Mar­tín Villa, ros­tro actual del fran­quis­mo- Juan Mari Zulaika

s una de las figu­ras des­ta­ca­das del fran­quis­mo que sobre­vi­ven. Des­ta­ca por el acer­vo de muer­tos bajo su man­da­to de Minis­tro de Gober­na­ción y tam­bién por­que es uno de los pio­ne­ros y gran bene­fi­cia­rio de las «puer­tas gira­to­rias» que lle­va déca­das apol­tro­na­do en los con­se­jos de admi­nis­tra­ción más coti­za­dos, entre otros, Ende­sa, Aguas de Bar­ce­lo­na, Comi­sión Con­trol Cajas de Aho­rros, FAES, Sareb, el ban­co malo de acti­vos tóxi­cos, Soge­ca­ble, etc. La impu­ni­dad es su bla­són y los con­se­jos de admi­nis­tra­ción su fin­ca. Por la cruel­dad repre­si­va que des­ple­gó, le apo­da­ron como «la porra de la Tran­si­ción». Podría­mos lla­mar­le tam­bién el «oku­pa» de los Con­se­jos de Administración.

Impu­ni­dad y corrup­ción, caras ambas de la mis­ma mone­da, vie­nen del fran­quis­mo y mar­can el sis­te­ma polí­ti­co actual. Buen ejem­plar de ambas cosas es Mar­tín Villa que tras per­so­ni­fi­car la repre­sión fran­quis­ta más feroz, se sien­ta lue­go bea­tí­fi­ca­men­te en los Con­se­jos de Empre­sas como Ende­sa que pre­via­men­te pri­va­ti­zó. Era una for­ma de cobrar sus ser­vi­cios de sevi­cia. Toda­vía hoy per­sis­te tal cos­tum­bre, mer­ced a puer­tas gira­to­rias u otras formas.

Con su car­net de falan­gis­ta subió al carro del poder, par­tien­do del Sin­di­ca­to de estu­dian­tes. Ejer­ció de Gober­na­dor Civil y Jefe del Movi­mien­to en Bar­ce­lo­na has­ta entrar en el Gobierno, como Minis­tro de Rela­cio­nes Sin­di­ca­les, que es cuan­do ocu­rrió la matan­za de 5 obre­ros en Vito­ria-Gas­teiz (3 Mar­zo 1976) por pedir subi­da sala­rial. En julio de 1976 suce­dió a Fra­ga como Minis­tro de Gober­na­ción has­ta 1979. Se le con­ta­bi­li­zan más de 40 muer­tos en todo el perío­do. Espe­cial­men­te san­grien­ta la 2ª Sema­na por la Amnis­tía (8 al 12 mayo 1977), en la que se cuen­tan nue­ve muer­tos y once heri­dos en Eus­kal Herria y 25 muer­tos en España.

Acu­sa­do por los suce­sos de Vito­ria, figu­ra a la cabe­za de 20 impu­tados con Utre­ra Moli­na y otros, con orden de extra­di­ción dic­ta­da por la Juez Mª Ser­vi­ni den­tro de la Que­re­lla argen­ti­na. Este 7 de febre­ro, seis nue­vas fami­lias incor­po­ran a la Que­re­lla Argen­ti­na otras tan­tas denun­cias por los fami­lia­res muer­tos. Refuer­zan la impu­tación de Mar­tín Villa, como res­pon­sa­ble de dise­ñar y ampa­rar tan san­grien­ta repre­sión. El núme­ro de muer­tos y las cir­cuns­tan­cias que les rodean, cons­ti­tu­yen vio­la­cio­nes de lesa huma­ni­dad, impres­crip­ti­bles ante la Jus­ti­cia Universal.

Hace unos meses insis­tía con arro­gan­cia: «No quie­ro para­pe­tar­me en la amnis­tía de 1977. Quie­ro decla­rar ante la juez argen­ti­na». ¿A qué espe­ra para hacer­lo? La impu­ni­dad que le es tan fami­liar, le lle­va a tales balan­dro­na­das. Cuen­ta con el apo­yo del Gobierno del PP obs­ti­na­do en no abrir un res­qui­cio en la impu­ni­dad de los vete­ra­nos hijos del fran­quis­mo. Es la defen­sa a ultran­za de los suyos, del franquismo.

Aquí tene­mos bien defi­ni­do uno de los pun­tos que no pue­de olvi­dar el cam­bio polí­ti­co que todos desea­mos y algu­nos pre­go­nan: reti­rar la impu­ni­dad a cuan­tos posean un pasa­do cri­mi­nal como Mar­tín Villa y some­ter­los al dic­ta­do de la Jus­ti­cia Uni­ver­sal. Es indig­nan­te ver­les rezon­gar sen­ta­dos en las pol­tro­nas y embol­sar for­tu­nas cual bene­mé­ri­tos Consejeros.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *