Resu­men Lati­no­ame­ri­cano en Kur­dis­tán: “Entre­gar las armas sería sinó­ni­mo de rifar deca­das de resis­ten­cia”

result
Los jóve­nes kur­dos y la lucha de un pue­blo que sigue for­jan­do su Revo­lu­ción-
Lue­go de una lar­ga jor­na­da de dis­cu­sio­nes sobre las tareas que debe empren­der la juven­tud en Medio Orien­te, en un encuen­tro rea­li­za­do en Amed (Diyar­ba­kir), fui­mos a cenar a una casa jove­nes estu­dian­tes. Unas pocas horas antes, la polí­cia había rea­li­za­do una reada­da don­de logró cap­tu­rar a 50 mili­tan­tes. Acto segui­do, los encar­ce­ló acu­sán­do­los de terro­ris­tas. Al lle­gar a Amed (Diyar­ba­kir) lo pri­me­ro que lla­ma la aten­ción no es la ves­ti­men­ta del pue­blo ni su len­gua­je, sino la can­ti­dad de bases mili­ta­res que tie­ne el Esta­do tur­co sobre el terri­to­rio kur­do. Cada hora dos F‑16 sobre­vue­lan la ciu­dad, para que el recién lle­ga­do no se olvi­de que se encuen­tra bajo terri­to­rio ocu­pa­do.
Esta es la reali­dad coti­dia­na en la que deben mili­tar las y los jove­nes. Todos tie­nen un ami­go, ami­ga, fami­liar o cono­ci­do que cayó ase­si­na­do por la poli­cía tur­ca. Como con­tra­par­ti­da tie­nen un ami­go o fami­liar que se sumó al PKK (Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res de Kur­dis­tán) y por lo tan­to vive en las míti­cas mon­ta­ñas de Qan­dil, cora­zón de la gue­rri­lla kur­da. A los pocos minu­tos de enta­blar con­ver­sa­ción, cada miem­bro de la juven­tud nos mues­tra una foto de quién le ha ayu­da­do a dar un paso hacia la mili­tan­cia. Con orgu­llo y los ojos bri­llo­sos nos cuen­tan la his­to­ria de como su heroi­na o heroe se sumo a luchar por un mun­do mejor.
Sen­ta­dos en el piso, acom­pa­ña­dos de litros de buen té para sobre­lle­var el frío, char­la­mos por horas con los com­pa­ñe­ros.
Jóve­nes kur­dos: “Nues­tro úni­ca garan­tia para con­quis­tar nues­tra liber­tad y dere­chos ha sido la gue­rri­lla”.
RL: ¿En que esta­do se encuen­tra el pro­ce­so de paz entre el PKK y el Esta­do tur­co?
Delil: Noso­tros cree­mos que el pro­ce­so de paz es solo una herra­mien­ta para ganar tiem­po e influen­cia. Nos per­mi­te mos­trar­le al pue­blo kur­do, al pue­blo tur­co y a los otros pue­blos, que el PKK real­men­te quie­re paz, y en cam­bio que el gobierno tur­co desea con­ti­nuar la gue­rra. Aho­ra bien: ¿Cómo pue­de haber paz si el Esta­do tur­co sigue cons­tru­yen­do bases mili­ta­res en nues­tro terri­to­rio? Noso­tros que­re­mos paz pero que eso com­pren­da los dere­chos y liber­ta­des por los que lucha­mos y lucha­ron nues­tras madres y padres.
Egit: Erdo­gan y el AKP (par­ti­do ofi­cia­lis­ta) hablan de paz, pero a su vez vota­ron un paque­te de leyes que cri­mi­ni­li­zan la pro­tes­ta social y nues­tros dere­chos. Por ejem­plo, quie­ren prohi­bir que los kur­dos uti­li­ce­mos nues­tras ves­ti­men­tas tra­di­cio­na­les, ya que dicen que son atuen­dos de terro­ris­tas. Así no pue­de haber paz. Si se hice­sen una nue­va Cons­ti­tu­ción, una refor­ma demo­crá­ti­ca en Tur­quía, podría­mos hablar de paz. Podria­mos poner­le fin al con­flic­to arma­do en el nor­te de Kur­dis­tán, en la zona ocu­pa­da por Tur­quía. Obvia­men­te esto no impli­ca­ría que deje­mos las armas. Debe­mos libe­rar todas las regio­nes de Kur­dis­tán, y aho­ra ade­más tene­mos que com­ba­tir a DAESH (el auto pro­cla­ma­do Esta­do Islá­mi­co). Nues­tro úni­ca garan­tia para con­quis­tar nues­tra liber­tad y dere­chos ha sido la gue­rri­lla. Entre­gar las armas sería sinó­ni­mo de rifar deca­das de resis­ten­cia.
Fies­ta de New­roz.
RL: La ley tur­ca impo­ne un piso pros­crip­ti­vo de 10% de los votos para poder tener un blo­que de legis­la­do­res pro­pio. Según las últi­mas encues­tas, el Par­ti­do Demo­crá­ti­co del Pue­blo (HDP) podría supe­rar dicho umbral. ¿Queé espe­ran que pase si logran supe­rar esta barre­ra?
Egit: Es impor­tan­te recor­dar que en la región de Kur­dis­tán nor­te, ocu­pa­da por Tur­quía, somos la pri­mer fuer­za. Obte­ne­mos más del 65% de los votos. En toda Tur­quía, cree­mos que vamos a poder supe­rar el 10% de los votos que exi­gen las leyes tur­cas para poder tener un blo­que par­la­men­ta­rio pro­pio.
Delil: Cree­mos que nues­tro lider Apo – Abdu­llah Öca­lan – ten­drá mayor res­pal­do, mayor fuer­za para poder con­ti­nuar las nego­cia­cio­nes de paz con el gobierno tur­co. Por eso cree­mos que en caso de con­se­guir supe­rar las tra­bas que nos impo­nen, vamos a estar mejor para­dos para dar las luchas que se vie­nen. Si no lle­ga­mos a pasar el piso que nos impo­nen para poder tener un blo­que pro­pio, vamos a seguir luchan­do, vamos a salir a la calle. Nos ape­na­ría no poder supe­rar dicha barre­ra, pero la lucha segui­ría. No nos vamos a que­dar de bra­zos cru­za­dos espe­ran­do las pro­xi­mas elec­cio­nes, inme­dia­ta­men­te vamos a pre­par­nos para la bata­lla, vamos a parar­nos en la pri­me­ra línea de com­ba­te.
Egit: Che­che­nos, arme­nios, asi­rios, otras mino­rias etni­cas y reli­gio­sas ten­dran más repre­sen­ta­ción y esto faci­li­ta­rá la con­quis­ta de sus dere­chos demo­cra­ti­cos. Exis­ti­rá un polo que tra­ba­ja­rá para con­se­guir que Tur­quía sea un país más demo­crá­ti­co.
RL: ¿Que posi­cio­nes ha teni­do his­to­ri­ca­men­te la izquier­da tur­ca para con la cues­tion kur­da?
Jiwan: En gene­ral me atre­vo a decir que en Tur­quía la izquier­da no ha teni­do mucho peso. Lue­go del gol­pe de Esta­do de 1980, el movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio tur­co fue aplas­ta­do. El fue­go de los revo­lu­cio­na­rios tur­cos en algu­na medi­da se apa­gó. Los kur­dos en cam­bio sali­mos nos vol­vi­mos más fuer­tes. Lamen­ta­ble­men­te, la izquier­da tur­ca muchas veces no ha apo­ya­do la lucha del pue­blo kur­do. Cree­mos que todos debe­mos apo­yar a este movi­mien­to que veni­mos impul­san­do los kur­dos, otras etnias y mino­rias reli­gio­sas, caso con­tra­rio se per­de­rá una opor­tu­ni­dad impor­tan­te. Yo creo que si en Tur­quia algu­na vez se logra avan­zar hacia un pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio, estoy segu­ro que los kur­dos juga­re­mos un rol cen­tral.
RL: ¿Cuál crees que debe ser el rol que jue­guen los kur­dos en un Medio Orien­te infec­ta­do de gue­rras crea­das por el impe­ria­lis­mo yan­ki e israe­lí?
Jiwan: El PKK, has­ta hace algu­nos años bus­ca­ba la inde­pen­den­cia, la cons­truc­ción de un Esta­do kur­do pro­pio. Por dife­ren­tes razo­nes el par­ti­do dejó atrás esta idea, ya que reali­zó un cam­bio ideo­ló­gi­co pro­fun­do. Hoy en día, el par­ti­do fomen­ta la cons­truc­ción del Con­fe­de­ra­lis­mo Demo­crá­ti­co. Bus­ca­mos, den­tro de los cua­tro esta­dos que ocu­pan Kur­dis­tán, crear asam­bleas regio­na­les con una ver­da­de­ra par­ti­ci­pa­ción demo­crá­ti­ca de todos los pue­blos que habi­tan la región. No esta­mos bus­can­do cam­biar las fron­te­ras que ya exis­ten, si no que bus­ca­mos con­quis­tar dere­chos demo­crá­ti­cos den­tro de los limi­tes de los Esta­dos-Nación en los que vivi­mos. A mi enten­der esta es la mejor opción, ya que si crea­se­mos un nue­vo esta­do Kur­do, todos los pai­ses de la región nos ata­ca­rían mili­tar­men­te. Me pare­ce que por el momen­to este es el pri­mer paso a dar. Lue­go, en otro con­tex­to pode­mos dis­cu­tir si inde­pen­den­cia sí o no. Aho­ra lo impor­tan­te es que el Con­fe­de­ra­lis­mo Demo­crá­ti­co per­mi­te apor­tar una solu­ción anti­co­lo­nia­lis­ta, anti­ca­pi­ta­lis­ta y anti­im­pe­ria­lis­ta a Medio Orien­te.
Fes­te­jos de New­roz.
RL: ¿Qué apor­te hizo la revo­lu­ción de Roja­va a la libe­ra­ción de la mujer?
Jino: Una de las cla­ves para libe­rar al pue­blo kur­do es libe­rar a la mujer de la opre­sión que sufre. En Roja­va hay una revo­lu­ción gra­cias a la mili­tan­cia de las muje­res. Las muje­res están mos­tran­do que son capa­ces de defen­der­se a si mis­mas, que son due­ñas de su vida, que no nece­si­tan del hom­bre para pro­te­ger­se. En Koba­ne y Roja­va esta­mos ganan­do los com­ba­tes con­tra DAESH (el auto­pro­cla­ma­do Esta­do Isla­mi­co), gra­cias a la orga­ni­za­ción social, polí­ti­ca y mili­tar de las muje­res. En cam­bio en la región sur de Kur­dis­tán, don­de gobier­nan par­ti­dos kur­dos capi­ta­lis­tas, la poca par­ti­ci­pa­ción de la mujer ha fre­na­do el desa­rro­llo mili­tar y la lucha con­tra DAESH.
RL: ¿Que repre­sen­ta el New­roz para el pue­blo kur­do?
Delil: New­roz es un sim­bo­lo de resis­ten­cia. Es el fue­go que pren­de­mos en con­tra de la colo­ni­za­cion. El fue­go de New­roz repre­sen­ta el rena­ci­mien­to del pue­blo kur­do.
Fes­te­jos de New­roz
RL: ¿Qué pien­san de que se haya invi­ta­do a Fran­co­is Hollan­de, pre­si­den­te de Fran­cia al New­roz?
Delil: Esta­mos dis­pues­to a ver­nos con cual­quie­ra, siem­pre y cuan­do nos sir­va a noso­tros. Nues­tro inte­rés está en mos­trar­le al mun­do nues­tra expe­rien­cia de lucha, espe­cial­men­te a las muje­res del mun­do. Por eso, este tipo de invi­ta­cio­nes nos pare­cen una herra­mien­ta tac­ti­ca para poder difun­dir nues­tras ideas y nues­tra mili­tan­cia. No impli­ca nin­gún tipo de nego­cia­ción, ni baja­mos prin­ci­pios por ello. Lucha­mos con­tra el impe­ria­lis­mo, pero a la vez cree­mos que es nece­sa­rio que nues­tro men­sa­je sea escu­cha­do. Por eso lo invi­ta­mos.
RL: ¿Como ven que en Euro­pa y Esta­dos uni­dos, diver­sas fuer­zas con­ser­va­do­ras hablen posi­ti­va­men­te de la lucha del pue­blo kur­do en Koba­ne?
Jino: Es un apo­yo de pala­bra, com­ple­ta­men­te hipó­cri­ta. No han hecho nada por ayu­dar al pue­blo kur­do. Es impo­si­ble de cri­ti­car la lucha que esta­mos dan­do en Roja­va, por eso se ven obli­ga­dos a hablar bien de noso­tros. Esta­dos Uni­dos e Israel siem­pre apo­ya­ron a nues­tro enemi­go el Esta­do tur­co. Son nues­tros enemi­gos. Siem­pre vamos a luchar con­tra el impe­ria­lis­mo yan­ki por­que sabe­mos bien que quie­ren obte­ner nues­tras tie­rras y nues­tro petró­leo.
Ima­gen de Apo (Abdu­lla Oca­lan), lider indis­cu­ti­ble del pue­blo kur­do
RL: ¿Que visión tie­nen de la vic­to­ria de Syri­za en Gre­cia? ¿Creen que afec­te de algu­na mane­ra la elec­ción que se rea­li­za­rá en Tur­quía el 7 de junio de este año?

Jiwan: Para el movi­mien­to izquier­dis­ta ha sido una vic­to­ria a nivel mun­dial. Para noso­tros es una espe­ran­za que esten toman­do rele­van­cia orga­ni­za­cio­nes simi­la­res a HDP, tan­to en Gre­cia como en Espa­ña. La cri­sis eco­nó­mi­ca ha sido mala para el pue­blo, pero es posi­ti­vo que como res­pues­ta hayan apa­re­ci­do estos movi­mien­to anti sis­te­mas

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *