Los his­to­ria­do­res del tota­li­ta­ris­mo- Jose­ma­ri Loren­zo Espinosa

Por fin los “his­to­ria­do­res”. Cate­drá­ti­cos bien paga­dos. Se han hecho car­go de la memo­ria his­tó­ri­ca. Tal como pedía Mayor Ore­ja, en 2007, cuan­do le pidie­ron que con­de­na­ra el fran­quis­mo. Y se negó. Mien­tras a los demás les obli­ga­ban a hacer­lo. Por fin un infor­me encar­ga­do. Y paga­do con dine­ro públi­co. Para variar. Por fin un Ins­ti­tu­to, el Valen­tín Foron­da. Lejos de toda sos­pe­cha. Sal­vo la de su con­di­ción de pese­bre ofi­cial de Lakua. Y por fin cien folios. A los que ha acce­di­do (¡oh cie­los¡) el sabue­so Azpio­lea. Des­de las etó­lo­gas pági­nas de EL País. Por fin los his­to­ria­do­res con­de­nan a ETA con sesu­das con­clu­sio­nes aca­dé­mi­cas. Cosa que, has­ta aho­ra, esta­ba en el aire.

Según las noti­cias del céle­bre don Luis R. Los his­to­ria­do­res ofi­cia­les con­fir­man la mal­dad ins­trín­se­ca de ETA. Y, por con­tra­po­si­ción, la bon­dad angé­li­ca de las fuer­zas del orden ocu­pan­te. Tras una emé­ri­to tra­ba­jo de inda­ga­ción en videos, nove­las y otras bases de datos no menos inta­cha­bles. Aho­ra sabe­mos, defi­ni­ti­va y aca­dé­mi­ca­men­te, que ETA no nació, cre­ció y evo­lu­cio­nó por cul­pa de un con­flic­to nacio­nal y social. Ni siquie­ra por­que sus padres les enga­ña­ron. Como sos­tie­ne el lau­rea­do Jua­ris­ti, copian­do a Kipling. ETA pro­ce­de, por fin, de la mal­dad uni­ver­sal del tota­li­ta­ris­mo. Y actúa en su nom­bre, con el úni­co obje­ti­vo de “ase­si­nar a los demó­cra­tas”. Que, por supues­to, pre­ten­den el bien social. En espe­cial de las empre­sas del IBEX.

Son tan ecuá­ni­mes los auto­res y tan sagaz la inter­pre­ta­ción del sabue­so, que por fin sabe­mos por últi­ma vez que aquí no ha habi­do con­flic­to polí­ti­co que jus­ti­fi­que el recur­so a las armas. Ni tam­po­co se le espe­ra. Y nos ente­ra­mos que los pro­fe­sio­na­les his­to­ria­do­res, a la sazón, caci­ques depar­ta­men­ta­les (dicho en sen­ti­do melio­ra­ti­vo de “señor de vasa­llos o supe­rior en algu­na pro­vin­cia o pue­blo de indios”), han des­cu­bier­to el gran res­plan­dor que ilu­mi­na­rá el pró­xi­mo perio­do de elec­cio­nes. Y que se resu­me en que ETA no era mala, sino malisima.

Esta escue­la foron­dia­na, del “tota­li­ta­ris­mo”. Tie­ne una ebria par­ti­cu­la­ri­dad. El des­co­no­ci­mien­to del fon­do polí­ti­co en la acti­vi­dad de ETA. Y la nega­ción de una rela­ción de con­ti­nui­dad his­tó­ri­ca, con los gra­ves hechos per­pe­tra­dos por la ocu­pa­ción de los terri­to­rios vas­cos, des­de el s. XIX. Hechos con­tra el pue­blo vas­co en gene­ral y los tra­ba­ja­do­res en par­ti­cu­lar. Inclu­yen­do el asal­to fas­cis­ta de 1936. Y la repre­sión suma­ria duran­te cua­ren­ta años. Cuyo sal­do mas con­ser­va­dor sitúa en unas dos­cien­tas mil víc­ti­mas, los vas­cos muer­tos a manos de españoles.

A pesar de inti­tu­lar­se his­to­ria­do­res. La his­to­ria de los tota­li­ta­ris­tas empie­za siem­pre casual­men­te, con los pri­me­ros dis­pa­ros de ETA en 1968. Sin tener para nada en cuen­ta los de la his­to­ria ante­rior. Que en esta ver­sión des­ape­re­ce extrañamente.

El daño cau­sa­do por ETA has­ta aho­ra había sido defi­ni­do de muchas mane­ras. Sim­ple terro­ris­mo. Locu­ra. Ven­gan­za. Extor­sión mafiosa…etc. Fal­ta­ba lo de “tota­li­ta­ris­mo”. Que solo pue­de mover a risa. Ya que tota­li­ta­rio solo se pre­di­ca del carác­ter inter­ven­cio­nis­ta total de Esta­do. O de las acti­tu­des y pro­yec­tos, que con­tem­plan su ocu­pa­ción para con­ver­tir­lo en eso. Pero no de un gru­po cuyo pro­gra­ma con­sis­te pre­ci­sa­men­te en ata­car a este tipo de Esta­do, para for­zar una sim­ple nego­cia­ción. De míni­mos democráticos.

El sen­sa­cio­nal des­cu­bri­mien­to del tota­li­ta­ris­mo en ETA. Que el genial Azpi pone en boca del cate­drá­ti­co Cas­tells,. Ilu­mi­na con su magno res­plan­dor la noche de la izquier­da aber­tza­le. Sumer­gi­da has­ta aho­ra en la incer­ti­dum­bre, entre el pasa­do o las urnas. Tesis de gran cala­do. Ase­gu­ra el asom­bra­do gace­ti­lle­ro. Y que se demos­tra­ría no por su pro­gra­ma, dis­cur­so polí­ti­co, tex­tos o con­clu­sio­nes de sus asam­bleas. Sino por­que duran­te la dic­ta­du­ra. ETA solo mato un 5%. ¡Con lo que podía haber hecho¡ Con todo a favor. Inclui­dos his­to­ria­do­res, polí­ti­cos y perio­dis­tas espa­ño­les de la opo­si­ción. Según esta tesis, si ETA hubie­ra mata­do mas fran­quis­tas, hoy sería una ban­da democrática.

El perio­dis­ta nos hace la mer­ced de no recor­dar los aten­ta­dos de esta épo­ca. Tan gor­dos como el de Carre­ro Blan­co o Meli­tón Man­za­nas. Pero refro­ta con­tra el lec­tor las 336 per­so­nas “que la ban­da ase­si­nó duran­te la Tran­si­ción“. Entre 1976 y 1981. El infor­me esta­ble­ce otra eta­pa, lla­ma­da de “con­so­li­da­ción demo­crá­ti­ca”. Hasta el 94. En la que caye­ron 435 per­so­nas. Y una final, que la escue­la tota­li­ta­ris­ta no cali­fi­ca, pero que bien podía ser de la Corrup­ción a Man­sal­va, en la que caye­ron 98 personas.

En una lec­tu­ra mas neu­tral de este infor­me, resul­ta que en los últi­mos sie­te años de fran­quis­mo, ETA esta­ba casi des­ar­ma­da. O como dijo Esku­bi mas arma­da de las ganas de armar­se. Entre otras cosas uti­li­za­ba pis­to­las del perio­do de la gue­rra. Tam­bién resul­ta, que en estos años y, en par­te gra­cias, a la acción con­tra el pre­si­den­te Carre­ro, ETA paso a ser cono­ci­da, y en muchos casos, admi­ra­da mas allá de todas las mugas, Y, por ETA según Patxo Unzue­ta , que lo sabe muy bien por­que era uno de ellos, pasa­ron como si fue­se una escue­la polí­ti­ca o sin­di­cal, nume­ro­sos mili­tan­tes de izquierda.

Des­pués resul­ta que lo de tran­si­ción y con­so­li­da­ción demo­crá­ti­ca, toda­vía se dis­cu­te. Pero en todo caso, la abun­dan­cia de accio­nes arma­das de ese tiem­po (1981−2010), como todo el mun­do sabe menos los tota­li­ta­ris­tas, tra­ta­ban de for­zar una nego­cia­ción con el Esta­do. Cosa impen­sa­ble en el perio­do fran­quis­ta. Nego­cia­ción de míni­mos (Alter­na­ti­va KAS), por cier­to y nada tota­li­ta­ria. Pero que a los tota­li­ta­ris­tas no interesa.

Rei­vin­di­ca­ción de la que muchos (entre ellos el enton­ces lehen­da­ka­ri Garai­koetxea) dije­ron que era per­fec­ta­men­te demo­crá­ti­ca y nego­cia­ble. Esto no tie­ne mucho de tota­li­ta­rio, según saben y callan los his­to­ria­do­res. A no ser que les hayan paga­do para decir lo contrario.

El tota­li­ta­ris­mo no se pue­de defi­nir bien, ni demos­trar fácil­men­te con accio­nes, bata­llas, embos­ca­das o ekin­tzas de cual­quier tipo. Una bata­lla, un aten­ta­do no es tota­li­ta­rio. Lo pue­de ser quien lo eje­cu­ta. Pero esto se demues­tra con docu­men­tos. No con esta­dís­ti­cas. Se demues­tra con los docu­men­tos polí­ti­cos. Y la lec­tu­ra de inten­cio­nes, decla­ra­cio­nes o pro­pues­tas como la alter­na­ti­va KAS. Que Azpio­lea no des­co­no­ce. Y que todos sabe­mos que no era pre­ci­sa­men­te totalitaria.

Con su jue­go de por­cen­ta­jes y fechi­tas, el artícu­lo y el infor­me, inten­tan ocul­tar una ver­dad que ni siquie­ra los aca­dé­mi­cos en su igno­ran­cia intere­sa­da pue­den des­co­no­cer. ETA no ha pro­ba­do, en nin­guno de sus docu­men­tos o acti­vi­da­des, nin­gu­na voca­ción tota­li­ta­ria. Se tra­ta solo del penúl­ti­mo des­ca­li­fi­ca­ti­vo de per­ver­sión. Para seguir deni­gran­do a un gru­po arma­do. Y a tra­vés de el com­pro­me­ter a la izquier­da aberztza­le. Con las siem­pre sucias tram­pas electoralistas.

La Escue­la tota­li­ta­ris­ta, a suel­do del Gobierno vas­co. Ha incu­rri­do en un pre­sen­tis­mo vul­gar de defen­sa del Esta­do. Y esto si que lo inven­ta­ron los regí­me­nes fas­cis­tas tota­li­ta­rios en los años trein­ta. Aun­que lo apro­ve­chan exce­len­te­men­te los actua­les gober­nan­tes. Los auto­res del Infor­me, con sus len­tes guber­na­men­ta­les solo ven una “ban­da arma­da” en este asun­to. No como en Irlan­da, que eran dos. Dicen. Y como no podía ser menos, ocul­tan la con­di­ción arma­da del Esta­do y sus fun­cio­na­rios. Cuan­do se pre­ten­de una acción pro­pa­gan­dís­ti­ca. Y cri­ti­car el terro­ris­mo del otro. Se sue­le des­cui­dar el papel arma­do de las fuer­zas arma­das lega­les. Y de sus ban­das ale­da­ñas (BVE, GAL…), que solo mere­cen un peque­ño párra­fo al final del artícu­lo, de El País.

El Esta­do y sus fun­cio­na­rios, se sabe muy bien y de fuen­te direc­ta, no dis­pa­ran con flo­res. Pero lo pro­fe­so­res-his­to­ria­do­res no dicen nada de la acción arma­da, de una ban­da que se lla­ma Esta­do y sus dele­ga­dos auto­nó­mi­cos. Será por aque­llo de no mor­der la mano que te da de comer.

Mien­tras no se demues­tre lo con­tra­rio, los Esta­dos son los úni­cos que pue­den tener una acción tota­li­ta­ria en la prác­ti­ca. Y con­tri­bu­yen mas que nadie a con­so­li­dar la creen­cia de que la lucha arma­da es efi­caz, por­que fren­te al enemi­go nun­ca se des­ar­man. Ellos hacen las leyes. Y las apli­can, Mono­po­li­zan la vio­len­cia. Seña­lan como terro­ris­tas, y tota­li­ta­rios, a sus enemi­gos. Tam­bién finan­cian a los inte­lec­tua­les orgá­ni­cos para que le ayu­den con sus “inves­ti­ga­cio­nes”. Cla­ro que esto Azpio­lea ya lo sabe. Es uno de ellos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *