur­gués. Sólo de esta mane­ra ten­drá pers­pec­ti­va la lucha popu­lar.

La cri­sis eco­nó­mi­ca recien­te ha agu­di­za­do la com­pe­ten­cia y las con­tra­dic­cio­nes entre los esta­dos capi­ta­lis­tas y las diver­sas alian­zas impe­ria­lis­tas que se ponen cada vez más agre­si­vas con­tra los pue­blos con el fin de refor­zar su posi­ción geo­po­lí­ti­ca, repar­tir los mer­ca­dos, con­tro­lar los recur­sos y las rutas de trans­por­te de ener­gía. La agu­di­za­ción de las con­tra­dic­cio­nes y las inter­ven­cio­nes impe­ria­lis­tas y las gue­rras en Ucra­nia, Orien­te Medio, Áfri­ca del Nor­te, los Bal­ca­nes etc. están per­fi­lan­do con mayor inten­si­dad la ame­na­za de una gue­rra gene­ra­li­za­da en nues­tra región en gene­ral, así como en todo el mun­do.

Res­pec­to a la gue­rra impe­ria­lis­ta en una con­di­ción com­ple­ja que se desa­rro­lla por ejem­plo en el Medi­te­rrá­neo Este, los Bal­ca­nes, el Orien­te Medio, des­de el pun­to de vis­ta de las con­tra­dic­cio­nes inter­nas y exter­nas, la pos­tu­ra del KKE expre­sa la posi­ción cla­ra de que el movi­mien­to obre­ro y popu­lar no debe que­dar atra­pa­do en el mar­co de los obje­ti­vos de la bur­gue­sía grie­ga o seguir las diver­sas opcio­nes posi­bles, la dife­ren­tes posi­cio­nes de sec­to­res, par­ti­dos e ins­ti­tu­cio­nes res­pec­to los dos polos de gue­rra impe­ria­lis­ta y paz impe­ria­lis­ta.

La lucha por la defen­sa de las fron­te­ras, de los dere­chos sobe­ra­nos de Gre­cia, des­de el pun­to de vis­ta de la cla­se obre­ra y de los sec­to­res popu­la­res, es inse­pa­ra­ble de la lucha por el derro­ca­mien­to del poder del capi­tal.

Ade­más, noso­tros los comu­nis­tas, que basa­mos nues­tros aná­li­sis en la teo­ría del socia­lis­mo cien­tí­fi­co, sabe­mos muy bien que la gue­rra es la con­ti­nua­ción de la polí­ti­ca por otros medios, en par­ti­cu­lar vio­len­tos. La gue­rra sur­ge en el terreno del con­flic­to de los intere­ses eco­nó­mi­cos dife­ren­tes que tras­cien­den todo el sis­te­ma capi­ta­lis­ta. Es por eso que aun­que la gue­rra en con­di­cio­nes del capi­ta­lis­mo es inevi­ta­ble (igual que las cri­sis eco­nó­mi­cas, el des­em­pleo, la pobre­za etc.) al mis­mo tiem­po no es un fenó­meno natu­ral. Es un fenó­meno social ya que está conec­ta­do a la natu­ra­le­za de la socie­dad en que vivi­mos. La socie­dad cuya pie­dra angu­lar es la ren­ta­bi­li­dad de los pro­pie­ta­rios de los medios de pro­duc­ción. Los mono­po­lios y su poder gene­ran la gue­rra impe­ria­lis­ta. En con­clu­sión, nues­tra lucha por una socie­dad don­de los medios de pro­duc­ción sean pro­pie­dad popu­lar (y no pro­pie­dad de los pocos), la eco­no­mía fun­cio­ne con una pla­ni­fi­ca­ción cen­tral y con­tro­la­da por los pro­pios tra­ba­ja­do­res con el obje­ti­vo de satis­fa­cer las nece­si­da­des del pue­blo (no el cre­ci­mien­to de las ganan­cias de los capi­ta­lis­tas), está indi­so­lu­ble­men­te liga­da con la lucha con­tra la gue­rra impe­ria­lis­ta, con­tra la “paz” impues­ta por los impe­ria­lis­tas con “la pis­to­la en la cabe­za” del pue­blo y que pre­pa­ra las nue­vas gue­rras impe­ria­lis­tas.

Sin embar­go, esta cons­ta­ta­ción, de que mien­tras exis­te el capi­ta­lis­mo exis­ti­rán las con­di­cio­nes que gene­ran la gue­rra, no es fata­lis­mo o derro­tis­mo. Lo con­tra­rio. Nos diri­gi­mos a la cla­se obre­ra del país, a los pue­blos de nues­tra región y seña­la­mos que sus intere­ses se iden­ti­fi­can con la lucha anti­ca­pi­ta­lis­ta-anti­mo­no­po­lis­ta, la lucha por la reti­ra­da de los orga­nis­mos impe­ria­lis­tas, el des­man­te­la­mien­to de las bases mili­ta­res extran­je­ras y de las armas nuclea­res, el regre­so de las fuer­zas mili­ta­res de las misio­nes impe­ria­lis­tas, la mani­fes­ta­ción de soli­da­ri­dad con cada pue­blo que lucha y pre­ten­de tra­zar su pro­pio camino de desa­rro­llo. Para el des­en­ca­de­na­mien­to de nues­tro país de los pla­nes y las gue­rras impe­ria­lis­tas. Para que se efec­túe la con­sig­na: “¡Ni tie­rra ni mar a los ase­si­nos de los pue­blos!”. Esta es una lucha dia­ria. Una lucha con obje­ti­vos con­cre­tos, que se lle­va a cabo por los comu­nis­tas de mane­ra uni­fi­ca­da de la lucha por el poder, no sepa­ra­da de ella.

Por­que sigue sien­do vigen­te la posi­ción de Lenin que decía que “las con­sig­nas de paci­fis­mo, de desar­me inter­na­cio­nal en con­di­cio­nes de capi­ta­lis­mo, de tri­bu­na­les de arbi­tra­je etc., son más que una uto­pía reac­cio­na­ria, son un enga­ño abier­to de los tra­ba­ja­do­res cuyo obje­ti­vo es des­ar­mar al pro­le­ta­ria­do y dis­traer­lo de su tarea de des­ar­mar a los explo­ta­do­res.

Sólo la revo­lu­ción pro­le­ta­ria comu­nis­ta pue­de sacar a la huma­ni­dad del calle­jón sin sali­da que ha crea­do el impe­ria­lis­mo y las gue­rras impe­ria­lis­tas. Sean cua­les sean las difi­cul­ta­des de la revo­lu­ción y los posi­bles reve­ses tem­po­ra­les, o las olas de la con­tra­rre­vo­lu­ción, la vic­to­ria final del pro­le­ta­ria­do es inevi­ta­ble.”[1]


[1] V.I.Lenin: “El Pro­gra­ma del Par­ti­do Comu­nis­ta de Rusia (b)”, Obras Com­ple­tas, ed. Syn­chro­ni Epo­chi, t.38, p.421.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *