Venezuela, Cuba y la Cumbre de las Américas- Angel Guerra

El pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, Barak Oba­ma, pare­cie­ra obs­ti­nar­se en mar­char ineluc­ta­ble­men­te hacia un gran des­ca­la­bro en la VII Cum­bre de las Amé­ri­cas (CA), a cele­brar­se en Pana­má los días 10 y 11 de abril de 2015.
Pese a la sere­na y pru­den­te pro­pues­ta del pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro, no obs­tan­te ser Vene­zue­la la agra­via­da, para que Washing­ton y Cara­cas resuel­van sus dife­ren­cias median­te el diá­lo­go, has­ta el momen­to no se apre­cia nin­gu­na señal de que la Casa Blan­ca este recon­si­de­ran­do o se dis­pon­ga a recon­si­de­rar su agre­si­va, tor­pe e inje­ren­cis­ta orden eje­cu­ti­va decla­ran­do a Vene­zue­la como ame­na­za a la segu­ri­dad nacio­nal y la polí­ti­ca exte­rior de Esta­dos Uni­dos.
Es tan evi­den­te la mete­du­ra de pata yan­qui en esta cues­tión que has­ta sec­to­res de la opo­si­ción vene­zo­la­na se han vis­to for­za­das a tomar, aun­que tími­da­men­te, cier­ta dis­tan­cia del decre­to de Oba­ma no obs­tan­te que sea su coman­dan­te en jefe, ya que han vis­to total­men­te mini­mi­za­da su pre­sen­cia en la pales­tra polí­ti­ca ante el repu­dio nacio­nal con­tra la acti­tud esta­du­ni­den­se.
Y es que a Oba­ma el tiro le ha sali­do por la cula­ta pues lejos de inti­mi­dar al pue­blo vene­zo­lano, ha incen­ti­va­do su com­ba­ti­vo antim­pe­ria­lis­mo y uni­dad con la Fuer­za Arma­da Nacio­nal Boli­va­ria­na en torno a su direc­ción polí­ti­co-mili­tar. No fue en bal­de la dedi­ca­ción incan­sa­ble de Chá­vez duran­te años a la edu­ca­ción polí­ti­ca de sus com­pa­trio­tas y a hacer más pro­fun­das, revo­lu­cio­na­rias y antim­pe­ria­lis­tas sus tra­di­cio­nes patrió­ti­cas y lati­noa­me­ri­ca­nis­tas, labor con­ti­nua­da por Madu­ro y el cha­vis­mo en dura lucha con­tra la maqui­na­ria mediá­ti­ca inter­na­cio­nal y sus clo­nes loca­les de la oli­gar­quía, que cuen­ta toda­vía con muchos recur­sos eco­nó­mi­cos, sim­bó­li­cos y pro­pa­gan­dís­ti­cos para defor­mar la reali­dad e ins­tau­rar fal­sas y vene­no­sas matri­ces de opi­nión entre la pobla­ción.
Pero, mucho más gra­ve, la arro­gan­cia impe­rial del decre­to de Oba­ma ha pro­vo­ca­do gran indig­na­ción en Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be don­de no cesan las mani­fes­ta­cio­nes de apo­yo a la sobe­ra­nía de Vene­zue­la y de repu­dio a Washing­ton, no solo de Una­sur y el Alba sino de los sec­to­res popu­la­res y la juven­tud, como ha podi­do apre­ciar­se con el posi­cio­na­mien­to reite­ra­do en tui­ter de tren­ding topic mun­dial del nume­ral #Oba­ma­De­ro­gaEl­De­cre­to. Sin con­tar con el res­pal­do reci­bi­do por Cara­cas del Movi­mien­to de Paí­ses No Ali­nea­dos, el Par­la­men­to Lati­noa­me­ri­cano y el gobierno ruso que en boca del res­pe­ta­do can­ci­ller Ser­gei Lavrov con­de­nó des­de La Haba­na el inten­to de gol­pe en Vene­zue­la al tiem­po que exi­gía el levan­ta­mien­to del blo­queo a Cuba. Mien­tras, la Unión Euro­pea se ha man­te­ni­do dis­tan­te del pre­di­ca­men­to anti­ve­ne­zo­lano.
En ese cli­ma de cre­cien­te repu­dio al decre­to lle­ga­rá Oba­ma a la CA en Pana­má. Dos días antes, el 8 de abril se habrá reuni­do con los líde­res de los paí­ses del Cari­com en Jamai­ca, don­de es sabi­do que con­ti­nua­rá sus accio­nes para des­truir Petro­ca­ri­be en detri­men­to de los intere­ses de nues­tros pue­blos, y a favor de las trans­na­cio­na­les de la ener­gía así como inten­trá “doblar el bra­zo” –como él mis­mo ha con­fe­sa­do que prac­ti­ca- a los gober­nan­tes de los Esta­dos cari­be­ños antes que lle­guen a Pana­má. Es sabi­do lo depen­dien­tes que son esos peque­ños Esta­dos de la ayu­da exte­rior.
La con­ju­ra impe­ria­lis­ta con­tra Vene­zue­la con­ti­núa a todo tra­po esti­mu­la­da por el decre­to de Oba­ma y aho­ra es nada menos que el ex pre­si­den­te del gobierno espa­ñol Feli­pe Gon­zá­lez, pro­mo­tor del neo­li­be­ra­lis­mo en nues­tra región y vie­jo aso­cia­do del impe­ria­lis­mo quien anun­cia que for­ma­rá par­te de la defen­sa de los cabe­ci­llas con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios Leo­pol­do López y Anto­nio Ledez­ma.
En otro carril, Washing­ton, que sigue afir­man­do que lo que ha cam­bia­do hacia Cuba son sus herra­mien­tas pero su obje­ti­vo es el mis­mo –¿cuál va a ser sino el “cam­bio de régi­men”?- pro­yec­ta aca­rrear a los lla­ma­dos foros de la socie­dad civil de la CA a los inte­gran­tes menos des­pres­ti­gia­dos de su quin­ta colum­na mer­ce­na­ria en la isla, para pre­sen­tar­los como repre­sen­tan­tes de la socie­dad civil cuba­na “inde­pen­dien­te” fren­te a los “ofi­cia­lis­tas”; o sea, las orga­ni­za­cio­nes obre­ras, cam­pe­si­nas, de escri­to­res y artis­tas, de muje­res y otras que expre­san la gran diver­si­dad de la socie­dad cuba­na y han sido pila­res de la resis­ten­cia a la hos­ti­li­dad esta­du­ni­den­se. Si no fue­ran enemi­gos de la Revo­lu­ción uno sen­ti­ría pena por el ridícu­lo que harán los supues­tos “inde­pen­dien­tes” pues nin­guno pue­de dis­cu­tir un minu­to fren­te a los “ofi­cia­lis­tas”, sobra­dos de argu­men­tos y razo­nes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: