Esta­dos Uni­dos par­ti­ci­pa en la agre­sión inter­na­cio­nal con­tra Yemen

El secre­ta­rio de Esta­do John Kerry ha man­te­ni­do una con­fe­ren­cia tele­fó­ni­ca con sus homó­lo­gos del Con­se­jo de Coope­ra­ción del Gol­fo en la que les ha comu­ni­ca­do la apor­ta­ción de Washing­ton sumi­nis­tro de infor­ma­ción, asis­ten­cia en la elec­ción de los obje­ti­vos y el apo­yo logís­ti­co sobre obje­ti­vos hutis. El Con­se­jo Nacio­nal de Segu­ri­dad (CNS) de Esta­dos Uni­dos ha con­fir­ma­do en un comu­ni­ca­do que «el pre­si­den­te Oba­ma auto­ri­zó la pres­ta­ción de apo­yo en mate­ria de logís­ti­ca y de inte­li­gen­cia a las ope­ra­cio­nes mili­ta­res lle­va­das a cabo por el CCG» [Con­se­jo de Coope­ra­ción del Golfo].
Otros paí­ses e ins­ti­tu­cio­nes tam­bién han mos­tra­do su apo­yo a la agre­sión de los paí­ses inte­gran­tes del CGG, entre ellos las Liga Ára­be, Sudán, Tur­quía o Egip­to. De hecho, cua­tro fra­ga­tas mili­ta­res de la Mari­na egip­cia par­tie­ron ayer hacia el Yemen, según ha con­fir­ma­do un alto res­pon­sa­ble del canal de Suez.
Mien­tras, la Unión Euro­pea ha expre­sa­do su preo­cu­pa­ción por los últi­mos acon­te­ci­mien­tos. «Los últi­mos acon­te­ci­mien­tos en Yemen han empeo­ra­do dra­má­ti­ca­men­te una situa­ción ya frá­gil en el país, y pue­den tener gra­ves con­se­cuen­cias para la región», ha seña­la­do en un comu­ni­ca­do la jefa de la diplo­ma­cia euro­pea, Fede­ri­ca Moghe­ri­ni. «Estoy con­ven­ci­da de que la acción mili­tar no es una solu­ción», ha añadido.
El máxi­mo diri­gen­te del movi­mien­to huti, Abdel Malek al Huti, acu­só ayer a Ara­bia sau­dí de cum­plir la volun­tad de Esta­dos Uni­dos y el deseo de Israel de ata­car a su movi­mien­to. En sus pri­me­ras decla­ra­cio­nes tras la ofen­si­va lan­za­da ayer por Ara­bia sau­dí con­tra posi­cio­nes de las mili­cias, Al Huti ha dicho que los bom­bar­deos aéreos «reve­lan la sober­bia de Ara­bia Sau­dí y su mez­quin­dad».
En un dis­cur­so, el diri­gen­te del gru­po chií acu­só a Ara­bia sau­dí y a los paí­ses que la apo­yan de ser «herra­mien­tas bara­tas y sucias» en manos de Esta­dos Uni­dos e Israel. «Los bom­bar­deos son un ata­que con­tra el pue­blo yeme­ní», dijo Al Huti, quien cali­fi­có la agre­sión mili­tar con­tra su posi­cio­nes de «agre­sión cri­mi­nal injus­ta» e «injus­ti­fi­ca­da». Ade­más, denun­ció que Ara­bia sau­dí no res­pe­ta los dere­chos del Yemen, que según Al Hutí «nun­ca ha supues­to un peli­gro para sus veci­nos».
Asi­mis­mo, ha tacha­do a Riad de ser el «cuerno de Sata­nás» que ejer­ce su influen­cia «mal­va­da» sobre la región. Al Huti ha indi­ca­do que el obje­ti­vo de la agre­sión mili­tar es «la inva­sión y la ocu­pa­ción del Yemen», aun­que ha des­ta­ca­do tam­bién que el «pue­blo yeme­ní no va a ser una pre­sa fácil».
Ayer Ansa­ra­lá hizo un lla­ma­mien­to al pue­blo yeme­ní a la «yihad» con­tra la coa­li­ción inte­gra­da por nue­ve paí­ses ára­bes y Pakis­tán que par­ti­ci­pa en dicha ofen­si­va aérea. Alre­de­dor de 200.000 per­so­nas, entre mili­cia­nos y segui­do­res de los hutis se mani­fes­ta­ron en la capi­tal yeme­ní en pro­tes­ta por la agre­sión mili­tar enca­be­za­da por Ara­bia Sau­dí, que pre­ten­de cor­tar la ofen­si­va de los rebel­des chiíes con­tra Adén, sede del Gobierno del pre­si­den­te yeme­ní, Abdo Rabu Man­sur Hadi.
El gobierno ira­quí ha expre­sa­do su «preo­cu­pa­ción» por la inter­ven­ción mili­tar. En un comu­ni­ca­do, el minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res de Irak ha recha­za­do el uso de la fuer­za que «con­du­ce a com­pli­car la situa­ción».
Por su par­te, Irán ha con­si­de­ra­do que la ofen­si­va ata­ca la sobe­ra­nía yeme­ní. «Los ata­ques aéreos lide­ra­dos por Ara­bia Sau­dí deben parar inme­dia­ta­men­te y van con­tra la sobe­ra­nía de Yemen […] Hare­mos todos los esfuer­zos a con­tro­lar la cri­sis en Yemen», ha seña­la­do el minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res de Irán Moham­mad Javad Zarif.
El gru­po liba­nés chií Hez­bo­lá se ha suma­do a la con­de­na cali­fi­can­do el ata­que de «agre­sión injus­ta» que lle­va a incre­men­tar la ten­sión en la zona y ha hecho un lla­ma­mien­to a Ara­bia sau­dí y sus alia­dos para que deten­gan la ofen­si­va. «Care­ce de jus­ti­fi­ca­ción legal o legi­ti­ma», ha decla­ra­do Hez­bo­lá en un comu­ni­ca­do. «La agre­sion res­pon­de a intere­ses ame­ri­ca­nos y es un gran favor para el eme­ni­go sio­nis­ta», aña­den en refe­ren­cia a Israel.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *