De cómo Esta­dos Uni­dos impu­so a Wall Street por enci­ma de la ONU

Anti­gua­men­te, el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU podía impo­ner san­cio­nes con­tra per­so­nas, gru­pos o Esta­dos que ame­na­za­ban la paz mun­dial. Hoy en día, Washing­ton uti­li­za la pala­bra «san­cio­nes» para dis­fra­zar sus agre­sio­nes eco­nó­mi­cas con­tra todo aquel que se atre­ve a opo­ner­le resis­ten­cia. Por supues­to, a la luz del dere­cho inter­na­cio­nal las «san­cio­nes» uni­la­te­ra­les de Esta­dos Uni­dos son ile­ga­les. En reali­dad son embar­gos, la ver­sión moder­na de los ase­dios militares.

JPEG - 19.4 KB

Alas­tair Croo­ke, duran­te su recien­te pre­sen­cia en el Istan­bul Forum, con­ce­dió una impac­tan­te entre­vis­ta, de enor­me pro­fun­di­dad geo­es­tra­té­gi­ca, a la perio­dis­ta Yon­ca Poy­raz Dogan, a car­go de la influ­yen­te colum­na “Mon­day Talk” del rota­ti­vo tur­co Today’s Zaman, en su edi­ción en inglés [1].

Croo­ke fue fun­cio­na­rio de alto ran­go del espio­na­je bri­tá­ni­co MI6, ante­rior ase­sor en polí­ti­ca exte­rior de la Unión Euro­pea y del sena­dor esta­dou­ni­den­se Geor­ge Mit­chell y hoy está a car­go del muy influ­yen­te tan­que pen­san­te Con­flicts Forum, con sede en Beirut.

El bri­tá­ni­co Croo­ke, autor del libro Resis­ten­cia: la esen­cia de la revo­lu­ción isla­mis­ta [2], pro­fun­di­za lo con­sa­bi­do que han expues­to tiem­po atrás tan­to Juan C. Zára­te, ante­rior vice­asis­ten­te de Baby Bush –en su libro semi­nal La gue­rra del teso­ro: el des­en­ca­de­na­mien­to de una nue­va era de gue­rras finan­cie­ras [3] de hace 6 años – , así como el estra­te­ga finan­cie­ro James Ric­kards –en su ponen­cia de hace 3 años ante el Inter­na­tio­nal Ins­ti­tu­te for Stra­te­gic Stu­dies, de Lon­dres [4]– en quie­nes me basé para sus­ten­tar una con­fe­ren­cia magis­tral en el Ins­ti­tu­to de Inves­ti­ga­cio­nes Eco­nó­mi­cas de la UNAM hace dos años.

Alas­tair Croo­ke expli­ca la nue­va hege­mo­nía de Esta­dos Uni­dos median­te la «finan­cia­ri­za­ción del orden glo­bal», cuan­do el «orden inter­na­cio­nal depen­de más del con­trol de la Reser­va Fede­ral y el Teso­ro de Esta­dos Uni­dos que de la ONU».

Apor­ta su inva­lua­ble lec­tu­ra geo­fi­nan­cie­ra que demues­tra la supre­ma­cía del dolar­cen­tris­mo finan­cie­ris­ta de Wall Street por enci­ma del cadu­co orden legal de Nacio­nes Uni­das: «El sis­te­ma de la hege­mo­nía del dólar no requie­re la depen­den­cia de Esta­dos Uni­dos en la ONU y con­ce­de el con­trol a la Secre­ta­ría del Teso­ro vigi­la­da por (David) Ste­ve Cohen», lo cual «refle­ja el hecho de que los ins­tru­men­tos mili­ta­res son menos ase­qui­bles a la admi­nis­tra­ción de Esta­dos Uni­dos debi­do a razo­nes polí­ti­cas domés­ti­cas». ¿Y quien vigi­la al «vigi­lan­te» D. S. Cohen?

Croo­ke juz­ga que Esta­dos Uni­dos y Wall Street han logra­do mani­pu­lar la ONU para impo­ner su orden glo­bal «basa­do en un sis­te­ma finan­cie­ro dolar­cén­tri­co» median­te «la ins­tru­men­ta­li­za­ción de la posi­ción de Esta­dos Uni­dos como con­tro­la­dor de todas las tran­sac­cio­nes en dóla­res con las que tras­cien­de las vie­jas (sic) herra­mien­tas de la diplo­ma­cia (sic) y de la ONU».

A su jui­cio, el «mono­po­lio de la divi­sa de reser­va (Nota: el ubi­cuo dolar­cen­tris­mo) se con­vir­tió en el ins­tru­men­to uni­la­te­ral esta­dou­ni­den­se, des­pla­zan­do la acción mul­ti­la­te­ral de la ONU», cuan­do «Esta­dos Uni­dos recla­ma juris­dic­ción sobre cual­quier tran­sac­ción deno­mi­na­da en dóla­res que se rea­li­za en cual­quier par­te del mun­do».

¿Con qué des­pre­cio han de ver los mone­ta­ris­tas cen­tral­ban­quis­tas de la Reser­va Fede­ral y del Teso­ro esta­dou­ni­den­se a la cada­vé­ri­ca ONU?

JPEG - 20.7 KB

Hoy Esta­dos Uni­dos ya no toma en cuen­ta el «orden inter­na­cio­nal estruc­tu­ra­do en torno a la ONU y su cuer­po de leyes inter­na­cio­na­les» y tien­de a impo­ner sus «san­cio­nes eco­nó­mi­cas para pre­sio­nar a algu­nos (sic) paí­ses». Las san­cio­nes eco­nó­mi­cas de Esta­dos Uni­dos han sus­ti­tui­do a las leyes inter­na­cio­na­les, mien­tras la plé­ya­de de finan­cie­ris­tas mone­ta­ris­tas israe­lo-anglo­sa­jo­nes des­pla­zan a la vie­ja guar­dia de juris­tas de Nacio­nes Unidas.

El año pasa­do se cal­cu­ló que las tran­sac­cio­nes glo­ba­les en dóla­res esta­dou­ni­den­ses cons­ti­tu­yen como míni­mo el 65% del inter­cam­bio de bie­nes y ser­vi­cios, este por­cen­ta­je se ha de haber acen­tua­do con el des­plo­me del euro y en medio de la «gue­rra de divi­sas» que ha pro­vo­ca­do deva­lua­cio­nes abrup­tas des­de el yen has­ta el real.

Lla­ma la aten­ción la coin­ci­den­cia iné­di­ta de que los jerar­cas del colo­sal con­trol finan­cie­ris­ta de Esta­dos Uni­dos son 3 israe­lo-esta­dou­ni­den­ses: el «vigi­lan­te» David Ste­ve Cohen, Jack Lew –secre­ta­rio del Teso­ro– y Janet Yellen, «gober­na­do­ra» de la Reser­va Fede­ral. ¡Vaya poder financierista!

Por cier­to, David Ste­ve Cohen es el equi­va­len­te en el «Méxi­co neo­li­be­ral ita­mi­ta», des­de el pun­to de vis­ta ope­ra­ti­vo, de Alber­to Baz­baz Sacal, a quien se le olvi­dó «vigi­lar» los sobor­nos inter­nos en su «Uni­dad de Inte­li­gen­cia Finan­cie­ra» de la Secre­ta­ría de Hacien­da –aún sin cas­ti­gos tan­gi­bles– y el extra­ño frau­de de Ficrea.

¿Cuál es el pros­pec­to de éxi­to del nue­vo orden finan­cie­ris­ta glo­bal impues­to por Esta­dos Unidos/​Wall Street?

JPEG - 9.5 KB

La cos­mo­go­nía de Croo­ke es «geo­fi­nan­cie­ra»: apli­ca la geo­po­lí­ti­ca de las finan­zas a las gran­des poten­cias, en par­ti­cu­lar, a Chi­na y Rusia, quie­nes han for­ma­do una alian­za para con­tra­rres­tar la «gue­rra geo­fi­nan­cie­ra entre Esta­dos Uni­dos y Rusia» –un genuino con­flic­to geo­es­tra­té­gi­co que se des­plie­ga en Ucra­nia, don­de emer­ge­rá el nue­vo orden mun­dial. ¡La tesis de “Bajo la lupa”! [5]

Des­pués de la seve­ra pali­za que pro­pi­nó la ban­ca israe­lo-anglo­sa­jo­na a Irán –como advier­te el libro de Juan Zára­te– aho­ra la «gue­rra geo­fi­nan­cie­ra» con­tra Rusia –en su cuá­dru­ple moda­li­dad: san­cio­nes, doble des­plo­me del rublo y del petró­leo y la masi­va fuga de capi­ta­les– «el sis­te­ma del petro­dó­lar», que coti­za en dóla­res al oro negro, «se encuen­tra heri­do de muer­te», según Croo­ke, quien con­si­de­ra que «Chi­na entien­de que Rusia cons­ti­tu­ye el pri­mer domi­nó; si Rusia cae, Chi­na será el siguien­te», por lo que aho­ra se mue­ven en for­ma con­jun­ta para «crear un sis­te­ma finan­cie­ro para­le­lo des­co­nec­ta­do del sis­te­ma finan­cie­ro occi­den­tal», que inclu­ye la repli­ca­ción del Swift y enti­da­des como el Ban­co de Desa­rro­llo Asiá­ti­co fren­te al FMI.

Le fal­tó agre­gar, qui­zá por la pri­sa, la crea­ción del nue­vo ban­co de desa­rro­llo de los BRICS y su «mini FMI» en la cum­bre trans­cen­den­tal de For­ta­le­za que, a mi jui­cio, des­en­ca­de­nó la furia esta­dou­ni­den­se con­tra Rusia en Ucra­nia días más tar­de (v. gr. derri­bo del avión de Malay­sia Air­li­nes por los oli­gar­cas ucra­nia­nos vin­cu­la­dos a la OTAN).

JPEG - 14.3 KB

Alas­tair Croo­ke seña­la que «fue Chi­na, y no el FMI, quien res­ca­ta a Vene­zue­la, Argen­ti­na y Rusia en medio del des­plo­me de sus divi­sas» e infor­ma que Chi­na se había preo­cu­pa­do por el des­plo­me del rublo a mitad de diciem­bre, por lo que inter­vino para dete­ner su colapso.

Las ten­den­cias finan­cie­ras favo­re­cen a «Chi­na, que está des­pla­zan­do al FMI y al Ban­co Mun­dial» y que ope­ra como «barre­ra ante un sis­te­ma finan­cie­ro que está cam­bian­do dra­má­ti­ca­men­te lejos del con­trol occi­den­tal», lo cual «afec­ta al Medio Orien­te» y sus flu­jos finan­cie­ros pro­ve­nien­tes del petróleo.

Vati­ci­na «el fin del sis­te­ma petro­dó­lar para recir­cu­lar los ingre­sos petro­le­ros de Wall Street» cuan­do «la caí­da del pre­cio del petró­leo ha crea­do súbi­ta­men­te inmen­sas tur­bu­len­cias finan­cie­ras que han pues­to en peli­gro el sis­te­ma finan­cie­ro glo­bal».

La exten­sa entre­vis­ta de Croo­ke es sen­ci­lla­men­te fas­ci­nan­te. En ella reve­la quié­nes están detrás de los sala­fis­tas del gru­po DAESH/​ISIS/​ISIL [Emi­ra­to Islá­mi­co. Nota de la Red Vol­tai­re.] y la for­ma en que el des­plo­me arti­fi­cial del pre­cio del petró­leo tie­ne como obje­ti­vo «dañar a Irán y pre­sio­nar a Rusia para modi­fi­car su pos­tu­ra y apo­yo al pre­si­den­te Bachar al-Assad» de Siria, y la mane­ra en que los «deri­va­dos finan­cie­ros» de Wall Street juga­ron un papel deci­si­vo, como lo hacen aho­ra con los meta­les pre­cio­sos, en par­ti­cu­lar, el oro y la plata.

Fuen­te
La Jor­na­da (Méxi­co)

<:ver_imprimer:> <:recommander:recommander:> Facebook Twitter Delicious Seenthis Digg RSS

[1] “Tur­key might beco­me hos­ta­ge to ISIL just like Pakis­tan did”, Yon­ca Poy­raz Doğan, Today’s Zaman, February 1, 2015.

[2] Resis­tan­ce: The Essen­ce of the Isla­mist Revo­lu­tion, Alas­tair Croo­ke, Plu­to Press (February 17, 2009), 328 pages.

[3] Treasury’s War: The Unleashing of a New Era of Finan­cial War­fa­re, Juan Zara­te, Publi­cAf­fairs (2013), 512 pages.

[4] Curren­cies of Power and the Power of Curren­cies: The Geo­po­li­tics of Curren­cies, Reser­ves and the Glo­bal Finan­cial Sys­tem, James Ric­kards, IISS Semi­nar (2012), 18 pages.

[5] Blog d’Alfredo Jali­fe-Rah­me.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.