Prohi­bi­do pecar con­tra la espe­ran­za- Borro­ka Garaia

A Galeano algu­nas veces le he lla­ma­do equi­vo­ca­da­men­te Gal­deano. No hace mucho lle­gué a escri­bir en este blog Gal­deano en vez de Galeano aun­que me di cuen­ta tiem­po des­pués y lo edi­té. El moti­vo del equí­vo­co es sen­ci­llo. Cer­ca de don­de vivo la figu­ra de Xabier Gal­deano ha sido siem­pre muy recor­da­da. Aun­que si lo miras des­de otra pers­pec­ti­va no solo exis­ten simi­li­tu­des en el ape­lli­do. A Gal­deano lo mata­ron los que hacen que Eus­kal Herria siga tenien­do sus venas abier­tas. Tam­bién escri­bía bas­tan­te. Gal­deano no era solo perio­dis­ta sino mili­tan­te de Egin. Lo mató el esta­do espa­ñol cuan­do se diri­gía a entre­gar una cró­ni­ca y unas fotos de una movi­li­za­ción de los de aba­jo y los nadie. Gal­deano fue cobi­jo para el per­se­gui­do, Galeano fue gran ami­go de Sen­dic, héroe del Movi­mien­to de Libe­ra­ción Nacio­nal-Tupa­ma­ros y mien­tras éste se encon­tra­ba pró­fu­go y con la poli­cía y el ejer­ci­to en los talo­nes, Galeano se arries­gó muchas veces a caer pre­so o a que lo mata­ran por encon­trar­se con él.

Hay per­so­nas que aun­que mue­ran o las maten nun­ca aca­ban de morir y su pre­sen­cia per­sis­ti­rá. Como en Eus­kal Herria Gal­deano y tan­tos otros y otras. O como en Amé­ri­ca lati­na y en mas luga­res, que las des­po­seí­das no olvi­da­rán a Galeano. Pues como se sue­le decir, la músi­ca com­ba­ti­va a veces pone la ban­da sono­ra de la coti­dia­ni­dad de los nadie y él lo hizo con muchas letras y tex­tos para que a las que han arre­ba­ta­do todo menos la dig­ni­dad sepan que exis­te el dere­cho irre­nun­cia­ble al deli­rio y a soñar. Y eso es mucho más impor­tan­te que cual­quier con­si­de­ra­ción técnica.

La dere­cha inter­na­cio­nal, esa que dice que la pobre­za la crean los pobres no ha enten­di­do nada. Pien­san que cuan­do recien­te­men­te Galeano dijo que no sería capaz de leer de nue­vo uno de sus libros más famo­sos, las venas abier­tas de Amé­ri­ca lati­na, lo decía por­que se arre­pen­tía de haber­lo escri­to. Sin embar­go, es todo lo con­tra­rio. Galeano ejer­cía la crí­ti­ca revo­lu­cio­na­ria y lle­gó a ser cons­cien­te que a par­te de que el capi­ta­lis­mo y el impe­ria­lis­mo son la cau­sa prin­ci­pal de los males, la izquier­da pue­de pecar con­tra la espe­ran­za. Por eso decía prohi­bi­do pecar con­tra la espe­ran­za. Lo que esta­ba dicien­do es que la buro­cra­cia o la social­de­mo­cra­cia no deben inter­po­ner­se a la libe­ra­ción total sin con­tra­par­ti­das del géne­ro humano.

Cier­ta­men­te algu­nos de sus pos­tu­la­dos cau­sa­ron polé­mi­ca. Recuer­do espe­cial­men­te algu­nos en rela­ción a Cuba dema­sia­do duros. Pero Cuba está des­pi­dien­do hoy con “pro­fun­do pesar el falle­ci­mien­to del des­ta­ca­do inte­lec­tual revo­lu­cio­na­rio y entra­ña­ble ami­go de Cuba” en pala­bras de Raúl Cas­tro. Por­que en reali­dad, no sir­ve de nada más que para la pos­tu­ra, la crí­ti­ca mas cer­te­ra y con­tun­den­te con­tra el capi­ta­lis­mo si exis­te lue­go cobar­día para poner en cues­tio­na­mien­to como se avan­za en el camino revo­lu­cio­na­rio. Y pue­de que algu­nas pos­tu­ras de Galeano no estu­vie­ran acer­ta­das, pero eso se hace rela­ti­vo cuan­do se está con los y las de aba­jo. Y Galeano lo estu­vo siempre.

Lo estu­vo por ejem­plo ante las invo­lu­cio­nes del Fren­te Amplio, cuan­do con­de­nó y se opu­so a las fábri­cas de trans­na­cio­na­les devas­ta­do­ras que ver­gon­zo­sa­men­te el Fren­te Amplio uru­gua­yo per­mi­tió. Por eso mis­mo, los jerar­cas del Fren­te con Taba­ré Váz­quez a la cabe­za, lo des­pi­den aho­ra con hono­res, pero lo olvi­da­ron, mar­gi­na­ron y nin­gu­nea­ron en vida. Los olvi­da­dos, mar­gi­na­das y nin­gu­nea­dos no te olvidarán.

7f96d1aa1e739ab9fe5d3cda6dfac47e

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *