Etxe­rat denun­cia un nue­vo acci­den­te pro­vo­ca­do por la dis­per­sión

Un ami­go de la pri­sio­ne­ra María Liza­rra­ga cho­có con­trá unos blo­ques de hor­mi­gón cuan­do regre­sa­ba este domin­go de visi­tar­le en la cár­cel de Ville­na (Ali­can­te). No hubo que lamen­tar daños per­so­na­les pero sí mate­ria­les.

villena.jpg El acci­den­te se pro­du­jo a la vuel­ta de la pri­sión de Ville­na.

El joven de Bur­la­ta Xabier Ari­na se rein­cor­po­ra­ba al trá­fi­co des­de una gaso­li­ne­ra cuan­do cho­có con unos blo­ques de hor­mi­gón ubi­ca­dos a la sali­da de esta. El expre­so no resul­tó heri­do, pero la fur­go­ne­ta que con­du­cía tuvo que ser reti­ra­da por la grúa y Ari­na tuvo que regre­sar en taxi a su domi­ci­lio. Ade­más, la Guar­dia Civil le impu­so una mul­ta de 80 euros «por no ir aten­to al volan­te».

Etxe­rat ha denun­cia­do que para los alle­ga­dos de María Liza­rra­ga los cien­tos de kiló­me­tros de dis­tan­cia has­ta Ali­can­te se ven agra­va­dos por un hora­rio que solo les per­mi­te visi­tas los vier­nes a las 10.15 o los domin­gos a las 18.30, «con todo lo que con­lle­va de ten­sio­nes, inca­pa­ci­dad para con­ci­liar las visi­tas con el tra­ba­jo…».

Es el segun­do acci­den­te del fin de sema­na, que se suma al que sufrió un ami­go del pre­so Oier Loren­te en el regre­so de una visi­ta en Due­ñas (Palen­cia). Con estos son cua­tro los acci­den­tes pro­du­ci­dos por la dis­per­sión en lo que va de año. El año pasa­do fue­ron 10.

Etxe­rat ha recor­da­do que este fin de sema­na ha aban­do­na­do la cár­cel tras 26 años pre­so Juan­kar Baler­di, quien en 2003 per­dió a su madre y su her­mano en un acci­den­te pro­vo­ca­do por la dis­per­sión, mien­tras que su padre resul­tó gra­ve­men­te heri­do.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *