De cómo Esta­dos Uni­dos impu­so a Wall Street por enci­ma de la ONU

Anti­gua­men­te, el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU podía impo­ner san­cio­nes con­tra per­so­nas, gru­pos o Esta­dos que ame­na­za­ban la paz mun­dial. Hoy en día, Washing­ton uti­li­za la pala­bra «san­cio­nes» para dis­fra­zar sus agre­sio­nes eco­nó­mi­cas con­tra todo aquel que se atre­ve a opo­ner­le resis­ten­cia. Por supues­to, a la luz del dere­cho inter­na­cio­nal las «san­cio­nes» uni­la­te­ra­les de Esta­dos Uni­dos son ile­ga­les. En reali­dad son embar­gos, la ver­sión moder­na de los ase­dios militares.

JPEG - 19.4 KB

Alas­tair Croo­ke, duran­te su recien­te pre­sen­cia en el Istan­bul Forum, con­ce­dió una impac­tan­te entre­vis­ta, de enor­me pro­fun­di­dad geo­es­tra­té­gi­ca, a la perio­dis­ta Yon­ca Poy­raz Dogan, a car­go de la influ­yen­te colum­na “Mon­day Talk” del rota­ti­vo tur­co Today’s Zaman, en su edi­ción en inglés [1].

Croo­ke fue fun­cio­na­rio de alto ran­go del espio­na­je bri­tá­ni­co MI6, ante­rior ase­sor en polí­ti­ca exte­rior de la Unión Euro­pea y del sena­dor esta­dou­ni­den­se Geor­ge Mit­chell y hoy está a car­go del muy influ­yen­te tan­que pen­san­te Con­flicts Forum, con sede en Beirut.

El bri­tá­ni­co Croo­ke, autor del libro Resis­ten­cia: la esen­cia de la revo­lu­ción isla­mis­ta [2], pro­fun­di­za lo con­sa­bi­do que han expues­to tiem­po atrás tan­to Juan C. Zára­te, ante­rior vice­asis­ten­te de Baby Bush –en su libro semi­nal La gue­rra del teso­ro: el des­en­ca­de­na­mien­to de una nue­va era de gue­rras finan­cie­ras [3] de hace 6 años – , así como el estra­te­ga finan­cie­ro James Ric­kards –en su ponen­cia de hace 3 años ante el Inter­na­tio­nal Ins­ti­tu­te for Stra­te­gic Stu­dies, de Lon­dres [4]– en quie­nes me basé para sus­ten­tar una con­fe­ren­cia magis­tral en el Ins­ti­tu­to de Inves­ti­ga­cio­nes Eco­nó­mi­cas de la UNAM hace dos años.

Alas­tair Croo­ke expli­ca la nue­va hege­mo­nía de Esta­dos Uni­dos median­te la «finan­cia­ri­za­ción del orden glo­bal», cuan­do el «orden inter­na­cio­nal depen­de más del con­trol de la Reser­va Fede­ral y el Teso­ro de Esta­dos Uni­dos que de la ONU».

Apor­ta su inva­lua­ble lec­tu­ra geo­fi­nan­cie­ra que demues­tra la supre­ma­cía del dolar­cen­tris­mo finan­cie­ris­ta de Wall Street por enci­ma del cadu­co orden legal de Nacio­nes Uni­das: «El sis­te­ma de la hege­mo­nía del dólar no requie­re la depen­den­cia de Esta­dos Uni­dos en la ONU y con­ce­de el con­trol a la Secre­ta­ría del Teso­ro vigi­la­da por (David) Ste­ve Cohen», lo cual «refle­ja el hecho de que los ins­tru­men­tos mili­ta­res son menos ase­qui­bles a la admi­nis­tra­ción de Esta­dos Uni­dos debi­do a razo­nes polí­ti­cas domés­ti­cas». ¿Y quien vigi­la al «vigi­lan­te» D. S. Cohen?

Croo­ke juz­ga que Esta­dos Uni­dos y Wall Street han logra­do mani­pu­lar la ONU para impo­ner su orden glo­bal «basa­do en un sis­te­ma finan­cie­ro dolar­cén­tri­co» median­te «la ins­tru­men­ta­li­za­ción de la posi­ción de Esta­dos Uni­dos como con­tro­la­dor de todas las tran­sac­cio­nes en dóla­res con las que tras­cien­de las vie­jas (sic) herra­mien­tas de la diplo­ma­cia (sic) y de la ONU».

A su jui­cio, el «mono­po­lio de la divi­sa de reser­va (Nota: el ubi­cuo dolar­cen­tris­mo) se con­vir­tió en el ins­tru­men­to uni­la­te­ral esta­dou­ni­den­se, des­pla­zan­do la acción mul­ti­la­te­ral de la ONU», cuan­do «Esta­dos Uni­dos recla­ma juris­dic­ción sobre cual­quier tran­sac­ción deno­mi­na­da en dóla­res que se rea­li­za en cual­quier par­te del mun­do».

¿Con qué des­pre­cio han de ver los mone­ta­ris­tas cen­tral­ban­quis­tas de la Reser­va Fede­ral y del Teso­ro esta­dou­ni­den­se a la cada­vé­ri­ca ONU?

JPEG - 20.7 KB

Hoy Esta­dos Uni­dos ya no toma en cuen­ta el «orden inter­na­cio­nal estruc­tu­ra­do en torno a la ONU y su cuer­po de leyes inter­na­cio­na­les» y tien­de a impo­ner sus «san­cio­nes eco­nó­mi­cas para pre­sio­nar a algu­nos (sic) paí­ses». Las san­cio­nes eco­nó­mi­cas de Esta­dos Uni­dos han sus­ti­tui­do a las leyes inter­na­cio­na­les, mien­tras la plé­ya­de de finan­cie­ris­tas mone­ta­ris­tas israe­lo-anglo­sa­jo­nes des­pla­zan a la vie­ja guar­dia de juris­tas de Nacio­nes Unidas.

El año pasa­do se cal­cu­ló que las tran­sac­cio­nes glo­ba­les en dóla­res esta­dou­ni­den­ses cons­ti­tu­yen como míni­mo el 65% del inter­cam­bio de bie­nes y ser­vi­cios, este por­cen­ta­je se ha de haber acen­tua­do con el des­plo­me del euro y en medio de la «gue­rra de divi­sas» que ha pro­vo­ca­do deva­lua­cio­nes abrup­tas des­de el yen has­ta el real.

Lla­ma la aten­ción la coin­ci­den­cia iné­di­ta de que los jerar­cas del colo­sal con­trol finan­cie­ris­ta de Esta­dos Uni­dos son 3 israe­lo-esta­dou­ni­den­ses: el «vigi­lan­te» David Ste­ve Cohen, Jack Lew –secre­ta­rio del Teso­ro– y Janet Yellen, «gober­na­do­ra» de la Reser­va Fede­ral. ¡Vaya poder financierista!

Por cier­to, David Ste­ve Cohen es el equi­va­len­te en el «Méxi­co neo­li­be­ral ita­mi­ta», des­de el pun­to de vis­ta ope­ra­ti­vo, de Alber­to Baz­baz Sacal, a quien se le olvi­dó «vigi­lar» los sobor­nos inter­nos en su «Uni­dad de Inte­li­gen­cia Finan­cie­ra» de la Secre­ta­ría de Hacien­da –aún sin cas­ti­gos tan­gi­bles– y el extra­ño frau­de de Ficrea.

¿Cuál es el pros­pec­to de éxi­to del nue­vo orden finan­cie­ris­ta glo­bal impues­to por Esta­dos Unidos/​Wall Street?

JPEG - 9.5 KB

La cos­mo­go­nía de Croo­ke es «geo­fi­nan­cie­ra»: apli­ca la geo­po­lí­ti­ca de las finan­zas a las gran­des poten­cias, en par­ti­cu­lar, a Chi­na y Rusia, quie­nes han for­ma­do una alian­za para con­tra­rres­tar la «gue­rra geo­fi­nan­cie­ra entre Esta­dos Uni­dos y Rusia» –un genuino con­flic­to geo­es­tra­té­gi­co que se des­plie­ga en Ucra­nia, don­de emer­ge­rá el nue­vo orden mun­dial. ¡La tesis de “Bajo la lupa”! [5]

Des­pués de la seve­ra pali­za que pro­pi­nó la ban­ca israe­lo-anglo­sa­jo­na a Irán –como advier­te el libro de Juan Zára­te– aho­ra la «gue­rra geo­fi­nan­cie­ra» con­tra Rusia –en su cuá­dru­ple moda­li­dad: san­cio­nes, doble des­plo­me del rublo y del petró­leo y la masi­va fuga de capi­ta­les– «el sis­te­ma del petro­dó­lar», que coti­za en dóla­res al oro negro, «se encuen­tra heri­do de muer­te», según Croo­ke, quien con­si­de­ra que «Chi­na entien­de que Rusia cons­ti­tu­ye el pri­mer domi­nó; si Rusia cae, Chi­na será el siguien­te», por lo que aho­ra se mue­ven en for­ma con­jun­ta para «crear un sis­te­ma finan­cie­ro para­le­lo des­co­nec­ta­do del sis­te­ma finan­cie­ro occi­den­tal», que inclu­ye la repli­ca­ción del Swift y enti­da­des como el Ban­co de Desa­rro­llo Asiá­ti­co fren­te al FMI.

Le fal­tó agre­gar, qui­zá por la pri­sa, la crea­ción del nue­vo ban­co de desa­rro­llo de los BRICS y su «mini FMI» en la cum­bre trans­cen­den­tal de For­ta­le­za que, a mi jui­cio, des­en­ca­de­nó la furia esta­dou­ni­den­se con­tra Rusia en Ucra­nia días más tar­de (v. gr. derri­bo del avión de Malay­sia Air­li­nes por los oli­gar­cas ucra­nia­nos vin­cu­la­dos a la OTAN).

JPEG - 14.3 KB

Alas­tair Croo­ke seña­la que «fue Chi­na, y no el FMI, quien res­ca­ta a Vene­zue­la, Argen­ti­na y Rusia en medio del des­plo­me de sus divi­sas» e infor­ma que Chi­na se había preo­cu­pa­do por el des­plo­me del rublo a mitad de diciem­bre, por lo que inter­vino para dete­ner su colapso.

Las ten­den­cias finan­cie­ras favo­re­cen a «Chi­na, que está des­pla­zan­do al FMI y al Ban­co Mun­dial» y que ope­ra como «barre­ra ante un sis­te­ma finan­cie­ro que está cam­bian­do dra­má­ti­ca­men­te lejos del con­trol occi­den­tal», lo cual «afec­ta al Medio Orien­te» y sus flu­jos finan­cie­ros pro­ve­nien­tes del petróleo.

Vati­ci­na «el fin del sis­te­ma petro­dó­lar para recir­cu­lar los ingre­sos petro­le­ros de Wall Street» cuan­do «la caí­da del pre­cio del petró­leo ha crea­do súbi­ta­men­te inmen­sas tur­bu­len­cias finan­cie­ras que han pues­to en peli­gro el sis­te­ma finan­cie­ro glo­bal».

La exten­sa entre­vis­ta de Croo­ke es sen­ci­lla­men­te fas­ci­nan­te. En ella reve­la quié­nes están detrás de los sala­fis­tas del gru­po DAESH/​ISIS/​ISIL [Emi­ra­to Islá­mi­co. Nota de la Red Vol­tai­re.] y la for­ma en que el des­plo­me arti­fi­cial del pre­cio del petró­leo tie­ne como obje­ti­vo «dañar a Irán y pre­sio­nar a Rusia para modi­fi­car su pos­tu­ra y apo­yo al pre­si­den­te Bachar al-Assad» de Siria, y la mane­ra en que los «deri­va­dos finan­cie­ros» de Wall Street juga­ron un papel deci­si­vo, como lo hacen aho­ra con los meta­les pre­cio­sos, en par­ti­cu­lar, el oro y la plata.

Fuen­te
La Jor­na­da (Méxi­co)

<:ver_imprimer:> <:recommander:recommander:> Facebook Twitter Delicious Seenthis Digg RSS

[1] “Tur­key might beco­me hos­ta­ge to ISIL just like Pakis­tan did”, Yon­ca Poy­raz Doğan, Today’s Zaman, February 1, 2015.

[2] Resis­tan­ce: The Essen­ce of the Isla­mist Revo­lu­tion, Alas­tair Croo­ke, Plu­to Press (February 17, 2009), 328 pages.

[3] Treasury’s War: The Unleashing of a New Era of Finan­cial War­fa­re, Juan Zara­te, Publi­cAf­fairs (2013), 512 pages.

[4] Curren­cies of Power and the Power of Curren­cies: The Geo­po­li­tics of Curren­cies, Reser­ves and the Glo­bal Finan­cial Sys­tem, James Ric­kards, IISS Semi­nar (2012), 18 pages.

[5] Blog d’Alfredo Jali­fe-Rah­me.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *