Cineas­ta Ale­jan­dro Gon­zá­lez Iñá­rri­tu denun­ció corrup­ción e impu­ni­dad en México

alejandro-el-negro-gonzlez-irritu-se-llev-su-primer-oscar-como-mejor-director-por-birdman-o-la-inesperada-virtud-de-la-ignoranciaAle­jan­dro Gon­zá­lez Iñá­rri­tu, cineas­ta mexi­cano, deci­dió usar su triun­fo en los Óscar para denun­ciar los pro­ble­mas “inso­por­ta­bles”‘ de corrup­ción e impu­ni­dad en Méxi­co e insis­tir en que se deje de tra­tar a sus com­pa­trio­tas como ciu­da­da­nos de “segun­da” en Esta­dos Uni­dos.

Creo que el nivel de insa­tis­fac­ción, de injus­ti­cia, de corrup­ción, de impu­ni­dad ha lle­ga­do a nive­les inso­por­ta­bles“, denun­ció Gon­zá­lez Iñá­rri­tu en una entre­vis­ta para la radio mexi­ca­na MVS.

Gon­zá­lez Iñá­rri­tu, de 51 años y resi­den­te en Los Ánge­les (Cali­for­nia) des­de hace más de una déca­da, con­fe­só que sien­te “la mis­ma deses­pe­ra­ción” que cual­quier mexi­cano por la “situa­ción angus­tio­sa” que vive su país, don­de “todas las noti­cias a dia­rio son tan avasalladoras”.

Méxi­co toda­vía está gol­pea­do por la des­apa­ri­ción y pre­su­mi­ble masa­cre de 43 estu­dian­tes de magis­te­rio en el con­vul­so esta­do de Gue­rre­ro (sur) en sep­tiem­bre pasa­do, un cri­men que con­mo­cio­nó al mun­do al evi­den­ciar los nive­les de vio­len­cia y la con­ni­ven­cia entre auto­ri­da­des y nar­co­tra­fi­can­tes en el país latinoamericano.

“No sé cuál sea la solu­ción, no me atre­ve­ría a decir­lo por­que no soy poli­tó­lo­go (…) pero todos coin­ci­di­mos en que las cosas deben de cam­biar de una vez para siem­pre”, seña­ló el rea­li­za­dor, con­ven­ci­do de que sólo con la unión de los mexi­ca­nos se alcan­za­rá una vida “más segu­ra, con más garan­tías y con más derechos”.

La denun­cia que Gon­zá­lez Iñá­rri­tu lan­zó en los Óscar -don­de “Bird­man” reci­bió ade­más el galar­dón a Mejor Direc­tor, Mejor Guión Ori­gi­nal y Mejor Foto­gra­fía- fue cele­bra­da por miles de mexi­ca­nos, que inun­da­ron Twit­ter con crí­ti­cas al gobierno de Enri­que Peña Nieto.

El pro­pio Peña Nie­to (Par­ti­do Revo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal, PRI) alu­dió el lunes a las crí­ti­cas del cineas­ta ase­gu­ran­do que su gobierno tra­ba­ja para que los mexi­ca­nos ten­gan “las mejo­res con­di­cio­nes”.

Sin “con­si­de­ra­ción huma­na” en Esta­dos Unidos

Ade­más de refe­rir­se a Méxi­co, Gon­zá­lez Iñá­rri­tu tam­bién cri­ti­có la situa­ción que viven sus com­pa­trio­tas en Esta­dos Uni­dos, a dón­de él mis­mo emi­gró a ini­cios del 2000 bus­can­do impul­sar su pro­me­te­do­ra carre­ra tras el éxi­to de “Amo­res perros”.

“Los mexi­ca­nos que viven aquí no han teni­do una voz, hay como una espe­cie de un tra­to de segun­da cate­go­ría en muchos aspec­tos de dere­chos huma­nos”, denun­ció el artis­ta, recor­dan­do la impor­tan­cia de la migra­ción mexi­ca­na a Esta­dos Uni­dos, don­de son la comu­ni­dad más impor­tan­te entre sus 52 millo­nes de habi­tan­tes hispanos.

“Las muje­res eje­cu­ti­vas exis­ten por­que hay muje­res (mexi­ca­nas) cui­dan­do a los niños ame­ri­ca­nos, las coci­nas fun­cio­nan por­que hay coci­ne­ros y mese­ros mexi­ca­nos, la agri­cul­tu­ra de este país está cimen­ta­da en la mano de obra mexi­ca­na”, enfa­ti­zó el director.

En ese sen­ti­do, Gon­zá­lez Iñá­rri­tu lamen­tó que un juez de Texas blo­quea­ra la sema­na pasa­da la apli­ca­ción del decre­to del pre­si­den­te Barack Oba­ma para regu­la­ri­zar a millo­nes de extran­je­ros sin pape­les (dos de cada tres inmi­gran­tes bene­fi­cia­dos iban a ser mexi­ca­nos) con­si­de­ran­do que “no hay una con­si­de­ra­ción huma­na” para quie­nes dejan todo en bus­ca de una mejor vida en EEUU.

Se debe cerrar la fron­te­ra para la dro­ga que con­su­men los ame­ri­ca­nos y las armas que se cue­lan para los nar­co­tra­fi­can­tes en Méxi­co. Ésa es la fron­te­ra que se debe de cerrar, no la de los gran­des seres huma­nos que van a bus­car­se la vida a tra­ba­jar y a sos­te­ner un país“, afir­mó.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *