¿Mar­xis­mo ver­sus eco­lo­gis­mo?- Iña­ki Gil de San Vicente

En estos cin­co años la cri­sis socio­eco­ló­gi­ca se ha agra­va­do a la vez que se ha endu­re­ci­do el impe­ria­lis­mo eco­ló­gi­co. Recien­te­men­te, Beins­tein ha recu­rri­do al mito anti­guo gre­co-egip­cio de Uró­bo­ros, la ser­pien­te que se come a sí mis­ma empe­zan­do por su cola has­ta la cabe­za para reini­ciar­lo de nue­vo, una y otra vez para mos­trar­nos lo que real­men­te suce­de. El aumen­to de la pre­ca­rie­dad vital está dan­do la razón a Engels: «La orga­ni­za­ción de los obre­ros y su resis­ten­cia cre­cien­te sin cesar levan­ta­rán en lo posi­ble cier­to dique ante el cre­ci­mien­to de la mise­ria. Pero, lo que cre­ce indis­cu­ti­ble­men­te es el carác­ter pre­ca­rio de la exis­ten­cia». La ONU y la FAO reco­mien­dan que se pro­duz­can en masas insec­tos, esca­ra­ba­jos y gusa­nos comes­ti­bles para pre­ve­nir las ham­bru­nas que se acercan.

Con el actual nivel de desa­rro­llo poten­cial de las fuer­zas pro­duc­ti­vas bajo con­trol de pode­res popu­la­res, se podría aca­bar con esa pre­ca­rie­dad vital que des­tro­za la vida. Hoy exis­ten recur­sos cien­tí­fi­cos y téc­ni­cos capa­ces de pre­ve­nir con alta vero­si­mi­li­tud el agra­va­mien­to de la cri­sis socio­eco­ló­gi­ca y en con­si­guien­te empeo­ra­mien­to de la pre­ca­ri­za­ción de la vida huma­na. Por ejem­plo, es muy pro­ba­ble que los efec­tos cau­sa­dos por el calen­ta­mien­to cli­má­ti­co en Euro­pa y en el Árti­co sean desas­tro­sos para las cla­ses explo­ta­das, aun­que «Las petro­le­ras ven en el des­hie­lo del Árti­co la opor­tu­ni­dad económica».

Leer ensa­yo com­ple­to [PDF]

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *