¡La dig­ni­dad de nues­tros pue­blos, es la dig­ni­dad de América!

Noso­tros, los voce­ros del pue­blo vene­zo­lano, acre­di­ta­dos como dele­ga­ción vene­zo­la­na del Foro Civil de la VII Cum­bre de las Amé­ri­cas, expre­sa­mos nues­tro más fir­me recha­zo a las acti­tu­des y accio­nes por par­te de los orga­ni­za­do­res de dicho even­to, que repre­sen­tan accio­nes que son una ofen­sa a los pue­blos de Lati­noa­mé­ri­ca y el Caribe.

Accio­nes como igno­rar la denun­cia de la dele­ga­ción cuba­na por la pre­sen­cia de mer­ce­na­rios que han ser­vi­do a agen­cias de inte­li­gen­cia de los Esta­dos Uni­dos y que son res­pon­sa­bles de actos terro­ris­tas enca­be­zan la lis­ta de des­agra­vios rea­li­za­dos por los orga­ni­za­do­res del evento.

Ante la nega­ti­va de comen­zar las acti­vi­da­des en las mesas de Gober­na­bi­li­dad demo­crá­ti­ca, y Par­ti­ci­pa­ción Ciu­dad, por par­te de las dele­ga­cio­nes de Cuba, Vene­zue­la y repre­sen­tan­tes de Pana­má, Chi­le, Bra­sil, Bar­ba­dos, Para­guay, Uru­guay y Colom­bia, por la pre­sen­cia de terro­ris­tas en las salas asig­na­das; los orga­ni­za­do­res deci­die­ron divi­dir la mesa de Gober­na­bi­li­dad demo­crá­ti­ca, gene­ran­do mesas para­le­las que sesio­na­ron por separado.

No con­for­mes con esto, los orga­ni­za­do­res de for­ma arbi­tra­ria deci­die­ron ela­bo­rar ellos los docu­men­tos de las mesas frac­cio­na­das dejan­do a un lado los legí­ti­mos docu­men­tos ema­na­dos del seno de la dis­cu­sión de los voce­ros de los pue­blos. Al ser inter­pe­la­dos la res­pues­ta de los orga­ni­za­do­res fue: “La OEA no es quien debe adap­tar­se a la gen­te, es la gen­te la que debe adap­tar­se a la OEA”.

Expre­sa­mos nues­tro recha­zo y des­co­no­ci­mien­to a cual­quier docu­men­to que no sea el gene­ra­do en las mesas de dis­cu­sión que sesio­na­ron en los salo­nes Bella Vis­ta y Cris­tal del hotel El Pana­má el día 09 de abril de 2015 en la Ciu­dad de Pana­má, Pana­má. Y a la pre­sen­cia de mer­ce­na­rios en espa­cios de dis­cu­sión que se decla­ran en pro de los dere­chos huma­nos y con­si­de­ra­mos que esto es otra mues­tra la caren­cia de cri­te­rios demo­crá­ti­cos en el seno del sis­te­ma inter­ame­ri­cano, sis­te­ma el cual no pode­mos más que recha­zar y con­si­de­ra­mos des­gas­ta­do y ana­cró­ni­co. Demos­tran­do que los legí­ti­mos y demo­crá­ti­cos espa­cios de los pue­blos de Amé­ri­ca están en orga­nis­mos como la CELAC, UNASUR y la ALBA.

¡La dig­ni­dad de nues­tros pue­blos, es la dig­ni­dad de Amé­ri­ca!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.