Gora Gas­teiz! , el lema que nos une en la diver­si­dad- Txotxe Andue­za , Luis­mi Her­nan­do, Mon­tse Viloria

Cuan­do ini­cia­mos el reco­rri­do de la ini­cia­ti­va Gora Gas­teiz!, a fina­les del pasa­do año, era tal el cli­ma enra­re­ci­do que se había gene­ra­do en torno a las per­so­nas migran­tes, a la pobre­za, a quie­nes depen­den para vivir de las ayu­das socia­les… que podía­mos haber opta­do por mos­trar rabia, enfa­do, ira. Podía­mos haber reac­cio­na­do al odio con odio. Podía­mos haber lle­na­do las calles de movi­li­za­cio­nes con pan­car­tas y pala­bras alti­so­nan­tes. No era para menos.

Sin embar­go, deci­di­mos que esta socie­dad no se lo mere­ce. No se mere­ce que se le some­ta a enfren­ta­mien­tos, a una esca­la­da de ten­sión, a una diná­mi­ca de ata­que y defen­sa. Nos com­pro­me­ti­mos con esta ciu­dad y abso­lu­ta­men­te todas las per­so­nas que viven en ella. Y pro­me­ti­mos hacer fren­te al negro y blan­co con colo­res; al enfren­ta­mien­to con soli­da­ri­dad; a la uni­for­mi­za­ción con la diver­si­dad como valor, al recor­te de dere­chos con la recla­ma­ción de más y más dere­chos, al insul­to con músi­ca: Be colour, izan kolo­re, sé color… como dice la can­ción que para esta ini­cia­ti­va ha com­pues­to La Ome­ga. Y nos pusi­mos manos a la obra con el gri­to Gora Gas­teiz!, que no repre­sen­ta lo úni­co sino la uni­dad que nace de la diver­si­dad, del res­pe­to a la dife­ren­cia, y de la defen­sa de la interculturalidad.

En ese camino, des­de el comien­zo, se han uni­do un gran núme­ro de volun­ta­des. Per­so­nas y colec­ti­vos que se han vis­to refle­ja­das en esta ini­cia­ti­va. Que han vis­to en Gora Gas­teiz! Una for­ma de apor­tar para esa ciu­dad que de una for­ma u otra todas está­ba­mos desean­do, que cada cual des­de su reali­dad que­ría lle­gar a crear.

Com­par­tía­mos la preo­cu­pa­ción por esa cam­pa­ña, tan­tas veces repe­ti­da en perio­do pre­elec­to­ral, pero espe­cial­men­te cru­da en esta oca­sión, en la que des­de ámbi­tos polí­ti­cos e ins­ti­tu­cio­na­les se inten­ta­ba con­se­guir votos de per­so­nas empo­bre­ci­das y sin apo­yos, a cos­ta de ata­car, insul­tar y men­tir sobre otras per­so­nas en las mis­mas cir­cuns­tan­cias, pero que habían veni­do de los paí­ses del sur, empo­bre­ci­dos y sin apo­yos. Una situa­ción que esta­ba gene­ran­do ya gra­ves con­se­cuen­cias en reduc­ción de pres­ta­cio­nes, en un con­trol de cor­te racis­ta de quie­nes las cobran, en cam­pa­ñas xenó­fo­bas de Dipu­tación, en ata­ques a per­so­nas de ori­gen magre­bí. En defi­ni­ti­va, en enfren­ta­mien­tos, insul­tos, y un con­ti­nuo run­run xenó­fo­bo de algu­nos irres­pon­sa­bles polí­ti­cos a tra­vés de los medios de comunicación…

Y deci­di­mos com­par­tir algo muy dife­ren­te. Poner en mar­cha una diná­mi­ca ciu­da­da­na demo­crá­ti­ca, par­ti­ci­pa­ti­va, abier­ta, cons­truc­ti­va. Una diná­mi­ca a la que Gora Gas­teiz! Solo apor­tó un tex­to común, un gru­po lleno de ilu­sio­nes y de ima­gi­na­ción, y una meto­do­lo­gía de tra­ba­jo que con­sis­tía bási­ca­men­te en ofre­cer a cada cual su espacio.

El resul­ta­do ha sido, has­ta aho­ra, una acti­vi­dad que ha hecho que estos cua­tro meses pasa­ran muy-muy rápi­dos, pero cun­die­ran como años. Char­las, encuen­tros, car­na­va­les, mar­chas mon­ta­ñe­ras y de bici­cle­tas, con­cur­sos lite­ra­rios y de foto­gra­fías, una artis­ta­da con­tra el racis­mo, un encuen­tro entre muje­res de dife­ren­te pro­ce­den­cia, cam­peo­na­tos de fut­bol y balon­ces­to… El resul­ta­do ha sido la adhe­sión de muchas per­so­nas de la cul­tu­ra y el arte a esta diná­mi­ca, apor­tan­do sus pro­pias ini­cia­ti­vas; el deba­te y acti­vi­da­des sus­ci­ta­dos en cen­tros de estu­dio sobre los con­te­ni­dos de Gora Gas­teiz!; el apo­yo entu­sias­ta de muchos comi­tés de empre­sa, que repre­sen­tan a miles de tra­ba­ja­do­res y trabajadoras…

Pero hay un resul­ta­do que nos intere­sa aún más que el que pue­de rela­tar­se en actos y cifras. Es el hecho de que hemos sido capa­ces de hablar, ima­gi­nar, inclu­so empe­zar a dise­ñar, la ciu­dad que que­re­mos. Y lo hemos hecho en posi­ti­vo, con ima­gi­na­ción, con ilu­sión, capa­ces de con­fluir sin per­der nues­tra iden­ti­dad, de unir­nos reco­no­cien­do lo diver­so de nues­tras pro­ce­den­cias, cos­tum­bres y pro­yec­tos de vida, con el anhe­lo de com­par­tir. Hemos sido capa­ces de unir­nos en una sola ini­cia­ti­va y bajo un mis­mo lema per­so­nas bre­ga­das en dife­ren­tes mili­tan­cias polí­ti­cas y sin­di­ca­les con otras que pro­ce­den del mun­do del depor­te; jóve­nes rebel­des con mayo­res insu­mi­sos; muje­res y hom­bres; per­so­nas impli­ca­das en orga­ni­za­cio­nes no guber­na­men­ta­les con otras preo­cu­pa­das por lo más cer­cano que ocu­rre en sus barrios…

Y eso es lo que va a per­du­rar. Esta­mos con­ven­ci­das de ello.

El día 18 vamos a ocu­par el espa­cio en Gas­teiz, para dejar en las calles el recuer­do de estas redes socia­les, de estas redes huma­nas, teji­das en com­pli­ci­dad y soli­da­ri­dad. En com­pro­mi­so. Un com­pro­mi­so que va a con­ti­nuar en el futu­ro. Cada cual en su espa­cio. Cada cual en su pro­yec­to. Pero todos y todas sabien­do que segui­mos sien­do Gora Gas­teiz!, segui­mos sien­do esa ini­cia­ti­va que nos une en la diversidad.

Des­de estas líneas que­re­mos hacer un lla­ma­mien­to a todas aque­llas per­so­nas que se iden­ti­fi­quen con el mode­lo de ciu­dad que hemos defen­di­do estos meses a que acu­dan el día 18 a ser color, a defen­der y dis­fru­tar de la diver­si­dad. Y a car­gar­se de fuer­za y de ganas para seguir defen­dien­do el valor de la inter­cul­tu­ra­li­dad, y el res­pe­to a los dere­chos socia­les, todos los dere­chos, para todas las personas.

goraga-gasteizapirilak18-internet

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *