Un millón y medio de hombres afroamericanos muertos o encarcelados en EE.UU.

Un aná­li­sis del dia­rio esta­dou­ni­den­se The New York Times resal­ta esta alar­man­te cifra: 1.500.000 afro­ame­ri­ca­nos eli­mi­na­dos de la vida coti­dia­na. Uno de cada seis hom­bres negros de 24 a 54 años ha des­apa­re­ci­do de la socie­dad esta­dou­ni­den­se, por muer­te pre­ma­tu­ra o encar­ce­la­mien­to [1] .

El homi­ci­dio ocu­pa el pri­mer lugar como cau­sa de muer­te de los hom­bres negros jóve­nes. En cuan­to al encar­ce­la­mien­to, recor­de­mos que EE.UU. tie­ne un récord de pre­sos en el mun­do: con el 5% de la pobla­ción mun­dial posee el 25% de la pobla­ción encar­ce­la­da. De los 2,3 millo­nes de pre­sos casi el 40% son afro­ame­ri­ca­nos, quie­nes solo repre­sen­tan el 12.6% de la pobla­ción total. Es seis veces más pro­ba­ble que sea encar­ce­la­do un hom­bre negro que uno blan­co.

Ade­más de los 1.500.000 hom­bres negros muer­tos a tem­pra­na edad o pre­sos, varios millo­nes más son mar­gi­na­li­za­dos de la socie­dad por el des­em­pleo, la dis­cri­mi­na­ción racial o las san­cio­nes que impi­den que una per­so­na con pron­tua­rio poli­cial con­si­ga tra­ba­jo.

Estos datos pro­vie­nen del últi­mo cen­so rea­li­za­do en EE.UU. Pero no refle­jan una nue­va reali­dad. Este fenó­meno fue regis­tra­do por todos los cen­sos de esa nación des­de hace cin­cuen­ta años. Solo hubo una varian­te en el peso de las cau­sas de la "des­apa­ri­ción" social. A par­tir de los 80, se regis­tró una leve dis­mi­nu­ción de las muer­tes pre­ma­tu­ras y un drás­ti­co incre­men­to del encar­ce­la­mien­to de afro­ame­ri­ca­nos, en muchos casos por deli­tos meno­res como pose­sión de dro­ga.

Desigual­dad eco­nó­mi­ca

Esta­dos Uni­dos es la nación desa­rro­lla­da con la mayor bre­cha ‑desigual­dad eco­nó­mi­ca- entre ricos y pobres. La desigual­dad de rique­za (ingre­sos, bie­nes inmo­bi­lia­rios, cuen­tas ban­ca­rias) es aún mayor que la desigual­dad de ingre­so. El 3% de fami­lias con mayor rique­za, posee más del doble que el 90% de las fami­lias con meno­res recur­sos. Esta bre­cha se ha ensan­cha­do con­ti­nua­men­te des­de fines del siglo XX has­ta hoy.

En cuan­to a la desigual­dad de rique­za por raza, se ha veni­do acen­tuan­do des­de la Gran Rece­sión [2] . Con la explo­sión de la bur­bu­ja inmo­bi­lia­ria de 2007, las fami­lias negras fue­ron las más afec­ta­das por los prés­ta­mos ban­ca­rios depre­da­do­res. Al igual que por el des­em­pleo sub­si­guien­te. Hacia fines del siglo XX, la fami­lia blan­ca media tenía una rique­za seis veces supe­rior a la de la fami­lia negra. Hoy, la bre­cha se ha dupli­ca­do: la fami­lia blan­ca media posee doce veces más que la negra [3] . La pro­nun­cia­da desigual­dad eco­nó­mi­ca de los afro­ame­ri­ca­nos sigue agu­di­zán­do­se.

"Esta­do de emer­gen­cia": Gue­rra poli­cial y eco­nó­mi­ca con­tra la comu­ni­dad negra

Así ha cali­fi­ca­do a la situa­ción actual la orga­ni­za­ción Black Lives Mat­ter (Las vidas de los negros sí impor­tan). Afir­ma que los depar­ta­men­tos de poli­cía han decla­ra­do una gue­rra con­tra la comu­ni­dad negra. Cita los nume­ro­sos casos de vio­len­cia poli­cial que cau­sa­ron la muer­te de hom­bres, niños y muje­res. (Algu­nos de estos casos de "gati­llo fácil" fue­ron regis­tra­dos en video.)

Iden­ti­fi­ca tres tipos de vio­la­cio­nes de los dere­chos huma­nos de los negros en EE.UU.: ase­si­na­to, encar­ce­la­mien­to masi­vo y explo­ta­ción eco­nó­mi­ca per­pe­tra­dos por el Esta­do y las cor­po­ra­cio­nes.

Black Lives Mat­ter deman­da:

· el fin de toda for­ma de dis­cri­mi­na­ción y el reco­no­ci­mien­to de los dere­chos huma­nos de los afro­ame­ri­ca­nos.

· que aca­be la bru­ta­li­dad poli­cial.

· crea­ción de empleo con sala­rios dig­nos, vivien­da y acce­so a la salud.

· el fin del encar­ce­la­mien­to masi­vo orga­ni­za­do por el com­ple­jo indus­trial de pri­sio­nes.

· jus­ti­cia para todos los afro­ame­ri­ca­nos: hom­bres, muje­res, trans, gays, les­bia­nas.

· la liber­tad de todos los pre­sos polí­ti­cos de EE.UU.

· la eli­mi­na­ción del com­ple­jo indus­trial-mili­tar mane­ja­do por las cor­po­ra­cio­nes pri­va­das para bene­fi­ciar­se con la muer­te y des­truc­ción de los pue­blos del mun­do.

2015: Año de resis­ten­cia

Para las comu­ni­da­des negras orga­ni­za­das, 2015 es un año de resis­ten­cia con­tra la opre­sión y de lucha irre­vo­ca­ble por el dere­cho a una vida dig­na. El pro­fe­sor y acti­vis­ta Cor­nel West lo resu­mió así:

"La esca­la­da de muer­te y sufri­mien­to en la nación negra y pobre, y la mara­vi­llo­sa nue­va mili­tan­cia expre­sa­da en Fer­gu­son debe moti­var­nos a enfo­car­nos en lo fun­da­men­tal: Los temas de vida y muer­te como los ase­si­na­tos poli­cia­les, la pobre­za, el encar­ce­la­mien­to masi­vo, los dro­nes, el TPP (tra­ta­dos comer­cia­les injus­tos), la vigi­lan­cia masi­va, el dete­rio­ro de las escue­las, el des­em­pleo, el poder de Wall Street, la ocu­pa­ción israe­lí de Pales­ti­na, la resis­ten­cia Dalit en India, la catás­tro­fe eco­ló­gi­ca." [4]

Fren­te a las vio­la­cio­nes de los dere­chos huma­nos de la nación pobre y negra, será cru­cial la capa­ci­dad orga­ni­za­ti­va de los movi­mien­tos socia­les. La indig­na­ción fren­te a los ase­si­na­tos poli­cia­les de afro­ame­ri­ca­nos ha sido el deto­nan­te de las pro­tes­tas espon­tá­neas des­de Fer­gu­son a Nue­va York, San Fran­cis­co, Cle­ve­land, Chica­go, Bal­ti­mo­re… Las nue­vas orga­ni­za­cio­nes ‑como "La vida de los negros sí impor­tan" cuyas diri­gen­tes prin­ci­pa­les son muje­res- toma­ron el lide­raz­go en las calles. Reem­pla­za­ron a diri­gen­tes de lar­ga data, como el reve­ren­do Jes­se Jack­son y el reve­ren­do Al Shar­pton, ambos aso­cia­dos al Par­ti­do Demó­cra­ta. Las limi­ta­cio­nes polí­ti­cas de estos diri­gen­tes les habrían impe­di­do per­ci­bir el esta­do explo­si­vo de las comu­ni­da­des negras y poner­se al fren­te. Se suma­ron a las pro­tes­tas pero no las lide­ra­ron.

Esta nue­va gene­ra­ción de afro­ame­ri­ca­nos tie­ne un enor­me desafío por delan­te: Con­fron­tar el impe­rio des­de "las entra­ñas del mons­truo", como dijo Mar­tí.


Notas:

[1] 1.5 Million Mis­sing Black Men, The New York Times: http://​www​.nyti​mes​.com/​i​n​t​e​r​a​c​t​i​v​e​/​2​0​1​5​/​0​4​/​2​0​/​u​p​s​h​o​t​/​m​i​s​s​i​n​g​-​b​l​a​c​k​-​m​e​n​.​h​t​m​l​?​_​r​=​1​&​a​b​t​=​0​0​0​2​&​a​b​g=0

[2] La lla­ma­da Great Reces­sion (diciem­bre de 2007- junio de 2009) se ini­ció con la explo­sión de la bur­bu­ja inmo­bi­lia­ria, un nego­cio de 8 billo­nes de dóla­res. La caí­da del con­su­mo y el cie­rre de empre­sas cau­sa­ron la pér­di­da de empleos. Entre 2008 y 2009 se per­die­ron 8,4 millo­nes de empleos y por con­si­guien­te, se incre­men­tó la pobre­za. Véa­se: http://​sta​teof​wor​kin​ga​me​ri​ca​.org/​g​r​e​a​t​-​r​e​c​e​s​s​i​on/

[3] Datos de Inequa​lity​.org: http://​inequa​lity​.org/​w​e​a​l​t​h​-​i​n​e​q​u​a​l​i​ty/

[4] Sta­te of the Black Union: http://​blac​kli​ves​mat​ter​.com/​s​t​a​t​e​-​o​f​-​t​h​e​-​b​l​a​c​k​-​u​n​i​on/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: