¡La dig­ni­dad de nues­tros pue­blos, es la dig­ni­dad de América!

Noso­tros, los voce­ros del pue­blo vene­zo­lano, acre­di­ta­dos como dele­ga­ción vene­zo­la­na del Foro Civil de la VII Cum­bre de las Amé­ri­cas, expre­sa­mos nues­tro más fir­me recha­zo a las acti­tu­des y accio­nes por par­te de los orga­ni­za­do­res de dicho even­to, que repre­sen­tan accio­nes que son una ofen­sa a los pue­blos de Lati­noa­mé­ri­ca y el Caribe.

Accio­nes como igno­rar la denun­cia de la dele­ga­ción cuba­na por la pre­sen­cia de mer­ce­na­rios que han ser­vi­do a agen­cias de inte­li­gen­cia de los Esta­dos Uni­dos y que son res­pon­sa­bles de actos terro­ris­tas enca­be­zan la lis­ta de des­agra­vios rea­li­za­dos por los orga­ni­za­do­res del evento.

Ante la nega­ti­va de comen­zar las acti­vi­da­des en las mesas de Gober­na­bi­li­dad demo­crá­ti­ca, y Par­ti­ci­pa­ción Ciu­dad, por par­te de las dele­ga­cio­nes de Cuba, Vene­zue­la y repre­sen­tan­tes de Pana­má, Chi­le, Bra­sil, Bar­ba­dos, Para­guay, Uru­guay y Colom­bia, por la pre­sen­cia de terro­ris­tas en las salas asig­na­das; los orga­ni­za­do­res deci­die­ron divi­dir la mesa de Gober­na­bi­li­dad demo­crá­ti­ca, gene­ran­do mesas para­le­las que sesio­na­ron por separado.

No con­for­mes con esto, los orga­ni­za­do­res de for­ma arbi­tra­ria deci­die­ron ela­bo­rar ellos los docu­men­tos de las mesas frac­cio­na­das dejan­do a un lado los legí­ti­mos docu­men­tos ema­na­dos del seno de la dis­cu­sión de los voce­ros de los pue­blos. Al ser inter­pe­la­dos la res­pues­ta de los orga­ni­za­do­res fue: “La OEA no es quien debe adap­tar­se a la gen­te, es la gen­te la que debe adap­tar­se a la OEA”.

Expre­sa­mos nues­tro recha­zo y des­co­no­ci­mien­to a cual­quier docu­men­to que no sea el gene­ra­do en las mesas de dis­cu­sión que sesio­na­ron en los salo­nes Bella Vis­ta y Cris­tal del hotel El Pana­má el día 09 de abril de 2015 en la Ciu­dad de Pana­má, Pana­má. Y a la pre­sen­cia de mer­ce­na­rios en espa­cios de dis­cu­sión que se decla­ran en pro de los dere­chos huma­nos y con­si­de­ra­mos que esto es otra mues­tra la caren­cia de cri­te­rios demo­crá­ti­cos en el seno del sis­te­ma inter­ame­ri­cano, sis­te­ma el cual no pode­mos más que recha­zar y con­si­de­ra­mos des­gas­ta­do y ana­cró­ni­co. Demos­tran­do que los legí­ti­mos y demo­crá­ti­cos espa­cios de los pue­blos de Amé­ri­ca están en orga­nis­mos como la CELAC, UNASUR y la ALBA.

¡La dig­ni­dad de nues­tros pue­blos, es la dig­ni­dad de Amé­ri­ca!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *